17 – 18 de junio: correspondencia de cuarentena

Luz Modroño*- Enriqueta de la Cruz*. LQS. Julio 2020

Duodécima entrega de este hilo de la correspondencia entre Luz y Enriqueta, un hilo epistolar rojo, republicano, que es de hablar claro. Volcando ahí de forma personal sus observaciones, inquietudes, deseos de colaborar con lo que saben hacer, aquí nos comparten este mundo epistolar creado entre ellas dos

Primera correspondencia 14-16 de abril
Segunda correspondencia 14-16 de abril
Tercera correspondencia 28 de abril-1 de mayo
– Cuarta correspondencia 13-19 de mayo
– Quinta correspondencia: 20 de Mayo
– Sexta correspondencia: 22 – 24 de mayo
– Séptima correspondencia: 26 – 30 de mayo
– Octava correspondencia: 31 de mayo – 2 de junio
– Novena correspondencia: 3 – 4 de junio
Décima correspondencia: 7 – 9 de junio
Undécima entrega: 14 – 15 de junio

VOZ DE ENRIQUETA

17 de junio

Mira, en cuanto a la Iglesia, sí, está claro lo que dices, Luz. Te confesaré que durante diez años, los mejores de mi vida profesional tras el periodo en RTVE que era un gozo total porque estaba en programas vibrantes como España a las ocho, que abría el día, y culturales también y teníamos todos los medios deseables y necesarios para hacer un buen trabajo y, en fin, que estuve rodeada de excelentes maestros y compañeros y además, qué porras, que era bien joven y alegre mujer con ganas de practicar la más bonita profesión del mundo cuando se la hacer real y estupenda… Pues después de RTVE, Radio Nacional, los mejores años los pasé en el diario católico YA.

Cuando yo terminé la carrera, una persona, de mérito académico incluso, no podía aspirar a mucho porque ya el paro asesino imperaba y si no eras de los apellidos de los asesinos de la Guerra, ni riquísima por eso u otros privilegios heredados, si no tenías más que buenas notas y ofertas de doctorado que no podías seguir porque había que llevar pronto dinero a casa pues, en fin, no te quedaba más que aceptar becas y demás… Y lo que saliera. Yo quería irme a conflictos internacionales, para denunciar la miseria de tantos víctimas y sobre todo, a los verdugos. La vena social que una tiene de siempre… También optaba por la cultura con mayúsculas pero me quedé en Economía, que es donde había puesto.
Y como no había oposiciones para el Ente Público, pues tras conocer por pura casualidad a un no clasista, excelente periodista y aún mejor persona gracias a mi compañero, novio entonces, pues recalé ahí. Y jamás me arrepentí y lo volvería a repetir a ojos cerrados. Aún conservo a muy buenos amigos de ese tiempo, de los mejores y allí aprendí muchísimo. Tampoco me arrepiento de haber ahondado en Economía, base de todo como vemos…

Pero al margen de mi experiencia, porque yo me codee con la élite (en cuanto a buena gente lo digo y también buenos profesionales que no te puede engañar mucho si te estiman, y que, en fin, que fue buena experiencia en tiempo concreto), tengo presente lo de la secta de la que habló muy bien Yourcenar, Marguerite, en su magnífica obra Memorias de Adriano y cómo pactaron con la CIA y se metieron en el tráfico de drogas, dicen en un documental del que creo ya te hablé, el de los banqueros de Dios. Tengo presente y mucho la pederastia, verdadero Satanás al que no han renunciado porque todo sitio tan cerrado y sin igualdad de género provoca eso, esto está más que documentado… Y lleva a una homosexualidad no natural sino sobrevenida de las perversas pues es de las que se ocultan y se encaminan a todos los crímenes que los velos traen consigo.

Tengo presente a teólogos como Miret Magdalena, a la cantidad de gente a la que han robado el amor, han alejado de sus afectos familiares, el robo de niños del que formaron parte…, el espacio cerrado donde si abandonas la secta (los seminaristas, curas, etc.) se te cae el mundo encima, no puedes ni sobrevivir, en fin, ese chantaje… Lo que cuenta el periodista tan documentado Pepe Rodríguez en La vida sexual del clero y la cantidad de mujeres que dejaron preñadas y solas o mantenidas en oculto… La represión sexual y tantas cosas.

Por lo que se refiere a las creencias pues, bien, hasta que uno sea más viajado y culto puede pasar que creas en cosas… Incluso si ya eres muy viajado y tal… Pero a mí ni Cardenal, don Ernesto, me convencía, aun respetando su labor revolucionaria y lo que hizo en cuanto a alfabetización. Porque esas revoluciones así, de la mano de mártires niños y con la religión siempre presente misionaria como precio a pagar por un pan y una alfabetización, pues no me gustan. No me gustó la herencia que aún hoy colea y que dejaron en Nicaragua, por ejemplo… Ni me parece lógico que como Ernesto te pases la cantidad de años, hasta 13 y más, de trapense sin pronunciar palabra, mudo… En fin, que la naturaleza nos ha dado ojos, voz, oídos y sexo para gozar y brindar por la vida. Lo demás, es, lo creo así, perverso…

Digo todo esto que antecede porque yo soy y tiendo a ser de naturaleza tolerante con el adversario o el contrario en pensamiento, que siempre suelo ponerme en el lugar del otro, intentar aprehender (que no es exactamente comprender y mucho menos justificar), qué impulsa al otro… Hasta estudié bien a los asesinos del 36. Para llegar a la verdad hay que mirar abismos, aun con vértigo. Y creo en lo de tender puentes de diálogo entre partes para seguir la utopía de los mejores y que un día la humanidad se reconcilie toda. Pues bien, yo ya estoy perdiendo la esperanza en esto último y cuando me refiero a la Iglesia así, en general, me refiero no a tantos que la componen y son buena gente, quizá de la mejor (pasa como en los sindicatos que hay de la mejor gente, desafortunadamente absorbidos por los que cobran en negro… y de los ERES y son unos caraduras freno de la clase obrera, sus verdugos…).

Pero mira, te contaba lo del YA, porque después de la lamentable etapa de su antecesor: El Debate del bienio negro español, culpable ese medio de la propaganda… y antes de la llegada en masa de la toma del medio por el OPUS, y por la mafia con mayúsculas, ahí se practicaba un modo laboral humanista y estupendo, mientras medios fachas que aparentaban ser otra cosa como El País, estaban llenos de miseria aparte de llenos de apellidos malos malísimos y de cónyuges emparentados con franquistas, el mismo Polanco con la Barreiros. Estaba lleno de franquistas y hombres cias…

Y pues ahí se practicaba el hijoputismo más radical a decir de algunos de sus profesionales que se engañaron con el supuesto progresismo y se toparon con competitividad neoliberal tanta que incluso hacían poner menos sillas que empleados, incluso antes del neoliberalismo. En fin, franquismo y capitalismo rancio que apartaban a los Haro Tecglen con su buena sorna, y aupaban a los más arrimados al pacto del 78 y, por supuesto, a los criados de los amos USA y a los amos herederos de Franco. Y a los arrimados a Felipe, el X Gal y su panda… Y por entonces ¿qué había de trigo limpio? Solo barniz, que hasta el Diario 16 de Pedro J. estaba ya en manitas del OPUS plenas… O sea, que la mía resultó ser de las mejores opciones, amiga… La que me tocó en suerte… Y tuve siempre suerte de que me respetaron en todos los lugares, incluso, he de admirarme por ello, respetaran mis diferencias claras, que nunca oculté.

En cuanto a la Monarquía: De los dos reyes que tenemos, veo que la operación derribo merecido sigue en marcha a nivel internacional, que de veras algo muy gordo tienen que arrastrar esos auto coronados y su red clan de empresarios vende patria está bien en el ajo, todos encadenados por lo que se ve, que van saliendo y saldrán más…

Los negocios y esta monarquía llega hasta la cutrez de tener restaurantes, dicen malas lenguas, (no sueltan ni la migaja), y si es cierto lo que me contó uno muy de arribotas de este régimen que me invitó a comer en uno de esos pijos sitios de accionariado raro o propiedad directamente rarita…

Veo que los ingleses, los suizos, los americanos y los europeos todos van a ir a por todas, y por algo será. Además de enterarnos de los empresarios que pagan la luna de miel a los ahora reyes más jóvenes (que digo yo que podía habérselo pagado el papá), nos enteraremos de muchas más cosas… Todo el 78, esos llamados hombres de Estado irán cayendo. Empezaron con Pujol, que arrasó familiarmente hasta con las floristerías de Las Ramblas (su mujer le daba a la jardinería, por lo visto) mientras el hijo que conducía el furgón de la pasta según dicen, las pelas evadidas, le daba a negocios en Indra como le daba a otras cosas, las mismas en realidad, el de Gnúbila, hijo de Felipe el X, que le daba a la nube donde van nuestros datos más personales. Y todo esto es lo que ha contado la prensa detalladamente ya, no es que lo largue yo… Yo, lo confirmado y publicado por la prensa, que ya es bastante… Como ese bodorrio en sitio tan simbólico que celebraron los Aznar de los buitres, tan simbólico como El Escorial y el también listo Calixto yerno de los negocietes… Ese Agag…
Aquí en España hay para varios culebrones y no tendríamos tiempo de ver todas las series, que me río yo de Juego de Tronos y de Doctor Fausto pal pacto con el diablo que hay aquí…

Todos los del pacto del 78 se van a ir al carajo y merecidamente, compañera.

Veremos la III República con su futuro diferente que no será la Primera ni la Segunda, sino otra, pero al menos res pública, por fin. Y a su tiempo veremos a la gente salir a la calle consciente ya del pastel que le han endosado…

Recomiendo la infor que ha salido también en los medios franceses como Franceinter y la tele pública francesa (que es esto todo un síntoma), donde dedican piropos de esta índole al de los elefantes: “vulgar gánster, esperpento, guiñol, ladrón de poco calibre…”. Por cierto, ya informé a los ciudadanos de Botswana in situ que el elefante que se cargó ese “campechanote”, se le indigestó. Como los elefantes son de mucha memoria, ganaron y es que esa cacería fue el principio de su fin… Que será verdaderamente ominoso. Y esto no se lo salta el de ahora porque todos los chanchullos se heredan y La Casa va con todo en pack. En Francia han aguantado el tirón hasta que esto ya no da más de sí, que hasta la alcaldesa de París, Hidalgo, les invitó a actos de Memoria Histórica como ese de inaugurar un jardín a los libertadores, tantos republicanos españoles que se habrán removido en la tumba…

Como no parecen tener vergüenza alguna y se apuntan a todo lo que creen que les engorda, fueron allí, como irán al Congreso al homenaje por el Covid… Pero ya no cuela nada ni pueden hacer nada. Y creo que lo saben hace tiempo. Lo que pasa es que se agarran a la oligarquía pegada e interdependiente, que va a resultar cucaña resbaladiza como el clan militar franquista y los medios de comunicación y políticos del borbonear… Por cierto, para entender este concepto, recomiendo un magnífico artículo del capitán Ruiz Robles sobre el borbonear y lo que conlleva, que apareció recientemente publicado en la Fundación Milicia y Democracia.
Te dejo enlace:

Francia se va dando cuenta de que Borbón es un apellido que sale de allí, una casta que ajusticiaron, y que no deben pringarse más en su defensa, pues si nos los barrieron para acá, de allá, como a tantos curacos, no es cosa que se les instalen allí de nuevo, sino que los quieren ver bien lejos… Y, caray, tampoco es cosa de que carguemos nosotros con esos fardos… por más tiempo.
Sobre los medios, finalizar con la verdad: debería tener la prensa más recursos, instrumentos, volver a sus principios y hacer de contrapoder que es lo que es. No el cuarto poder, no la exhibición de los vicios, sino el controlador. Y eso que yo no me creo ni lo de Watergate como hito periodístico tan limpio y de simplemente dos periodistas que lo bordaron. Porque sin garganta profunda… A ver Corina si sigue portándose, mujer… Eso sí, debería dejar de estar subvencionada, la prensa, digo… Y menos, pagada bajo cuerda, como no debiera estar alimentada más que con su cepillo la Iglesia… Pero, claro, es la dueña de medio país por lo menos…

Y aquí lo dejo, querida amiga. Cuéntame más… Por ejemplo, háblame de escritores que para ejemplo, tantos de ellos, que murieron muchos pobres, otros no, reconocidos, pero que tanto nos dieron y dan…

VOZ DE LUZ

18 de junio

Vamos a ello. Diez años hace hoy, Enriqueta, que murió quien para mí ha sido y sigue siendo una de las grandes personas de estos tiempos, Su voz era un azote contra los miserables y la miseria, contra la injusticia y lo injusto, contra todo aquello y aquellos que parecen tener como misión en el mundo la creación y el sostenimiento de la infelicidad, del sufrimiento, de los que abogan y anteponen sus propios, pacatos, miserables intereses a los del bien común, ya sean individuales o colectivos. Porque para todos los niveles hay. Da igual que el espacio sea pequeño, que incluso alcance niveles de tú a tú, de individualidades, porque la miseria moral, la miseria intelectual, la espiritual acompaña a la ideológica, a la económica, a la política… Un cáncer que está en la base de este mundo tan doliente. Comportamientos individuales o colectivos movidos por lo peor que el ser humano es capaz de dar de sí mismo. Alimentados por una sociedad que aplaude o alienta.

