Frida Kahlo: filosofar y pintar

"A todos les estoy escribiendo con mis ojos”.

Militancias de la imaginación en sus fuentes filosóficas.

No todo es sufridera en Magdalena Carmen Frida Kahlo y Calderón1 (1907-1954). Su vida y obra son, también, imaginación lúdica que milita su fantasía revolucionaria con la idea de “transformar al mundo”, con su capacidad sui géneris de amar locamente. Praxis de la Revolución Socialista que le abre un lugar indispensable al problema del Amor loco. Cursis abstenerse. Se trata de un "amor" filosofía y brújula, precipitado de pasiones, concreto y “maravilloso” (sólo lo maravilloso es bello) de carne y espíritu con su magia, sentidos, unión, elección, sorpresa, desarrollo, juego, pérdida de controles, inquietudes, locuras, derroches, provocaciones, explosiones… dolores. Y lucha de clases. Un placer incómodo para la burguesía.

Frida vivió el amor como una de sus fuerzas esenciales, como un arma pasional de orden socialista, amor hacia sí y hacia otros a plena luz de la sinrazón objetiva cargada con emociones fantásticas. Objetividad dialéctica de las luchas contra la derrota, la huída… fuerza filosófica capaz de modificar y predisponer la vida en una síntesis de tonalidades emocionales para luchar contra la liquidación burguesa del imaginario revolucionario. Ese es su fin práctico mejor y uno de sus saltos cualitativos predilectos contra el capitalismo. Fantasía tributaria del “arte popular”, fantasía real, militante del Partido Comunista Mexicano2 e imaginería pictórica intimista, relicario de colores incendiario… hechos tesis revolucionaria. Aunque a muchos vendedores de “pintura” se les olvide.

Leer más

El montaplatos (The dumb waiter), de Harold Pinter

Sobre la obra, de que va…

Dos hombres viven en una habitación miserablemente amueblada que no tiene ni siquiera las facilidades indispensables para hacer el té. Los hombres discuten acerca de equipos de fútbol y de noticias de prensa. A medida que se desarrolla el diálogo, Pinter se las arregla para darnos a entender, con notable pericia, que se trata de dos asesinos a sueldo, al servicio de una misteriosa organización.

Pasan el tiempo en habitaciones, a donde se les envía para que esperen órdenes. Se sienten a salvo en su refugio, aunque la certidumbre de que pronto tendrán que salir hace que se pongan nerviosos ante cualquier signo de una posible intrusión. Hay un efectorealmente sobrecogedor cuando se oyen pisadas que se aproximan a la puerta. Alguien desliza un sobre por la ranura, y los pasos vuelven a alejarse. Los pistoleros enfundan sus revólveres y respiran tranquilos. Siguen charlando, y de pronto empieza a funcionar un montaplatos que está al fondo de la habitación. En él encuentran una nota de restaurante, por lo que llegan a la conclusión de que deben hallarse en lo que era antes la cocina. Ben y Gus registran frenéticamente sus bolsillos y meten en el montaplatos toda la comida que tienen. El montaplatos vuelve a bajar una y otra vez, siempre con pedidos cada vez más extravagantes de comidas exóticas. Pinter aprovecha al máximo este recurso del absurdo, pues lo utiliza para acentuar el contraste con su clímax horrorífico. Gus sale  para ir a la habitación contigua (fuera de la seguridad de su mundo), y Ben recibe instrucciones de una voz que habla por el hueco del montacargas. Cuando Gus vuelve, va en mangas de camisa y su pistola ha desaparecido; y en el momento en que cae el telón comprendemos que Ben ha recibido órdenes de matar a su compañero.

