Vari@s autor@s. LQSomos. Abril 2018

Me rindo

Las matanzas en Palestina continúan. Y a mi ya no me quedan palabras.
Tanto tiempo repitiendo lo mismo, tantos años diciendo que los exterminan gota a gota o los masacran.
Tanto tiempo gastado llamando asesinos a los sionistas que hoy esas sílabas manoseadas me parece que no dicen todo lo que sucede, lo que viene sucediendo en aquella tierra desde hace décadas.
Decir que allí las cárceles están llenas de niños, no impacta.
Decir que la violencia allí es tan rutinaria como respirar, no estremece.
Decir que los palestinos viven en el infierno es no alcanzar a explicar toda la barbarie.
Yo me rindo como poeta, pero no me rindo como ser humano.
Aunque estos renglones que escribo no detengan la sangre preciosa que se derrama.
Aunque estos versos huelan la pólvora sobre el olivo.
Aunque estos versos no sean el detonador que dinamite las alegres casas de los ocupantes.
Aunque estos versos suenen a liturgia inútil.
No tengo el pecho frío, por mis raíces sube el dolor de los oprimidos.
Suena el paso de las muletas acercándose con los heridos.
Suena el llanto estéril de los pasados a cuchillo.
Suenan los huesos partidos de los hijos.
Y en esa carnicería humana llamada Palestina, me rindo como poeta.
Y pido ahora mismo, desnuda de metáforas, que no se fabrique con sus sepulturas más olvido.

Silvia Delgado
.-.-.-.-.-.

Sensibles
De prensa y lágrimas

Llora que te llora el sensible o la sensible (no seamos patriarcales)
porque la prensa estuvo llora que te llora mientras duró la carnaza,
qué indignación, habrase visto
y después silencio
o más llora que te llora si los medios se enganchan a otro llora que te llora
porque todas las lágrimas de los sensibles y las sensibles (no seamos machistas)
son lágrimas del índice de audiencia,
lágrimas de espectáculo,
lágrimas de atención,
lágrimas inexistentes (casos personales aparte)
en ausencia de focos, cámaras, reportajes, columnas.

Claro que sí; a veces hay intenciones urgentes,
empeorar un Código Penal, recuperar la pena de muerte, crear horda,
cosas del profeta Pedro Grullo, de quien Quevedo hizo perogrullada
en tiempos menos dados a sensibles y sensibles (o sea),
pero el objetivo de fondo es la emoción.

Cuando la máquina haya triunfado completamente,
cuando todas las piezas del mecanismo se crean independientes del mecanismo
y lloren desde toda su individualidad hecha de emociones puras
que coinciden en tiempo e intensidad con las necesidades del poder
porque la magia existe y se dan casualidades,
cuando las emociones queden circunscritas al dolor de muelas y el corazón de los medios,
cuando ni una emoción escape al corazón de los medios,
cuando la trampa quede al desnudo (no pornográfico, claro que no)
los hombres y mujeres de hoy podrán ver la verdad más fácil:
que la sensiblería es la puerta trasera del fascismo,
pero oh, vaya, ya estarán muertos.

Jesús Gómez Gutiérrez

.-.-.-.-.-.

Miedos
Versos ñoños

¿Miedo? ¿a qué?
a no ver, a no poder
a pensar, a dejarme llevar
miedo a los sentimientos,
a los impulsos eléctricos,
a un corazón de corriente alterna.

Tiempos perdidos,
recuerdos que caen,
daños que no son
vivir en el bosque que murió
esperar a la flor que nunca salió,
mirarme de frente y saber que soy yo.

No poder olvidar,
seguir drogado en el recuerdo
en el momento mágico, en el lugar dichoso,
vivir, seguir, gozar, estar, ser
pluscuamperfecto de frente,
sencillamente residir el presente.

Abrazar a la locura,
caminar a su lado,
y reclamar ser feliz,
que locos,
chiflados tu y yo
¿miedo? ¿a qué?

Desnudarse, sentir, acariciar,
desear, lamer, besar, abrazar,
romper el circulo que nos encierra,
empezar de nuevo, dos desconocidos,
idealizar juntos, levitar de la mano,
existir, vivir, reafirmarlo.

Iñaki AlRui
.-.-.-.-.-.

Justicia borbónica

¿Justicia igual para todos?
¡No nos toquen las narices!
Son muy distintos los modos
de aplicarla con matices.

Puigdemont no ha delinquido,
tiene la honradez probada,
y está en la trena metido
por una vil borbonada.

Urdangarin de otro lado,
por ser cuñado del rey,
aunque es un ladrón probado
se halla en libertad por ley.

Moraleja: la Justicia
de este reino tan mal anda
que castiga o beneficia
según lo diga el que manda.

Españoles: vuestros fallos
hasta aquí os han conducido,
por aceptar ser vasallos;
lo tenéis bien merecido.

No lograréis otra cosa
con vuestras aspiraciones:
toda España es crapulosa
cuando reinan los borbones.

Arturo del Villar
.-.-.-.-.-.

Las Flores del mal de Baudelaire

Desde criatura, Baudelaire lloraba
Para que le calentara los pañales
Una mujer casada.

Letanías de Satán
Ella le cantaba
A semejanza de un perro
Que ladra al molino
Mientras le apalea el molinero.

Ya, de mayor
Miraba a la criada con disimulo
Y, en un descuido
Él a ella le tocaba el culo.

Que por eso cantan
Unos sobrinos suyos:

“El diablo anda en Cantillana
Y el obispo en Brenes
Haciendo algunos desafueros
Y espantando a las pardalas
Para fines de sus amores”.

Más, como al Amor
Le pintan calvo
Una prostituta judía
Del Barrio latino
Torciéndole la vista
Le contagió la sífilis

Replicando él:
-La sífilis bueno
Yo a vos también
No viene bien, putón.

La examinó de verdad
Y, abandonándola, le dijo:
-Te dejo. Mucho quiero a la mulata
Y ella a mí también.

Como “Rey de los Poetas
Verdadero Dios”

Como le entronizara Rimbaud
Él le cantaba a Satán:

“Príncipe del exilio”
Tú eres el único que se puede apiadar
De mi eterna desesperación
Mientras acomodaba su mano
A su picha
Pretendiendo el amor
De una doncella desposada
Con los miedos
De un querubín disfrazado
Oliendo a ajo.

Daniel de Culla
.-.-.-.-.-.

Dios es un mal tipo

Hablar mal de dios es de mal gusto. Incluso pueden decirte que es delito.
No entiendo esto. Yo no creo en ese tipo, ni en su merchandising. No creo en sus delegados comerciales y no me gusta nada el libro que venden.
No creo en los discursos que difunden para vender su producto. Es más, cuando alguien habla en su nombre siempre pienso que es un reprimido que se toca a escondidas y después se clava cilicios.
El logotipo que difunden no me parece acertado: su barba blanca, su piel blanca, su cara bondadosa y rodeado de serafines. Es ridículo. Antiguo.
Tampoco me gusta el uniforme que llevan sus empleados: Las mujeres faldas oscuras, largas, cubierto el cabello, los hombres de oscuro, algunos también con falda.
Y no me parece bien que en sus contratos prohíban el sexo. ¿No tienen sindicatos?
Dicen que está en todos los sitios y a mí no me gustan los cotillas.
Dicen que es machista y homófobo.
Dicen que pide dinero a los emputecidos a cambio del paraíso.
Dicen que soba a los niños y luego les culpa por tener pito.
Tiene casa en todos los barrios y en todos los pueblos, incluso en los más pequeños y recibe visitas todos los domingos.
A mi me parece un tirano, aparte de a sus funcionarios explota a los voluntarios, dicta perdones y pecados y además te condena al infierno si no le haces caso.
Definitivamente, dios es un mal tipo.

Silvia Delgado
.-.-.-.-.-.

Y tenemos más:
Poemas o llámalo como quieras
Poemas para tod@s, alguien dice
De aquí, de allí, poemas
-Desorden: poemas
– S-u-e-l-t-o-s poemas
– Poemas s-u-e-l-t-o-s
– Des-orden en poemas
– Poemas desorden(ados)
– Desordenados poemas
– Poemas, desorden, en
En desorden, poemas
Desorden en poemas
Poemas en desorden
– Batiburrillos anteriores, clic aquí

http://www.loquesomos.org/wp-content/uploads/2018/01/No-soy-una-poeta-moderna-loquesomos.jpghttp://www.loquesomos.org/wp-content/uploads/2018/01/No-soy-una-poeta-moderna-loquesomos-150x150.jpgLQSomosArturo del VillarDaniel de CullaIñaki AlruiJesús Gómez GutiérrezPoesíaSilvia Delgado FuentesBatiburrilo,estrofa,poema,Poemario,Poesía,VersoVari@s autor@s. LQSomos. Abril 2018 Me rindo Las matanzas en Palestina continúan. Y a mi ya no me quedan palabras. Tanto tiempo repitiendo lo mismo, tantos años diciendo que los exterminan gota a gota o los masacran. Tanto tiempo gastado llamando asesinos a los sionistas que hoy esas sílabas manoseadas me parece que...Cultura Libre, Comunicación Libre