Javier Coria*. LQS. Abril 2018

Era curioso pasarse a tomar unos vinos con Paco –Paco El Ciego, llamado así en la clandestinidad antifranquista, por su galopante miopía- y encontrar personas llegadas de los lugares más insospechados del mundo para hacer una visita a esta pequeña librería, que digo pequeña, minúscula en espacio pero grande en saber y en fondo editorial

La leucemia se nos ha llevado al hombre que sabía demasiado de novela policial, Paco Camarasa (Valencia, 1950)

“… En mi época de universitario, leer novelas policíacas era pura evasión y estaba mal visto. Había que tragarse los tochos de ‘Así se templó el acero’, ‘La joven guardia’ o los libros de López Salinas y esas cosas…”

Impartió su cátedra desde la pequeña librería de su querido barrio de la Barceloneta. Durante 13 años, junto a su esposa Montse Clavé, ese barco varado en la calle de la Sal, no sólo fue refugio de lectores y autores de España y Catalunya, sino de todo el mundo; porque no había autor policiaco que se preciara que no pasara a ver al gran divulgador del género y maestro de ceremonias de los cenáculos más negros de la ciudad. Por allí pasaron los autores extranjeros Ian Rankin, Petros Márkaris, Maj Sjöwall, Donna Leon, Dennis Lehane, Andrea Camilleri…, o Francisco González Ledesma, Alicia Giménez Bartlett, Andreu Martín o Carlos Zenón, entre otros. Era curioso pasarse a tomar unos vinos con Paco –Paco El Ciego, llamado así en la clandestinidad antifranquista, por su galopante miopía- y encontrar personas llegadas de los lugares más insospechados del mundo para hacer una visita a esta pequeña librería, que digo pequeña, minúscula en espacio pero grande en saber y en fondo editorial, porque allí se encontraban libros descatalogados, viejas ediciones de bolsillo, desvencijados cuadernillos del “Club del Crimen”, “Biblioteca Oro”, etc. Y claro, fueron famosos sus mejillones y el vino que cualquier visitante de los sábados podía degustar gratis en “Negra Y Criminal”. Luego, el éxito o la moda del género, las leyes del mercado, vamos, llevó a Paco y a Montse a cerrar la librería que tenía más amigos que compradores.

Paco Camarasa fue durante 12 ediciones Comisario Jefe del Festival BCNegra, que dejó por la enfermedad, tomando el testigo Carlos Zenón. Recibió La Medalla de Oro de Barcelona a la labor Cultural; y escribió, a modo de heterodoxo diccionario, sus experiencias en Sangre en los estantes (Destino). Fue amigo de nuestra revista, y en Rambla escribimos sobre él en varias ocasiones. A modo de homenaje reproducimos aquí la entrevista que Francesc Sans y un servidor le hicimos en 2013. ¡Va por ti, maestro!

Entrevista al librero “negro y criminal”

Más artículos del autor
* LQSomos en Red

http://www.loquesomos.org/wp-content/uploads/2018/04/loquesomos-Paco-Camarasa-junto-a-Montse-Clavé-durante-el-cierre-de-su-librería-Negra-y-Criminal.jpghttp://www.loquesomos.org/wp-content/uploads/2018/04/loquesomos-Paco-Camarasa-junto-a-Montse-Clavé-durante-el-cierre-de-su-librería-Negra-y-Criminal-150x150.jpgLQSomosJavier CoriaReflexiónRepública de las Letras“Cómplices”,Barceloneta,BCNegra,Montse Clavé,Paco Camarasa,Paco El CiegoJavier Coria*. LQS. Abril 2018 Era curioso pasarse a tomar unos vinos con Paco –Paco El Ciego, llamado así en la clandestinidad antifranquista, por su galopante miopía- y encontrar personas llegadas de los lugares más insospechados del mundo para hacer una visita a esta pequeña librería, que digo pequeña, minúscula...Cultura Libre, Comunicación Libre