De Alhucemas a Tetuán camina la voz del norte

Grupo Arenal Uno. LQSomos. Junio 2017

La voz de un pueblo, el rifeño, harto de miserias y represiones se ha echado pacíficamente a la calle, en Alhucemas, en Imzouren, en Beni Boufrah, en Nador… protestas que se han incrementado desde la orden de arresto contra varios líderes populares, entre ellos Nasser Zafzafi, un desempleado soltero de 37 años que volcaba sus opiniones políticas en vídeos en su cuenta de Facebook, pero que pasó a ser conocido tras la muerte de Mouhcine Fikri, un vendedor de pescado triturado en un camión de basura cuando quería impedir que le confiscaran la mercancía:

“Nuestras reivindicaciones son claras: sociales, económicas y culturales. En el Rif hay una política de marginación, discriminación y vulneración sistemática de los derechos humanos. Nuestro movimiento surgió para decir BASTA YA. Queremos que nuestros hijos tengan asistencia sanitaria, que nuestras niñas reciban una educación en aulas de 25 compañeros y no de 50, como ahora. Queremos que la mujer rifeña crezca y viva en igualdad de género. Queremos la abolición del decreto de 1958 por el cual se considera Alhucemas una zona militarizada. La gente quiere universidades y un hospital especializado para hacer frente al cáncer (*), ya que en el Rif tenemos el índice más elevado del país en casos de cáncer”

Nabil Ahemjik es otro de los nombres que suena como líderes populares al igual que Naser Zafzafi, Movimiento Popular Rifeño (MPR), su voz, sus cánticos y lemas llenan las calles durante las protestas. Nabil es uno de los pocos líderes del Movimiento Popular que no han sido detenidos. Este pasado lunes emitía un vídeo el que llama a seguir con las movilizaciones:

Traducción del vídeo:
«La paz sea con vosotros, hermanos y hermanos, aquellos que nos siguen a través del Live o de vídeos, un caluroso saludo a los hombres y mujeres libres del Rif. Como sabréis hoy, el maldito majzén detuvo a nuestro hermano Naser Zafzafi junto a algunos activistas, en Alhucemas, en un escenario inhumano, que atenta contra todas las leyes y acuerdos internaciones de DDHH, por ello, nuestro hermano Naser está en Casablanca para ser procesado por la fiscalía.

Llamo a mis hermanos y hermanas libres, a que salgan a la calle, como es de costumbre, de forma pacífica. Nuestro hermano Naser nos dejó una promesa, y esa promesa pesa sobre nuestros hombros, nos dijo: pacifismo, pacifismo, pacifismo. Así pues, hermanos, salvaguardemos los principios de nuestro activismo, salvaguardemos nuestro pacifismo, aferrémonos al activismo pacífico y civilizado hasta el cumplimiento de nuestras demandas y hasta que los presos sean liberados todos. También hago un llamamiento a mis hermanos a que salgan a la calle hoy, así como el cierre de comercios, y si hay nuevas convocatorias de manifestación las haremos todos juntos»

Es un conflicto que, como ya hemos indicado, viene de largo desde la muerte de Mouhcine Fikri, en noviembre de 2016.

Tal como aporta el diario digital del Norte de África “Correo Diplomático”, arrojemos pues algo de luz sobre los acontecimientos que está sufriendo Alhucemas y su entorno rifeño:

• Inicialmente, el régimen acusó al “hirak” (movimiento) de financiarse con la droga, el hachís. Algo esperpéntico, pues algunas ciudades del norte como Tánger son auténticas “lavadoras” a cielo abierto, mientras que bastantes negocios turísticos en Xauen han sido levantados con el “tabaco” de Ketama, por no hablar de Ceuta, junto a Melilla una de las dos centenarias ciudades españolas en el Magreb, con sus cafetines, variopintos negocios y carne “halal”… Levantemos la mira y apuntemos más arriba: Marruecos no es solo el principal productor y exportador mundial de hachish, si no que solo en el periodo 2015 y 2016 según la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Crimen (UNODOC), la producción de 700 toneladas de hachish representó el 23% del Producto Interior Bruto (PIB) marroquí. Que el Régimen se atreva a acusar al MPR de financiarse con la droga es, simplemente, obsceno y delirante.

