4-F: Día Mundial del Cáncer

Agencia Mp3. LQS. Febrero 2020

No hay más tiempo que esperar para que actúen y tomen medidas para ponerse a trabajar porque el cáncer no entiende de agendas políticas

Estrategia: vivir más y mejor

El 14 de enero del 2014 la abogada viguesa Beatriz Figueroa lanzó en una plataforma online una petición para recoger firmas para que la ley General de Seguridad Social fuese modificada para otorgar una protección especial a enfermos de cáncer y garantizarle seguridad jurídica y económica. https://www.change.org/p/cambien-la-ley-y-protejan-a-los-enfermos-de-c%C3%A1ncer

Meses antes Figueroa había mantenido durante un mes una huelga de hambre para denunciar públicamente la indefensión socioeconómica que implicaba el diagnóstico del cáncer.

Con el apoyo de más de 500.000 firmas, en octubre del 2014 se debatió en el Pleno del Congreso una Proposición de Ley que garantizase una seguridad económica y jurídica a los enfermos de cáncer , especialmente durante el periodo de recuperación y si padece secuelas. A pesar de que unánimemente todos los partidos de la oposición votaron a favor, la mayoría que tenía el Partido Popular les permitió rechazarla y que no siguiese el trámite parlamentario.

Beatriz Figueroa no cedió en su empeño alentada por los miles de testimonios que recibía de otros pacientes en su misma situación y logró el compromiso con la causa que denunciaba de la que en aquel momento era Defensora del Pueblo, Soledad Becerril. Esta institución realizaría un Informe sobre la Protección Social de los enfermos de cáncer que recogiera las necesidades y demandas trasladadas por la abogada que había estudiado otros sistemas de protección socioeconómica de otros países como Francia, Italia e incluso Latinoamérica . https://www.defensordelpueblo.es/noticias/el-defensor-del-pueblo-prepara-un-estudio-sobre-la-proteccion-social-de-los-enfermos-de-cancer/

En cambio ha sido la AECC, a través de su Observatorio, quien puso cifras a la denuncia de la activista viguesa. En febrero del 2018, con motivo del Día Mundial del cáncer, la AECC presentó un demoledor informe sobre la situación actual en nuestro país del impacto laboral y económico del cáncer para las personas afectadas por el mismo. En este informe se analizaba la situación de riesgo sociolaboral especialmente elevado en algunos colectivos, en particular en los desempleados, situación en la que se encontraba Figueroa en el momento que le diagnosticaron el cáncer en marzo del 2011 en plena crisis económica.

La abogada y activista viguesa ya no es la “loca de la pancarta” que tuvo la osadía y el atrevimiento de denunciar por primera vez las dificultades, más allá del ámbito estrictamente sanitario ya por si mismas muy duras, en el ámbito laboral, familiar, psicológico y social. Hace seis años denunciaba Figueroa, que el cáncer genera una serie de necesidades que ni eran si son cubiertas como clara y vergonzosamente evidencian los informes presentados por la AECC y en los que está previsto ahondar en el XI Foro Contra el Cáncer a celebrar este martes 4 de febrero.

Actualización Estrategia Nacional del Cáncer

Es innegable que el número de casos de cáncer crece cada año, en España y en el mundo. En 2019 se superaron los 18 millones. El cálculo para el año 2040, los casos podría quedarse cerca de los 30 millones, lo que supondría que en sólo 25 años se habría duplicado el número total de casos. Hace ahora dos años, la SEOM publicó un dato revelador: la incidencia del cáncer en España en 2015 superó la prevista para 2020. El número de nuevos casos de cáncer diagnosticados en España en el año 2020 alcanzará los 277.394 ha adelantado hace unos días SEOM, Sociedad española de Oncología Médica.

A pesar de estos estremecedores datos, en España la primera y única Estrategia de Cáncer del Sistema Nacional de Salud es del 2006 y actualizada en 22 de octubre del 2009. La Estrategia es una “hoja de ruta” de coordinación en todo el país de planes o programas de prevención y promoción de la salud, medios de diagnósticos y tratamientos. Su objetivo también es reforzar la investigación. Diez años son muchos, demasiados para dejar de “mano” la Estrategia de la enfermedad que causa más muertes hospitalarias en nuestro país.

En septiembre del 2017 en el Pleno del Congreso la ex Ministra de Sanidad Dolors Montserrat respondió a una respuesta de la socialista Ángeles Álvarez por la situación del Observatorio de Salud de las Mujeres. Aseguró que la actualización de la Estrategia Nacional del Cáncer llegaría «antes de final de año», pero no llegó. En noviembre del 2018 el Ministerio de Sanidad se reunió con representantes sanitarios autonómicos y de sociedades científicas para retomar la Estrategia en Cáncer del Sistema Nacional de Salud después de dos años sin reuniones de seguimiento.

Después de las Elecciones Generales del 10 de noviembre, el Ministerio de Sanidad declaró estar trabajando en la actualización de la Estrategia Nacional en Cáncer del Sistema Nacional de Salud declinó adelantar fechas.

Confiemos que se cumpla el objetivo de celebrar el Día Mundial del Cáncer y, además de sensibilizar y concienciar, los actuales responsables del recién estrenado Gobierno pongan su atención en que existe un problema sin resolver, un asunto importante y pendiente. No hay más tiempo que esperar para que actúen y tomen medidas para ponerse a trabajar porque el cáncer no entiende de agendas políticas.

En la Estrategia “actual” no se contemplan medidas concretas y eficientes de protección económica, social y laboral después de superar la enfermedad o teniendo en cuenta las secuelas de muchos de los enfermos. En la justificación de esta Estrategia del 2003 se menciona la reinserción social y en el desarrollo la considera un factor necesario para la calidad de vida de los pacientes oncológicos.

La realidad social y laboral a la que se enfrentan los pacientes y supervivientes en cambio es muy distinta. Figueroa durante estos años ha insistido siempre en sus reuniones con partidos políticos que es necesario introducir en la nueva redacción de la Estrategia medidas acorde con la realidad actual del cáncer. Hay que tener en cuenta que los avances terapeúticos en ocasiones, el diagnóstico precoz en otras, están incidiendo en que aumente la supervivencia .

La supervivencia de los pacientes ha aumentado en Europa de forma continua en los últimos años. En España, la supervivencia de los pacientes con cáncer es similar a la del resto de países de nuestro entorno, un 53% a los cinco años. El vaso del “cáncer” se puede ver medio lleno con las cifras de la supervivencia, más de la mitad de afectados por cáncer sobrevive.

Para ver con más nitidez y transparencia el “vaso”· del cáncer es obligado entender que es una enfermedad que trasciende más allá de la problemática médica y afecta al trabajo, economía, recursos, relaciones familiares y sociales del enfermo, etc. Por ello urge que la nueva Estrategia del Cáncer cubra las nuevas necesidades tal y como lleva años reivindicando la abogada y activista Beatriz Figueroa.

Entre ellas el acompañamiento laboral para los enfermos y supervivientes de cáncer como el fomento del empleo a través de subvenciones, programas de segunda oportunidad para el empleo por cuenta propia con préstamos sin intereses o muy bajos como el Plan Nacional de Cáncer Francés. Para pacientes incapacitados para seguir ejerciendo su profesión habitual adoptar medidas de acompañamiento para el reciclaje profesional con ayudas económicas con el fin de reinsertarse laboralmente.
#DíaMundialCáncer #LlámaloCáncer

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario