Campos Elíseos en la Siberia Extremeña

Por Nònimo Lustre. LQSomos.

¿Le ha tocado el premio gordo a un pequeño pueblo de la llamada Siberia extremeña? Algunos así lo pregonan: “Ya se puede consultar el proyecto Elysium de Castilblanco, que anuncia 18.133 millones de inversión. Aprobada inicialmente y información pública esta ‘gran instalación de ocio’ con casino, parque temático y de atracciones acuáticas, circuito, hoteles, viviendas y campo de golf, que crearía 26.025 empleos a pleno rendimiento” (prensa extremeña 03.II.2022)

Para hacernos una idea de lo que significa esa mareante inversión de 18.000 m. en cinco años, recordemos que la Junta de Extremadura ha presupuestado para el año 2022 la ingente cantidad de 4400 millones de euros en políticas sociales, además de 2000 m. en Sanidad y 1200 m. en Educación. Perdonen la arbitrariedad o cuenta de la vieja de dividir entre cinco la inversión programada por Elysium pero, de cumplirse, invertiría cada año unos dineros (3600 m.) que se aproximarían al gasto social de 2022. En cuanto a esos fabulosos 26.000 empleos directos, la tasa de paro en Extremadura se situó en 100.000 almas el pasado año de 2021 (19% de la población activa) Continuando con la regla de oro de la cuenta de la vieja, especularemos que esa tasa se mantendrá en el lustro venidero. Por ende, ¿Elysium paliará un cuarto del paro extremeño?

Elysium City según Invest in Extremadura

Bueno, olvidemos a la vieja con sus fantasiosas cuentas -por lo demás, no más chapuceras que las cifras gubernamentales. Dícese que la construcción de Elysium necesitará inmediatamente 32.483 trabajadores que prepararán 30.000 plazas hoteleras –casi el doble de las 17.000 plazas que obran en los 327 establecimientos extremeños actuales. El proyecto prevé unos beneficios anuales netos de 1.375 m. en 2027 (al 80% de su ejecución) y de 4.344 diez años después, en 2037, a los 15 años de su inauguración. O sea, en una década, el beneficio se triplicará -¿cuento de la lechera, optimismo psicopático de los empresarios o simples ganas de engañar a los incautos financieros? Elysium se apoya en la seguridad de que su clientela utilizará el aeropuerto de Ciudad Real, a 145 kilómetros, pero ese aeropuerto surgió de un pelotazo y en la nada sigue, sin pasajeros ni carga. ¿No es mágico confiar a tan fantasmal aeropuerto la suerte de éste o de cualquier proyecto mega-urbanístico?

Pasemos a lo más importante de estos megaproyectos: su letra pequeña, esa que nunca aparece en la “información pública” que se les regala a los súbditos. Elysium exige un ramal ferroviario de 100 kms. desde Talavera de la Reina hasta Elysium City, en velocidad alta (¿se refiere a alta velocidad?) Asimismo, la Castilblanco Elysium City Corporation SAU (CECC) con un capital de 20 m. y presidida por el italiano Mario Mancini, está obligada a entregar ante la Junta de Extremadura una fianza de 10 m. -¿los ha depositado?

Para responder a estos interrogantes, topamos con los pequeños detalles que acarrea el cambio crónico y semiclandestino de las empresas involucradas. Al principio, estuvo a cargo del grupo gringo Alpha Cora presidido por John Cora, antiguo vicepresidente de parques de Disney, quien ya intentó infructuosamente en los 1980’s que EuroDisney se asentara en España. Luego intervino otra empresa menor y, a finales de enero 2022, en la Feria Internacional de Turismo (Fitur) celebrada en Madrid, la empresa Cora Alpha pronunció el manido argumento de que «buscaba financiación para el primer año». Entonces, ¿dónde queda la CECC?

