Diciembre 1975: Primer detenido de la monarquía por ser miembro del FRAP

Luis Puicercús “Putxi* LQSomos. Enero 2018

El 12 de diciembre de 1975, cuando todavía estaban saliendo de las cárceles algunos de los presos políticos afectados por el indulto concedido tras la muerte del dictador, fue detenido José Manuel García Benito, de 21 años de edad y miembro del FRAP. ¿Su único delito? ser militante del FRAP.
José Manuel tuvo el dudoso privilegio de ser el primer detenido por la monarquía juancarlista, heredera directa del franquismo… sin Franco. El Régimen seguía combatiendo sin cesar a las organizaciones que luchaban más consecuentemente contra la dictadura.
Sin ninguna acusación específica, nuestro compañero fue salvajemente torturado en las dependencias de la siniestra Brigada Político Social en la DGS de la Puerta del Sol. Torturas que le dejaron graves secuelas. Este es su testimonio.

LoQueSomos.- ¿Por qué te metiste en actividades antifranquistas?

José Manuel García Benito.– En una parroquia del barrio de Usera donde vivía, conocí a gente antifranquista de diferentes fuerzas políticas (PCE y FRAP principalmente) donde asistí a sus charlas y cursillos. Algunos de ellos fueron detenidos en el Primero de Mayo y eso despertó de alguna manera mi conciencia antifranquista. Una conciencia contra la dictadura militar fascista y también una gran sensibilización por las detenciones de vecinos del barrio. Empecé a participar en actividades diversas de la lucha contra la dictadura: saltos de tipo comando, reparto de octavillas, pintadas… Fue allí donde conocí a un militante del FRAP que me hablaba del programa de la organización y de la lucha que llevaban a cabo. Ese mismo año 1972 ambos entramos en la Universidad, en la Facultad de Ciencias Biológicas. Fue entonces cuando me organicé en la FUDE (Federación Universitaria Democrática Española), que era la organización del FRAP en la Universidad con el fin de desarrollar una actividad política antifranquista. Además me gustaba el compañerismo los buenos momentos que he pasado en la FUDE participando y organizando movilizaciones, huelgas, confeccionando y pegando carteles y haciendo manifestaciones contra la dictadura. En la FUDE estuve militando hasta mi detención.

LoQueSomos.- ¿Cuáles fueron los mejores momentos de tu vida como activista? ¿Y los peores?

JMGB.– Disfrutaba cuando me juntaba con los otros compañeros y compañeras para confeccionar carteles, elaborar y tirar propaganda, apoyar movilizaciones en otras Facultades, etc. Éramos muy activos y combativos. Pero sin duda el mejor momento fue cuando colocamos una enorme bandera republicana que habíamos confeccionado y la colocamos en la fachada del piso 12 de la Facultad para que se viera desde muy lejos… y así fue hasta que miembros de la Brigada Político Social (“sociales”) acudieron a retirarla. Fue una acción de la que me sentí muy orgulloso por mi conciencia política e ideológica siempre republicana y que a estas alturas sigue siendo democrática, republicana y antifascista. Siempre he sentido un profundo odio hacia el nazi-fascismo.
El peor momento de mi vida militante tuvo lugar cuando me enteré de los fusilamientos del 27 de septiembre del 75. Fue algo que me afectó especialmente, aunque en aquel momento había dejado de militar en el FRAP porque no entendía algunas cosas y estaba en desacuerdo con lo que se estaba haciendo. Pero fue tal la indignación que me produjo el asesinato de los cinco compañeros que hizo que me incorporase de nuevo a la FUDE. Estaba convencido que había que seguir luchando a pesar de la enorme represión que asolaba el país.

LoQueSomos.- Una curiosidad… Fuiste detenido el 12 de diciembre, cuando Franco ya no existía y el rey Juan Carlos era el nuevo Jefe de Estado. Tuviste el dudoso honor de ser uno de los primeros miembros del FRAP en ser detenidos por la monarquía…

JMGB.– Es cierto que en esas fechas Franco ya no existía, por lo tanto mi detención, torturas y encarcelamiento tuvo lugar con Juan Carlos I como monarca de la siniestra dictadura que él heredó y regentaba… y que seguía luchando contra el FRAP.

LoQueSomos.- En 1975 fuiste detenido y torturado en las siniestras dependencias de la Dirección General de Seguridad en la Puerta del Sol, ¿cuál fue el peor momento de los interrogatorios? ¿Qué piensas de las acusaciones que formularon en tu contra?

JMGB.– Los momentos de tortura física y psicológica y pensar en mi familia, que desconocían mis actividades en la Universidad fueron muy difíciles. Pero fueron peores las amenazas por parte de los miembros de la BPS que me interrogaban de traer a mis padres y torturarlos delante de mí. En los cinco días que estuve en la DGS nunca pasé al calabozo y siempre estuve en dependencias de la Brigada Central de Investigación Social, donde fui salvajemente torturado y me dejaron en un estado tan lamentable que casi me cuesta la vida.
De ahí me llevaron inconsciente al Hospital Penitenciario de Carabanchel. A pesar de que estaba incomunicado y ni mi familia ni mi abogado me pudieron visitar durante los 40 días que allí estuve ingresado, los médicos y presos comunes que trabajaban allí se portaron muy bien conmigo y me aliviaron los tremendos dolores que tenía. Las acusaciones que me hicieron, a excepción de mi militancia en el FRAP, eran total y absolutamente falsas y mentiras, de una gravedad extrema que no podía creérselas nadie. Era el terror puro y duro en su máxima expresión a pesar que Franco ya había muerto y le había sucedido Juan Carlos I. Al final la jurisdicción militar acabó sobreseyendo el procedimiento sumarísimo. Yo no salí por ninguna amnistía, salí simplemente sobreseído de las falsas acusaciones que se me hicieron por la Brigada Central de Investigación Social. A otros compañeros y compañeras no les pasó lo mismo. Así eran las cosas entonces.

LoQueSomos.- Fuiste salvajemente torturado… ¿reconociste a cualquiera de los torturadores? ¿Denunciaste aquellas torturas?

JMGB.- Reconocí a Billy el Niño que estaba por ahí, aunque él no participó directamente en las torturas. El que sí participó fue el comisario Conesa, que me daba patadas en las espinillas cuando todavía podía tenerme en pie. Al resto de policías torturadores no los reconocí aunque fueron los más monstruosos con las torturas físicas y psíquicas. Un momento especialmente angustioso fue cuando uno de los sociales me puso una pistola en la sien y pensé que me disparaba sin más. Podían haberlo hecho, por supuesto. Por lo demás, sus golpes se centraron en mis riñones y en mis pies… estuvieron horas golpeándome. Se turnaban…

LoQueSomos.- Fuiste a parar a la Sexta Galería de Carabanchel, ¿cuáles fueron tus mejores momentos en la cárcel? ¿Y los peores?

JMGB.- El 26 de Enero del 76 me trasladaron, ya recuperado, a la cárcel de Carabanchel en la que permanecí 9 meses más, hasta el 10 de octubre de 1976. ¿Los mejores momentos? Por supuesto estar y conocer a muchos miembros del FRAP que me parecían admirables como luchadores antifascistas y personas y con los que pasé muy buenos momentos durante mi período carcelario… Pablo, Manolo, Julio, Fernando, Vladimiro…
¿Los peores momentos? Las tres ocasiones en que fueron a interrogarme a la misma cárcel, en los locutorios de abogados, dos oficiales (capitanes) del Ejército de Tierra; iban de la Capitanía de la Primera Región Militar y vestidos con sus uniformes… realmente imponían miedo. Me presentaron para que firmase unos papeles con mentiras y falsas acusaciones para seguir con un proceso sumarísimo hasta el final… Nunca firmé nada. Me sentí rehén de las decisiones de semejantes monstruos a quienes no les importaba lo más mínimo mi vida. Pensar en el enorme dolor y preocupación de mi familia, de mi padre y madre, que no se podían creer ni entender lo que me estaba ocurriendo fue otro de los momentos peores de mi estancia en la cárcel.

LoQueSomos.- Luchar a pecho descubierto y abiertamente contra el franquismo, ¿fue un sueño utópico de aquellos jóvenes militantes o un proyecto importante de conquista política?

JMGB.- Bueno, fue un proyecto político muy importante en la lucha antifranquista. Fue una lucha extremadamente dura y cruel contra la oposición antifranquista, especialmente contra el FRAP. Muchos y buenos antifascistas pagaron con detenciones, tortura y cárcel por aquella consecuente lucha… en algunos casos, hasta con la vida. Pero sin el enorme sacrificio de todos ellos y ellas la democracia actual no existiría.
¿Nuestra lucha fue un sueño utópico? Mira Putxi, desde hace años tengo en mi mente una frase que vi en una película cubana y que nunca he olvidado: CREEMOS EN LOS SUEÑOS… hagamos lo imposible.

LoQueSomos.- Durante la mal llamada Transición de los demócratas “de toda la vida”, la mayoría de los políticos en el Poder establecidos en las instituciones, se vanaglorian de haber luchado contra el franquismo (“corríamos delante de los grises, jajaja”) y por la democracia… ¿qué piensas de esa gente?

JMGB.– Yo he conocido a muchos de ellos en aquellos años. Y ahora, al juzgarlo fríamente me parece que tienen la responsabilidad que no haya una verdadera democracia, libertad y justicia plena en nuestro país. Al ver a algunos de ellos cómo se ponen del lado de esta derecha mentirosa, ladrona, corrupta y salvaje no se puede entender.

LoQueSomos.- Se sigue hablando de la Transición “modélica”, en la que no se cambió ninguna institución del Estado… ¿Esperas algo de la justicia española?

JMGB.- Cuando has conocido y padecido las instituciones judiciales civiles: jueces del TOP, funcionarios de cárceles (salvo honrosas excepciones) y militares como yo los he conocido, sinceramente no espero nada… nada bueno… nada justo. El Estado sigue siendo el mismo a pesar de que su modernización y medios de todo tipo han aumentado extraordinariamente. Sigue estando en manos de los de siempre y manipulado por una derecha tan genética y psíquicamente tan antidemocrática y reaccionaria que hace preciso más determinación y nada de componendas por parte de todos los demócratas y antifascistas españoles, europeos y mundiales.

LoQueSomos.- ¿Qué piensas de la impunidad del franquismo, dónde nadie será juzgado por los crímenes cometidos? ¿Qué opinas de la Querella Argentina?

JMGB.- ES UNA BATALLA IRRENUNCIABLE. Es la primera y principal batalla que tenemos que ganar dentro del objetivo de alcanzar una República democrática en nuestro país. Mucha gente se ha querellado contra esa impunidad formando parte de la Querella Argentina… No se puede entender que no se juzgue y condene a los responsables de tanta sangrienta calamidad para tanta gente y sus familias. Mientras eso no se haga nunca habrá una segura y auténtica democracia en España. La Querella Argentina me parece muy bien y actualmente es casi el único medio de que disponemos para recibir algo de justicia y luchar contra la impunidad de la que están disfrutando policías, jueces, políticos y torturadores. Es un buen ejemplo de cómo algunos países supuestamente menos modernos afrontan con valentía para que no exista impunidad tanto en sus países como en el nuestro. Es un ejemplo que debieran seguir otros países e instituciones: ONU, Europa, etc.

LoQueSomos.- En resumen, ¿cuál es el balance de tu militancia?

JMGB.– Luchar contra el nazifascismo, por la libertad y por la justicia ha sido de lo más importante que he llevado a cabo en mi vida.

LoQueSomos.- Y para terminar, una pregunta recurrente, ¿volverías a hacerlo?

JMGB.- Sin lugar a dudas, pero sin los mismos errores que cometí. Ahora sería mucho más determinado y valiente, sin duda. Ideológicamente soy más fuerte que antes. Tan solo que físicamente me siento menos fuerte para afrontar una tarea tan dura y peligrosa. Pero todos tenemos nuestro sitio y eso es lo más importante.

Salud y República.

25-N: de un acto de terrorismo de Estado a símbolo de la violencia contra la mujer

Tania Gálvez San José*. LQSomos. Noviembre 2017

“Se arriesga la vida sin pensar en posibles beneficios personales,
ya que el principal motivo por el cual luchamos
es la anulación completa de los privilegios“.
María Teresa Mirabal

1. Historia de un asesinato político con forma de “accidente”

El origen histórico del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer está marcado por el asesinato político de tres mujeres y un hombre en República Dominicana el 25 de noviembre de 1960. Ellas eran las hermanas Patria, Minerva y María Teresa Mirabal y el hombre, olvidado por la Historia, se llamaba Rufino de la Cruz. Tanto ellas como él eran activistas políticos contra la dictadura de Trujillo y formaban parte del “Movimiento Revolucionario 14 de junio”. Ellas eran hijas de un rico hacendado y él era campesino y transportista. Tanto ellas como él tenían hijos pequeños en el momento de su muerte violenta. Las cuatro víctimas fueron torturadas y después lanzadas en el vehículo con el que viajaban por un precipicio para que pareciera un accidente.

El ideólogo y autor intelectual del cuádruple asesinato fue el tirano Rafael Leónidas Trujillo. Ellas, que en ningún momento hay constancia de que sufrieran violencia o agresiones por parte de sus parejas masculinas, volvían precisamente de visitarlos a la cárcel, donde estaban presos por delitos políticos contra el Régimen. Ir a visitarlos era a la vez un valiente acto de amor y de disidencia contra la dictadura, ya que sabían que estaban en el punto de mira de Trujillo.

