Asturies: dispuestos a entrar a prisión tras rehuir pagar una multa

CSI-LQSRedacción/Agencias*. LQSomos. Diciembre 2014

Dos sindicalistas, Cándido González Carnero y Oscar Vega, ambos de CSI, fueron procesados por una falta de desórdenes públicos, un supuesto altercado con la Policía. Los dos están dispuestos a entrar a prisión tras negarse a pagar la multa.

Los dos sindicalistas de la Corriente Sindical de Izquierdas, sindicato asturiano defensor de los derechos de la clase obrera, han sido condenados por el Juzgado de Instrucción número 1 de Gijón al pago de una multa de 210 euros por una falta de desorden Público al negarse a identificarse, según la sentencia, ante la Policía Nacional, durante las protestas llevadas a cabo a las puertas del recinto ferial gijonés ‘Luis Adaro’, el pasado 1 de agosto, coincidiendo con el acto inaugural para autoridades de la Feria Internacional de Muestras de Gijón (Fidma).

«No dejan moverse a nadie»

Así lo ha confirmado González Carnero, quien ha explicado que ni él ni Vega recurrirán el fallo judicial, pero tampoco abonarán la sanción impuesta, de 30 días de multa a razón de siete euros diarios, y, en caso de impago, como responsabilidad penal subsidiaria, un día de privación de libertad por cada dos cuotas diarias impagadas. Esto supone que por el impago de la multa cada uno de ellos debería ingresar en la cárcel durante 15 días.

González Carnero ha indicado que esta es su forma de protestar ante la ‘represión’ que dicen estar sufriendo por parte de la Policía en cada manifestación que se convoca. «No dejan moverse a nadie», ha apuntado.

En este sentido, ha recalcado que ya son tres los juicios por participaciones en movilizaciones en un año en los que se ha visto inmerso. Uno de ellos el de las protestas frente al Parlamento asturiano para criticar el pago de la deuda a los bancos, del que fue absuelto, y otro, del que aún no hay fecha para la vista oral, por la ‘ocupación’ de las instalaciones del Servicio Público de Empleo de La Calzada, mientras que el tercero es el de la Fidma. Es por ello, que la sentencia de este último no le ha sorprendido, aunque no la comparta.

Sobre este último juicio, asimismo, ha rechazado que ellos se negaron a identificarse, sino a hacer entrega de sus DNI a los agentes. Según él, no es cierto lo dicho en el juicio de faltas sobre que Vega se había saltado el cordón policial. En este caso, si bien es cierto que en un lateral había un cordón policial para que no se pudieran acercar los manifestantes a las autoridades allí convocadas, no lo había para cruzar la carretera.

González Carnero, asimismo, ha señalado que fue cuando Vega cruzó la carretera para tomar unas fotos para la revista del sindicato de las autoridades, entre las que se encontraba el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, cuando un agente de Policía le dijo que se retirara, y, al decir este que no, se lo llevó al otro lado de la vía para que se identificara.

En ese momento, es cuando él, al verlo, se acercó para interesarse por su compañero y también le pidieron la documentación. «Nos identificamos en todo momento, pero no damos el carné», ha señalado. En este sentido, ha opinado que en la sentencia primó la presunción de veracidad que todo agente policial tiene.

La CSI sofita ensin reserves a los sos militantes Cándidu y Oscar

La Corriente Sindical d’Izquierda quier faer públicu’l so sofitu ensin fisures a Cándidu y Oscar, na so negativa a pagar la sanción impuesta por unos delitos inesistente y que formen parte d’un sistema de represión a la que la clas obrera, ensin dulda, tien de dar respuesta.

Na CSI pensamos que vamos camín d’un Estáu dictatorial, nel que se castiga a quien defende los sos derechos más básicos y déxase na total impunidá a quien roba’l dineru y los recursos económicos que’l pueblu precisa pa sobrevivir.

Por ello, Cándidu y Oscar, como cualesquier otru trabayador o trabayadora que se movilice pa defender los sos derechos, van tener con ellos a tola CSI.

Asturies-LQSomos

Deja un comentario