Pues servidor no lo sabe. Peor aún, además de Mancini y Cora, ahora aparece un tercer tiburón, el sevillano Francisco Nuchera quien, en 2002, intentó unos proyectos inmobiliarios en Castilblanco que incluían varios hoteles y un campo de golf. En 2014, don Francisco creó con 1,1 m. Castilblanco Luxury, empresa filial de Nuchera & Nuchera (N&N) dedicada a “captar, depurar y distribuir agua”. Pero, en 2017, Hacienda le incluyó en la lista de morosos con una deuda de 1,87 m. que debe esa empresa de doble apellido. Finalmente, en 2019, N&N se domicilió en Castilblanco y nombró Presidente a Cora aunque don Francisco continuaba –o continúa- como su representante. Ofreciendo tan confusas noticias, sería lógico que se me acusara de improvisación y de información contradictoria o incompleta pero así son las finanzas: unas cadenas de empresas pensadas para desanimar a los acreedores, fisco incluido en primer lugar. Desenredarlas no conduce a nada -o peor aún, que al final sean los pececillos sub-sub-subcontratados los que paguen la culpa de los tiburones.

Antecedente de Elysium: Eurovegas en Alcorcón

El futuro Eurovegas según la propaganda de Adelson

En 2013, fracasó definitivamente un mega-proyecto similar a Elysium. Me refiero al otrora famoso Eurovegas impulsado por el sionista Sheldon Adelson (1933-2021), un escualo dueño de los resorts Las Vegas Sands amén de otros en Singapur y en Macao y, encima, de varios periódicos en Israel y en EEUU. Como buen amigo –léase, donante- de Trump, Adelson quería bombardear Teherán con bombas atómicas puesto que sólo morirían un par de serpientes de cascabel y algún alacrán (“an atomic weapon goes over, ballistic missiles in the middle of the desert that doesn’t hurt a soul, maybe a couple of rattlesnakes and scorpions”) Pocos años antes de su derrota en Alcorcón, Adelson hizo excelentes migas con Esperanza Aguirre, condesa de Bornos, por entonces presidenta de la Comunidad de Madrid y gobernanta de un burdel de subordinados que, según ella, ‘le salieron ranas’ –injusto calificativo pues estos batracios la han salvado de muchos encausamientos judiciales.

En extensión, Eurovegas era más modesta que Elysium pues estaba planeada para ocupar sólo 750 has. (1185 has. en Castilblanco) El resto del mega-proyecto era igual a todos los resorts que inficionan el planeta. Allí se construirían 12 hoteles de más de 140 metros de altura, seis casinos, tres campos de golf y tenis, centros comerciales y de reuniones, outlets, restaurantes, centros deportivos y de ocio, balnearios y zonas semiverdes (¿). La proletaria ciudad-dormitorio de Alcorcón se convertiría en el mayor bordello-casino de Europa.

Volvamos ahora a la letra pequeña: para comenzar el proyecto, Adelson exigió créditos a mansalva pero se negó a aportar acciones de su multinacional para respaldarlos, ofreciendo como único aval el conjunto de resorts y casinos que ni siquiera habían empezado a construirse. Los bancos españoles se negaron. Además, el espabilao magnate exigía: para sus rascacielos, sobrepasar la altura máxima permitida, permiso para fumar en espacios públicos cerrados, visados regalados para sus trabajadores extranjeros, cese del pago a la Seguridad Social durante los dos primeros años y, en especial, la reducción de impuestos al juego. «Habrá que cambiar las normas que necesiten ser cambiadas», amenazó la condesa absolutista. Pero M. Rajoy se negó a revisar la ley antitabaco -¿por sanidad pública?: no, porque temía que la “condesa antisistema” le desbancara. Huelga añadir que ninguna de estas causas reales figura en la excusa formal con la que Las Vegas Sands reconoció su derrota pues Adelson la achacó a la negativa del Gobierno central de bajar la tasa de impuestos al juego. Una vez más, la bronca entre los gerifaltes del neo-franquista Partido Popular salvó a Alcorcón de caer en las zarpas de las mafias de los casinos. Eso y, sobre todo, la enérgica oposición de ese pueblo acompañado por la ciudadanía de las otras periferias pobres de Madrid.