El resto de autores operativos no fueron “hombres” en abstracto. Eran militares a las órdenes del dictador. Por orden jerárquico:

– General Pupo Román, Capitán de Corbeta de la Marina de Guerra Mayor
– Cándido Torres Tejada y Johnny Abbes
– Teniente Víctor Alicinio Peña Rivera.

Los autores materiales del crimen fueron cinco miembros del Servicio de Inteligencia Militar:

– El cabo de la Policía Nacional Ciriaco de La Rosa, asesino de Patria Mirabal.
– Ramón Emilio Rojas Lora, asesino de María Teresa Mirabal.
– Alfonso Cruz Valerio, asesino de Minerva.
– Emilio Estrada Malleta, asesino de Rufino de la Cruz.
– Néstor Antonio Pérez Terrero.

“El SIM fue una poderosa organización que aterrorizaba a la población con crímenes y torturas, teniendo en su nómina a miles de agentes secretos diseminados en todo el país, entre los que había desde limpiabotas y altos funcionarios hasta oficiales militares, médicos, periodistas, fotógrafos y abogados. Entre sus funciones estaban las de vigilar a la población para atemorizarla, delatar a los detractores de Trujillo y torturarles, en miles de casos hasta la muerte. El SIM tenía varios centros de torturas donde se sometía a los prisioneros a los más crueles e infernales suplicios ordenados por Johnny Abbes. El más terrorífico de ellos era la cárcel de La 40, donde se encuentra hoy el barrio Las Flores, al norte de Santo Domingo.

Juicio del cuádruple asesinato en junio de 1962,
tomada de Historia Dominicana en Gráficas

La crueldad y del sadismo de Abbes García eran legendarios. Por órdenes suyas fueron torturados y asesinados muchos de los disidentes que fueron encarcelados por los Servicios de Inteligencia dominicanos, principalmente los miembros del Movimiento Clandestino 14 de Junio, apresados en una redada nacional en enero de 1960. Durante los últimos tres años de la dictadura, Johnny Abbes era la persona que más influía sobre Trujillo y el que mejor armonizó con los perversos sentimientos del dictador.

2. Sobre el sexo/género de los asesinos

En la República Dominicana se implantó el ultramachista código civil napoleónico (1804) en el año 1845. Los asesinos militares eran todos hombres al servicio de otro hombre poderoso. ¿Por qué todos hombres? ¿Por qué no había “asesinas” en el Servicio de Inteligencia Militar? ¿Por qué en lugar de un Rafael Trujillo no había una Rafaela Trujillo? Muy sencillo. El Ejército y el servicio militar obligatorio en República Dominicana no se componían de ninguna mujer en esa época. Las fuerzas armadas seleccionaban, admitían, secuestraban u obligaba a formar parte, como queramos verlo, a hombres. Siempre hombres. Solamente hombres. La primera mujer en ingresar en una institución militar dominicana fue María Isabel Mercedes, hoy capitán retirada, en 1985. El principal motivo de incorporar a las mujeres, según este artículo de la revista Nueva Sociedad, fue dar “una respuesta a la necesidad de ganar legitimidad”, ya que “los militares deben fortalecer su imagen tras una historia de gobiernos autoritarios”. De nuevo, se nos utiliza a las mujeres para legitimar lo ilegitimable. Esto es otra forma de cosificación, esta vez como mujer-objeto legitimador.

La Ley 1520 del año 1947, durante el segundo mandato de Trujillo, fue la que estableció una de las disposiciones más odiadas por la población, la del servicio militar obligatorio para los varones (recordemos que en España también son históricas las revueltas contra “las quintas” del s.XIX y todo el movimiento de insumisión a finales del s.XX). No ha sido hasta el año 2009 cuando por fin se explicita en sus leyes que es un deber, para hombres y mujeres, prestar los servicios militares que la Patria requiera. El servicio militar ahora es voluntario para hombres y mujeres pero ya hay candidatos presidenciales que lo quieren hacer obligatorio como con Trujillo:

“De acuerdo a lo estipulado en la ley 548 del artículo 13 que dice lo siguiente: Todo varón dominicano está obligado a definir situación militar a partir de la fecha en que cumpla su mayoría de edad, a excepción de los estudiantes de bachillerato, quienes definirán cuando obtengan su título de bachiller.”

Es decir, de haber una dictadura en el futuro en cualquier país en el que hay mujeres soldado habrá mujeres militares al servicio del dictador o dictadora de turno para cumplir los trabajos que encarguen sus superiores, como en el ejemplo del crimen que nos ocupa.

3. Cronología: del crimen político-militar al Día Internacional proclamado por la ONU

a) Año 1949, fiesta de la alta sociedad en el Hotel Montaña de Jarabacoa en 1949. Trujillo intenta ligar con Minerva Mirabal durante el baile. Minerva no le sigue el juego y además le dice que deje en paz al comunista Pericles Franco, lo que desata las iras de Trujillo contra ella, su familia y su entorno. Es decir, que una mujer mostrase solidaridad con un hombre disidente, fue el comienzo del acoso del dictador.

b) Entre 1959 y 1960 Minerva Mirabal y su marido Manuel Aurelio Tavárez Justo fundan el Movimiento Revolucionario 14 de Junio, “con el objetivo de liberar al pueblo dominicano de la dictadura, instaurada en el año de 1930 por Rafael Leónidas Trujillo Molina. Iniciada la lucha clandestina, el movimiento fue infiltrado y delatado. Manolo y cientos de hombres y mujeres que integraban el movimiento clandestino 14 de Junio fueron encarcelados, torturados y asesinados por la dictadura. Encontrándose en la cárcel, su esposa Minerva Mirabal fue asesinada, junto a sus hermanas Patria y María Teresa, por órdenes de Trujillo en noviembre de 1960.”

c) El 25 de noviembre de 1960 se produce el asesinato político de Patria, Minerva, María Teresa y Rufino en República Dominicana. Volvían de visitar a sus maridos en la cárcel:

“Cinco miembros del Servicio de Inteligencia Militar detuvieron el jeep en el que regresaban de la prisión, las introdujeron a empujones en un coche y las llevaron a un lugar previamente escogido, cerca de La Cumbre. Eran aproximadamente las 19.30 horas. Allí mismo las mataron a golpes y colocaron sus cadáveres en el jeep, antes de arrojarlo por un precipicio.”

d) El 21 de noviembre de 1963 es fusilado el marido de Minerva, Manolo Tavárez Justo, después de haberse levantado en armas junto a otros activistas.

e) En julio de 1981, en el marco del Primer Encuentro Feminista de Latinoamérica y el Caribe celebrado en Bogotá, nos cuenta la historiadora Marysa Navarro:

“El encuentro empezó con presentaciones de las distintas delegaciones (aparte de la colombiana, la más numerosa era la de República Dominicana, 16 personas) y con informes sobre el movimiento feminista en cada uno de los países representados.” (…) “Además, la propuesta de organizar actos en toda América Latina contra la violencia que sufre la mujer se concretó en la decisión de declarar el 25 de noviembre el Día Internacional de la NO Violencia contra la Mujer. Esa fecha fue adoptada en memoria de tres mujeres dominicanas, Minerva, Patria y María Teresa Mirabal, asesinadas en 1960 durante la dictadura de Rafael Trujillo.”

Según el artículo “El día de no más”:

El Día Internacional No Más Violencia Contra las Mujeres, que todos los años da origen a diversas acciones públicas, fue creado durante el Primer Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe, realizado en julio de 1981 en Bogotá, Colombia. Sus promotoras recuerdan este hecho.
Ellas son las dominicanas Magali Pineda y Ángela Hernández que casi al finalizar la plenaria del Encuentro, pidieron declarar el 25 de noviembre, como el “Día Internacional de No Más Violencia Contra las Mujeres”, en memoria de tres valientes mujeres dominicanas, Patria, Minerva y María Teresa Mirabal, asesinadas por la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo, en 1960. De las dos, Magali era ya en aquellos años una conocida activista política que durante su etapa universitaria se unió al movimiento de resistencia contra la dictadura de Trujillo. En el decenio de 1970 representaba la avanzada de un incipiente discurso feminista, afincado en el Centro de Investigación para la Acción Femenina (CIPAF)* del que fue su creadora.

Al regreso del Encuentro, Magali propuso un espacio de coordinación nacional para realizar la primera actividad pública del 25 de noviembre en República Dominicana. “Fue muy interesante porque al llegar aquí, mucha gente no quería que se hablara sobre el tema de violencia contra la mujer. Había mucho temor. Entonces se hizo una semana de denuncia, pero incorporando también violencia en el trabajo, violencia social, y se dedicó un día a la violencia sexual y otro día a la violencia doméstica” Posteriormente, una diputada, Gladys Gutiérrez, presentó la propuesta de darle carácter oficial al 25 de noviembre. Su propuesta fue aprobada por la Cámara de Diputados.”

Como vemos, es la primera vez que se borra de la Historia el hecho importante y clave de que hubo un hombre militante también asesinado, Rufino de la Cruz, un compañero de lucha de las hermanas Mirabal. Esta omisión es fundamental. Además se transforma un acto de terrorismo de Estado en símbolo de violencia contra la mujer por el mero hecho de serlo. Esta tergiversación también es muy significativa.

f) En 1993 la ONU asume en la “Declaración sobre la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer” que no contempla de ningún modo la violencia mujer-mujer (de la mujer-hombre ya ni hablamos…) como algo posible o dañino para las mujeres pero sí contempla sorprendentemente la violencia ejercida por el Estado, que puede estar dirigido, como sabemos, por personas de ambos sexos. Estas son otras dos grandes contradicciones y omisiones, como paso a analizar a continuación:

“Reconociendo que la violencia contra la mujer constituye una manifestación de relaciones de poder históricamente desiguales entre el hombre y la mujer, que han conducido a la dominación de la mujer y a la discriminación en su contra por parte del hombre e impedido el adelanto pleno de la mujer, y que la violencia contra la mujer es uno de los mecanismos sociales fundamentales por los que se fuerza a la mujer a una situación de subordinación respecto del hombre”.

A este respecto podríamos preguntarnos: ¿Si me maltrata o mutila una mujer ginecóloga o comadrona en mi parto o posparto es porque estoy en una situación de subordinación respecto del hombre y estoy dominada por él? No. Estoy en una situación de subordinación respecto a esa mujer con poder institucional y autoridad médica sobre mí en un momento vulnerable, debido a todos los adoctrinamientos institucionales y familiares que cargo en mi mochila biográfica. Cada persona tiene que hacerse responsable de SUS propias acciones a pesar de las “estructuras” o los “sistemas”. ¿Alguien se imagina que esto se usara como argumento para la defensa de una acusada de violencia obstétrica contra una mujer? La definición de “violencia contra la mujer” es parcial y está mal planteada. Es imposible luchar contra algo que está mal definido.

Por ejemplo, quizás lo entendamos mejor si comprendemos que la violencia obstétrico-pediátrica hacia mujeres y bebés de ambos sexos tiene su origen concreto en nuestro país en los planes de estudios universitarios y en los hospitales tecnólatras creados por Franco. Estos hospitales se inspiraron en el futurismo fascista italiano y sus protocolos eran dirigidos en última instancia por militares. Las modas obstétrico-pediátricas como la de los “nidos”, la separación madre-bebé, el excesivo intervencionismo eran modas importadas desde los centros de poder, donde se creaban las investigaciones más “punteras”. Su diseminación por el mundo sigue el rumbo del imperialismo y tiene como objeto el control absoluto de la Vida en el sentido más amplio posible. Este tema está más desarrollado en este post. Pensar que el Estado, que por Naturaleza es maquiavélico y solamente vela por los intereses de las oligarquías, ya sean de izquierdas o de derechas, nos va a salvar de sí mismo es todo un acto de fe.

La definición de “violencia contra la mujer” del Artículo 1 afirma, teniendo en cuenta el sexo de la víctima pero no el del posible agresor o agresora, que es:

“Todo acto de violencia basado en la pertenencia al sexo femenino que tenga, o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico para las mujeres, inclusive las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de libertad, tanto si se produce en la vida pública o privada”.

Como bien explica después el Artículo 2, estas violencias incluyen ámbitos en los que pueden ser ejercidas por mujeres agresoras, como la familia, la realización de la ablación u otras prácticas, la vida pública, el trabajo, las instituciones escolares u otros lugares (podríamos meter aquí la violencia obstétrica realizada por matronas o ginecólogas, por ejemplo) y, por último la perpetrada por el Estado. Como en todos estos ámbitos hay mujeres profesoras, matronas, madres, abuelas, jefas, empresarias, políticas, que pueden ser agresivas o violentas contra las mujeres sería lógico que se entendiera que la violencia que sufren las mujeres puede venir tanto de hombres como de mujeres, como de hecho sucede en la vida real. Es más, la mutilación genital femenina es realizada de forma abrumadora por mujeres. Sin embargo, esto se omite de forma deliberada. Quien oculta y tergiversa es cómplice de la violencia.

g) En diciembre de 1999, a propuesta del Estado de República Dominicana y con el apoyo de 60 países se aprueba en la Asamblea General de las Naciones Unidas que se conmemore cada año el Día Internacional de la No Violencia Contra la Mujer, “En honor a estas tres valientes hermanas asesinadas a garrotazos, que se habían convertido en auténticas heroínas de la lucha clandestina anti trujillista”. Gladys Gutiérrez, fundadora de la Secretaría de la Mujer del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) y Secretaria de Estado de la Mujer fue también la promotora de que se aprobara en Naciones Unidas este Día.