Saramago. José Saramago, ese hombre sabio, sencillo porque la sabiduría siempre lo es, amable porque la bondad siempre lo es, comprometido porque quien busca la felicidad común no puede dejar de estarlo. Saramago, que en realidad no se llamaba así. Un hombre y una obra que hay que leer despacio, dedicándole ese tiempo pausado y suplantado hoy por un mundo trepidante al que nos abocan las redes sociales, tan limitadas para expresar un pensamiento con una mínima enjundia. Y al que ya hemos hecho referencia más de una vez. Un hombre y una obra llena de compasión, de grito silencioso a lo Munch, de ironía y, por supuesto, de imaginación, una imaginación convertida en el envoltorio perfecto para su grito de rebeldía.
José Saramago que convirtió ese apodo familiar en premio Nobel. Que, al parecer por una broma de un amigo del padre en el momento de su inscripción, debía haberse llamado Sousa, pues tal era el apellido paterno. Los hados, a veces, tienen la costumbre de favorecer al género humano haciéndole regalos semejantes. Porque Saramago sintetiza y encierra todo lo que ese niño querría y llegaría a ser.
El apodo hace referencia a una planta –jaramago- herbácea silvestre. Era el apodo de una familia tan pobre que, cuenta la leyenda, comía jaramagos para calmar el hambre. Y fue un error o una broma al inscribirle al nacer. Bendita broma, porque aquel niño, convertido ya en hombre, supo que ese apodo encerraba la esencia de lo que sería y fue. Una planta sencilla, que se pisa en tarde de paseo soleado pero que sirve de alimento creando vida. Saramago pasó por la vida moviendo conciencias. Cada palabra, cada metáfora suya arremete contra la ruindad y la miseria moral. Combatiendo el cinismo y la hipocresía con ironía, compasión y sentimiento. Todo ello encerrado en el manto sutil y divino de la imaginación.

No fue un visionario, claro que no. Muy por el contrario, era un hombre profundamente observador. Ya su primera gran obra, Levantado do Chao, un grito de reivindicación del derecho a tener unas condiciones dignas de vida, refleja la de los campesinos en el Alentejo. Y qué poco han cambiado esas condiciones para muchos. Voz limpia, serena y a la vez indignada, rebelde. Y siempre cuajada de poesía, llena de belleza serena, de comunión con los desheredados, con los sufrientes, con los abandonados y los olvidados.

En una epidemia no hay culpables, todos somos víctimas. Cómo anticipa lo que ha ocurrido estos días, con que clarividencia comprendió que algo así pasaría. Se veía venir, Enriqueta, porque no es posible que nos tomemos todo tan a la ligera, porque la globalización, esta globalización que ha convertido el planeta en un todo sin fronteras económicas, se ha olvidado de globalizar los derechos humanos, los derechos medioambientales, los derechos de la Tierra.

Porque no puede ser, no puede ser, Enriqueta, esta locura a la que unos cuantos, los que están en el poder económico y político, nos conducen. Un aviso, fuerte y contundente, al que hay que responder. No con ladrillo, no con restricciones ni recortes, no con ventas de lo público.

No podemos dejar de decirlo. No, este no es el camino. Porque en este camino todos pereceremos, todos seremos víctimas.

El mundo, sorprendido ante una epidemia que no respeta a nadie, que no perdona, que no entiende de fortunas o de hambres, debe reaccionar. Poco a poco esa nube blanca que nos dejó ciegos, que se fue cobrando inocentes víctimas, aparece y, con ella, volvemos a ver la luz.

Pero ¿qué luz vemos? ¿Es la luz que queremos ver? ¿Qué realidad queremos, la vieja que nos ha arrastrado hasta esto, la vieja realidad de la rapiña, de la destrucción en beneficio propio, de la crispación, del dolor y la guerra? ¿O la realidad que soñamos, la formación de un mundo en el que todas las personas quepamos, sin distinción alguna de tipo alguno, tal como quiso reflejar la Carta Magna de los DDHH? La respuesta parece obvia. Pero no es tan evidente, ni tan obvia ni tan fácil. Y basta solo mirar un poquito alrededor nuestro. Incluso a nivel local, de nuestro país, que no hace falta marchar mucho más lejos.