• A los más de cuarenta detenidos tras los altercados del pasado viernes (oficialmente solo 22) se les acusa de recibir “financiación” del exterior. En parte pudiera ser posible. Y hasta lógico. ¿Acaso los rifeños del exterior no pueden enviar dinero a los rifeños del interior? Partamos de que, para Rabat, la nacionalidad marroquí nunca se pierde transmitiéndose de padres a hijos. Y continuamos señalando que las divisas remitidas por los MRE (Marroquíes Residentes en el Extranjero), varios millones de personas, alivian la balanza de pagos del país.

• Manipulación del extranjero, con veladas referencias a los Países Bajos, España y sobre todo y especialmente, Argelia. Sobre los países de la Unión Europea no merece la pena contestar. Señalemos solamente que el último caso no se sostiene. Un mera vistazo geopolítico nos muestra que Argel no puede estar interesada en la desestabilización del vecino Rif, sería como tirar piedras contra su propio tejado pues ello contagiaría automáticamente a la poblada Cabilia argelina, lingüística y étnicamente poblada por imazighen (bereberes), como los rifeños y cuyo equilibrio político es ya de por sí muy frágil.

• ¿El incidente del viernes en la mezquita de Alhucemas? Una provocación de los ulemas del ministro de Asuntos Islámicos y Habús, el racista Ahmed Toufiqh y sus instrucciones para que aprovechando la tradicional “jotba” (sermón) se desprestigiara, utilizando arteramente y como es usual la religión, al movimiento rifeño. ¿Cómo no iba a “saltar” un indignado y pasional Zafzafi…? La violencia verbal, trufada de intoxicación y groseras manipulaciones, fue la del ulema. Aquí hay relación causa-efecto, algo que no puede soslayarse. La “fitna” o división parte de ciertas políticas majzenianas, no de los rifeños.

Con esta situación, los habitantes rifeños duplican su lucha pacífica y colocan al Estado frente al dilema de endurecer su respuesta o encontrar una solución.

“Gracias a todos. Vamos a seguir de forma pacífica, como dijo Nasser. Lo juro, lo juro, no vamos a volver atrás. Vamos a seguir manifestándonos hasta que liberen a los detenidos”. Así lo manifiesta Nawal Benaisa, una joven mujer que en estos días se ha erigido en la cabeza visible del movimiento, la presencia de mujeres en el seno del Movimiento Popular Rifeño (MPR) se ha intensificado desde la detención de Nasser Zafzazi.

La detenciones de los más de 40 activistas (a día de hoy la cifra es incierta) junto a la ya mencionada marginación del Rif ha motivado manifestaciones de apoyo y solidaridad en otros puntos de Marruecos como Rabat, Casablanca, Tánger y Marrakech, en las que se han movilizado miles de personas.
La revuelta en el Rif esta removiendo el mundo político en Rabat… y sigue.

@LQSomos
#Rif #Alhucemas #Marruecos

* Nota: La zona tiene altas tasas de cáncer, desgraciadada herencia fruto del bombardeo por gases (iperita, mostaza) durante la cruenta guerra del Rif (1921-1927), enfrentando al ejército español que sostenía al sultán (el futuro Mohamed V) con las harkas independentistas de Abdelkrim El Jatabi.

Con recopilaciones informativas de:
Correo Diplomático
Jeune Afrique
El Confidencial Saharaui
Ayud24

– Imagen de portada de Mohamed Ettaki @MohamedEttaki

Un comentario sobre “De Alhucemas a Tetuán camina la voz del norte

  • el 11 mayo, 2018 a las 11:54
    Permalink

    Buenos dias, os ha dicho alguien que vuestra web puede ser adictivo? estoy preocupada, desde que os recibo no puedo parar de mirar todas vuestras sugerencias y estoy muy feliz cuando recibo uno más, sois lo mejor en español, me encata vuestra presentación y el curre que hay detrás. Un beso y abrazos, MUCHAS GRACIAS POR VUESTRO TRABAJO, nos alegrais la vida.

    Saludos

    Respuesta

Deja un comentario