Arturo del Villar*. LQS. Octubre 2018

“L’abolició d’una institució caduca i antidemocràtica com la monarquia”

A la amplia lista de municipios catalanes que han reprobado al rey Felipe VI se ha unido Barcelona este 26 de octubre de 2018. El pleno del Ajuntament debatió, con poco debate, la propuesta presentada por la Candidatura d’Unitat Popular (CUP) para reprobar al Borbón actualmente reinante, y abolir la monarquía por ser una institución caduca y antidemocrática en general, pero en el caso de la española con el agravante de haber sido instaurada por el dictadorísimo genocida, por su sola voluntad, en la persona de Juan Carlos de Borbón y Borbón, al que designó su sucesor a título de rey. Si la dictadura fascista era una imposición al pueblo derivada de la guerra, la monarquía fascista ha de ser igualmente rechazada como hechura suya.

Además de la CUP votaron a favor de la propuesta Barcelona En Comú (BComú), el Partit Demòcrata Europeu Català (PDeCAT), Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) y dos concejales sin adscripción. La propuesta aprobada reclama “l’abolició d’una institució caduca i antidemocràtica com la monarquia”. Una monarquía siempre es antidemocrática por ser vitalicia y hereditaria, pero en el caso español también es fascista por su origen. Es lógico que sea rechazada por todos los demócratas.

Hazañas sociatas

Lo sorprendente, por incomprensible si no fuera porque en el reino de España gobierno un presunto partido Pseudo Sociata de la OTAN y Europa (PSOE), es que el mismo día ese Gobierno reunido en Consejo de Ministros aprobaba no atender el dictamen que había solicitado el día 19 al Consejo de Estado.
Recordemos la historia: el pasado 11 de octubre el Parlament de Catalunya acodó repudiar al rey de España Felipe VI y apostar por la abolición de la monarquía. Tuvo 67 votos a favor, emitidos por parlamentarios de izquierdas, los de Junts per Catalunya, Esquerra Republicana de Catalunya y Catalunya En Comú Podem; 57 en contra, de los partidos derechistas y ultraderechistas Partido Popular, Partit dels Socialistes de Catalunya y Ciutadans, y hubo cuatro abstenciones de la CUP.
El día 19 el Consejo de Ministros supuestamente socialista del reino de España acordó pedir, con carácter de urgencia, un informe al Consejo de Estado acerca de la constitucionalidad de esa resolución del Parlament, como paso previo y preceptivo para presentar un recurso de inconstitucionalidad ante el Tribuna Constitucional.
El día 25 el Consejo de Estado emitió un dictamen que entregó al Gobierno, en el que aseguraba no apreciar base para poder presentar un recurso de inconstitucionalidad contra la resolución aprobada por el Parlament, sobre el repudio al rey de España Felipe VI y la propuesta de abolición de la monarquía. El dictamen explica que ese acuerdo es un “juicio valorativo” emitido por “una asamblea representativa”, contra el que no cabe actuar.

Están locos estos sociatas

Pese ello, el Consejo de Ministros presuntamente socialista ha considerado en su reunión del día 26 que el dictamen es preceptivo, pero no vinculante, y declara que no comparte su posicionamiento. Por lo tanto, ha resuelto presentar con urgencia un recurso de inconstitucionalidad ante el Tribunal Constitucional, al entender que el acuerdo parlamentario es “un nuevo intento de iniciar nuevo proceso unilateral que desemboque en la creación de la República”, y eso sí que no lo puede tolerar el Gobierno que se dice socialista.
El Partido Socialista Obrero fundado por Pablo Iglesias El Abuelo era republicano, marxista y ateo. Este sucedáneo que usurpa su nombre es monárquico, burgués y catolicorromano, lo mismo que su secuela, el Partit dels Socialistes de Catalunya. Los militantes empiezan a mostrar su descontento, al sentirse engañados por la derechización acelerada impuesta por los dirigentes del partido.
Informa este mismo día 26 el diario barcelonés La Vanguardia, citando a la Agencia EFE, que existe una corriente de opinión crítica con las decisiones impuestas por Miquel Iceta. La lidera el diputado socialista por Tarragona Carles Castillo, y se define como “catalanista, federalista y marcadamente de izquierdas”. Hay, en consecuencia, esperanza de que los socialistas recuperen sus señas de identidad, y dejen de votar a favor de la monarquía corrupta del 18 de julio.
Por el momento su majestad el rey católico nuestro señor recibe una nueva patada simbólica en Catalunya. Hasta ahora los catalanes se limitan a colgar su fotografía cabeza abajo y prenderle fuego, pero pueden llegar a más a más, como ellos dicen. Su majestad debe pensarlo mucho antes de atreverse a volver por allí, puesto que no lo quieren y se lo han dicho muy claramente. Aunque le apoye el Gobierno presuntamente Socialista con todas las fuerzas brutas públicas a su mando.
¿Y qué sucedería si el Ayuntamiento de Madrid, en las inminentes elecciones, quedara libre de sociatas servilones, y estuviese formado por unos concejales de izquierdas que repudiasen al rey? Tendría que irse a vivir a otro sitio. Hay muchos lugares para elegir.

* Presidente del Colectivo Republicano Tercer Milenio.
Más artículos del autor

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb

http://www.loquesomos.org/wp-content/uploads/2018/03/Quema-de-fotografías-reales-en-Banyoles-lqsomos.jpghttp://www.loquesomos.org/wp-content/uploads/2018/03/Quema-de-fotografías-reales-en-Banyoles-lqsomos-150x150.jpgLQSomosArturo del VillarCatalunyaQuioscoBarcelona,Dercho a decidir,Fraternidad,Igualdad,Libertad,Monarquía,RepúblicaArturo del Villar*. LQS. Octubre 2018 “L’abolició d’una institució caduca i antidemocràtica com la monarquia” A la amplia lista de municipios catalanes que han reprobado al rey Felipe VI se ha unido Barcelona este 26 de octubre de 2018. El pleno del Ajuntament debatió, con poco debate, la propuesta presentada por...Cultura Libre, Comunicación Libre