Aquellos días con Chato Galante

Luis Bará. LQS. Marzo 2021

Llegó a nuestras vidas un 23 de marzo de 2019, en un encuentro en Pontevedra organizado por la Iniciativa Galega pola Memoria, y vino para quedarse con nosotros para siempre. De aquella comida en el Pazo da Cultura quedan pocas imágenes y una reveladora entrevista que le hizo Montse Fajardo y que se publicó en el periódico Nós. Pero aquel día de sobremesa gozosa fue como una línea divisoria en el tiempo, un antes y un después, un momento fundacional.

El prólogo de una caminata que se prolongó en el tiempo que quedaba por delante, que no sabíamos que iba a ser tan breve. Fue un año maravilloso, intenso y feliz, lleno de momentos únicos, de descubrimientos, de complicidades, de esperanzas, de certezas y de dudas. Pero sobretodo lleno de humanidad y de bonhomía desbordante de un ser único.

Volvió en julio para el Homenaxe Nacional en San Simón, y allí se selló un pacto no escrito, una historia de amor. El que sentía por nuestra causa, por Galiza, por nosotros. Chato era una persona extraordinariamente sensible y respetuosa, capaz de la mayor entrega, de la mayor generosidad, del mayor entusiasmo. Nos movilizó la fortaleza de su sonrisa, la energía contagiosa de su palabra, y la claridad de sus convicciones.

El 30 de julio de 2019 vivimos en Pontevedra uno de esos momentos mágicos, únicos, que no deberían acaban nunca. Lo vi inmensamente feliz en el paseo por la ciudad, en la conversación, en la comida enxebre en el Pulpeiro. Tejimos complicidades que irían creciendo con el tiempo, en sucesivos encuentros y proyectos compartidos. Alrededor de La Comuna, de CEAQUA, de la Querella Argentina, de la IGM, de Galiza, de la Memoria y del futuro.

Volvió de nuevo en octubre, cuando ya el mal le roía por dentro, y no dejaba de sonreír, de iluminar, de movilizar. Tenía una fuerza de voluntad descomunal, porque él no actuaba como una persona sino como un colectivo. Gozaba de cada paso, de cada pequeña victoria, celebraba cada éxito con una vitalidad seductora. Y en la admiración que profesaba por nuestra labor, nos hacía sentir como parte decisiva de una causa grandiosa.

Las Xornadas contra a Impunidade de la Diputación de Pontevedra nacieron como un fruto de su inspiración y son parte de su legado, de su ronsel. Aún con la herida del dolor que le consumía, tuvo fuerzas para ir al Val Miñor y a Ribeira, como si tuviese que aprovechar cada momento antes del final que se avecinaba.

Desde que recibimos la fatal noticia de su fallecimiento, ahora hace un año, el mundo es más triste y el camino parece más difícil. Es lo que tienen los gigantes, que dejan un enorme vacío cuando faltan. Un sentimiento de tristeza y de orfandad por todo lo vivido, que ya no va a volver a repetirse. Pero dejan también un ingente legado, una cantidad descomunal de experiencias, de sentimientos y de ideas. El valor de la generosidad, del compromiso, de la ética. La fuerza transformadora de las emociones. El poder revolucionario de las causas justas. La búsqueda incesante de lo que parece imposible para hacerlo realidad.

En estas andamos, amigo, compañero Chato Galante, guiados por tu luz.

Chato Galante. Un año sin ti ¡Siempre contigo!
#ChatoGalanteMemoriaActiva

Imagen: Chato Galante junto a varios miembros de Iniciativa Gallega por la Memoria. Pontevedra 2019
* Diputado del BNG del parlamento gallego

Síguenos en redes sociales… Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar