Manifiesto anticapitalista de la música en el estado español

Es la hora de la gente. Aquí hace falta todo el mundo. Sólo sobra esa casta de mafiosos que nos quiere inducir al suicidio. También sobran algunos “artistas” que miran y hablan desde su pedestal, con la cómoda distancia de quien se coloca por encima del bien y del mal, mientras la vida se desmorona bajo el escenario. Se dan un paseo expiatorio cada campaña electoral o cuando sube el IVA, pero han pasado años despreciando a las víctimas del mismo capitalismo que ahora les perjudica a ellos.

Quienes os sumáis a NOS TOCA os dedicáis a la música, de un modo u otro: compositores, bandas, promotoras, organizadores, técnicos, agentes, asociaciones… pero sobretodo sois personas que quieren hacer de su hábitat una réplica de la dignidad que merece el resto de la sociedad y del mundo. Eso es lo que tenéis en común con otros miles y millones de personas. Todas esas personas somos afortunadas, porque somos la gran mayoría y porque es precisamente eso, la lucha de todas, el trabajo colectivo, lo que puede garantizar nuestro futuro y el de las generaciones que vienen. Vuestra actividad musical recibe a veces el nombre de “hazlo tú mismo”, aunque en realidad es un trabajo gestionado en plural, como el que necesitamos extender para ganar esta guerra. Y para eso sólo tenemos un arma, la más poderosa: la suma de todos y todas.

Otros no trabajáis así, por “alternativa” que pueda ser vuestra etiqueta, pero eso importa poco. Este manifiesto se dirige a unos y otros porque no son tiempos de mirarse al ombligo (por bonitos que sean los vuestros). Es hora de enfrentarnos juntos a la declaración de guerra que una élite pornográficamente rica ha lanzado contra la inmensa mayoría. Ni podemos callarnos ni vamos a seguir quietos. No sólo por la maldita subida del IVA, no sólo por lo que “nos toca”, sino por todo lo demás, porque todo nos afecta, todo NOS TOCA. Porque nos han declarado la guerra.

Leer más

León Gieco: Perón es el traidor de «Sólo le pido a Dios»

Pero el árbol no debe tapar el bosque. Más allá de la figura de Gieco, tanto al hablar del tema con distintas personas como en el poco rebote mediático de la entrevista, se plantea una cuestión de fondo: analizar el caracter reaccionario de la tercera presidencia de Perón parece seguir siendo un tema tabú, especialmente para quienes sostienen al Perón mito por encima de la realidad histórica

Leer más

16-9-1973: Te recuerdo… Víctor Jara

El 11 de septiembre de 1973 Víctor Jara, en su rol de cantautor, y el compañero presidente Salvador Allende debían concurrir a la exposición "Por la vida. Contra el fascismo", en la Universidad Técnica. 

 

El afiche del evento impresionaba: una madre amamantaba a su criatura y la sombra de ambos estaba bañada de sangre. Era un llamamiento silencioso, pero muy expresivo, a defender la vida contra el fascismo.

Víctor había propuesto, tiempo atrás, un viaje de concientización por el país alertando al pueblo. La exposición en la Universidad Técnica significaba el comienzo de la acción.

La exposición nunca se inauguró. Pero “Chicho” hizo su último llamamiento al pueblo desde La Moneda rodeado de militares golpistas. Éstos habían hecho dimitir a los militares constitucionalistas amigos de Carlos Prats, al comandante de la Marina de Guerra –Raúl Montero- y a José María Sepúlveda, director de carabineros, que no querían sumarse a la asonada.

 

 

El nuevo comandante en jefe, general Pinochet, que en vísperas había jurado fidelidad al presidente Allende, encabezó el golpe. El fascista Pinochet dio la orden de asediar el palacio de La Moneda. En estas condiciones Allende no creyó conveniente llamar al pueblo inerme a la lucha. 

Leer más

La Revuelta del Coño

Ésta chica tan guapa, con una camiseta que pone “¡No pasarán!” (si esto no es orgullo, entonces no sé lo que significa el orgullo), que me tiene enamorado, es Nadezhda Andreevna Tolokonnikova (Надежда Андреевна Толоконникова), miembro del grupo ruso de punk feminista Pussy Riot (revuelta del coño), que han sido condenadas a dos años de prisión por incitar al odio religioso.

