Silencio, se rueda

Con todo mi respeto para los trabajadores fallecidos en los sucesos del Trade World Center.

Cuando vean la luz estas líneas ya habrán tornado a los arcones patrios, debidamente doblados y en espera de otra ocasión, los pulcros uniformes, las palabras de condolencia y los golpecitos en la espalda; los discursos y las promesas de seguir liderando este modelo de civilización que no se desplomará en tanto quede un solo marine en pie.

Brillante hasta el colmo, allí sólo faltó Jesús Hermida, con su blanca palidez, Diego Carcedo, la palabra precisa de Matías Prats, o el Fernández de Córdoba aquel de…”en el día de hoy, cautivo y desarmado el Ejército Rojo…”

Ni una sola fisura, una duda tan solo: cada uno en su sitio y media humanidad pendiente de unas imágenes que formarán parte de la memoria colectiva de ese pueblo.

Nosotros nos quedamos con la incógnita de saber quién dio realmente la orden de derribar las torres. Nos quedamos con la duda, tal vez para siempre también, de saber porqué no había ni una sola persona de raza judía en el momento del atentado, como nos quedaremos con las ganas de saber dónde se ocultan las armas de destrucción masiva del señor Sadam Husein. Pero el diente por diente ha triunfado una vez más.

Leer más

Sumbe, nuevo filme cubano sobre la epopeya de Angola

Una nueva película sobre la presencia cubana en la guerra de Angola, esta vez centrada en la batalla que libraron maestros, constructores y médicos colaboradores en Sumbe, llegará aquí hoy a las pantallas.

Dirigida por el realizador Eduardo Moya, se trata de la segunda entrega de una trilogía iniciada en 2008 con Kangamba, de Rogelio París, que cerrará con la batalla librada en Cuito Cuanavale (1987-1988).

En rueda de prensa, su director afirmó que con este capítulo se propuso reflejar de manera sintética la historia real de 175 mujeres y hombres que se enfrentaron durante 30 horas ininterrumpidas a cinco batallones de las fuerzas élites del organización opositora armada Unita, en marzo de 1984.

Es, dijo, un homenaje a esos combatientes que se unieron para defender la libertad e independencia de un pueblo hermano y sobre todo un testimonio histórico de las páginas gloriosas sobre la solidaridad de nuestro país, que quedará registrado para las futuras generaciones.

Leer más

Cine e ideología

Leo una crítica de un compañero en Rebelión, acerca de la película Balada triste de trompeta y esto me anima a decir un par de cosas sobre cine.

Totalmente de acuerdo con el análisis de esta película, quiero decir que, ante el éxito de productos como éste, a veces, por no pecar de desinformado y de reaccionario contra películas simples, poco serias o de contenido poco consistente y claramente dirigidas al consumidor poco crítico, uno no se atreve a llevar la contraria a sus admiradores.

Es asombroso el interés que despierta todavía el tema judío en la industria del cine norteamericana –ya hay de nuevo otra película en cartel, cuando no se apagaron aún los aplausos por El niño del pijama a rayas-, el inagotable filón de la II Guerra Mundial, que ya hemos visto desde todos los ángulos posibles, con el “siempre encomiable” papel que jugaron ingleses y norteamericanos en dicho conflicto (va camino de empatar con el número de weterns). Por el contrario, qué poco interés ha manifestado la industria USA para con el problema palestino si no fue para tacharlos de terroristas en Éxodo, que tal parece que los invadidos, cercados y buenos de la peli fuesen Sal Mineo, Paul Neuman y las bellas e inocentes judías de shorts y frescas carnes. Y esto es extensivo al conflicto saharaui, que ya dura 35 años y todavía no ha asomado el careto ni uno sólo de los que nos entretienen con sus más o menos decorosos filmes. Lo cual deja bastante claro en manos de quién está el capital inversor.

Leer más

Muere Salvador Arias. El gran maestro del doblaje

Una vez Salvador me hizo un favor; cuando escribía sobre Fernando Rey, y como todos, confundía a su padre con Segismundo Casado, aquel coronel que entregó las tropas republicanas a Franco, el me sacó del error. No era el mismo Coronel Casado. Fernando Casado Veiga, el padre del aludido, era un coronel artillero ayudante del presidente Azaña que se negó a huir tras perder la guerra, y fue condenado a muerte y posteriormente indultado, lo que en parte pagó su hijo en el campo de concentración habilitado en el estadio de Mestalla

Leer más

«Risafloja», Manuel Alexandre Abarca

Jamás había pensado Manuel en el teatro, que le gustaba como espectáculo y nada más, lo mismo que el cine, pensaba proseguir sus estudios de abogado cuando acabara la guerra y continuar sus aficiones literarias. Pero aquella inesperada coyuntura tenía, ante todo y sobre todo, la ventaja de que podía librarle del frente de batalla”

Leer más