[Curiosidad: la inauguración de Eurovegas estaba prevista para este mismo año de 2022]

Antecedentes: Castilblanco en 1931-1932

Recuperando las armas de los picoletos ‘neutralizados’

No sabemos si Cora-Mancini-Nuchera tienen alguna opinión sobre las bombas atómicas, las serpientes de cascabel y los alacranes, pero sospechamos que no conocen bien el pasado de Castilblanco, por ejemplo, cuando tenía 3.000 habitantes y no el millar que tiene hoy. Menos aún estarían dispuestos a reconocer alguna clase de épica a los paisanos de ese lugarejo ‘siberiano’ también llamado ‘la Fuenteovejuna extremeña’. Por ello, he de recordárselo:

Hace años visité Castilblanco. De este pueblo me aseguraba la vetusta enciclopedia Espasa que “produce abundantes cereales, garbanzos, lino, hortalizas, vino cera y miel”. Eso fue a principios del siglo XX pero lo que me llevó a este lugar ocurrió al comienzo de la II República española. La epopeya y consiguiente tragedia de Castilblanco comenzó por un asunto menor y se resume así:

“Se convocó una nueva manifestación para el día 30 dic 1931 y, aunque esta vez sí se solicitó autorización, el alcalde no concedió permiso por razones de orden público, si bien al final se celebró sin que se produjeran incidentes al no intervenir las fuerzas del orden público. Al día siguiente el alcalde envió a la guardia civil a la Casa del Pueblo, sede de la FNTT, para pedir que se cancelara una nueva manifestación prevista para aquel día.

Foto propagandística tomada poco antes de las torturas

31 dic: Mientras estaban negociando, un grupo de mujeres se enfrentó a los cuatro guardias civiles que estaban fuera… un manifestante [Hipólito Corral, vecino de Castilblanco] resultó muerto en este momento por una bala de la Guardia Civil; según la versión oficial, el fallecido civil se produjo tras haber asesinado a un cabo de una cuchillada en la nuca, e intentar repeler la agresión sus compañeros. El caso es que parte de la muchedumbre se abalanzó sobre ellos con palos, piedras y cuchillos, y los linchó.” En otra versión oficial se llega a sostener que el vecino no recibió un balazo directo –origen indudable de la venganza posterior- sino que el disparo le llegó ‘de rebote’. Evidente mentira pero subsiste otra narrativa lírico-épica-patriotera que supera en dislate a la teoría del rebote. La citamos in extenso a continuación porque es la clase de conseja populachera que sigue inficionando este país:

Juicio a los santos inocentes

El cabo Blanco, joven y hercúleo, a tirones se desprendió de sus adversarios e intentó retroceder para prepararse a la defensa. Hilario Bermejo Corral [¿Hipólito o Hilario?], alias «Retuerto», con un puñal, y por detrás, le asestó una puñalada que entrando por la nuca le perforó la totalidad del cuello, saliendo la punta por debajo de la barba. El lamento del cabo al sentirse herido fue seguido [no fue seguido sino anterior] de la detonación producida por el disparo hecho por el guardia segundo Agripino Simón Martín tratando de defender a su superior, que, tambaleándose y desangrándose, aún pudo llegar a la pared próxima, queriendo en un último esfuerzo apoyarse en ella para disparar su fusil contra los atacantes; al llegar él a un montón de piedras, se le abalanzaron, y, quitándole el arma, el mismo «Retuerto» que antes le hirió le hizo un disparo al pecho cuando ya, desplomado y apoyado en la pared, se debatía en los estertores de la muerte, producida por la hemorragia que había determinado la herida recibida al comenzar la lucha. Sus compañeros, súbitamente atacados por los individuos que constituían los grupos que les rodeaban, y sin duda así lo habían proyectado [¿], fueron muertos primero a tiros de pistola, y maltratados después con piedras y a golpes de mazas con gruesos palos de encina. En sus cuerpos se hundieron una y cien veces cuantas armas tuvieron a mano y con ellos chocaron, con toda la energía que el ocio [¡] acumuló en sus enemigos, todos los objetos contundentes que hallaron a su alcance; palos gruesos, piedras de varios kilogramos de peso; hasta los zapatos que calzaban les sirvieron para desgarrar los rostros de aquellos desgraciados que nunca pudieron pensar que el ser humano conociera tan bajo nivel…

Los seis condenados a muerte –luego, conmutados

Cuando no había en sus cuerpos lacerados un sitio sano donde herir, rompieron la boca del cabo Blanco, cortándola a través de los maxilares, pincharon los ojos y machacaron los rostros de aquellos que eran el fiel retrato de bondad y nobleza. Consumado el sacrificio de aquellos mártires, no sin antes haber roto sobre sus cuerpos tres de los cuatro armamentos que les pertenecían y de haber rasgado sus cuerpos a golpes de cuchillo-bayoneta, las turbas, jadeantes, descansaron unos momentos pensando en más estragos… regresaron y, en orgía macabra, se dedicaron a jugar con los tricornios, a bailar entre los cadáveres, mojando sus pies en la sangre aún no coagulada… Ni una mano piadosa se acercó a cubrir aquellos despojos desgarrados, que yacieron abandonados en la calle del Calvario lo menos siete horas, hasta que el juez municipal acudió a recogerlos, primero, al paisano muerto que estaba en una casa, a quien llevaron al depósito de cadáveres del cementerio y colocaron sobre una mesa cubierta por una sábana; después a los individuos del Cuerpo, que por ser menos dignos de consideración se les tiró como piltrafas en el suelo”.

Unas 22 personas fueron juzgadas en Badajoz. Seis fueron condenadas a muerte -penas luego conmutadas. Parte de la ciudadanía se escandalizó por la muy distinta vara de medir con que el Tribunal Supremo abordó el asunto de los militares que se habían levantado en armas con Sanjurjo –los perdonó- y la estaca nudosa que empleó contra los jornaleros de Castilblanco.

La Paz franquista. Procesión en el Castilblanco de la posguerra

La venganza de la Guardia Civil (GC) no se hizo esperar: a los pocos días en Zalamea de la Serena, los picoletos mataron a dos campesinos e hirieron a tres más. Poco después, el 03.ene.1932, en Épila (Zaragoza), se reunieron en la plaza del pueblo unas quinientas personas. La GC asesinó a dos personas y resultaron heridas muchas más. Al día siguiente, 04 de enero, tuvo lugar una manifestación de campesinos en Jeresa (Valencia); los picoletos cargaron a caballo, con sables y fusiles. Hubo no menos de cuatro muertos y trece heridos, dos de ellos mujeres. La ‘benemérita’ vesania llegó a su cumbre el 05.enero.1932 en lo que eufemísticamente se conoce como los sucesos de Arnedo (Rioja) pues no fueron unos sucesos sino un genocidio: cuando un grupo de trabajadores acompañaba a una delegación que acudía a una reunión con los patronos, la Benemérita GC abrió fuego a discreción: once (11) personas –entre ellas cinco mujeres y un niño– fueron mortalmente acribilladas y los heridos se contaron por decenas.

Todas la imágenes se amplían pinchando sobre sobre la imagen y abriendo en otra pestaña con el cursor derecho

Más artículos del autor

Síguenos en redes sociales… Mastodon: @LQSomos@nobigtech.es Diaspora*: lqsomos@wk3.org Telegram: LoQueSomosWeb Twitter: @LQSomos Facebook: LoQueSomos Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar