Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana

El primer Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana tuvo lugar del 3 al 10 de diciembre de 1979… y ya esta en marcha la 33 edición.

El Festival se propone reconocer y difundir las obras cinematográficas que contribuyan, a partir de su significación y de sus valores artísticos, al enriquecimiento y reafirmación de la identidad cultural latinoamericana y caribeña.

El filme argentino “Un cuento chino”, protagonizado por Ricardo Darín, inaugurará el 33 Festival del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana, al que concurren 562 obras de 46 países.

La  película Siete días en La Habana, codirigida por Benicio del Toro y otros seis realizadores, que será estrenada en el festival. El filme, que se exhibirá fuera de competencia, fue rodado este año en la capital cubana y cuenta siete historias de su realidad cotidiana, bajo la guía del puertorriqueño Del Toro, Laurent Cantet (Francia), Gaspar Noe (Argentina-Francia), Elia Suleiman (Palestina), Pablo Trapero (Argentina), Julio Medem (España) y Juan Carlos Tabio (Cuba).

Leer más

La maleta mejicana

Hay maletas que jamás llegarán a destino. Otras quizás nunca debieron embalarse o se hicieron con el corazón eclipsado. Algunas aguardan bajo la cama toda una vida el momento de abandonar a algún machista. También existen las maletas que sólo prestan servicio al viajero y donde no caben representaciones simbólicas capaces de trastocar el simple hecho de llevar una. Cada maleta es un pedazo de uno, del viaje y sus contextos, de la alegría o pena que en ese momento inunda a quién la lleve. A través de su contenido es posible perfilar al portador y, hasta incluso, arriesgarse a intuir, que más de uno la hizo como no queriendo viajar y otros con demasiado esmero para no perder las costumbres que acentúan la (in)seguridad.

Y existen otras que sencillamente se hicieron al calor de la historia. Con el fascismo pisando los talones y sin tiempo para imaginar que aquella maleta que se cerraba en el estudio parisino del fotoperiodista Robert Capa, allá por 1940, sólo se abriría casi 70 años después en el DF mejicano. Su contenido, más de 126 rollos de película fotográfica de Robert Capa, Gerda Taro y David Seymour (Chim), tomadas entre mayo de 1936 y la primavera de 1939 que pondría fin a la guerra civil española y el inició a gran escala, de la II guerra mundial.

Leer más

La Fundición, semillero de la escena contemporánea

La Fundición cumple un cuarto de siglo convertido en un referente internacional para los artistas más alternativos.

Como si fueran hormigas que poco a poco se van construyendo su particular hormiguero, La Fundición ha conseguido convertirse en un referente de las artes escénicas desde que en 1986 levantaran el telón. Son 25 años los que llevan ya en escena y por su sala han pasado grandes artistas como Angelica Liddell o La Ribot.

Fue hace un cuarto de siglo cuando Luke Tagua y Laura Etxebarria decidieron lanzarse a la aventura y crear de la nada un espacio donde se pudieran "generar miradas" sobre las artes escénicas contemporáneas. "Me refiero con contemporáneas a todo lo que tiene que ver con la transversalidad, el mestizaje, las miradas distintas sobre lo que puede ser el teatro más convencional", explica Tagua.

En 1986, tanto Tagua como Etxebarria se encontraban en Bruselas "por motivos de trabajo" y se fijaron que Bilbao era la localización perfecta para llevar a cabo un proyecto que no se les iba de la cabeza. "Nos parecía que era una ciudad muy viva, con un público estudiante muy curioso. Era una ciudad en ebullición. Hicimos esa propuesta de una manera muy generosa. Era un espacio privado y sigue siéndolo", subraya Tagua. Además, La Fundición tiene el orgullo de ser "la única sala privada" que ha estado durante 25 años en funcionamiento en Euskadi, ya que "no se ha creado ninguna más" en el resto de territorios.

Leer más

El Vado: “Prohibido prohibir”

Todo empezó con: ¿Te imaginas?… La idea de “El Vado” surge a finales de 2002, cuando se conocen Polo y Busquets. A pesar de la poca experiencia y escasos conocimientos musicales, ambos coinciden en el sueño de crear una banda, grabar un disco, subir a escenarios… ¿Te imaginas?

Tras cuatro años de formación autodidacta componen sus propias canciones. En 2006 el grupo se consolida con la llegada de Pove y ya en el año 2007 editaron su primer disco "+D30", con el que han tocado en innumerables conciertos.

El Vadoha actuado en salas como Razzmataz, Ámbit, La Sala, Mephisto y otras muchas. Sus directos se destacan por la estupenda puesta en escena de cada una de sus canciones, su complicidad con el público y su calidad musical.

Sus canciones son frescas y llenas de optimismo. Practican un pop/rock descarado, alegre, con puntos reggae/ska, con profundidad en sus letras. El Vado nos sorprende con un sonido que entenderán muy bien seguidores de bandas como Seguridad Social, Radio Futura…

Leer más

Miracielo

Manuel Ponte Pedreira, Sastre, Negro, Pintor, Miracielo, nacido en 1911 en Frades, residente en Ordes, sastre. En 1936 defensor de la República en Ordes y Santiago y por tal enviado a la cárcel; excarcelado en 1941, actuó como enlace, incorporándose a la guerrilla en 1945. Jefe de la IVª Agrupación en 1946, organizó una potente estructura politico-militar. Su carisma, inteligencia y valor lo pusieron justamente como un héroe del antifranquismo gallego.

"Pues aunque nuestros pies toquen el fango, nuestras frentes están más altas que el cielo". Así explicaba Manuel Ponte Pedreira, en carta al juez instructor del Gobierno Militar de La Coruña (1946), el significado de su nombre de guerra, "Miracielo".

"Miracielo" es un documental histórico sobre la trayectoria del guerrillero de Abellá (Frades) en el movimiento de resistencia antifranquista de los años 40.

Luchador por las causas de la República y de la Libertad, fue jefe de la IV Agrupación del Ejército Guerrillero y es fusilado con dos compañeros el 21 de abril de 1947 en O Fontao, cerca de la casa donde nació.

El documental recorre los lugares en los que Ponte vivió y luchó como héroe del antifranquismo al frente de la  IV Agrupación del Ejército Guerrillero de Galicia. Testigos orales, incluida su propia hija, reconstruyen pasajes de su historia, desde la sublevación militar de 1936 a su estancia en la cárcel de A Coruña hasta 1942. En la prisión se aproximará al comunismo y a su salida se convertirá en enlace de la guerrilla. A partir de 1946 será jefe de la IV Agrupación y reforzará su actividad.

El documental "Miracielo" es también un acercamiento a su compañera María Rivas, que lo acompañó en la lucha por su causa y, como consecuencia, fue perseguida y encarcelada.

Leer más

Una trampa llamada “realismo socialista”

El “realismo socialista” comporta, en su lógica burocrática, la garantía de todos los fracasos. No sólo como “Arte”, a pesar incluso de la magnífica factura de algunos dibujantes, pintores, escritores… fracasa como proyecto cultural, didáctico y como plataforma de expresión colectiva o patrimonio simbólico.

Bien clara tenía Trotsky la importancia de fijar posición crítica contra eso que se dio en llamar “realismo socialista”. Y no tuvo vacilaciones: “El estilo de la pintura soviética es presentado como 'realismo socialista'. La definición sólo pudo haberla inventado un burócrata encargado de dirigir un departamento de Bellas Artes. El realismo consiste en imitar daguerrotipos provincianos del último cuarto de siglo pasado, y el estilo 'socialista' en utilizar trozos de fotografía retocada para representar sucesos que nunca han ocurrido. No se pueden leer sin repugnancia y horror los poemas y novelas, o ver pinturas y esculturas en los que funcionarios armados de plumas, pincel, o cincel, y vigilados por funcionarios armados de pistolas, glorifican a los 'grandes jefes geniales' en los que no hay una sola chispa de genio o de grandeza. El arte de la época de Stalin quedará como la expresión más notable de la más profunda decadencia de la revolución proletaria”. Se trata de un “realismo” irreal.

Leer más

«Memo», por la Agrupación Señor Serrano

Interpretada por tres performers, diez magnetófonos, un vídeo VHS, una sandwichera eléctrica y decenas de globos hinchables, MEMO explora los mecanismos de construcción de la memoria a través de una puesta en escena apoyada en la danza, la creación sonora y el vídeo en directo.

Una determinada experiencia pone en marcha nuestro cerebro y de golpe queda fijada como recuerdo en nuestra memoria. En un primer momento parece que el recuerdo es fijo, pero las imágenes que atesoramos con voluntad inmutable cambian constantemente: son contaminadas por nuevas experiencias, alteradas por elementos de otros recuerdos parecidos y peinadas por el tiempo.

Nos encontramos a la Sección de Cumpleaños Singulares de la Corporación Memoria del sujeto X. Tres personajes esperan pacientemente la entrada de las experiencias del sujeto X que la Dirección Central de la Corporación Memoria ha catalogado como Cumpleaños Singulares. La función de estos personajes es construir y mantener los recuerdos basados en estas experiencias y transmitirlos cuando el sujeto X quiere evocarlos. Ahora bien, ni la construcción de un recuerdo, ni su mantenimiento, ni su evocación se desarrollan nunca con fidelidad y precisión exquisitas. Más bien, el proceso se demuestra, por naturaleza, incompleto, burdo y aproximativo.

Leer más

Lluvia de sangre sobre el teatro

Sastre. Me parece muy serio lo que está ocurriendo en el teatro.

Sombra. ¡Ah! ¿Por fin algo le parece muy serio?

Sastre. No te rías, que ahora no es de reír. Está lloviendo sangre entre los bastidores. Deja las bromas para un momento más propicio.

Sombra. Pero no se ponga usted así.

Sastre. Es que la sangre es una cosa muy seria.

Sombra. Nunca he pensado yo en reírme de la sangre, jefe. Ni siquiera en la imaginación. Todo lo contrario.

Sastre. Como a veces lees esta revista por encima de mi hombro, podías haber leído el artículo de Jaime Chabaud.

Sombra. Pues no, pero dígame algo sobre él.

Leer más

Cuba: Ernesto Fernández, Premio Nacional de Artes Plásticas 2011

El verdadero premio que no esperaba Ernesto.

No recuerdo si habían llegado los años 80, ni si yo aún era periodista o ya la jefa de redacción de la revista Somos Jóvenes. Pero se organizó un intercambio de regalo y a Ernesto Fernández, hijo, le tocó obsequiarme a mí. Era un jovenzuelo que no llegaba a los 20 años, flaco, con una sonrisa permanente y unos ojos claros.

El día de la fiesta, porque de eso se trataba el intercambio, Ernesto se me apareció con una foto inédita de Fidel en un campo de caña quemada. Junto al retrato me regaló el negativo y mi emoción llegó a los ojos. Fidel era, es, será, mi héroe predilecto y yo era dueña de una imagen suya que nadie más tendría.

En estos últimos días he buscado esa foto ¡¡¡y el negativo!!! por cuanto vericueto hay en la casa. Supongo que aparezca en las páginas de un libro o en un sobre en algunos de los tantos bultos de papeles que he acumulado en mi vida.

Mi interés de encontrar esa imagen era adornar este texto sobre el autor de la foto, Ernesto Fernández, padre, que es el Premio de Artes Plásticas 2011, selección que yo he disfrutado mucho porque si lo conocí a él personalmente mediante su joven hijo, he admirado sus fotos desde que las vi en los periódicos y revistas, fundamentalmente en trabajos periodísticos relacionados con la épica revolucionaria.

Leer más