De nuevo se olvida (y el olvido es un segundo asesinato) al hombre que fue asesinado con ellas, Rufino de la Cruz. Como explica la web de la ONU:

“Desde 1981, las militantes en favor del derecho de la mujer observan el 25 de noviembre como el día contra la violencia. La fecha fue elegida como conmemoración del brutal asesinato en 1960 de las tres hermanas Mirabal, activistas políticas de la República Dominicana, por orden del gobernante dominicano Rafael Trujillo (1930-1961).”

“La fecha del 25 de noviembre se escogió para honrar a las hermanas Mirabal, tres activistas políticas de la República Dominicana que fueron brutalmente asesinadas en 1960 durante la dictadura de Rafael Trujillo (1930-1961).”

Es en 1999 cuando la ONU une dos caminos que confluyen de forma bastante forzada. Por un lado, su definición parcial de la violencia contra la mujer y la separación de las violencias que sufren las mujeres de las que sufren los hombres (quedan separadas para que no comprendamos todo lo que las conecta e interrelaciona y evitar la mutua solidaridad). Por otro lado, une el asesinato político de las hermanas Mirabal y Rufino de la Cruz con la idea de “la violencia contra la mujer” por el mero hecho de ser mujer. Y, para ello, había que hacer desaparecer a nivel histórico y mitológico, a su compañero de lucha Rufino de la Cruz y todo lo que simbolizaba.

h) 29 de diciembre de 2004: se publica en el BOE la Ley Orgánica 1/2004 de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género que tiene como objeto (olvidando el resto de violencias):

“1. La presente Ley tiene por objeto actuar contra la violencia que, como manifestación de la discriminación, la situación de desigualdad y las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres, se ejerce sobre éstas por parte de quienes sean o hayan sido sus cónyuges o de quienes estén o hayan estado ligados a ellas por relaciones similares de afectividad, aun sin convivencia.”

i) 7 de noviembre de 2015 en Madrid se convoca una manifestación en la que se pide, en su manifiesto, que se amplíe esta Ley al resto de violencias de hombres contra mujeres que se producen fuera de la pareja: “Que se desarrolle e implemente el Convenio de Estambul y el cumplimiento de las recomendaciones de la CEDAW, y se reforme la ley 1/2004 para que estén reflejadas todas las formas de violencia contra las mujeres.” Esta normativa, recordemos, es sexista y contraria a la igualdad entre hombres y mujeres ante la ley. Plantea privilegios legales para las mujeres y por este motivo debería ser rechazada como machista. Y, lo más importante, no funciona para solucionar el objetivo planteado.

Ante estas tergiversaciones de la Historia, ante la segregación que se impone entre los mundos de las mujeres y los hombres desde las instituciones y la ONU (los Estados del mundo), ante el concepto parcial de violencia que se propone podemos afirmar que:

– La violencia de ciertas mujeres hacia otras mujeres es una realidad, tan real como que existe la violencia de ciertos hombres hacia ciertas mujeres. Si una es estructural la otra también lo es. Si una no es estructural tampoco lo será la otra. Cualquier sistema es sostenido por hombres y por mujeres. El funcionamiento del patriarcado no puede ser comprendido sin analizar el papel de las mujeres y madres patriarcales.

– Las hermanas Mirabal (y Rufino de la Cruz) no fueron asesinadas por el mero hecho de ser mujeres sino por oponerse al Estado dirigido por Trujillo. Lo hicieron por sí mismas y junto a muchos hombres, también asesinados y torturados. Afirmar que las mataron por ser mujeres es deslegitimar su lucha política y su activismo. ¿Será eso lo que en última instancia pretenden los estados que conforman la ONU y el feminismo institucional? ¿Que las mujeres pensemos que no somos nada más que nuestro sexo? ¿Que no podemos pensar por nosotras mismas y luchar por lo que creemos porque siempre seguiremos siendo simples “mujeres” y todo lo que nos pase será por esa única condición?

– No es el dinero del Estado ni sus instituciones los que acabarán con la discriminación de la mujer creada por años de legislaciones patriarcales y adoctrinamientos educativos, como la educación para niñas fomentada por Carlos III y las precursoras del feminismo de la “Junta de Damas” cuyo único propósito era el de crear seres humanos que sirvieran mejor al Estado y sus incipientes empresas capitalistas. No es, por tanto, al Estado al que tenemos que pedir que se haga cargo de las violencias contra las mujeres. Tan sólo podemos pedirle que deje de fomentarla desde la injusticia y la desigualdad jurídica.

– Lo más grave del asunto es presentar una lucha conjunta de hombres y mujeres unidos contra un dictador patriarcal como un símbolo de la violencia de género, como pasamos a analizar a continuación.

4. De violencia de Estado a violencia de los hombres contra las mujeres

Minerva Mirabal se enfrentó a Trujillo por defender a un hombre (Pericles Franco), se casó con un hombre con el que cofundó el movimiento “14 de junio” (Manolo) y fue asesinada junto a otro hombre cuando volvía de visitar a su marido a la cárcel (Rufino).

¿Dónde está la conexión entre unos asesinatos políticos de Estado y la “cultura de discriminación e inequidad histórica” del hombre contra la mujer? A ellas las mataron porque no hicieron discriminación por ser mujeres, como si tuvieron el “detalle” de no matarlas el día que iban sus hijos en el coche, por ejemplo. Ellas eran luchadoras anti trujillistas que contaban en el momento de su muerte con cerca de una década de activismo político. Al silenciar su actividad de resistencia a Trujillo las estamos victimizando y ocultando su valentía. No fueron víctimas de género, es más, pudieron estudiar una carrera universitaria dada su pertenencia a la alta sociedad, lo que Rufino de la Cruz no pudo hacer ni remotamente.

El propio régimen de Trujillo concedió el voto a la mujer en 1942:

“Sin embargo, no fue hasta 1942 cuando se hizo realidad este reclamo del derecho al voto de las feministas de la época encabezadas por Abigaíl Mejía, quien en 1931 había fundado la Acción Feminista Dominicana junto a otras militantes. La paradoja de este hecho es que fue logrado en la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo Molina, quien lo usó para legitimar su régimen de oprobio y represión en las elecciones del 16 de agosto de ese año”.

Además, las hermanas Mirabal, por su clase social, no se veían afectadas por la legislación machista y patriarcal napoleónica:

5. Implicaciones políticas

“En el marco de los 16 Días de Activismo contra la Violencia hacia las Mujeres, cabe recordar que el 25 de noviembre fue reconocido por la Organización de Naciones Unidas (ONU) como la fecha oficial del Día Internacional de la No Violencia hacia las Mujeres después de una petición que Magali Pineda y Ángela Hernández, representantes de República Dominicana, presentaron en 1999 ante la Asamblea General de la ONU”.

El presidente de República Dominicana en 1999, cuando se presenta a la ONU la propuesta de celebrar el Día Internacional de la No Violencia Contra la Mujer en honor a las hermanas Mirabal, era Leonel Fernández. La etiqueta ideológica oficial de su partido, el PLD, es la de “progresista” o de “centroizquierda” y tiene simpatías mutuas con el PSOE.

Es decir, por si alguien se había perdido, la propuesta de fecha a la ONU, que tiene su origen en el encuentro feminista de 1981 es llevada a la ONU para su internacionalización en 1999 por un gobierno de “centro-izquierda” que, ahora sabemos, lleva años endeudando al país e hipotecando su futuro al FMI:

“Sus planteamientos son propios del neopopulismo crítico del orden capitalista, pero formulados en tierras extranjeras no tienen un objetivo político local. Por el contrario, en la República Dominicana, el presidente Fernández sigue las prescripciones del Fondo Monetario Internacional (FMI), ha mantenido acuerdos con el Fondo durante los últimos siete años, y en estos momentos el gobierno promueve una nueva reforma fiscal con el propósito de estabilizar las finanzas públicas para que el país pueda seguir accediendo a los préstamos internacionales hasta que un día la deuda externa explote como sucede ahora en Grecia. Es decir, Fernández ha sido parte de lo que él critica en los círculos internacionales, y en la República Dominicana nunca ha utilizado el discurso neopopulista para movilizar las masas, como sí han hecho Chávez, Correa y Morales, independientemente de que se esté o no de acuerdo con las estrategias de estos líderes neopopulistas”.

“Ciertamente ha resultado muy difícil dar a conocer la verdad. Se ha necesitado de un intenso y prolongado proceso de denuncias y de hechos que han permitido apreciar su certeza, para que en el exterior se capte la esencia neoliberal y corrupta del Gobierno de Leonel Fernández.
Esta dificultad tiene su razón en la gran capacidad de simulación y habilidad de del presidente Fernández para convertir sus maniobras en recursos mediáticos impactantes, desplegando y reciclando constantemente sus dotes de comunicador y simulador experimentado.”

El feminismo convierte a nivel simbólico la resistencia política de las hermanas Mirabal en una exclusiva cuestión “de género” (y los medios de comunicación lo siguen haciendo hasta ahora, como en este ejemplo) y el PLD hace que la tergiversación se haga mundial a través de Naciones Unidas y de arriba hacia abajo, en una estructura jerárquica de adoctrinamiento estatal. Además de crear en 2010 el “Ministerio de la Mujer” dirigido por Alejandrina Germán, una mujer acusada por una periodista de construirse una lujosa mansión en Jarabacoa y tener unos gastos que sobrepasan su salario como funcionaria del Estado.

Y hasta aquí esta parte del análisis de lo que fue vendido por Trujillo como un “trágico accidente” y lo que es vendido ahora por el feminismo (si existe algún grupo feminista que esté denunciando esto que hable o calle para siempre) y los Estados del mundo como un emblema de la victimización por el mero hecho de ser mujer. Y no es que las mujeres no suframos violencia por parte de algunos o muchos hombres, que la sufrimos y muchísimas mujeres han sido y siguen siendo asesinadas. Es que a lo largo de nuestra vida la violencia viene de múltiples lugares y formas, muchas veces interconectadas. La violencia que sufrimos tiene que ser importante para los hombres, así como las violencias que sufren los hombres también deberían ser importantes para nosotras, sin entrar en guerras de cifras cuantitativas.

6. Vamos a hablar de patriarcado, machismo y feminismo

Trujillo era un “buen” militar criado en un país regido por el código civil napoleónico y machista. Por eso, en una de esas fiestas que celebraba la alta sociedad, invitó a bailar a Minerva para “galantearla” y, según cuentan los biógrafos, se encontró con una chica rica rebelde que se negaba a someterse tanto al Trujillo hombre como al Trujillo dictador. Él intentó ligar con ella (como ya lo había intentado en otras fiestas y a través de “celestinos”) y ella le dijo que él era un hombre casado y ella “esperaba al príncipe azul con que toda joven sueña”, tratándole como a un hombre normal y no como a un “Dios en la Tierra”, aunque utilizando el mito del amor romántico como excusa. Como cuenta William Galván en “Minerva Mirabal: Historia de una heroína”. Trujillo le contestó: “Pues te mandaré jóvenes para que te conquisten”. Y ella le respondió a Trujillo “Y si yo los conquisto a ellos”.

Después la conversación entró de lleno en el campo político y ahí sí que el dictador se puso furioso. Minerva le dijo que dejara en paz al joven comunista Pericles Franco: “También Trujillo le dijo a ella que las únicas personas que no lo querían a él eran los comunistas, que si acaso ella era comunista. Entonces Minerva le contestó: “¿qué comunista? ¡Tan comunista como usted!”

Dice el biógrafo de Minerva que desde ese momento puso a toda la familia en su punto de mira y, como buen hombre patriarcal, en lugar de encarcelarla a ella encarceló primero al padre, un rico y explotador hacendado.

La película “En el tiempo de las mariposas” protagonizada por Salma Hayek, está inspirada no en la realidad histórica sino en una novela de ficción de la escritora dominicana Julia Álvarez sobre la vida de las tres hermanas. Repito, es una novela, no tiene por qué ajustarse a la realidad (recordemos este post sobre la visión de “la Roldana” que difundía la feminista Alicia Murillo…). En ella se dice, por ejemplo, que durante ese baile, Minerva le dice que quiere estudiar en la Universidad y Trujillo le dice que a las mujeres no se les permite estudiar en la Escuela de Derecho (min.31.32). Esto es falso, ya que esta institución elitista lo que no permitía era su acceso a la gente sin los ingresos suficientes.

Sí es cierto que su padre no quería separarse de ella por sobreprotección y porque tenía miedo a que estudiara en la capital por el posible daño que podía hacerle el Dictador, dada la trayectoria que llevaba la familia. La realidad es que no tuvo ningún problema por ser mujer y matricularse para estudiar, sí los tuvo durante su segundo año de carrera porque Trujillo la boicoteó por su disidencia política y trató de impedir que pudiera matricularse si no escribía una carta de desagravio al tirano. Él buscaba su sumisión.

Minerva en ningún momento se destacó como activista de la causa feminista. Es más, la propia dictadura fue quien incorporó la demanda del voto femenino a su legislación (como aquí lo hizo la dictadura de Primo de Rivera antes que la República) y había varias mujeres en el mundo de la política dentro del régimen, como Isabel Mayer, la primera senadora de la República. Pero, como bien aclara el biógrafo de Minerva Mirabal, las feministas de Estado dominicanas en ese momento “actuaron favorecidas por la protección y los privilegios que otorgaba la causa trujillista” (el texto se amplía haciendo click sobre él):

Este punto es especialmente importante. ¿Cuál fue el papel de las feministas y las sufragistas respecto al Régimen de Trujillo? ¿No debiera el primer encuentro feminista de Latinoamérica y el Caribe haber reivindicado su figura en lugar de utilizar como símbolo a una mujer que no era feminista, que no fue asesinada por el hecho de ser mujer y que lo hizo junto a sus hermanas y Rufino de la Cruz? ¿O reniegan de la propia historia del feminismo dominicano y su apoyo a Trujillo?

Ejemplos de feministas colaboracionistas con Trujillo:
– Minerva Bernardino: representante internacional en las conferencias feministas internacionales, también en la firma de la Carta de las Naciones Unidas en 1945.
– Isabel Mayer: miembro del Partido Trujillista, primera senadora del país, por la provincia de Montecristi.
– Milady Félix de L’official: abogada constitucionalista, miembro del Partido Trujillista, sucesora de Minerva Bernardino en las conferencias feministas internacionales y primera diputada.

“Por ello no es sorpresa que en los años 1943, 1945 y 1947, el gobierno auspiciara la celebración de tres congresos dedicados a exaltar la participación de la mujer como votante en las elecciones de 1942, gracias a la reforma electoral que le concedió la “igualdad política” con los hombres.”

“La vacuidad ideológica de votar sin elección parecía irrelevante o al menos secundaria a los roles que las mujeres asumían en la “Patria Nueva”. Avances, como aquellos conseguidos por la hermana de Bernardino (aclaro: había sido nombrada profesora de Ginecología en la Universidad) abrían camino para mayores involucraciones en política incluso aunque fueran encumbradas por la dictadura. No todo el mundo lo sentía así, pero sus voces fueron calladas tanto por parte de la dictadura como por las alabanzas clamorosas de mujeres como Bernardino y Landestoy.” Tomado del libro “Poner un grano de arena”.

“La reavivación del discurso racista y anti haitiano tras la subida de Rafael Leónidas Trujillo al poder—derivado del periodo de dominación haitiana en el siglo XIX y la notable presencia de trabajadores del país vecino en la industria de la caña-llevaría a algunas de las feministas a aceptar la política racial del régimen. La conformidad con el gobierno de Trujillo probaría a ser nefasta para el movimiento feminista”. Ortiz-Loyola, Brenda. (2013). En busca de la solidaridad: feminismo y nación en el Caribe hispano, 1880-1940. UCLA: Hispanic Languages and Literatures 0426.

Sufragistas en Calle El Conde , Ciudad Trujillo. República Dominicana. Imagen de julio de 1941

En noviembre de 1940 María Cristina Roque de Despradel, (2.ª de derecha a izquierda-Madre de Fidelio Despradel), entregó al entonces presidente del Senado, Porfirio Herrera, el proyecto de ley que enviara a RLTM para conceder a la mujer dominicana los Derechos Civiles. Este Proyecto de Ley estuvo basado en las propuestas que en el año de 1932 iniciara Abigail Mejía, enriquecida, posteriormente, por las juristas Milady Félix Miranda y Margarita Peynado como parte de las estrategias desde la Acción Feminista Dominicana para eliminar la desigualdad entre el hombre y la mujer.

El 14 de diciembre de 1940, se promulga la Ley Número 390 que dotó de Cédula Personal de Identidad a las mujeres mayores de 18 años. Mediante esta ley, la mujer dominicana adquirió plena capacidad ciudadana. Se modificaron 28 artículos del Código Civil, donde las mujeres aparecían con incapacidades totales o parciales. Desde entonces, la mujer puede ejercer libremente un oficio o profesión, sin necesidad de autorización de su marido, otorgar testamento y ser tutora.
Para julio del 1941, las nuevas líderes del feminismo oficialista eran: Isabel Mayer, Carmita Landestoy, Carmen Lara Fernández, Silveria Rodríguez de Demorizi, las abogadas constitucionalistas Margarita Peynado y Milady Félix de L’ Oficial. Celeste Woss y Gil y Delia Weber pasaron a un segundo plano.

Estas mujeres, llamadas “representantes del feminismo de la República Dominicana”, fueron homenajeadas con una recepción en las Cámaras Legislativas, donde reiteraron sus sentimientos de gratitud a Trujillo, por el mensaje que él dirigió a los congresistas para que reformaran la Constitución y se les reconocieran sus derechos como ciudadanas.” Tomado de Facebook de Imágenes de Nuestra Historia R.D.

Hay feministas de Estado dominicanas como Ylonka Nacidit Perdomo (poeta y ex directora del Centro de Documentación y Género de la Secretaría de Estado de la Mujer), que piensan algo así como que había un feminismo que se vendió a Trujillo y otro que se rebeló ante él. Después de leer su artículo “La vanguardia feminista y la conquista del derecho al voto” en la Revista Global nº39 prologada por el ex presidente Leonel Fernández (que es también el director de la revista) sigo sin encontrar el feminismo combativo contra Trujillo. ¿Dónde estaban?

Sí me parece rescatable de su artículo esto, que aunque ella lo aplica a Trujillo bien podría aplicarse a la realidad actual (obviamente ella trabaja y dirige las políticas estatales actuales hacia la mujer y no puede acusarse a sí misma):

“El ejercicio del derecho al voto de la mujer, en 1942, significó a nuestro modo de ver, la gestación y aceptación de una “ciudadanía” femenina basada en la responsabilidad histórica de obedecer el orden del Estado capitalista, lo cual entonces significaba abandonarse al Estado por medio de la obligatoriedad de respetar la política de coerción y de retribuir al tirano con el “cumplimiento” de las leyes y de la Constitución, por parte de la mujer elevada a la categoría de ciudadana.”

7. Clase social.

Como bien explica William Galván, biógrafo de Minerva Mirabal, ésta no era una activista revolucionaria por los derechos de los trabajadores y campesinos. Era una “luchadora política liberal, democrática moderada”, que tampoco se veía discriminada como mujer, ya que era la principal socia comercial del hacendado “Don Enrique”, su padre. El conflicto que tenía la familia Mirabal con Trujillo era un conflicto intraclase:

“Esta participación de Don Enrique y Minerva en el sistema de producción y comercialización de productos le permitieron amasar una fortuna que para entonces era estimada en unos RD$400,000.00 (Cuatrocientos mil pesos).” (…) “Tenían algunos bienes tan importantes como eran una factoría de café, otra de arroz, almacenes de productos agrícolas, crianzas de cerdo, fincas agropecuarias los cuales eran administrados por más de veinte empleados. Estos trabajaban también en las actividades comerciales relacionadas con la comercialización de los más importantes productos agropecuarios de la región; así como con productos importados y procedentes de otros lugares del país.” Tomado de “Minerva Mirabal: Historia de una heroína”.

8. Algunas conclusiones posibles:

El origen actual del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer está marcado por el feminismo y su reinterpretación del crimen político de las hermanas Mirabal y Rufino de la Cruz. También está marcado por la internacionalización que le otorga el gobierno de Leonel Fernández a través de la ONU y la previa resignificación y parcialidad del concepto de “violencia contra la mujer” (escindiendo de forma irreconciliable el mundo de las mujeres del de los hombres y viceversa).

Con el símbolo de las hermanas Mirabal y el olvido de Rufino de la Cruz el feminismo manipula un asesinato político y divide la resistencia a las tiranías en las que luchan hombres y mujeres juntos. Es más, en muchas ocasiones eran más los hombres los que se jugaron la vida contra estos tiranos y murieron en mayor número que nosotras. También esto es patriarcado. Peor aún, muchas de las personas que decían luchar por los derechos igualitarios de las mujeres colaboraron con las tiranías o se hicieron tiranas ellas mismas, como en el caso del feminismo dominicano. ¿Qué responsabilidad tiene las feministas en el poder junto a Trujillo en el asesinato de las hermanas Mirabal y Rufino de la Cruz?

Con la intervención de los Estados de la ONU y la política de los días internacionales temáticos (hay también un día de la televisión y otro para el retrete) se consigue dividir a la población y adoctrinar de forma machacona en todos los medios de comunicación, haciendo que el pensamiento libre sea imposible. El feminismo actual, en convocatorias como la del 7-N sigue en esa misma dirección, manifestando como objetivo prioritario el aumento de los recursos económicos destinados a, en teoría, acabar con la violencia que sufren las mujeres y la ampliación de la Ley de Violencia de Género. ¿Cómo es posible que hayamos llegado a un punto en el que el debate sobre la violencia contra las mujeres haya sido reducido a un mero asunto de dinero (presupuestos generales del Estado, subvenciones…) y represión estatal (más policía, más juzgados especializados, más asignaturas, más adoctrinamiento para los funcionarios, más tecnología “liberadora”, más brazaletes electrónicos, más aplicaciones de Telefónica “Libres”…)?

Yo no considero que deba existir un día de la “Eliminación de la Violencia contra la Mujer” ni un “Día del niño” o un “Día del Hombre” sino un gran debate social sobre las causas profundas y últimas de esas violencias, de todas y cada una de ellas, de las ejercidas por hombres y por mujeres, de las sufridas por hombres y por mujeres de toda condición. Esa investigación y esas preguntas deben ser planteadas y tratar de ser respondidas por la gente común. Es posible que estemos de acuerdo en parte del diagnóstico pero no lo estemos en las soluciones o las causas. Seamos radicales y vayamos al origen. Desenmascaremos estas mentiras oficiales.

El origen del “25 de noviembre” es una tergiversación, una manipulación. Es el “divide et impera” del que habla Prado Esteban Diezma. Es un olvido que mata doblemente. Es el ocultamiento de las vergüenzas del feminismo durante el régimen de Trujillo. Es la legitimidad de un gobierno como el de Leonel Fernández y su deuda. Es el adoctrinamiento de la ONU. Es ingenuidad. Es impedir que los problemas de los hombres sean los problemas de las mujeres y viceversa. Es el control y vigilancia total de la vida. Es el triunfo del patriarcado. La eterna lucha del bien contra el mal, la verdad frente a la mentira, la justicia contra la injusticia no tiene género, color ni edad.

9. Algunos ejemplos de cómo se ha incorporado el 25-N como símbolo al discurso:

– “Mucho antes de la implicación política de las hermanas, la familia Mirabal ya sufrió violencia de género de parte del dictador dominicano. En 1949 eran invitados a acudir a la inauguración del Hotel Montaña de Jarabacoa, algo que marcaría el destino de los seis miembros. Esa noche, Trujillo ya puso los ojos sobre Minerva, la tercera de cuatro hermanas. Unos meses después, el dictador forzó un nuevo encuentro con la joven en otra fiesta, a la que ya se sintieron obligados a ir el padre y las hijas por miedos a represalias. Pero Minerva, que se convertiría en una de las primeras abogadas del país, rechazó las insinuaciones de Trujillo e incluso se ‘atrevió’ a pedir que liberaran a un joven opositor. La ira no se hizo esperar: al día siguiente detenían a Enrique, el padre, y Minerva, su madre y tres amigas más de la joven fueron retenidas en el hotel.”

Sin embargo, el verdadero motivo del acoso inicial a Minerva fue su defensa de un comunista, como bien explica su biógrafo y por esta razón encerró a su padre, a su madre, a ella misma e incluso a algunas amigas con el pretexto de investigar sobre la relación de Minerva con miembros del Partido Socialista Popular y Pericles Franco. El motivo de su asesinato en 1960 no fue que 11 años antes no quisiera tener relaciones sexuales con él sino su insumisión política, su atrevimiento al hablarle de igual a igual, defender a un disidente político y su posterior militancia anti trujillista.

– “25 de noviembre, solemnidad, la clase política durante cinco minutos sale a la calle. Las instituciones realizan un llamamiento a la sociedad para conmemorar el Día Internacional contra la Violencia hacia las Mujeres. Promueven la imagen de una sociedad cohesionada, unida bajo un objetivo común e instan a la comunidad a que, durante cinco minutos, muestre su rechazo a la violencia machista. Cinco minutos simbólicos. Para nosotras cinco minutos de hipocresía, que dicen mucho”. (…) “No quieren destinar recursos económicos, los presupuestos para la igualdad son irrisorios (en 2012 representaban el 0,090% de los presupuestos de Ayuntamiento de Gasteiz), en comparación con el porcentaje de población sobre el que deberían incidir (mínimo el 50%) y la gravedad de las consecuencias que padecemos. En cambio continúan transfiriendo cifras desorbitadas a las entidades bancarias y grandes intereses”.

No quieren destinar recursos económicos, los presupuestos para la igualdad son irrisorios (en 2012 representaban el 0,090% de los presupuestos de Ayuntamiento de Gasteiz), en comparación con el porcentaje de población sobre el que deberían incidir (mínimo el 50%) y la gravedad de las consecuencias que padecemos. En cambio continúan transfiriendo cifras desorbitadas a las entidades bancarias y grandes intereses.

25 de noviembre, solemnidad, la clase política durante cinco minutos sale a la calle. Las instituciones realizan un llamamiento a la sociedad para conmemorar el Día Internacional contra la Violencia hacia las Mujeres. Promueven la imagen de una sociedad cohesionada, unida bajo un objetivo común e instan a la comunidad a que, durante cinco minutos, muestre su rechazo a la violencia machista. Cinco minutos simbólicos. Para nosotras cinco minutos de hipocresía, que dicen mucho.

El Día por la Eliminación de la Violencia contra la Mujer se transforma en la web de la CGT en “Día Internacional contra la Violencia Machista”. Deberíamos reflexionar sobre esto: ¿Toda violencia sobre la mujer es machista, aunque sea la violencia de una matrona durante un parto, siguiendo el ejemplo antes citado? ¿O hay otras violencias que sufrimos las mujeres que no son machistas?

– En la web de CNT Valladolid este día es llamado: “Día internacional contra la violencia de género machista y patriarcal”

– Especialmente interesante es esta explicación de IU en 2010 sobre este día, intentando hilar el asesinato político de las hermanas Mirabal (y obviando por supuesto al conductor y agricultor del pueblo Rufino de la Cruz) con la “violencia sexista” y la violencia “por el solo hecho de ser mujeres”

– Manifiesto del Partido Popular en el 25 de noviembre del 2014 en el que se habla de “violencia de género” tal y como está recogida en la Ley de Violencia de Género, es decir, solamente es violencia hacia la mujer la que practican algunos hombres dentro de la relación afectiva de pareja

– Los hijos de los días. Eduardo Galeano: “O sea: contra la violencia de los trujillitos que ejercen la dictadura dentro de cada casa”.

Relacionadas (fuentes externas):
Asesinos de las hermanas Mirabal nunca cumplieron condena
Documental sobre las feministas y sufragistas dominicanas.
– Poner Un Grano de Arena: Gender and Women’s Political Participation Under Authoritarian Rule in the Dominican Republic, 1928–1978
En busca de la solidaridad: feminismo y nación en el Caribe hispano, 1880-1940
El día de no más
Entrevista a Cris Suaza, una feminista colombiana de 69 años, organizadora del Primer Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe (EFLAC). “Los socialistas y también los otros hablaban de una expresión que es “la recuperación”. Es que tú tienes una actitud frente a tus derechos y ¿qué hace el sistema? Absorbe tu queja y tu ganancia y la coge como propia. Por ejemplo, el día de la no violencia contra las mujeres, que salió del primer encuentro (feminista), ahora es de Naciones Unidas, entonces ya perdió el carácter revolucionario, subversivo de lo que fue inicialmente; se vuelve una cosa que está en la cultura, peso sin mayor profundidad y la juventud muchas veces no sabe esto”.(…) “Le está sobrando institucionalidad, en muchos países encuentras la oficina de la mujer, la consejería, la secretaría, la no sé qué. Tal vez podría decir cosas que no deberíamos hacer como aceptar que el Estado nos absorba, nos chupe y que de ahí salgan cosas que deberían ser asumidas no solo por mujeres, porque en ese caso para mí, no son (acciones) necesariamente feministas”

* El CIPAF hoy en día, dirigido por Magali Pineda (recordemos, la persona que propuso el 25-nov en el primer encuentro feminista) se dedica a promover la tecnolatría entre las mujeres y su uso relacionado con la violencia de género

Ver también: “La directora ejecutiva del Centro de Investigación para la Acción Femenina (CIPAF) propuso ayer el uso generalizado de brazaletes electrónicos para incluir a hombres que tienen orden de alejamiento expedida por reclamo de sus parejas, una medida que evitaría los feminicidios.”

Y también los concursos para crear aplicaciones para móviles relacionadas con la violencia de género (como la que ya existe en España llamada “Libres”, desarrollada por Telefónica)

* Las Interferencias

“Relato de un miembro del FRAP”

Luis Puicercús “Putxi”* LQSomos. Noviembre 2017

Entrevista a su autor, Julio Gomariz Acuña

Hablamos con Julio Gomariz Acuña, que en los próximos días va a publicar “Relato de un miembro del FRAP”, en el Garaje Ediciones, donde cuenta las vivencias y experiencias de su militancia, detención y posterior prisión. En su trabajo, el autor, entonces militante del FRAP, aporta datos y documentos de los últimos meses de la dictadura. Un trabajo que sin duda va a formar parte de nuestra reciente historia, para mantener viva nuestra memoria de lucha y resistencia contra el franquismo.

LoQueSomos.- “Relato de un militante del FRAP”, ¿es un libro más sobre las cárceles?
Julio Gomariz Acuña.- Por supuesto que no. El testimonio de mis años de militancia tiene como objeto dejar constancia de unos terribles hechos, cuya falsificación debe evitarse. No podemos permitir que los desalmados que persiguieron con saña e impunidad a nuestro pueblo queden en el anonimato y sus víctimas sufran la más atroz de las condenas: el olvido. En realidad esta humilde obra pretende dar visibilidad a los perseguidos, torturados o asesinados por defender la libertad y la dignidad humana en nuestro país.

LQS.- Empecemos por el principio, ¿por qué te metiste en actividades antifranquistas? ¿Y por qué en la FUDE (Federación Universitaria Democrática Española)?
JGA.- Principalmente por rechazo a la brutal represión que se vivía y por las condiciones de miseria en las que vivían muchas de las personas del barrio donde me crié.
Ingresé en la Universidad sin pertenecer a ningún grupo político. Contacté con varios, pero la organización que tenía líneas de actuación más coherente con mi manera de pensar (derrocar a la dictadura mediante la lucha revolucionaria y el rechazo de la influencia de los yanquis) era la FUDE.

LQS.- ¿Cuáles fueron los mejores momentos de tu vida como activista? ¿Y los peores?
JGA.- Los mejores: La conmutación de las penas de muerte del Consejo de Guerra de Burgos de 1970, como resultado de las luchas populares. La retirada de los cuartelillos policiales de las facultades en 1972, porque también fue fruto de nuestras luchas. La entrada de los vietnamitas en Saigón, pues demostró que el Imperialismo Yanqui no era invencible.
Los peores: La mañana del 27 de septiembre de 1975, en la sexta galería por el fusilamiento de los cinco luchadores antifranquistas.
La suspensión de militancia en septiembre del 76, que supuso el mayor desengaño político por la actitud errática de la dirección del PCE (m-l). Declararon que a pesar de sus trágicas consecuencias las acciones armadas habían sido un ensayo.
La escisión en FUDE de 1972, que supuso la pérdida de efectivos muy valiosos, así como de muchos amigos que también habían sido camaradas.

LQS.- En 1975 eres detenido y pasas por las siniestras dependencias de la Dirección General de Seguridad en la Puerta del Sol, ¿cuál fue el peor momento de los interrogatorios? ¿Qué piensas de las acusaciones que se formularon en vuestra contra?
JGA.- Sin duda fueron las primeras treinta y seis horas, cuando a causa de la brutalidad policial, tuve tentaciones de aceptar las acusaciones que me formulaban, aún a sabiendas que eran infundadas, para que dejasen de pegarme y agobiarme. Pero al final no me derroté, porque era consciente de que seguirían torturándome para que delatase a otros compañeros, que tampoco habían participado en los hechos de los que me acusaban.
Me imputaban el haber participado en la muerte de un guardia civil en los alrededores del Canódromo, en Madrid. La acusación carecía totalmente de fundamento, pues se trataba de un atentado de los GRAPO, pero a la Brigada Político Social, solo les interesaba tener a alguien a quien culpar, algún chivo expiatorio, no de encontrar a los autores. Conocía varios trágicos antecedentes de hechos similares.

LQS.- Fuiste a parar a Carabanchel, ¿cuáles fueron los peores momentos en la cárcel? ¿Y los mejores?
JGA.- Los peores: Cuando me sacaron a diligencias para el reconocimiento forense, pues pensé que me incomunicaban para ser juzgado en un Consejo de Guerra.
Los cuatro días de incomunicación adicional e injustificada que me impuso la dirección de la prisión, a pesar de que los militares ya habían levantado esa medida.
Los mejores: El 20 de noviembre, cuando vimos que la bandera se encontraba a media asta. Y también las sonoras carcajadas que provocó el ridículo discurso de Arias anunciando la muerte del dictador.

LQS.- El 27 de septiembre de 1975 fueron asesinados cinco jóvenes antifranquistas, los últimos fusilados por el franquismo, ¿piensas que su sacrificio fue útil? Luchar contra la dictadura era mirar cara a cara a la muerte… ¿Valió la pena?
JGA.- Sí, su sacrificio demostró que la continuidad del franquismo era inviable. Por supuesto que mereció la pena luchar contra la dictadura a pesar de los riesgos. Si no se hubiese luchado, hubiera continuado la opresión mucho más tiempo.

LQS.- Los compañeros asesinados en septiembre del 75, siguen siendo considerados en la actualidad como “terroristas” para la justicia y policía españolas. A estas alturas, ¿qué juicio te merece una calificación de este tipo sobre quienes lucharon y dieron su vida por la libertad y la dignidad de las personas?
JGA.- Me parece injusta esta calificación. Independientemente de consideraciones éticas, políticas o jurídicas sobre la lucha armada. En un Estado democrático, toda persona es inocente hasta que se demuestre su culpabilidad mediante un juicio justo. Todos los Consejos de Guerra fueron una farsa, nada que pudiese calificarse como juicio justo. Por tanto, como fueron condenados injustamente nadie puede afirmar que fuesen terroristas. La justicia debería anular esos Consejos de Guerra y otros juicios similares.

LQS.- En 2008 la cárcel de Carabanchel, el paradigma de la represión franquista, todo un símbolo de la dictadura fue derruida… ¿qué se nos fue tras su destrucción?
JGA.- Gran parte de nuestra vida. Debería haberse mantenido como un museo o recordatorio, como se ha hecho en otros países e incluso con algunas prisiones del Estado español.

LQS.- Durante la mal llamada Transición (mejor decir Transacción) de los demócratas “de toda la vida”, la mayoría de los políticos en el Poder y que se establecieron en las instituciones, se vanaglorian de haber luchado contra el franquismo (“corríamos delante de los grises, jajaja”) y por la democracia… ¿qué piensas de esa gente?
JGA.- Ya que vamos de juegos de palabras, yo pienso que a la Transición debería quitársele la n y la s para que adquiriera su auténtico significado. Actualmente pienso que si bien es cierto que en los años 80 y 90, mucha gente necesitaba un pasado progresista o cuando menos “folklórico”, también es cierto que si todos los antiguos militantes del PSOE que afirmaban haber participado en el mayo francés, lo hubiesen hecho, el idioma mayoritario en París sería el español… sin duda. Pero los que frivolizan o relativizan las luchas y penalidades de la época, no me merecen la más mínima consideración ni respeto. Mienten, lo saben y lo hacen tan solo por su propio interés. En cualquier manifestación te jugabas la vida y la libertad. Hay muertos y miles de presos y torturados que lo acreditan.

Una imagen vale más que mil palabras: 1976. El primer gobierno de la monarquía presenta en Barcelona su programa político

LQS.- Con la Transición, aparte del “borrón y cuenta nueva”, parece que también se intenta “borrar” a muchos de aquellos compañeros que realmente sí que estuvieron activos en la lucha, desde las Universidades, los talleres, las fábricas y los barrios… “borrones” a lo que das luz en tu libro… Pero realmente, ¿dónde está toda esa generación?
JGA.- Es cierto que se ha intentado y todavía se intenta ocultar los enormes daños que la dictadura causó a muchas personas, entre otros motivos para enmascarar las responsabilidades de los represores o de los beneficiados por la dictadura.
De aquella generación, algunos de los que sufrieron torturas y condenas, quedaron afectados física y sobre todo psíquicamente, lo que les impidió llevar una vida normal. Otros, la mayoría, fueron capaces de llevar una vida normal y en muchos casos, los que abandonaron las actividades políticas alcanzaron éxitos profesionales en sus carreras como médicos, investigadores, profesores o trabajadores cualificados. Gran parte de ellos sigue moviéndose en ambientes de izquierdas. De los que siguieron en política, muchos se metieron en el PSOE… y algunos en IU.

LQS.- Manuel Blanco Chivite, un antiguo camarada, nos decía en una entrevista que “sin riesgo no hay libertad”… ¿qué queda de esa lucha?
JGA.- De acuerdo con Manolo. La situación de libertades y de cierto bienestar económico viene motivada en buena parte por las luchas que entabló el pueblo, que arriesgó y perdió a algunos de sus mejores hijos. Sin estas movilizaciones, la dictadura hubiera durado mucho más, no hay que olvidar que el primer gobierno de la monarquía, continuó en gran medida la política del franquismo. Solo las luchas en las calles, en los centros de trabajo o de enseñanza hicieron inviable el franquismo sin Franco.

