Caminos de “dolor” y “esperanza” para vencer al franquismo

Por Leticia Palacios*. LQSomos.

Recuperan una ruta de los maquis entre Molló y Camprodon

El Amical Antics Guerrillers de Catalunya, con el apoyo del Memorial Democràtic y otras instituciones, han recuperado una ruta de los maquis que iba desde Molló (Ripollés) hasta la estación de tren de Manlleu (Osona). Por esos caminos circularon a escondidas militantes, armas y propaganda para fortalecer la resistencia y preparar la lucha definitiva contra Franco de la mano de personas anónimas, movidas por sus ideales y la esperanza de vencer al franquismo. La ruta incluye dos placas dedicadas a dos guías, Josep Jové (la situada en Molló) y Josep Gros (la de Camprodon). Este último, además, escribió unas memorias que han permitido recuperar la ruta. Representantes de diversas instituciones y algunos familiares han participado en la presentación.

Entre los asistentes estaba José Gros, hijo de uno de los dos homenajeados, que se ha mostrado satisfecho por el reconocimiento y recuerdo de su padre como ejemplo de los que lucharon desde la clandestinidad. Tardó mucho en saber qué hacía, pero ahora habla de ello con orgullo. “Pasó 40 años de su vida luchando con armas y sin ellas”, cuenta, incapaz de calcular a cuanta gente ayudó a cruzar la frontera. Para Josep Serra, miembro del colectivo Amical Antics Guerrillers de Catalunya, es imposible entender el exilio sin la figura de los guías. Y es que no solo ayudaban a las personas perseguidas a cruzar, sino que también transportaban información y correspondencia. “La historia no ha contado su trabajo y sin ellos era difícil que alguien consiguiera cruzar”, remarca. Durante el acto, ha recordado a modo de anécdota que incluso transportaron una imprenta desmontada en piezas. Josep Jové, a quien se ha dedicado la placa de Molló, es quien diseñó la ruta, de cerca de 80 kilómetros y dividida en cuatro etapas, que enlaza Molló con Manlleu. Josep Gros es quien más la recorrió, con cerca de una treintena de viajes. “Precisamente ha sido su libro biográfico, con detalles de la zona, lo que nos ha permitido redescubrirla”, apunta.

La ruta del Ripollés, se une a la Xarxa d’Espais de Memòria del Memorial Democràtic, que agrupa un conjunto de lugares y espacios de recuerdo de la lucha y los conflictos para conseguir los derechos y las libertades democráticas, desde la proclamación de la Segunda República hasta la transición democrática. El nuevo tramo señalizado es la continuación del itinerario que se inauguró el año pasado en la Garrotxa. La documentación y puesta en valor de estos itinerarios es una iniciativa del Amical Antics Guerrillers de Catalunya, el Museu Memorial de l’Exili y el Memorial Democràtic, con el apoyo de la Diputació de Girona y las administraciones locales.

Los caminos de los maquis

Durante la década de 1940, las comarcas del centro y norte de Catalunya vivieron la intensa actividad de estos grupos armados. A mediados de 1944, con la liberación del sur de Francia de la ocupación nazi, los exiliados republicanos que habían combatido con la resistencia francesa comienzan a infiltrarse en Catalunya y a organizarse para provocar la caída del régimen franquista. Había que organizar y garantizar rutas seguras (masías para aprovisionarse, escondites, caminos, etc.) para las unidades de maquis, que crearían bases guerrilleras con las que fustigar al régimen con acciones militares y de propaganda política. Desde la clandestinidad se creó una red de caminos que conectaba el sur de Francia, desde Prats de Molló, con Barcelona, y que se extendía por la Catalunya Central para enlazar con los grupos de Aragón, y hacia el sur, para conectar con las unidades de Valencia. Por estas rutas circularon a escondidas militantes y combatientes, armas y consignas políticas, panfletos y propaganda para fortalecer a la resistencia y preparar la lucha definitiva contra Franco. La memoria de estas rutas clandestinas también generó mitos y leyendas, vinculadas con enfrentamientos con la Guardia Civil o con las represalias a las masías que los apoyaban.

Sin entender ese periodo no se puede entender este presente

Vicenç Villatoro, director del Memorial Democràtic, ha puesto de manifiesto la importancia del reconocimiento que se ha hecho a los dos guías y de la nueva ruta. “Toda la historia es importante, pero si no entendemos este periodo es imposible entender el presente”, ha dicho, lamentando que la memoria ha sido durante años “distorsionada” por los efectos del franquismo. “Se trata de un periodo de sufrimiento y de dolor, pero las personas de estas placas tenían una esperanza noble. Ahora estas nos permitirán recordar que existe memoria y la fuerza del pasado, recordarlos a ellos y homenajear a sus familias, que son las que han mantenido su llama viva”, ha insistido, recalcando que “un totalitarismo no gana la guerra si no controla el territorio y a sus gentes, y aquí muchos no se dejaron controlar. Ahora toca hacer todo lo posible para divulgar su memoria”. Desde el Amical Antics Guerrillers de Catalunya ya están trabajando en una nueva ruta que podría presentarse en primavera.

* Nota original: Recuperen una ruta dels maquis entre Molló i Camprodon
* Traducido por Leticia Palacios para LoQueSomos

Síguenos en redes sociales… Diaspora: lqsomos@wk3.org Facebook: LoQueSomos Twitter: @LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar