Cecilia Zamudio*. LQS. Marzo 2019

«Si nos das a tu hijos en adopción, no te echamos del país» Esta es la propuesta que el PP plantea a las inmigrantes sin papeles en su polémica ley de apoyo a la maternidad, que Casado presentó en la clausura de la Convención del PP sobre Familia e Igualdad

Extorsión contra las mujeres migrantes, esclavismo capitalista

La burguesía sigue saqueando hasta los últimos rincones de nuestra humanidad: ahora resulta que Europa piensa chantajear a las mujeres migrantes: «si nos regalas tus hijos, te damos una tregua en la aplicación del Apartheid Europeo (mientras gestas para nosotros)»…

La derecha propone una nueva extorsión contra las mujeres migrantes de la clase explotada: a las que entreguen a sus hijos en adopción (como si sus bebés fueran un mero pedazo de carne) les será acordada una tregua en cuanto a la persecución implacable de las leyes de inmigración europeas, de manera a que puedan ofertar el fruto de sus entrañas. ¿Alguien dijo Esclavismo? ¿Alguien dijo chantaje y saqueo de la vida humana?

Las mujeres migrantes «sin papeles» son víctimas de la persecución y de la precariedad más absoluta (al ser privadas de derechos laborales). Las mujeres más empobrecidas de la clase explotada son las más golpeadas por el esclavismo capitalista: mujeres migrantes presas de empresarios de toda laya, mujeres trabajadoras en situación de vulnerabilidad extrema, temporeras violadas por capataces y patronos, acosadas por caseros que se aprovechan de su condición de «ilegalidad administrativa», son abocadas a la explotación de la prostitución, etc. Y ahora, hasta se les propone aceptar que sus hijos sean secuestrados por este sistema criminal, a cambio de una tregua en la persecución que se perpetra contra ellas. Ahora, la burguesía trata de convertirlas en incubadoras. Podrán gestar bebés para que sean entregados en adopción a familias europeas (o «no ilegales»), y serán «blindadas» durante ese proceso (según la expresión de los representantes de tal iniciativa). Es el partido PP, de la derecha española, que en marzo 2019, en boca del señor Casado, propone esta medida profundamente misógina, colonialista y racista, una medida del esclavismo capitalista. Esta iniciativa tan macabra es presentada en el marco de la supuesta «Ley de apoyo a la maternidad»(1)… ¿De la maternidad de quién? si se separan a los hijos de sus madres y a estas últimas se las podrá hasta echar luego del país.

Los voceros del PP también aducen utilidad de la medida en el marco de la supuesta lucha contra el envejecimiento poblacional; cuando para luchar efectivamente contra el envejecimiento poblacional, habría que luchar contra la explotación laboral: ya que las mujeres trabajadoras se plantean cada vez menos tener hijos, debido a algo tan básico como no poder subvenir a sus necesidades con salarios pírricos y en medio de la precarización de los derechos sociales (privatización de la salud, educación, etc.). Pero la lógica de la burguesía es profundizar la explotación, y frente a los problemas sociales que de la explotación y la precariedad se desprenden, la burguesía no va nunca a atajar la explotación que es su fuente de enriquecimiento, sino que va a buscar mayor cantera de explotables. La «brecha salarial» (se le paga menos salario a las mujeres trabajadoras que a los hombres trabajadores) seguirá intocada por la burguesía. El robo de la plusvalía que los empresarios perpetran contra las y los trabajadores, no solamente seguirá intocado como mecanismo de explotación fundamental del capitalismo, sino que seguirá incrementándose. El Apartheid Europeo, que causa la marginación y precarización de las y los trabajadores inmigrantes seguirá imperando. Las invasiones imperialistas para saquear los recursos de África, Asia y América Latina seguirán siendo perpetradas por esos mismos que luego se quejan de que las personas de los países invadidos, intervenidos y saqueados tengan que migrar y sigan la misma ruta que previamente siguieron las riquezas succionadas de sus países por multinacionales de la UE, EEUU y demás metrópolis capitalistas. La explotación contra las y los trabajadores seguirá en alza para llenar los bolsillos de la clase explotadora. Apoderarse de los bebés de las mujeres más empobrecidas de la clase explotada es la «genial solución» de la burguesía europea frente al envejecimiento poblacional.

La Red de Mujeres Latinoamericanas y del Caribe en España expresa: «Proponer un supuesto “beneficio”, como la no expulsión temporal, a cambio de un bebé, es convertir a ambos seres humanos, la madre y el bebé, en meros objetos de intercambio bajo la misma lógica que la de la “domesticación del salvaje” o de “las disidentes”, que manejan el colonialismo y las dictaduras, como han puesto en evidencia diversos sucesos históricos» (2).
«Esta reforma es repugnante e inconstitucional (…) se enfrentará con la oposición del estamento jurídico», expresó el presidente de la Red Española de Inmigración y Ayuda al Refugiado, que ha instado al Gobierno a condenar y confirmar su ilegalidad «de forma inmediata»(3).

La burguesía está aupando su herramienta fascista en el mundo entero, ya que la necesita para incrementar los niveles de explotación y saqueo. Por eso la burguesía tomará cada día medidas más racistas, misóginas, clasistas y represivas. El partido PP salió en los días siguientes a sus primeras declaraciones, a intentar calmar a la parte más racista de la población española, explicando que, tampoco ese «blindaje» sería «para toda la vida». Algo tan descarnado, que podría parodiarse así: «No creáis, queridos electores racistas, que las vamos a ‘legalizar’ a ellas, solo nos quedaremos con su producto-bebé, por el bien de España».

Las personas migrantes son la parte más golpeada de la clase explotada. Millones de personas son empujadas a migrar por causa del saqueo capitalista de sus países, porque las transnacionales desvían ríos, pulverizan montañas y aridifican el suelo, explotan y empobrecen a la población. Millones de personas son empujadas a migrar por causa de las guerras imperialistas con las que las burguesías de la UE y EEUU se aseguran el saqueo más absoluto de los recursos naturales del mundo. Y una vez en las metrópolis capitalistas (cuando logran llegar sorteando trayectos de espanto) esas personas migrantes (su fuerza de trabajo y sus cuerpos) son saqueadas, molidas en la esclavitud moderna: en el agro-industrial, en fábricas de espanto, en semi-esclavitud. El esclavismo capitalista tiene para toda la clase explotada abismos abyectos que nacen de la codicia de un puñado de multimillonarios.

Y frente al trillado discurso de los medios masivos de alienación, de «si son pobres en esos países es porque no trabajan», o al discurso de «¿pero por qué no luchan esos pueblos?», Cabe tener muy presente que la situación de saqueo capitalista y empobrecimiento correlativo que padecen decenas de países de África, Asia y América Latina, es mantenida mediante el exterminio sistemático de toda reivindicación social y política, mediante la eliminación física de las mujeres y hombres revolucionarios que han emprendido la lucha por la emancipación de los pueblos (no es ninguna fatalidad): el imperialismo estadounidense y europeo implementa una sistemática injerencia contra los pueblos cuyos recursos son codiciados (golpes de Estado, exterminio político, guerra contrainsurgente); de esta manera instaura y perpetúa regímenes favorables al saqueo que perpetran sus multinacionales. El imperialismo recurre a la violencia y la invasión cuando el habitual mecanismo de sezgar las «elecciones» mediante multimillonarias campañas le falla a la burguesía transnacional. ¿Alguien dijo Dictadura del Capital?

Es saqueo tras saqueo. Para las mujeres que ya han sido forzadas al éxodo por causa del saqueo capitalista de sus países, la burguesía imperial tiene nuevos y jugosos planes de saqueo con sus cuerpos… ¿se les dirá acaso que ya no serán tratadas como seres humanos de segunda por el Apartheid Europeo, durante todo el período de gestación, si aceptan fungir de incubadoras? Por supuesto que los voceros de tal medida la adornarán con otras palabras, hablarán de una supuesta «libertad de elegir al dar el bebé» (elegir entre persecución, angustia y tortura o desgarrarse el alma entregando un hijo a desconocidos). «Una situación en la que la entrega de un bebé se dé en el contexto de una vulneración, solo podría ser calificada de ‘entrega coactiva'», expresó un comunicado de rechazo a tal medida (4). Los voceros de la burguesía maquillarán de «protección de la maternidad» a lo que no es otra cosa que expoliación de las madres más empobrecidas y amarradas por leyes de inmigración lesivas, hablarán de «darle una oportunidad a los bebés», cuando la mejor oportunidad para un bebé es estar con su madre en condiciones dignas; mirarán para otro lado acerca del drama que padece una no deleznable cantidad de niñas y niños adoptados, que son maltratados, agredidos con frases como «si no fuera por nosotros te pudrirías en tu país», abandonados emocionalmente, y en ocasiones hasta violados por sus adoptantes… La tasa de niños abusados entre los niños adoptados es escandalósamente alta: es una triste constatación (eso no quiere decir que toda adopción conduzca a un abuso, ese no es el tema en discusión).

La cuestión es saber si seguimos aceptando el saqueo a las mujeres más empobrecidas de la clase explotada, y saber hasta cuándo normalizaremos la explotación y el sufrimiento producto de un sistema heredero de la colonización y profundamente misógino, de un sistema, el capitalista, en el que el poder adquisitivo de una minoría llega a darse el lujo de «adquirir» los bebés de las mujeres más empobrecidas de la clase obrera.

Esta medida pone de manifiesto el cómo nos conceptualiza la burguesía: las y los proletarios estamos a su disposición, y con mayor énfasis si somos la parte más golpeada de la case explotada (migrantes y mujeres), a la burguesía poco le importa nuestra calidad de vida, de momento que nos puede sacar la plusvalía y hasta parte de nuestro ser. Aquí no cabe la estafa con la que la burguesía intenta vaciar al feminismo de su indispensable contenido de clase; no cabe la estafa de la supuesta «sororidad interclasista», porque las mujeres burguesas, las explotadoras, las imperialistas, no son nuestras hermanas… no son nuestras hermanas aquellas que precisamente también legislan en favor del Apartheid Europeo (junto a los hombres de la clase explotadora), no son nuestras hermanas aquellas mujeres burguesas que impulsan guerras imperialistas, ni las que explotan en fábricas de espanto a miles de mujeres y hombres de la clase explotada, ni son nuestras hermanas aquellas que impulsan esta nueva iniciativa de extorsión contra las mujeres más empobrecidas. No nos hermanamos con la burguesía, porque ésta nos explota. Nuestra Matria está en las y los que luchan contra el capitalismo y sus desmanes.

Apropiación de bebés… Se incrementa la barbarie de esa Europa que succiona las riquezas de África, Asia y América Latina, pero que rechaza cínicamente a los seres humanos empujados al éxodo por causa de ese saqueo constante. Es el sumum de la explotación capitalista, el sumum del colonialismo, el sumum de la misoginia. Frente a la barbarie en alza, urge profundizar, analizar y luchar contra este sistema putrefacto en el que un puñado de millonarios capitaliza sobre el saqueo de la naturaleza y sobre la explotación de las y los trabajadores.

Notas:
1.- El PP propone retrasar la expulsión de las mujeres simpapeles que entreguen a su hijo en adopción
2.- Comunicado de la Red de Mujeres Latinoamericanas y del Caribe en España
3.- «Esta reforma es repugnante e inconstitucional…»
4.- ‘Entrega coactiva’

– LoQueSomos – Y nosotras ¿Qué?
Más artículos de la autora
* LQSomos en Red

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb

http://www.loquesomos.org/wp-content/uploads/2019/03/extorsión-contra-las-inmigrantes-PP-racismo-puro-lqs.pnghttp://www.loquesomos.org/wp-content/uploads/2019/03/extorsión-contra-las-inmigrantes-PP-racismo-puro-lqs-150x150.pngLQSomosCecilia ZamudioDemocraciaApartheid Europeo,Bebés a cambio,esclavismo capitalista,Extorsión contra las mujeres migrantes,RacismoCecilia Zamudio*. LQS. Marzo 2019 'Si nos das a tu hijos en adopción, no te echamos del país' Esta es la propuesta que el PP plantea a las inmigrantes sin papeles en su polémica ley de apoyo a la maternidad, que Casado presentó en la clausura de la Convención del...Cultura Libre, Comunicación Libre