#11M. El Pozo, Plaza Pública

Iñaki Alrui. LQS. Marzo 2014

“Volver a soñar bonito”

Se acerca la hora, los vecinos no fallan, no han fallado nunca. El entorno dedicado a las victimas del atentado en la estación de cercanías de “El Pozo” se va convirtiendo en Plaza Pública, del pueblo, de sus recuerdos,

La tarde esta cayendo, en el cielo bandadas de aves nos anuncian que llega la primavera, la misma primavera robada un 11 de marzo de 2004, diez años ya.

Se acercan la 19:30 y nuestra plaza esta llena, vecin@s que se saludan, besos, abrazos que recuerdan, esto es un barrio que viaja en tren, o en bus o a “pata”, tod@s seguimos viajando en aquellos trenes.

“Cada fallecido es un proyecto vital, un parto ilusionado, una adolescencia conflictiva, un cúmulo de ilusiones, de afectos, de amores y luchas.

Vidas repletas y ahora truncadas.

Vivas en nosotros”

Después de diez años los 11 de marzo siguen siendo días tristes.

Después de diez años este sigue siendo un barrio que dice ¡No a la guerra!

Después de diez años el mundo no esta mejor que antes de la guerra, Iraq tampoco.

Después de diez años lo que si hay son más muertos innecesarios, inocentes.

Es la hora, sobre un pequeño escenario se agolpa la coral Vallekanta, son del barrio y con sus voces templan el sollozo de la noche que cae.

Después el comunicado de la Asociación de Vecinos, político, comprometido, real, no hay palabras para la hipocresía. Versos hilados en voces de niños y adultos, de nuevo la poética del coro…

¿Quien nos metió en aquella guerra?

¿Quién (nes) aplaudieron el discurso de la muerte?

¿Quien nos mintió, haciéndonos buscar culpables donde no los había?

¿Quién (nes) sigue manipulando hasta hoy “cospiranoicamente”?

“Mal que les pese a algunos de ustedes, a ustedes que preferirían seguir utilizando a las víctimas como arma arrojadiza e inmoral argumento para el desprestigio ajeno, hoy hablamos en nombre de personas de carne y hueso, de los seres que están en nuestro corazón y cuyas figuras manipulan como recurso para medallas o para fotos de ocasión”

Habla Pilar Manjón, y es ella la que define nuestro entorno como Plaza Pública,  su discurso es la reiteración del mismo que dio en sede parlamentaria en diciembre de 2004, sigue vivo, intacto, diez años después… se empiezan a leer, a recordar los nombres de los asesinados, cada nombre es una losa, la congoja sube y alguno de los leyentes no puede, se le va la voz en lagrimas, al fin la “Z” y termino para una lista que llena de desazón.

Un minuto en silencio… sordina cargada de gritos desde el interior.

¿Dónde están las armas de destrucción masiva?

¿Dónde esta la prensa de la mayor estafa del periodismo?

¿Dónde están los gobernantes de aquellos días?

¿Dónde queda la ética?

“Reconocer que todos los sufrimientos tienen la misma legitimidad moral y la misma gravedad es un primer, necesario e imprescindible paso para construir una sociedad sobre cimientos nuevos y renovados, donde todo el mundo pueda mirarse a la cara”

El gobierno de farsantes volvió, ¿Prohibido olvidar? incluso en actos posteriores de aniversarios 11-M, han sido utilizados para que corruptos afines se enriquezcan a costa del dolor masivo, inmundicia política gobernante.

El cántico coral cierra con sus voces enlazadas un acto colectivo de recuerdo vivo, para un día que perennemente queda marcado en el calendario.

Nos vamos a casa, con más silencios que rumores.

La primavera esta a la vuelta de la esquina ¡prohibido olvidar!

Más artículos del autor. Miembro del Colectivo LoQueSomos. En Twitter: @IkaiAlo

Síguenos en redes sociales… Facebook: LoQueSomos Twitter: @LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar