Giorgio Trucchi*. LQS. Abril 2018

En cada familia se necesitan por lo menos dos personas que trabajan para cubrir el costo de la canasta básica, y no siempre se logra. Necesitamos que se eleven los incentivos y que se les dé fundamento jurídico. Además, las empresas deben dejar de violentar el acuerdo tripartito que regula el uso de las metas de producción

Propuestas con enfoque de género

Las organizaciones sindicales afiliadas a cuatro confederaciones (1) firmantes de los acuerdos tripartitos de zona franca y la Comisión de Género de la Maquila, han presentado varias propuestas que pretenden resolver problemáticas que se han venido arrastrando desde hace muchos años.

En particular, las trabajadoras de las maquilas señalan la falta de servicios de cuidado infantil para sus hijos e hijas -que limita la incorporación plena de la mujer al mercado laboral-, así como dificultades estructurales de acceso a la atención y a los servicios de salud.

Eso incluye, entre otros, la gran distancia entre las empresas y las clínicas médicas previsionales, una deficiente e insuficiente calidad de la atención médica, la falta de especialidades como médicina del trabajo y de género, y la falta de reconocimiento del tiempo de trayecto entre la empresa y las clínicas.
También abordaron la problemática relacionada a la vinculación del salario con los sistemas de incentivos y metas de producción, ya que en cada empresa existen diferentes formas de negociar el pago de incentivos, bonos y metas.

En particular, los sistemas de incentivos no tienen fundamentos jurídicos, son usados de forma discrecional por las empresas y están vinculados a medidas de castigo, mientras que las metas de producción se aumentan automáticamente cuando hay reajuste salarial, lo cual violenta abiertamente el contenido de los acuerdos tripartitos.

De acuerdo con las organizaciones que impulsan las propuestas, el 56% de la población que trabaja en el sector textil es femenino, el 93% de las mujeres son también madres y, de ellas, el 87% son madres de niños y niñas que necesitan de cuidado infantil. Cada mujer trabajadora paga apróximadamente un 25% de su salario en servicios relacionados con el cuidado de sus hijos e hijas.

Actualmente, el salario mínimo nacional para las y los trabajadores de zona franca es de 5400 córdobas (180 dólares), y alcanza un aproximado di 7500-8000 córdobas (260 dólares) con los incentivos. El costo promedio anual de la canasta básica en 2017 fue de 13000 córdobas (420 dólares). El acuerdo tripartito de zona franca estableció un reajuste salarial del 8.25% anual para el próximo quinquenio (2018-2022).

“En cada familia se necesitan por lo menos dos personas que trabajan para cubrir el costo de la canasta básica, y no siempre se logra. Necesitamos que se eleven los incentivos y que se les dé fundamento jurídico. Además, las empresas deben dejar de violentar el acuerdo tripartito que regula el uso de las metas de producción”, dijo Wrechin Sotelo, secretaria de Asuntos laborales del sindicato de la empresa New Holland.

Ante esta situación las organizaciones sindicales y la Comisión de Género de Maquila prepararon una serie de propuestas y alternativas de solución que han sido construidas y consensuadas con sus bases, y que próximamente serán presentadas ante la Comisión Nacional de Zona Franca (CNZF).

“En los años 90 y a inicio del nuevo siglo las violaciones de nuestros derechos eran bastante dramáticas. Los cuatro acuerdos tripartitos que hasta el momento hemos firmado no cabe duda que nos han beneficiado, tanto por el aumento salarial como para cierto respeto de los derechos laborales y sindicales.
Sin embargo aún falta mucho camino por recorrer, hasta en el cumplimiento de los mismos acuerdos que hemos firmado. El cuidado infantil, las viviendas, el acceso real a la salud y un salario digno”
, manifestó Sotelo quien tiene más de 16 años trabajando en la maquila.

La dirigente sindical reafirmó también la importancia de darle un enfoque de género al tema sindical en la maquila.

“Hay que romper ese hielo que hay hacia la mujer sindicalista en las organizaciones sindicales de la maquila. Hay que romper ese mito de que las mujeres no podemos negociar, ni estar como líderes en representación de la organización. Y sí hemos venido dando pasos importantes, incrementando más la presencia de mujeres”, concluyó Sotelo.

Notas:
1.- Confederación Sindical de Trabajadores de Zona Franca (CST-ZF), Confederación Sindical de Trabajadores “José Benito Escobar” (CST-JBE), Confederación de Unificación Sindical (CUS) y Confederación Unitaria de Trabajadores (CUT)
Más artículos del autor
Nicaragua-LoQueSomos

http://www.loquesomos.org/wp-content/uploads/2018/04/Nica-mujeres-maquila-asamblea-lqsomos-1024x576.jpghttp://www.loquesomos.org/wp-content/uploads/2018/04/Nica-mujeres-maquila-asamblea-lqsomos-150x150.jpgLQSomosGiorgio TrucchiNicaraguaacuerdos tripartitos,Nicaragua,Propuestas con enfoque de género,trabajadoras de la maquila,Wrechin SoteloGiorgio Trucchi*. LQS. Abril 2018 En cada familia se necesitan por lo menos dos personas que trabajan para cubrir el costo de la canasta básica, y no siempre se logra. Necesitamos que se eleven los incentivos y que se les dé fundamento jurídico. Además, las empresas deben dejar de violentar...Cultura Libre, Comunicación Libre