La verdad es que las chicas entraron a cantar una canción contra Vladimir Putin en la catedral de Cristo Salvador de Moscú, porque el patriarca de Moscú, Cirilo I, desde dicha catedral, en las pasadas elecciones, pidió públicamente el voto para Putin (de la misma manera que aquí la Conferencia Episcopal, abierta o veladamente, lo suele pedir para el PP), quedando de manifiesto la alianza entre la todo poderosa y todo reaccionaria iglesia ortodoxa rusa (y mira que me gusta el arte ortodoxo/ bizantino) con la derecha nacionalista rusa. Y éstas han sido las consecuencias: que el partido de Putin en el gobierno (tras ganar unas elecciones algo sospechosas) se ha dedicado a criminalizar prácticamente todos los movimientos sociales que van contra ellos; ha criminalizado a los homosexuales, feministas y otros colectivos. Puedes decir que su acción fue poco práctica, pero ha servido para demostrar al mundo lo que pasa en Rusia. Respecto al odio religiosos, pues, juzgad por vosotros mismos: ésta es la letra traducida de la canción que interpretaron:

Leer más

De, desde, durante:Rubén Blades

Rubén Blades nació en el barrio de San Felipe de la ciudad de Panamá. En su familia el arte siempre ocupó un lugar privilegiado. Sus padres fueron Rubén Blades Bosques y Anoland Bellido de Luna.

Cantante, compositor, músico, actor, abogado y político panameño que desarrolló la mayor parte de su carrera en los Estados Unidos. Su género fue caracterizado como “salsa intelectual”. En Hispanoamérica se le considera “El poeta de la Salsa”. Sus canciones son de corte social.

Leer más

Eddie Palmieri: Vivimos una tragedia ritmática

Azúcar fue lo que trajo Eddie Palmieri, el primer latino en recibir un Grammy (en 1975, por su disco Sun of latin Music), para festejar en Venezuela sus 75 años de vida, aunque prefiere decir que son 25, como le enseñó el trompetista cubano Alfredo “Chocolate” Armenteros: después de los 50 años, afirmaba, hay que quitarse uno por año cumplido.

El primer encuentro de su orquesta La Perfecta con el bailador caraqueño, fue para recibir el Momo de Oro en 1967. Esta vez se presentó en la plaza Diego Ibarra para celebrar los 5 años de nacionalización de Cantv y sus 55 años de vida musical, o más bien como profesional, ya que desde los 8 años de edad, por insistencia de su madre, comenzó a instruirse en el piano.

Sus discos han sido celebrados por melómanos y es recordado por la introducción del trombón, con un sonido sin concesiones, que cambió de manera revolucionaria la música afrocubana de la mano de Barry Roger, a quien nombra siempre con admiración y respeto, al igual que a todos los músicos que lo acompañaron, así como aquellos que fueron parte de la génesis y auge de ese gran ritmo para el bailador: la música afrocubana, que en términos comerciales ha sido difundio con el nombre de salsa.

A finales de los años 60 del siglo XX, Palmieri estudiaba ciencias políticas y en una ocasión le preguntó al periodista venezolano Francisco Luna: “¿Quién será la hija de la Justicia?”. Y él le dijo: “La Libertad, lógico”. “Y de ahí viene el tema (incluido en el disco Vámonos pa’l monte, que apareció en 1971). Por eso a Venezuela la tengo siempre presente”, dice quien fuera el defensor de la música de África y de Cuba ya en los tiempos en que en “el país de la nieve” recrudecía la segregación racial y el anticomunismo era moneda corriente, lo que le costó más de una marginación de sus producciones musicales.

Leer más

Veinte años sin el duende y la voz de Camarón

El cantaor sigue siendo el artista más ensalzado de la historia del flamenco.

Cuando alguien le comentó a Juan Belmonte, el gran revolucionario del arte de la tauromaquia, que para agigantar su figura histórica sólo le faltaba morir joven en el ruedo, el diestro sevillano contestó con ironía: "Se hará lo que se pueda".

Camarón de la Isla sí murió joven, con sólo 41 años, el 2 de julio de 1992 -mañana hará veinte años- en la cima de su gloria. Reconoció en muchas ocasiones que lo que más le habría gustado hacer, además de cantar, habría sido dar una media verónica como sus amigos Curro Romero o Rafael de Paula. Pero las descomunales e innatas condiciones para el cante que atesoraba y, por otro lado, su pavoroso miedo a la muerte, le alejaron del toro y le marcaron con nitidez el camino del arte jondo.

Ha sido, indudablemente, el artista más ensalzado en vida de la historia del flamenco, tanto por sus propios compañeros de profesión como por la gran mayoría de los aficionados. Gracias a Camarón, esta música popular de raíces centenarias alcanzó aceptación en algunos ámbitos que, hasta su arrolladora irrupción en el mundo del cante, le habían estado vedados.

A lo largo de sus cuatro intensas décadas de existencia, Camarón de la Isla se hizo leyenda. Era todo un símbolo y un mito para la gitanería, que le veneró como quizá a ningún otro cantaor. Revolucionó el universo sonoro del flamenco y consiguió convertirse, junto a Paco de Lucía, que compartió con él su fértil en la primera época, en la figura flamenca más conocida en el ámbito internacional.

Leer más

Lo que no se dijo en España sobre Springsteen

No me tendría que haber sorprendido, pero me sorprendió ver la manera como la mayoría de los medios de información de mayor difusión españoles cubrieron la visita de Bruce Springsteen (BS a partir de ahora) a España en su ciclo de conciertos. Salvo contadísimas excepciones, la figura y la música de tal cantautor se presentó analizando su calidad musical sin referirse al significado de su música y de su narrativa, imposible de entender sin referirse al contexto político que lo configura. Esta manera de cubrir la música es semejante, en la esfera pictórica, a analizar el Guernica de Picasso sin hacer referencia al bombardeo nazi de la ciudad vasca Guernica. Es imposible entender la música de BS (o de cualquier otro cantante) sin conocer el contexto que la ha ido configurando durante su vida artística. Veamos.

Bruce Springsteen nació en uno de los Estados más industriales de EEUU, Nueva Jersey, en un pueblo llamado Long Branch, de un padre de clase trabajadora que hizo muchos tipos de trabajo durante su vida (desde trabajador textil a conductor de camiones) y de una madre, secretaria, que le influenció enormemente. En su pueblo había una estratificación clara del territorio según clase social y raza. Esta estratificación territorial jugaba un papel clave en dividir a la clase trabajadora según su raza. En su juventud y adolescencia BS fue un rebelde sin conocer, sin embargo, de dónde venía ni a dónde quería ir. Le gustaba la música rock y sus primeros pasos eran de crítica a la música del movimiento estudiantil (de procedencia burguesa, pequeño burguesa y clase media profesional de renta alta) que había hecho de los conciertos y música de Woodstock un símbolo. Su rechazo a la cultura de la droga y del hedonismo que representaba aquella cultura, así como el concepto de libertad que tenía, interpretándola como la satisfacción del individuo (“hacer lo que te dé la gana”) sin frenos y responsabilidades colectivas, marcó sus canciones iniciales como Take LSD and Off the Pigs, que eran una protesta frente a los flower children (los niños flores) de Berkeley y de toda California. Era, sin definirlo así, una lucha de clases dentro del movimiento de protesta. Aunque Bruce Springsteen no había desarrollado todavía su conciencia de clase, su discurso, lírica y narrativa eran de protesta de clase frente a una cultura también anti establishment, pero marcada por el privilegio de clase. Su lírica y narrativa se separaba de la de Joan Baez o Bob Dylan, que representaban el movimiento pacifista, basado en un mundo estudiantil de base universitaria. En Born to Run era una voz alternativa que hablaba directamente a y desde la clase trabajadora, olvidada en las canciones del movimiento pacifista.

Leer más