LQS.- Cuando alguien ha puesto “toda la carne en el asador”, cuando se destrozó la vida a tanta gente, cuando todavía existen algunas compañeras y compañeros que siguen sufriendo las secuelas de los malos tratos y torturas y cuando tanta gente se ha quedado en el camino… ¿se puede llegar a la conclusión de que no merecía la pena sufrir tanto “por tan poco conseguido”, como dicen algunos?
JGA.- En absoluto. Si partimos de la premisa de que nada se tenía y nada había que perder, cierto es que se podía haber conseguido mucho más, pero si no se consiguió, no fue porque la lucha no mereciese la pena, sino porque se planteó de manera errónea en una buena parte.

LQS.- En resumen, ¿cuál es el balance de tu militancia?
JGA.- Tremendamente positivo. A pesar de haber sido derrotados, había que luchar, la situación era insoportable y se demostró que el Régimen franquista no podía continuar.

LQS.- Y para terminar, una pregunta recurrente, ¿volverías a hacerlo?
JGA.- Las circunstancias personales no son las mismas, como no lo son las situaciones políticas, pero en situaciones similares, condiciones y circunstancias personales, sin lugar a dudas, volvería a hacerlo. Pienso que nuestra época pasó, pero en las actuales circunstancias, con una deriva hacia el autoritarismo por parte del gobierno, se pueden dar situaciones similares. Considero que hoy en día, nuestro papel como generación es el dejar evidencias bien documentadas de lo que pasó, para que los que tomen nuestro relevo, sepan lo que puede volver si se olvida lo que en su momento sucedió… hay que recordar para nunca olvidar.

Muchas gracias, Julio. Salud y República.

Relato de un miembro del FRAP, de Julio Gomariz Acuña.
El Garaje Ediciones, colección Documentos.
ISBN: 978-84-945010-9-8. Precio: 14 euros

* Luis Puicercús “Putxi”, miembro de la Asamblea de Redacción de LoQueSomos. Autor de varios libros: «Ventas-Ciudad Lineal en el recuerdo«, «Propaganda ilegal. Itinerarios de Prisiones. (1972 – 1975)«, del que ya prepara una segunda edición ampliada, «Ictus, una experiencia que cambio mi vida«, «Brigadistas en Cuba«, un testimonio de la enriquecedora experiencia que supuso su estancia en Cuba durante tres años en el marco de las Brigadas de Trabajo Voluntario.
Otras notas del autor

Reporteros de guerra

Mikel Itulain*. LQSomos. Septiembre 2017

La imagen del reportero de guerra está idealizada, mitificada, ajena a la oscura realidad bien presente y que se oculta.

No se trata de gente valiente, honesta, con principios morales o preocupación humana o solidaria alguna, salvo raras excepciones que confirman la regla y que estas sí serán silenciadas.

Estamos ante la cotidiana y tenebrosa labor del propagandista, del colaborador en la destrucción de países y comunidades enteros-as. Un-a embuster@ y espía a sueldo que tiene un papel clave en el engaño de las poblaciones de las naciones agresoras, que sin su labor sería tarea imposible la acción bélica; pues el agresor necesita siempre alguna justificación para legitimar lo que hace, y esta gente se la da a sabiendas de que no están diciendo la verdad, sino enmascarándola, invirtiéndola, edulcorándola, haciendo lo que haga falta para servir a los intereses de sus amos que los cuidan y mantienen con tal propósito.

Uno de los mitos e icono del reportero de guerra para los medios corporativos es Arturo Pérez Reverte (1-2). No podía haber mejor ejemplo de discrepancia entre imagen, discurso y lo que ocurre.

Reproducimos este análisis de Tamer Sarkis, tomado del blog de Carlos Tena (3):

Los reporteros de la Siria “Rebelde”, por Tamer Sarkis Fernández (4)

No todos los mercenarios que han cruzado hacia Siria desde el inicio de la Operación transnacional de acoso, entraron con plomo, misil y explosivo. El Gobierno sirio calcula que, durante los últimos dos años y medio, alrededor de 600 periodistas han entrado ilegalmente con encargo de idealizar a los grupos confesionalistas actuantes. “Redactores”, “reporteros”, “filmadores”, “corresponsales”… todos aseguran profesar al menos una de estas categorías, y, sobre todo, ser “independientes”.

Pero la independencia se disuelve en el ingreso dinerario condicionado a las directrices impresas por los Amos: fondos de inversión norteamericanos en los casos de El Mundo y El País, mecenas sionistas locales en el caso de El Periódico de Catalunya, o los Saud y sus franc-negocios en el caso de Le Monde.

No entienden de Siria, pero llevan un guión…, que repiten. Algunos de estos mercachifles de la tinta se complacían, en Libia, auto-fotografiándose junto a los “rebeldes”. Posaban sonrientes, solidarios todos en el común negocio. Y es que aquellos primeros rebeldes fueron buscavidas anti-sociales reclutados por Italia y Francia y entrenados en campos al Sur. Mientras estos segundos parásitos que se les adhirieron, han sido entrenados en las Universidades del pragmatismo y preparados para competir en la “cultura de las oportunidades” sobre cuya sangre y fango se arrastra la sociedad de la supervivencia. Esa sociedad que esos torpedos humanos pregonan por exportar.

Todo el horror que estos “cooperantes” cargan en la mochila, se destapa cuando el Ejército Árabe Sirio, quien a pasos de gigante recupera territorio, libera un área y los captura. Semanas, meses, años… de filmaciones y fotografías quedan a la vista. Varieté de macabrerío: decapitaciones, quema de pueblos, tiro en la nuca, degollamientos, flagelaciones, descuartizamientos. Colecciones completas. Alegan los periodistas entonces que fueron obligados a las tomas. “¿Forzado?: pero tú has ido escribiendo artículos, reportajes… durante todo este periodo de loas a “la insurgencia”; ¿no has podido entre-meter aunque sea un párrafo donde traslucir esta escabechina? ¿Acaso tus supuestos censores sabían castellano? Tú has estado comunicándote con “occidente” a través de video-conferencia, del teléfono… Tú has estado enviando a tu prensa series de documentos audio-visuales y de montajes, de video-collages… ¿Y ni una mención a esto? De esta bestialidad, ¿ni una brizna?”

En ocasiones, los energúmenos piden por su cuenta el registro de “memoriales de gestas” a esos amigos suyos profesionales de la comunicación. Otras veces, es la mano que paga a los asesinos -en el fondo idéntica mano propietaria del Capital de prensa- quien quiere pruebas objetivas de los progresos, y se las encargó al periodista ya antes de su partida desde civilizadas tierras occidentales.

Va a ser denunciada y esperamos que juzgada esta complicidad periodística en ocultar las atrocidades que su “pueblo rebelde sirio” de celuloide ha ido infligiendo a todo el Pueblo de Siria (a nuestras gentes lugareñas, no importa si pro-gubernamentales, baasistas, opositoras, etc.). Como estamos seguros del caso omiso por parte de los Estados español, francés, británico, etc., pedimos a las autoridades sirias que no permitan la repatriación de esta gentuza venal. Siria tiene ya que ir empezando a ponerlos uno tras otro ante los tribunales. En los Estados Unidos, uno puede perfectamente ir a la silla por ocultación deliberada y colaboración activa jactanciosa con este tipo de masacres, de las que además uno produce y acopia las pruebas que se recrea en capturar, como si de una película gore se tratase.

La ironía reside en que decenas de estos apologetas del lumpen-gremlinguismo involutivo, terminan verdaderamente secuestrados en mitad de riñas entre hordas rivales. Es el caso de un alma hueca -un tal Espinosa- caza-recompensas a sueldo del diario El Mundo y quien hace ya meses cayó en manos del DARSH (Estado Islámico de Iraq y del Levante), quien se lo llevó a su guarida. A él y a los compinches del Ejército Libre de Siria que le hacían al periodista de “escolta personal” (definición textual usada por la prensa sionista). Resulta -todo acaba sabiéndose en este asesino baile de disfraces-, que la esposa del Mundano reaccionario dirigido por Losantos es nada menos que la estrella del blog Periodismo Humano Mónica Prieto. Quien ha estado, durante estos tiempos de ataque, sita en el conato emiral islámico de Bab Amru (Homs), postulándose como activista revolucionaria de ultra-izquierda.

Las peroratas auto-filmadas de esta tipa no llegan a la verosimilitud de The Blair Witch Project o de REC. Durante 24 minutos habla ella en primer plano, asustada por los bombardeos aéreos “del Régimen contra la población civil”, “bombardeos” que en ningún momento son puestos ante el objetivo. Y sin duda haberlos haylos. Pero son bombardeos contra el tipo de “población civil” que encargaba a su marido registros documentales de bravuras y sable. Cuenta la leyenda urbana que hubo un zoólogo que encerró a un gato en una casa en miniatura con objeto de estudiar su comportamiento. El científico se implicó tanto en su experimento, se recreó hasta tal punto en el secuestro y sometimiento del animal, que, en su deria, él mismo acabó sobreviviendo preso entre los muros de la maqueta. Ajo y agua, “señorita”. O zetah con sésamo.

Notas-Referencias:
1.- Pérez Reverte: ¿un referente?
2.- Desmontando a Arturo Pérez-Reverte: un macarra en la República de las Letras
3.- Los reporteros de la Siria “Rebelde”
4.- Tamer Sarkis Fernández, sociólogo, analista político y corresponsal. Vice-Director de DIARIO UNIDAD.

Más artículos del autor
* LoQueSomos en Red
@MikelItulain

Colombia, donde la guerra, como en todas partes, es atroz, dura más de medio siglo y no acaba así como así

Javier Sáenz Munilla*. LQSomos. Agosto 2017

Recuerdo con bastante precisión mi viaje al Magdalena Medio, allá por el año 1991. En esa época la región era considerada «zona roja», en el lenguaje paramilitar-militar-gubernamental, porque en ella «accionaban» las guerrillas; concretamente las FARC. Para cualquiera que conociera lo que allí ocurría, y en un lenguaje no contaminado por el «establecimiento» (el poder institucionalizado), en realidad se trataba de una zona en la que los paramilitares y, valga la redundancia, los militares, trataban de desalojar a las FARC y hacían y, sobre todo, deshacían a su antojo y cotidianamente según las sugerencias-órdenes de los grandes propietarios agro-ganaderos, agrupados en la asociación ACDEGAM, promotora de las llamadas Autodefensas del Magdalena Medio, los paramilitares. Su feudo era Puerto Boyacá, a cuya entrada te recibía un inmenso cartelón en el que se anunciaba que te disponías a ingresar en «La capital mundial del anticomunismo».

Pero mi destino era Cimitarra, en el valle del Carare, un afluente del Magdalena. Y mis anfitriones, los valientes miembros de la directiva de la Asociación de Campesinos del Carare, premiados ese año con el Nobel de la Paz alternativo.

En realidad, el premio concedido a la junta directiva, era en honor a los miembros de la junta anterior, asesinados por paramilitares en una operación planificada y dirigida por la Brigada del Ejército asentada en Cimitarra. Ese día desayunaban en el bar La Tata, con una periodista colombiana que preparaba un reportaje para el canal 4 de la BBC. Silvia Duzán cayó muerta junto a tres dirigentes campesinos. Era el 26 de febrero de 1990, en plena alianza de los paramilitares y el Cartel de Medellín y en plena guerra de exterminio de la Unión Patriótica, la opción política de las FARC y el Partido Comunista de Colombia.

Los valientes miembros de la nueva junta directiva, tomaron el testigo para continuar la labor de sus compañeros asesinados: intentar parar la guerra en la región más rica del país.

Los asesinados no hicieron sino llevar a la práctica lo que los pobres campesinos de la zona, desperdigados en casitas y chozas en las distintas veredas del río Carare, estaban pidiendo a diario: que cesaran las extorsiones, que acabara la violencia, que dejaran de matar campesinos. Y los dirigentes de la asociación así se lo manifestaron a las dos partes del conflicto. Caminaron hasta el campamento de las FARC, hablaron con el comandante del Frente y le dijeron: «No les vamos a colaborar más, no les vamos a vender alimentos, porque si lo hacemos, viene el ejército, los paras, y nos desaparecen». Lo mismo le dijeron al coronel de la Brigada, el mismo que dirigió la operación para su exterminio.

Quienes sustituyeron a los asesinados, los receptores del premio Nobel alternativo, con indudable valor, siguieron en el empeño sin lograrlo, aunque se convirtieron en un ejemplo que dio fruto en otras comunidades de paz en otros puntos del país. Y además, seguramente el premio, que dio cierto eco internacional a la Asociación, les salvó de ser también masacrados. Pero, claro, no lograron imponer la paz en esa zona. Hubiera sido una burbuja de paz en medio de una guerra atroz y, además, en una de las zonas donde se cometieron las más atroces matanzas de esta guerra; el Magdalena Medio. O sea, un imposible.

Se acaba la guerra, pero no la violencia

El 23 de Junio de 2016, hace un año, en una solemne ceremonia, el Presidente de Colombia, Juan Manuel Santos y el máximo dirigente de las FARC, Rodrigo Londoño, «Timochenko», firmaban en La Habana en presencia del Presidente Raúl Castro los acuerdos de paz que deben poner fin a más de 50 años de guerra.

En septiembre, en una solemnísima ceremonia celebrada en Cartagena de Indias, se escenificó la entrada en vigor de los acuerdos con el alto el fuego bilateral establecido en ellos. Santos era ya, además de Presidente de Colombia, el nuevo Nobel de la paz y como tal dictó su discurso. Timochenko hablaba del firme compromiso por la paz de las FARC, pero sus palabras no se escucharon porque un avión de guerra de la Fuerza Aérea Colombiana, rompió la barrera del sonido sobre las cabezas de los congregados, en un gesto fuera de protocolo, que dejó bien claro quién manda en Colombia.

En esta fase del conflicto, cuyo inicio se fecha hacia 1964, más de 50 años, sí, a la que se intenta poner fin con estos acuerdos, ha habido más de 260.000 muertes, la mayor parte de población civil; decenas de miles de desaparecidos, casi 7 millones de desplazados… En la fase anterior, conocida como «la violencia» e iniciada en 1948, se calcula que hubo otros 300.000 muertos. Y en la Guerra de los Mil días, a fines del XIX principios del XX, cuando el obispo de Popayán (un agustino español hecho santo por Juan Pablo Segundo, «te quiere todo el mundo»), predicaba la caza y muerte del liberal, los cadáveres, muchas veces desollados, bajaban flotando a decenas por el Magdalena…

Desde que se firmaron los acuerdos de La Habana, hace ahora un año, no ha habido semana en la que no haya sido asesinado un dirigente de alguna organización social, defensor de los derechos humanos, sindicalista…Y ya van varios ex-guerrilleros de las FARC ultimados. El exterminio de la UP, más de 4.000 asesinados, suena y resuena.

Desmovilización y grupos en armas

En un año, unos 7.000 combatientes de las FARC se han retirado del amplio territorio que controlaba la organización: 242 de los 1.122 municipios de Colombia.

Pero según un reciente informe elaborado por la FIP (Fundación Ideas para la Paz) (*), quedan 10 grupos y organizaciones armadas, aún presentes en el país. De ellas, 2 con presencia nacional (ELN y Clan del Golfo), 5 regional (además de las dos anteriores, el Bloque Meta, las disidencias de las FARC y el EPL) y el resto de carácter local (Bloque Libertadores del Vichada, Milicias FARC, Desertores Farc y las Redes de intermediarios del Narcotráfico).

El ELN-Unión Camilista, en inicio de negociaciones con el gobierno sin suspender las acciones armadas, con unos 1.500 guerrilleros y una amplia red de milicianos y civiles. Se está movilizando hacia zonas que controlaban las FARC, se consolida en zonas de anterior disputa con las FARC y se expande hacia otras zonas no guerrilleras.

Los GAO. Los llamados Grupos Armados Organizados, hasta hace poco denominados BACRIM (Bandas Criminales) por el gobierno y que proceden básicamente de la «desmovilización» paramilitar en el gobierno de Uribe. Se dedican sobre todo al narcotráfico, la tala y la minería ilegales, la extorsión, etc. Están en 74 municipios de 13 departamentos, actuando en parte de lo que antes era territorio FARC. Se les calculan más de 2.000 integrantes. El grupo más fuerte es el Clan del Golfo, antes conocido como Los Urabeños o el Clan Úsuga.

Fuente: Comisión Nacional de Derechos Humanos del Movimiento Político y Social Marcha Patriótica, INDEPAZ. Clic sobre la imagen para ampliarla

El EPL (Ejército Popular de Liberación), disidencia de la guerrilla del PCC (m-l), que se desmovilizó en 1991. Se concentra en el Catatumbo, en el departamento de Norte de Santander, junto a Venezuela. Pueden tener unos 200 efectivos armados, con una gran capacidad militar, demostrada en más de un golpe certero a la fuerza pública. Se consolidan en la región, tras ocupar antiguos espacios abandonados por las FARC.

Los GDO (Grupos Delincuenciales Organizados), que según el citado informe FIP, aunque «de menor envergadura, se constituyen en una seria amenaza para las subregiones y los ámbitos locales, urbanos y semiurbanos». Se estima que hay unos 20 de estos grupos (entre ellos Los Caqueteños, Los Botalones, Los Rastrojos, Los Costeños, La Cordillera, el Clan Isaza, La Empresa, etc.). A los que hay que añadir cerca de 20 organizaciones delincuenciales y ‘oficinas de cobro’, integrados en el narcotráfico.

Disidencias de las FARC. Según el International Crisis Group (ICG), hay 14 grupos disidentes farianos que operan en 16 municipios, con entre 700 y 800 combatientes. Se encuentran en 9 departamentos, principalmente en el Sur de Colombia. Entre ellos está el Frente 1, en el Guaviare, que mantiene una estrategia política clara y buena relación con la población y que se sostiene con el narcotráfico.

La disidencia de las FARC, con capacidad para enfrentarse al Estado y dar golpes de impacto, podría perdurar en el territorio que va del Guaviare al Vaupés y la Guainía.

La desaparición de las FARC no pone fin al conflicto

Las FARC han dado un paso de gigante, además de difícil muy arriesgado, al decidirse a entregar las armas. Un paso que será o no decisivo para la construcción de un país en paz con justicia social, en buena parte si el «Establecimiento» cumple los compromisos que ha adquirido en los llamados Acuerdos de La Habana. Entre ellos, el reparto de tierras, el reconocimiento y resarcimiento a TODAS las víctimas y el combate auténtico de las bandas narcoparamilitares.

El desarrollo de los acontecimientos, por ahora no del todo positivo, llevará a otros grupos armados, empezando por el ELN, a confiar y sumarse a procesos de paz similares o a seguir levantados en armas. No obstante, hay un hecho fundamental, que va a dar la medida al proceso: A pesar de sus riquezas naturales, Colombia es uno de los países más desiguales del mundo; el tercero tras Haití y Honduras en Latinoamérica y el Caribe. Si esa realidad no sufre cambios sustanciales, el largo y atroz conflicto colombiano perdurará.

Nota:
* Los grupos armados que están ocupando los territorios abandonados por las FARC en Colombia

Más artículos del autor
LQSomos en Red
Colombia – LoQueSomos

Maquis en Granada

Maryssa Ruiz*. LQSomos. Agosto 2017

En la sierra de Baza (Granada) se halla la conocida Aldea del Raposo, lugar que fue uno de los asentamientos más destacado de Maquis de toda la comarca

Los Maquis (`emboscados´) fueron, tras finalizar la guerra civil, los huidos de la represión franquista cuyo destino era haber sido ejecutados pero que lograron escapar y esconderse con el fin de no tener tan desagradable y sangriento final, y quienes actuarían posteriormente ejerciendo la justicia por su cuenta vengándose de todo aquel que se cruzara en su camino o que hubiera actuado como ejecutor de la muerte de aquellos que no estaban dispuestos a doblegarse a las ideas del régimen de Franco.

Este grupo de personas no poseía casi armamento y no tenían una conciencia política de cómo estaban actuando, huían para salvar la vida, para no ser fusilados o para que no se les aplicara la Ley de Fugas (ejecución extrajudicial que consiste en simular la fuga de un detenido, especialmente cuando es conducido de un punto a otro, para poder así suprimir la fuerza que lo custodia y encubrir el asesinato del preso tras el precepto legal que permite hacer fuego sobre el fugitivo que no obedece). Para ellos ir al extranjero era un destino inaceptable ya que si intentaban acceder a Portugal el dictador Salazar los entregaría a Franco y en Francia se habrían encontrado con la ocupación nazi obteniendo el mismo final y cavando su propia tumba, así que optaron por ocultarse y vivir durante mucho tiempo al margen de sociedad.

En la sierra de Baza abundaban los cortijos y barrancos habitados por los Maquis y en más de una ocasión se produjeron altercados cuando la guardia civil intentaba capturarlos, como es el caso de lo ocurrido en El Barranco de la Fonfría, donde, tras una persecución con el fin de capturar a un grupo de Maquis, un guardia civil encontró la muerte cayendo por una chimenea de ventilación de una bocamina del barranco. Hoy día se conoce este lugar como La Bocamina del Guarda, en recuerdo a este hecho acontecido en aquella época. Los Maquis hicieron uso de sus mañas y escondites para defender sus ideales y su propia vida así como para demostrar que aún había esperanza en una dramática España que estaba siendo devastada por la actuación de un dictador cuyo propósito era liquidar a todo el que no compartiese sus ideales ni se dejara humillar por un Régimen que atentaba contra los derechos civiles.

Durante los años que existieron los Maquis, los campos y sierra de Baza se convirtieron en una caza de brujas, en lugares donde la muerte era el plato fuerte del día, en parajes donde la guardia civil pasaba las horas acechando cuevas y escondites con el fin de poder disparar y acabar con la vida de cualquiera del grupo que apareciera para luego colgarlo en la Plaza Mayor del pueblo (donde se ubica actualmente el museo) con el objetivo de atemorizar a los ciudadanos y ejemplificar lo que harían con cualquiera que perteneciera a ellos o los ayudase. Muchos vecinos de Baza aun recuerdan los episodios tan salvajes y aberrantes que la guardia civil les obligaba a presenciar en las plazas, mostrándoles los cuerpos asesinados y torturados de los Maquis que habían sido capturados y que habían colgado para que se pudiera presenciar aquella macabra obra digna de seres deleznables. Los guardias esperaban pacientes a que salieran de las cuevas para poder matarlos, y si no salían prendían fuego a estos habitáculos con el fin de que murieran quemados o asfixiados por el humo para después atar los cuerpos a los caballos y arrastrarlos por todo el pueblo en señal de triunfo. Estas acciones dieron lugar a que muchas familias que ayudaban a los Maquis, en silencio y a escondidas, aprovisionándolos de comida y vestimenta dejaran de hacerlo e incluso los delataran a la guardia civil, que los compensaba en ocasiones con remuneraciones económicas el haber roto el conocido `pacto de silencio´. El miedo se hacía eco en muchos de los pueblerinos que habían ayudado a este grupo y, tras varias traiciones, los Maquis decidieron no confiar en nadie, pero nunca optaron por rendirse y siguieron luchando demostrando su valentía, sobreviviendo, dictando sus propias leyes, ayudándose entre ellos y sin tener clemencia ante el fascismo ni ante quienes pudieran descubrirlos.

Mi abuelo, que vivía en el campo, me contó que caminando una noche hacia su casa con mi abuela y mi madre, que tendría unos cuatro años, se topó con un grupo de Maquis quedando aterrorizado ante tal situación sin poder mediar palabra pero creyendo que no iban hacerle daño porque él había ayudado a muchos de sus compañeros anteriormente. Él creía y compartía sus ideales y nunca los había traicionado, él había escondido a muchos de ellos y ni por todo el oro del mundo los hubiera delatado a la guardia civil. En ese momento se acercaron a él y un componente del grupo le dijo que siguiera su camino y que no dijera que había visto a nadie, que no quería hacer daño a personas inocentes pero tampoco quería que su grupo y él fueran perjudicados. Mi abuelo agachó la cabeza diciendo “Yo no he visto a nadie ni he escuchado nada”, le entregó, en señal de respeto y sin que el guerrillero se lo hubiera pedido, una bolsa con pan, leche y fiambre que llevaba, cogió a mi madre en brazos y agarró a mi abuela acelerando el paso y perdiéndose en la oscuridad de la noche hasta llegar a su casa.

Más artículos de la autora

Los refugios antiaéreos de Baza

Maryssa Ruiz*. LQSomos. Agosto 2017

Baza es una ciudad y municipio español situado al noreste de la provincia de Granada, en la comunidad autónoma de Andalucía. Se trata del término municipal más extenso de la provincia de Granada con una expansión de 546 km².

Cuando estalló la guerra civil, tras el golpe de Estado, Baza se convirtió en la zona más conflictiva de la provincia de Granada ya que había una gran rivalidad entre ambos bandos debido a las pésimas condiciones en las que muchos bastetanos vivían bajo las órdenes de verdaderos caciques y `señoritos´ que hacían de ellos esclavos sin derecho a prácticamente nada, cosa que en la actualidad aún ocurre en este lugar.

Los enfrentamientos en este pueblo granadino fueron de gran magnitud y se acentuaron con fuertes bombardeos que obligaron a muchos de sus ciudadanos a esconderse en refugios subterráneos para que así no peligrase su vida. El refugio que aparece en la foto con las letras `Entrada refugio antiaéreo´ (el único que el Ayuntamiento considera como real) se encuentra en la plaza de La Cruz Verde, en el casco antiguo y se dice que atraviesa la ciudad bajo tierra comunicando varias entradas más y cuya salida se encuentra en La Fuente de San Juan, a las afueras.

Familias enteras optaron por hacer de los refugios subterráneos su hogar durante esta etapa bélica, aunque muchas morían asfixiadas debido a la falta de oxígeno o incluso asesinadas por el bando enemigo que había descubierto su escondite. Algunas de las entradas a los refugios eran camufladas con esparto y una vez que había sido descubierto este lugar muchas personas se perdían en el laberinto subterráneo sin hallar la salida y muriendo de agotamiento, hambre o sed. Mujeres, ancianos, niños, jóvenes y demás gente inocente vieron como un habitáculo sin oxigeno ni luz se convertía en su tumba por culpa de quien aun se sigue adorando y alabando hasta con una fundación que pagamos todos.

Hace un par de años se descubrieron otros túneles bajo lo que se conoce como `La Alcazaba´ (fotos hechas antes de su destrucción sin ser reconocidos como lo que eran) que posiblemente fueron construidos cuando Baza era dominada por los árabes y que se utilizaron como refugios durante la guerra civil. El alcalde de esta ciudad, el socialista Pedro Fernández no escuchó las peticiones de muchos para hacer este emplazamiento lugar de Memoria histórica y optó por tapar los túneles y construir un edificio encima, una verdadera aberración que rompe con la estética del lugar a la que todos estamos obligados a seguir… pero por lo visto el Ayuntamiento no.

El hecho de borrar de Baza estos túneles es otra forma de tapar la historia, de esconder la verdad, de negar justicia, de no reconocer todo el daño que el franquismo hizo en este país; otra forma de actuar como cómplices de verdaderos asesinos que jamás han sido juzgados por los crímenes cometidos y que han dejado como herencia a todos los que actualmente nos están destrozando.

¡NI OLVIDO NI PERDÓN!

Más artículos de la autora

Los bancos, otro de los cánceres de esta podrida sociedad

Maryssa Ruiz*. LQSomos. Agosto 2017

Todos y cada de nosotros deberíamos unirnos para destronar a los bancos del lugar en el que los puso un sistema podrido y corrupto, un sistema que prefirió embolsarse cuanta más cantidad económica mejor y dar de lado a su pueblo sumiéndolo en una miseria sin límites. En este país los bancos son los responsables mayoritarios de la desdicha que sufren muchísimas familias y es imperdonable el robo de guante blanco que supuso y supone los préstamos hipotecarios que se dedican a garantizan un «bienestar´´ al ciudadano condenándolo de por vida a pagar en intereses una cantidad de dinero que supera el bien adquirido y que solo sirve para solventar los lujos de unos cuantos mientras la mayoría pasa penuria.

Estos usureros y vendedores de ilusiones se encargaron por activa y por pasiva de engañar a una sociedad idiotizada que se pensaba que la abundancia laboral y económica siempre iba a existir en un país en el que esa «prosperidad´´ solo era la cortina de humo que ocultaba una verdadera decadencia a todos los niveles para la clase trabajadora. Pronto acabaría ese auge económico que llevó a muchos a creerse en la cima de la montaña sin ni siquiera saber el camino por el que habían subido y la forma tan tremenda que tendrían de bajar. Se acabó de repente «lo bueno´´ y tras unos años viviendo en una España similar al «país de las maravillas´´ tocó aceptar una realidad que no se asemejaba a aquellos años de coches caros, pisos en la playa, vacaciones sin fin, lujosos restaurantes y sueldos de escándalo; tras unos años en los que se creyó que siempre sería todo «de color de rosa´´ nos dimos cuenta que las hipotecas y préstamos hay que pagarlos tengas o no dinero, tengas o no trabajo y sean cuales sean tus circunstancias. Cuando bajamos de «tocar el cielo´´ pudimos apreciar que la banca es la actual dirigente de un país empobrecido y que junto con los grandes empresarios, amigos de las altas esferas, han creado una sociedad de esclavos bajo el mando del neoliberalismo y una falsa democracia representada por una Constitución cuyos artículos, que deben de velar en virtud del bienestar del ciudadano, son vulnerados.

Es vergonzoso cuando los bancos atentan contra quienes financiamos hasta el último céntimo de su dinero y es realmente inadmisible que se pongan impedimentos e inconvenientes a quienes fueron engañados con una hipócrita sonrisa y un apretón de manos, signo de un pacto con el mismísimo diablo. En los años de bonanza la banca hizo un papel excepcional y merecedor del Oscar al mejor guión ya que se encargó de engañar a los ciudadanos prometiendo unas condiciones que aparentaban ser prometedoras e idóneas pero que no eran más que un contrato que te condena de por vida a pagar algo cuyo valor no es ni la mitad de lo que desembolsarás al vencimiento.

A la actuación tan deplorable de la banca se unió el ego de muchos que pensaban que jamás iban a despertar del sueño en el que estaban inmersos e hipotecaron su vida por comprarse un chalecito en el mar para fardar de vacaciones o un coche cuanto más caro mejor para presumir en eventos sociales. El fin del sueño llegó y la realidad se hizo presente convirtiendo ese ego en arrepentimiento y deudas a las entidades que a la firma del contrato habían invitado a sus clientes a café con churros mientras ahora no se acuerdan de nadie en absoluto. Tras años de lucha muchos no han podido hacer frente a los pagos establecidos y han tenido que entregar su vivienda y declararse insolventes, otros optaron por suicidarse, otros tuvieron que pedir ayuda a sus familiares y otros decidieron vender incluso sin ganar un céntimo de beneficio sino perdiendo dinero y quitándose una carga que de haberla tenido hubieran terminado en la ruina.

Ante todo esto poco se puede hacer porque la banca maneja los hilos de una sociedad en decadencia pero si tuviéramos la valentía suficiente dejaríamos en nuestra cuenta corriente lo justo para pagar aquello en lo que nos obligan a que vaya domiciliado y sacaríamos el resto para que esta gente deje de trabajar con nuestro dinero a diario. A todos ellos se les bajarían los humos cuando viesen como actúa una sociedad inteligente que no necesita un banco para guardar sus ahorros y empezarían a tratarnos con el respeto que merecemos.

Más artículos de la autora

Extracto de película «El concursante» que describe como funcionan los bancos:

Regreso a Montauk

Carlos Olalla*. LQSomos. Agosto 2017

¿Llegamos realmente a vivir eso que se ha dado en llamar el amor de nuestra vida?, ¿de verdad existe o ha existido ese amor?, ¿no será algo que idealizamos cuando, recorrida ya la mayor parte de nuestro camino, echamos la vista atrás?, ¿Por qué lo perdimos, si es que alguna vez lo llegamos a vivir?, ¿Cómo es posible que no fuésemos capaces de reconocerlo y valorarlo cuando lo vivíamos?, ¿en qué nos equivocamos entonces?, ¿qué habría sido de nuestra vida si…? Estas son las cuestiones sobre las que se basa “Regreso a Montauk”, la última película de Volker Schlöndorff, quizá su película más autobiográfica ya que, como él mismo reconoce, está inspirada en una historia de amor que tuvo en Nueva York años atrás. La película tiene un inicio magistral: su protagonista mirando a cámara contándonos la historia de ese amor y las palabras que le dijo su padre semanas antes de morir: en la vida solo hay dos cosas que realmente importan, lo que no has hecho y debiste hacer, y lo que hiciste y nunca debiste hacer. Ese monólogo inicial es de los que te llegan dentro, muy dentro. Schlöndorff tenía muy claro que quería empezar así a contarnos su historia: “Hay tantas cosas cinematográficas en el cine… nos bombardean con imágenes, con sonidos, todo tan rápido y pensé, ¿no estaría bien empezar con alguien en primer plano sentado contando una historia y tú cómo espectador haces tu propio flashback? (…) El suspense es que, escena a escena, vas descubriendo quiénes son, nada de presentación del personaje, directamente saltamos dentro de la narración y me pareció un juego muy satisfactorio”. Es a partir de ahí donde Max Zorn, un escritor nórdico soberbiamente interpretado por ese monstruo que es Stellan Skarsgard, de regreso a Nueva York para presentar su nueva novela, decide buscar a Rebeca (una Nina Hoss fascinante) la que él recuerda como su gran amor. Es tal la necesidad que tiene de reencontrarla que poco o nada le importa ocultárselo a Clara, su actual pareja (una Susanne Wolff antológica).

El egocentrismo con el que vivimos nuestras vidas hace que veamos a los personajes de Rebeca y de Clara no como son en realidad, cómo sienten, cómo piensan, cómo sueñan, cómo aman, sino como los ve ese escritor que vive encerrado en su propio mundo de fantasía, ese mundo que los artistas tantas veces confunden con la realidad. Schlöndorff es plenamente consciente de esta situación y no duda en reconocerla: “Creo que el hombre que es artista vive dos mundos a la vez, el real y el que vive en sus fantasías. Los creadores cambian a las personas, las moldean a su antojo, hacen una versión de ellas, y acaban confundiendo las dos cosas. En el caso de este escritor no es que sea malo, es que va con su vocación. La literatura es más fuerte en él que su vocación de vivir. Las dos mujeres están inspiradas en las personas reales. Y cuando me ocurrió eso a mí, tuve que entender que quizás yo no era tan importante en sus vidas como creía. Me había hecho un ideal de ellas, las había transformado en fantasía, pero no las escuchaba de verdad. Descubrir aquello fue devastador. Él le dice a su antiguo amor que hubiera querido tener hijos con ella, pero ella ya le ha dicho que tuvo otro amor, un gran amor que fue mucho más importante que él, y murió. Ella es ahora una mujer sin hijos y demasiado mayor para tenerlos, enamorada todavía de aquel hombre. Los hombres nos vamos a vivir con una mujer más joven para volver a empezar. Las mujeres están más cerca de la tierra, por eso, en una situación así, ella es una figura trágica y él hace el ridículo. Regreso a Montauk es la tragedia de un hombre ridículo”

No deja de ser muy clarificador que Schlöndorff sea un director que en su cine ha querido reflejar siempre historias del pasado para reflexionar sobre cómo afectan a nuestro presente y, sin embargo, en esta ocasión, lo que haga es visitar su propio pasado desde el vacío que siente en su presente. Como también lo es el lugar que ha escogido para ubicar la historia que nos quiere contar: la ciudad de Nueva York, una ciudad que como dice uno de los personajes empuja a la soledad, y Montauk, ese lugar fin de todo donde Rebeca y Max se reencuentran, el lugar donde todo acabó en el pasado, esas playas desiertas donde solo habitan el mar, el viento, una luz cegadora y el solitario faro tan presente en los desolados cuadros de Edward Hopper. Es allí, en ese Montauk que ella elige como lugar para el reencuentro que él le propone, donde escuchamos una frase que ella le dice a él y que nos llega a lo más hondo porque sabemos que no es a ese pobre escritor a quien se la dice, sino a quienes estamos frente a la pantalla: “Nunca entendiste nada”.

El paso del tiempo y el vacío que muchas veces sentimos en nuestra vida nos llevan a intentar darle un sentido a todo, a lo que hicimos y a lo que no nos atrevimos a hacer, a lo que somos, a lo que fuimos, a lo que habríamos podido ser… a lo que creemos que aún podemos ser. Eso es lo que empuja a este escritor a rebuscar en el pasado para intentar enmendar los errores que cometió. El arrepentimiento, la culpa y su falta de compromiso no son buenos compañeros para afrontar lo que le queda de vida. Lo sabe. Cuando menos lo intuye. Por eso se lanza a intentar rehacer lo que pudo haber sido y no fue. Pero, a veces, la vida nos pone en nuestro sitio y hace que nos demos cuenta de que no fuimos lo que creemos que fuimos, de que nunca nos atrevimos a amar, de que para aquella persona que tan importante fue en nuestra vida nosotros no lo éramos… y que, quizá, no fue ella sino lo que idealizamos de ella tras haberla perdido lo que realmente fue importante en nuestra vida.

“Regreso a Montauk” es un espejo que Schlöndorff pone frente a nosotros, un espejo que nos habla de la vida que hemos vivido donde podemos ver reflejado nuestro miedo a amar, a entregarnos, a vivir el presente, a devorar la vida, a vivir el amor sin límite ni concesiones, y también, junto a esas devastadoras imágenes, ese espejo refleja lo que de verdad somos, ese ser que nos ha acompañado durante toda la vida al que no podemos cambiar, pero sí llegar a conocer. Solo desde ahí, desde nuestro propio conocimiento personal, podemos afrontar el reto que tenemos enfrente: vivir en nuestro aquí y nuestro ahora todos los amores, quimeras y sueños que podamos encontrar en lo que nos queda de camino, y, eso sí, hacerlo con total pasión y total honestidad con nosotros mismos y con quienes nos salgan al camino. Los verdaderos amores no viven en ese pasado que con tanta facilidad idealizamos, ni en ese futuro con el que fantaseamos y que, con toda seguridad, nunca llegará. No solamente somos lo que hacemos, sino lo que hacemos en nuestro aquí y en nuestro ahora, y mientras no lo entendamos será absurdo buscarle algún sentido a nuestra vida.

Puede que el tiempo que nos ha tocado no sea el más fácil para intentarlo, pero es el que tenemos. El único que tenemos “Pensábamos que el mundo era más sencillo porque todo lo veíamos desde el punto de vista ideológico, la izquierda y la derecha. Los conceptos de Guerra Fría, soviéticos, EE.UU. simplificaban todo. Ahora me doy cuenta de que el mundo era igual de complicado que hoy. Diría que ahora es más interesante. Ya nada puede volver a ser lo que fue. Hoy tenemos que aprender a vivir en un mundo en el que todos corren de un lado a otro y donde nadie puede decir que tiene una visión clara del mundo. Es el fin del mundo cartesiano. Antes la racionalidad podía resolverlo todo. Ahora hay otras fuerzas en movimiento que no controlamos. No es una cuestión de crisis, es un mundo de pánico y de histeria” Y es ahí, precisamente en ese desolado mundo de pánico e histeria, donde, si queremos que algo de todo esto tenga sentido, tenemos que aprender a conocernos para atrevernos a amar.

Otras notas del autor
* LQSomos en Red