Cantabria: los monopolios del “Santander”

Patxi Ibarrondo*. LQS. Mayo 2019

Indignante, pero aquí las cosas son así. Nadie dice oficialmente nada. Son los Botín, punto en boca. Estas practicas resumen el hecho del papel que esta todopoderosa entidad juega la vida diaria de la región

Subirse a un autobús municipal en Santander supone caer en la constatación de que no somos más que meros súbditos o vasallos por partida doble: el Borbonato y, más a ras de tierra, de la familia Botín-Santander.
No conformes con arrogarse el imposible descubrimiento de las Cuevas de Altamira, los Botín ordeñan beneficios sin encomendarse a las leyes del Mercado. Lo suyo es eliminar toda posibilidad de concurrencia y hacer negocio en exclusiva. Para a ello cuentan con los políticos, sumisos a su poder. Como si todo fuera normal, por el hecho de ser nominalmente de aquí. Aunque, naturalmente, sus tentáculos se extiendan por todo el globo. Pero los Botín no dejan un euro suelto sin apañarlo y hacer caja.

Uno sube al autobús urbano y constata con fastidio que se ha olvidado el monedero en casa. Sin embargo, el usuario recuerda que también se puede abonar el trayecto con tarjeta VISA. Sí, pero no. El conductor-cobrador le advierte amablemente de una realidad incontrovertible: ¡Que solo es válida la tarjeta Visa del Banco Santander!

Indignante, pero aquí las cosas son así. Nadie dice oficialmente nada. Son los Botín, punto en boca.

Nada nuevo bajo el sol. Cuando conviene a los amos del mercado se saltan sus propias reglas del juego neoliberal capitalista. Y usan y abusan de su tremenda capacidad de influencia.

Efectivamente, el Banco Santander ya venía ejerciendo prácticas monopolísticas en la Universidad de Cantabria. El carnet de estudiante de la UC es, a todos los efectos, una tarjeta de crédito de la entidad bancaria santanderina.

Otro tanto ocurre cuando el público turístico, propio o ajeno, llega a Santillana del Mar, y pretende visitar la réplica de la Capilla del Arte Cuaternario. Solamente se puede pagar en la sucursal del Banco Santander de aquella localidad cántabra.

Estas practicas del Banco Santander resumen el hecho del papel que esta todopoderosa entidad bancaria juega la vida diaria de la región, imponiendo su desmesura y haciendo y deshaciendo a su antojo en las vertientes económica y cultural, como si la región fuera de su propiedad.

Las tar-jetas y exclusivas del transporte urbano (TUS) habrán sido negociadas con la alcaldía del Partido Popular, cuya alcaldesa es Gemma Igual. Los dispositivos que se están instalando la efecto, para hacer operativo el pago electrónico con Visa, corren por cuenta del gasto público. Jugada redonda, una vez más, de la familia bancaria que tiene y usa Cantabria como si fuera su feudo medieval

Más artículos del autor
* LQSomos en Red

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario