Adiós a Cesária Évora, la diva que se descalzaba por los pobres

El mundo llora la muerte de Cesária Évora. La cantante, nacida en 1941 en la antigua colonia portuguesa de Cabo Verde, en la costa occidental de África, era desde hace 20 años una de las voces más célebres y respetadas del continente negro, informa la agencia Dpa.

Era conocida como La diva de los pies descalzos, debido a la costumbre de subir al escenario sin zapatos, en solidaridad con los pobres de su país.

La Reinade la morna,del melancólico blues caboverdiano, llevó sus letras, que hablan casi siempre de la triste historia de su archipiélago, de aislamiento, comercio de esclavos y emigración, a los cinco continentes.

Ganó premios, conquistó corazones de seguidores y llenó plateas en todos los rincones del globo, al tiempo que consolaba a los pobres de su país.

Fue distinguida en Portugal y Alemania; en Estados Unidos, en 2004 le dieron un Grammy por el álbum Voz D’Amor, y en 2007, el entonces presidente de Francia Jacques Chirac le otorgó la medalla de la Legión de Honor, por mencionar algunos de los premios que recibió.

Leer más

El documental Rocío y la memoria franquista

Fernando Ruiz Vergara, director del censurado documental Rocío, que aporta una visión histórica y antropológica de la popular romería andaluza, falleció el pasado 12 de octubre de 2011.

Desgraciadamente, el trabajo de este hombre no ha tenido aún el reconocimiento que merece, a pesar de que representara en su momento a España en el Festival de Venecia y recibiera un premio en el Festival Internacional de Cine de Sevilla. Rocío fue la primera película secuestrada por nuestra gloriosa Transición, después de recibir una denuncia por recoger testimonios de vecinos de Almonte (Huelva) en los que se recordaba a los culpables de la represión tras el alzamiento militar de 1936 y se dan detalles sobre los numerosos crímenes. En este documental, se señala como cómplice de aquellos trágicos sucesos a la Iglesia y a las hermandades rocieras, poniendo rostro y nombre a las víctimas.

La censura a la que se vio sometido este trabajo, como ya se ha expresado, es un ataque frontal a la memoria de los vencidos en la Guerra Civil y deja ver de nuevo las carencias (o farsa, para ser más exactos) de la muy idealizada Transición española. Aunque hay sectores de la sociedad que han insistido en ello desde hace mucho tiempo, ahora se va clarificando el hecho de que el proceso democrático fue una continuidad, además de serlo en gran medida en los ámbitos político y, especialmente, económico, de la memoria oficial franquista. Aunque rodada en 1977, Rocío no se estrenó hasta tres años después en el cine Bellas Artes de San Sebastián y unos días después, con carácter más oficial, en la significativa fecha del 18 de julio en el cine Astoria de Alicante. Recordemos algunas frases que promocionaban el film: “No se equivoque, Rocío no es pandereta, Rocío no es la españolada, Rocío no son las folklóricas, Rocío es una rabiosa aspiración de verdad, que usted comparte. Rocío es el sentir de un pueblo en su grito de libertad. Rocío es la España que algunos quisieran ignorar” o “Rocío es mito, esperanza, multitud. Rocío, un verdadero ritual de rebelión. Rocío es la primera película universal auténticamente andalucista”.

Leer más

Frantz Fanon, memoria de asilo

Sobre el documental "Frantz Fanon, memoria de asilo" de Abdenour Zahzah y Bachir Ridouh.

En la segunda mitad de los años cincuenta del siglo pasado, después de Dien Bien Phu, pareció que la hora de la liberación de las colonias había sonado. Los pueblos del Tercer Mundo empezaron a clamar por su liberación. Uno de sus mejores propagandistas –y también de la revolución argelina—, fue un psiquiatra: Frantz Fanon.

Frantz Fanon nació el 20 de julio de 1925, en Fort-de-France (en la Martinica), en el seno de una familia con antepasados negros, tamiles y blancos. Su padre era agente de aduanas y vivían relativamente bien. En 1943, cuando tenía 17 años, decidió alistarse en las Fuerzas Francesas Libres para combatir contra el fascismo. Hizo toda la campaña de Tolón hasta Alsacia. En 1944, recibió el grado de cabo y la Cruz de Guerra por méritos de combate. Cuando la derrota alemana se hizo evidente, el regimiento de Fanon fue «blanqueado»: él y todos los soldados no blancos fueron concentrados en Toulouse (Tolosa de Languedoc).

En 1945 regresó a las Antillas, para terminar los estudios preuniversitarios y para trabajar en la campaña comunista –no siéndolo— de su amigo, el poeta y profesor de filosofía del liceo Schoelcher, Aimé Cesaire, uno de los primeros teóricos de la negritud.

Leer más

Sutiles diferencias

José Mercé bajó la testuz ante Israel; Roger Waters (Pink Floyd) canta contra el bloqueo a Gaza.

Hay artistas de gran calidad, como José Mercé o Pablo Milanés, que hacen las delicias de sus públicos, pero esconden la poca dignidad que deberían tener como ciudadanos ante las amenazas del terrorismo contra los pueblos.

Pusilanimidad, egocentrismo, insolidaridad, pueden ser sus únicas virtudes como personas, al lado de sus innegables dotes escénicas.

Leer más

Arte y política

Salvador Dalí fue una de las voces que defendió a la dictadura fascista con mayor insistencia en los círculos artísticos internacionales.

En los últimos meses ha habido conmemoraciones de tres figuras relacionadas con el arte pictórico que merecen especial atención por su significado político, oculto e ignorado en dos de ellas. La primera es Gertrude Stein, figura prominente en la vida artística europea, mecenas del mundo cosmopolita artístico parisino.

 En estos días su nombre ha aparecido en la prensa internacional a raíz de la exposición de las pinturas que acumuló a lo largo de sus años en París (La aventura de los Stein en el Grand Palais de París). Tal exposición se mostrará posteriormente en el Metropolitan de Nueva York y en el Museo de Arte Moderno de San Francisco, y no cabe duda de que pasará en algún momento por algún museo español. Como es costumbre, la exposición va acompañada de libros y artículos sobre Gertrude Stein.

Lo que el lector no leerá en ninguno de estos documentos y artículos es quién era Stein y cómo se posicionó durante el periodo histórico que le tocó vivir en París. El silencio sobre ello se debe a que Gertrude Stein (procedente de una de las familias judías más adineradas de EEUU) tenía claras simpatías fascistas. Gran admiradora del general Pétain –jefe de Estado de un Gobierno títere de la ocupación nazi–, tradujo al inglés y publicó 32 discursos de tal general, incluso aquellos en los que justificaba la exclusión de los judíos de puestos de responsabilidad, alabando la colaboración del régimen de Vichy con la dictadura nazi liderada por Hitler (en 1944, a sólo 30 millas de donde vivía Gertrude Stein, 44 niños judíos fueron deportados a Auschwitz: todos ellos fueron asesinados). En su admiración por el general Pétain, llegó a definirlo como el “general Washington de Francia que restauraría en Francia los valores occidentales”. Apoyó el golpe militar de Franco y defendió la dictadura fascista que este estableció. Profundamente anticomunista, justificó el rechazo al judaísmo europeo por lo que ella consideraba simpatías comunistas. Detestaba al presidente Roosevelt y el New Deal, el programa de intervención pública que expandió notablemente los derechos sociales y laborales del pueblo estadounidense.

Leer más

No darse por vencido

Recuperemos la memoria de otra vida “traspapelada”. Presentación de la cintaNo darse por vencido, de Henri Belin y Susana Arbizu (Francia, 2011, 1h40).

Exiliado republicano en Bobigny, Daniel Serrano, de 91 años de edad, lucha desde las afueras de París para rehabilitar la memoria de su hermano Eudaldo, fusilado después de la Guerra Civil española. A pesar de sus trámites repetidos, la figura de ese hermano, teniente alcalde del Frente Popular, sigue sin ser reconocida en su pueblo natal donde la alcaldía socialista se ha negado también a desbautizar las calles y edificios públicos que siguen ostentando una toponimia franquista. Harto de soportar rechazos, exasperado por la pasividad de las autoridades españolas, Daniel decide, al fin y al cabo, actuar solo.

Leer más

El Roto, viñetas para una crisis

“El Roto”, Andrés Rábago (Madrid, 1947), de formación autodidacta, comenzó a trabajar como humorista gráfico en la revista Hermano Lobo con el seudónimo de OPS, para luego continuar en otras varias como La Codorniz, Triunfo y Ajoblanco. Más tarde lo hizo en otras como Tótem, El Jueves oMadríz, además de colaborar en numerosos periódicos de tirada nacional, últimamente en El País

Leer más

Piedra de locura, de Alejandra Pizarnik

Sobre la obra y su representación, de que va…

Vosotros que entráis en este universo habréis de abandonar los lugares comunes que acompañan el nombre de esta escritora. Son los mismos, por cierto, que lastran la recepción de otras escritoras: locura y suicidio. Graves son las consecuencias de la patología que consiste en “ligar” de esta manera vida y obra. La melancolía, la soledad y el aislamiento, cuando se ponen de manifiesto en la escritura de una mujer, son rasgos que admiten ser interpretados como prueba de un desequilibrio psíquico de tal naturaleza, que puede conducir a su autora al suicidio o a la locura. En cambio, si el escritor es varón, su obra y vida o ambas manifiestan parecida contextura, ésta suele recibirse como una confirmación del talante visionario de su hacedor. La muerte de Pizarnik, háyase suicidado o no, es tan relevante para la comprensión de su obra como el gas y el horno en un gélido apartamento londinense para la de Sylvia Plath.

Leer más