Redacción. LQS. Junio 2018

“No aceptamos las injusticias”…  La justicia española vuelve a buscar el castigo desproporcionado

 

La defensa recurrirá la sentencia, que supone cárcel para siete de los ocho acusados, por “desproporcionada”

La Sección Primera de la Sala de lo Penal ha condenado este viernes a los ocho acusados de la agresión a dos guardias civiles y sus novias en la localidad navarra de Altsasu penas que oscilan entre los dos y trece años de prisión por delitos de atentado a los agentes de la Autoridad, lesiones, desórdenes públicos y amenazas.

Según dice la sentencia, la Sala ha rechazado las acusaciones de delitos terrorista que les imputaba la Fiscalía a pesar de la “notabilísima gravedad de los hechos” al considerar que no ha quedado acreditada la finalidad terrorista de la acción y tampoco la vinculación de los acusados a Organización terrorista.
La Fiscalía pedía para ellos entre 12 años y medio y 62 años y medio de cárcel, pero incluía una pena alternativa en la que solo mantenía un delito de terrorismo con una horquilla de 6 años y medio y 17 años y medio.

A pesar de que los magistrados no consideran el delito de terrorismo, pero según el criterio de l@s “magistrad@s”, sí aprecian los agravantes de abuso de superioridad y odio y consideran probado que los condenados actuaron “movidos por la animadversión y menosprecio hacia la Guardia Civil y por motivos claramente ideológicos”, pero no ve en su acción ningún vínculo con ETA. “Bla, bla, bla…no puede permitirse que en el siglo XXI, y en un Estado democrático y de derecho, se prive a unas personas, solamente porque tengan la condición de Guardias Civiles y a sus novias, de poder moverse en libertad por la localidad de Alsasua, y que solamente pueden acudir a determinados lugares y no pueden salir por la noche a pasar un rato de ocio y diversión, bla, bla. bla…”, concluyen los magistrados.

El Ministerio Público pedía para los ocho acusados entre 12 y 62 años de prisión por cuatro delitos de lesiones y amenazas terroristas. Las condenas más altas, por atentado y lesiones, son para Ohian Arnanz e Iñaki Abad (13 años), Adur Ramírez y Jokin Unamuno (12 años), Julen Goicoechea, Jon Ander Cob y Aratx Urrizola (9 años). A Abad y Arnánz les condena además por desórdenes públicos, y sobre Ainara Urquijo ha recaído una condena a 2 años de prisión por amenazas y desórdenes públicos, por lo que previsiblemente no tendrá que ingresar en prisión.

La sentencia no se queda solamente en esa barbaridad y desproporción de penas de prisión, además dicta que los condenados deberán indemnizar al teniente agredido con 9.200 euros, al sargento con 3.750 euros y a las dos mujeres con 6.100 euros a cada una por las lesiones, así como con 45.000 euros por las secuelas daños morales a la novia del teniente y con otros 25.000 a la del sargento.
Según la sentencia, en la madrugada del 15 de octubre de 2016 los dos guardias y sus parejas fueron increpados en el bar Kotxa de Alsasua. Uno de los acusados, Ohian Arnanz, llamó al teniente “madero”, según la versión judicial. La tensión fue incrementando hasta que las cuatro, supuestas, víctimas fueron rodeadas por un grupo de unas 25 personas que les gritaban para que se fueran con expresiones como “os vamos a matar por ser guardias civiles”, “hijos de puta”, “cabrones” o “txakurras”.
Los agresores empezaron entonces a golpearlos y formaron una especie de pasillo para que salieran del bar, donde recibieron “golpes, patadas y puñetazos” por parte de los acusados y por “otro número importante de individuos que se iban congregando y que no han llegado a ser identificados totalmente”.
En la octava sesión del juicio, sin embargo, las partes visionaron un vídeo grabado por uno de los ocho acusados que podría matizar, y mucho, el testimonio de uno de los agentes agredidos, el video en primera instancia fue rechazado, después a insistencia de las defensas se admitió. Para los que tengan dudas que se fijen el camisa blanca del elemento al que se supone que le patalearon, etc., etc.

Los jóvenes de Altsasu han cumplido esté sábado 566 días encarcelados, de una pelea de bar pasaron a enfrentarse a un claro montaje político-policial.
La defensa recurrirá la sentencia, que supone cárcel para siete de los ocho acusados, por “desproporcionada”, y en principio la situación de los jóvenes seguirá como hasta ahora, con tres en la cárcel -Jokin Unamuno (12 años), Ohian Arnanz (13 años) y Adur Ramírez (12 años)- y otros cuatro en libertad con condena: Iñaki Abad (13 años), Jon Ander Cob (9 años), Julen Goikoetxea (9 años) y Arratz Urrizola (9 años). Solo Ainara Urkijo no tiene que temer su ingreso penitenciario.
Altsasu volvia a vivir una inmensa movilización este pasado viernes de solidaridad con los encarcelados y de rechazo total a esta desproporcionada sentencia, familiares y amigos advertian de que ya “sospechaban” que se buscarían “las penas máximas dejando a un lado el terrorismo”, una acusación que fue seriamente cuestionada durante el juicio. No obstante, advirtieron que las penas de entre 2 y 13 años por delitos como atentado a los agentes de la autoridad, lesiones, desórdenes públicos y amenazas se basan en unos hechos que la acusación –representada por el Colectivo de Víctimas del Terrorismo del País Vasco (COVITE)- “no consiguió probar”. Una frase que sonó con fuerza fue “No aceptamos las injusticias”

#Altsasu #Alsasua #EzDaPosible #Nafarroa #Navarra #AltsasukoakASKE

Altsasu Gurasoak. Queremos JUSTICIA!

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb

http://www.loquesomos.org/wp-content/uploads/2016/12/je-susi-altasu-lqs.jpeghttp://www.loquesomos.org/wp-content/uploads/2016/12/je-susi-altasu-lqs-150x150.jpegLQSomosQuioscoRedacción LQSomoscaso ilícito,Derechos humanos,Guardia Civil,jóvenes de Altsasu,Justicia Universal,Montaje políticoRedacción. LQS. Junio 2018 “No aceptamos las injusticias”...  La justicia española vuelve a buscar el castigo desproporcionado   La defensa recurrirá la sentencia, que supone cárcel para siete de los ocho acusados, por “desproporcionada” La Sección Primera de la Sala de lo Penal ha condenado este viernes a los ocho acusados de...Cultura Libre, Comunicación Libre