Porque conseguir ese mundo soñado supone renuncias. Renunciar al enriquecimiento rápido, sin mirar la forma o la vía. Supone renunciar a comodidades que cuestan sacrificios al medio ambiente, a los privilegios de unos cuantos, supone apostar por el desarrollo igualitario y la igualdad. Entre hombres y mujeres, entre pueblos, entre seres vivos bajo el mayor de los respetos por el no vivo, que, al fin, es nuestro cobijo.

En Europa se ha aprobado la dotación de 750 mil millones de euros a la reconstrucción de una economía muy maltrecha tras estos meses de parón. El gobierno español consiguió que una parte importante fuera para nosotros. Las filas de gente esperando un plato de comida siguen creciendo mientras, a la par, la pobreza avanza irresistible. Empresas afincadas en España amenazan con irse o lo están haciendo ya, lo que producirá un incremento enorme del desempleo. Pues bien, las chinchetas arrojadas por los grupos parlamentarios de la bancada azul bajo las ruedas de este pesado camión al que va a costar tanto moverse, tampoco paran.

Vergonzoso. Tiñen de ideología lo que no es más que un ataque más contra la pobreza.

Conspiran en Europa para que esta ayuda prometida no llegue, conspiran para que el alivio que supondría no vea la luz. El objetivo, miserable: conseguir que el gobierno de coalición no se apunte tanto alguno. No pueden permitir que sea este gobierno quien saque las castañas del fuego, quien consiga éxito alguno en gestión alguna. Hay que machacar, que dividir, que espolear. Ajenos al sufrimiento, con la vista puesta en destruir para luego ser ellos los encumbrados como salvadores de la Patria.
Su estrategia está clara: como no consiguen hundir al gobierno porque este ha cerrado filas de unidad y marcha conjunta, hay que buscar otro camino de desestabilización. Y prueban. A ver si azuzando y provocando tensión consiguen que los dos partidos de la coalición se enfrenten.

Mientras, tientan tendiendo una mano envenenada, presta a que la muerdan. Una mano que es una garra disfrazada. Una garra que esconde la mezquindad y la pobreza espiritual de una derecha que no admite haber perdido, que no admite no ser ella la que gobierne. Y emprenden un ataque permanente contra el país. Mostrando una falta de lealtad para con sus conciudadanos, de respeto a las urnas. La democracia y los resultados de las urnas solo son buenos si son ellos los elegidos. Así, en un intento desesperado y contra reloj, porque cada minuto que pasa les pone más nerviosos, insisten en romper el gobierno, sea como sea y a costa de lo que sea, con tal de conseguir desequilibrar la legalidad y que ese desequilibrio les catapulte al poder que no se les ha dado.

Entregas anteriores:
Primera correspondencia 14-16 de abril
Segunda correspondencia 14-16 de abril
Tercera correspondencia 28 de abril-1 de mayo
– Cuarta correspondencia 13-19 de mayo
– Quinta correspondencia: 20 de Mayo
– Sexta correspondencia: 22 – 24 de mayo
– Séptima correspondencia: 26 – 30 de mayo
– Octava correspondencia: 31 de mayo – 2 de junio
– Novena correspondencia: 3 – 4 de junio
Décima correspondencia: 7 – 9 de junio
Undécima entrega: 14 – 15 de junio

* Las autoras de la correspondencia:

Luz Madroño es profesora de Historia en Secundaria, es doctora en Psicología, psicóloga, por tanto, que también que en estos momentos echa una mano al que puede y necesita; es activista social, trabaja por los derechos humanos a pie de obra y recientemente ha llegado de Lesbos, en ese lugar donde los refugiados se debaten entre el vivir o vivir, porque hay que sobrevivir, porque llegaron de un infierno para meterse en otro, pero no se rinden. También Luz está vinculada a la UNESCO desde su presidencia del Centro en Madrid, donde organiza estupendas jornadas. Feminista, mujer de mundo, honesta… Y mucho más.

Enriqueta de la Cruz, es escritora y periodista. Cinco novelas publicadas enraizadas en Memoria Histórica, presente y nuestro futuro. La última: Despertando a Lenin, de reciente aparición y dos libros de conversaciones con el republicano y ex presidente del Ateneo Científico, Literario y Artístico de Madrid, César Navarro, psiquiatra, humanista, políglota y sobre todo, buena y culta persona. La última, Tiempos de plomo y ceniza, acaba de salir de imprenta. Colaboradora en LoQueSomos y otras Web alternativas, enormes grupos de gente imprescindible, a la que admiro por ser luchadora, comprometida.

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar