A la sombra de las muchachas en flor

Con A la sombra de las muchachas en flor, Sexto Piso continúa la adaptación gráfica de la obra de Marcel Proust, En busca del tiempo perdido. En esta entrega observamos los elementos que distinguieron el primer volumen y que permiten una escenificación y representación del entorno preciso y evocador en el que trascurre la novela, conservando la esencia de la obra original.

Proust en cómic o la condición humana hecha viñetas.

Cuando se debate si la cultura está perdiendo terreno en favor del espectáculo más banal y parece que para leer a Marcel Proust harían falta meses de reposo, acaba de aparecer en cómic y en castellano el II volumen de A la sombra de las muchachas en flor, de la obra En busca del tiempo perdido. Una novela gráfica ilustrada por el francés Stéphane Heuet que pertenece a un proyecto que comenzó a publicar la editorial Sexto Piso en 2006 y 2008, cuando lanzó Por el camino de Swann y el I volumen de A la sombra de las muchachas en flor, respectivamente, dos de los siete que componen el clásico francés de Proust, En busca del tiempo perdido.

Este compendio de sabiduría sobre la condición humana que supone En busca del tiempo perdido, hecho viñetas, consta de 17 tomos y en Francia, donde ya han salido cinco de ellos, ha sido galardonado con el premio Marcel Proust, otorgado por el Cercle Littéraire proustien de Cabourg-Balbec destinado a 'recompensar una creación literaria o cinemaográfica que incite a la lectura de la obra de Marcel Proust.

Stéphane Heuet (Brest, 1957), comentó en 2006, cuando presentó el primer volumen en castellano en la Feria del Libro de Guadalajara en México, que siempre había encontrado esta obra "muy visual", desde que la leyó con 35 años, cuando su mujer le dijo que si la leía entendería más cosas de la vida. El cómic, o mejor dicho la novela gráfica, porque hay más letra de lo habitual, rezuma belleza por todas partes durante un verano en la localidad Balbec, con paisajes marinos, obras de arte, teatros, música, representaciones, trajes, y un grupo de muchachas alegres que juegan al tenis, montan a caballo o corretean por las playas, dibujadas con un trazo muy claro, parecido al de Hergé con Tintín.

Un mundo de sensaciones y añoranzas de paisajes y personas que son evocados a partir de la famosa magdalena de Proust, cuando el protagonista, -el narrador en primera persona- comienza a recordar por el sabor que le provoca un trozo de ese bollo mojado en un té. También es una crónica social llena de filosofía que Stéphane Heuet definió de forma simple: "esta es la historia de un joven hipersensible e inteligente que busca la felicidad a través de sus relaciones con la sociedad y la familia, y a ello le ayuda el arte".

En busca del tiempo perdido, (À la recherche du temps perdú) de Marcel Proust (Auteuil, Francia, 1871-París, 1922) fue escrita entre 1908 y 1922, está dividida en los capítulos: Por el camino de Swann, A la sombra de las muchachas en flor, El mundo de Guermantes, Sodoma y Gomorra, La prisionera, La fugitiva y El tiempo recobrado.

En este volumen el narrador nos lleva por pasajes de su infancia y hacia su adolescencia, en la cual el creciente interés que siente por diversas mujeres en un viaje que realiza con su abuela al balneario de Balbec desplaza a aquél que sentía por Gilberte, la hija de Swann.
Resultado de una profunda investigación y de una dedicación absoluta, esta adaptación de una de las obras cumbre de la literatura del siglo XX, pretende acercar a los lectores no avezados en dicha obra a la lectura original y acompañar en el viaje literario a aquellos que estén familiarizados con la obra de Marcel Proust.

 http://www.sextopiso.com

Deja un comentario