Leer más

La vie en Bola

Sus guardianes espirituales y los médicos le advirtieron: “Be careful, it´s your heart”, ("Cuidado, es tu corazón") pero Ignacio Villa se fue a Méjico en octubre de 1971 y regresó sin latidos a su natal Guanabacoa. Allí, en el cementerio, tres días después de su muerte y ante una tumba demasiado sencilla para su fama, el pueblo lo lloró como lloró al Beny. Y después, como suele ocurrir solo con pocos músicos en una isla de músicos, el nicho de Bola ha seguido recibiendo flores y cantos, visitas de sus hermanos de religión y de sus hermanos artistas.

Bola no tuvo que esperar a que se cumplieran este 2011 su centenario y los 40 años de su muerte para que fuera reconocido como un genio de la canción y el piano en Cuba. Lo dijo en estas mismas páginas el poeta Sigfredo Ariel: aquí todo el mundo lo adora. Todo el mundo sabe que parecía más una bola de cacao con un pedazo de luna menguada como sonrisa; que de niño se encaramaba en la reja de un vecino para escuchar el piano; que tocaba en los cines para las películas silentes; que viajó y peleó con la celosa Rita Montaner; que fue admirado y acogido por Lecuona; que tuvo a Ester Borja como colega y amiga; que dio vueltas por el mundo cantando con idiomas mezclados; que vestía de gentleman y tenía un piano y un amor en el restaurante Monseigneur de La Habana.

Leer más

Festival de Cine Documental chileno de Chiloé

El Archipiélago de Chiloé es una tierra mística, llena de tradiciones y magia, plasmada en su gente, costumbres y mitología. Ubicada en el Sur de Chile, en la Décima Región de Los Lagos, cuenta con una fuerte cultura local e identidad territorial, junto con una biodiversidad que aún se conserva.

Fedochi 2011 se realizará entre el 8 y 13 de noviembre en las localidades de Castro, Quehui, Chelín, Dalcahue, Chonchi, y contempla diversas actividades, como muestras, talleres y por supuesto la competencia central que premiará al mejor documental del año.

Despues de recibir más de 40 trabajos audiovisuales, la organización de la séptima versión del Festival de Cine Documental de Chiloé, ha publicado la lista de documentales seleccionados para participar de la competencia 2011.

La recepción de documentales de la convocatoria a la competencia de Fedochi culminó el pasado 31 de agosto y tras el arduo trabajo de una comisión de especialistas, han sido seleccionados 11 documentales para participar de la séptima versión del certamen. Estos son los siguientes:

 – El pasar de Erika, de Karla Díaz

 – El juez y el general, de Patricio Lanfranco

 – Ventanas, de Constanza Castillo & Luis Silva

 – Retrato de mujeres pioneras, de Isabel Burr

Leer más

VI Festival Internacional de Cine Documental de Guía de Isora

La VI edición del Festival Internacional de Cine Documental de Guía de Isora, MiradasDoc, se celebrará del 28 de octubre al 5 de noviembre de 2011.

Este festival, acoge tanto a las películas documentales de temática social, a las producidas o rodadas en países en vías de desarrollo y del tercer mundo, así como a las que ahondan en temáticas como las relaciones norte-sur, procesos sociales emergentes en el primer mundo, etc.

Este Festival Internacional de Cine Documental de Guía de Isora, estará dividido en:

– Sección oficial, es aquella en la que participarán las películas a concurso, y otorgará tres premios:

* Internacional, que se divide en largometraje, cortometraje y ópera prima,
* Nacional,
* Canario.

– Secciones informativas en las que se agruparán en torno a las etiquetas de:

* Cinemateca Sur
* Restrospectiva de autor, alrededor de la concesión del premio Mirada personal a la trayectoria de un director.
* Documental en televisión

Leer más

El extraño jinete, de Michel de Ghelderode

El teatro de Ghelderode en cuanto espectáculo de una naturaleza humana integral, sin amputaciones ni eufemismos, proviene directamente de la dramaturgia isabelina: exceso, insujeción a las normas púdicas, ósmosis entre la muerte y la lujuria, obsesión de lo auténtico cifrando en el instinto y en el espontáneo desenvolvimiento de los apetitos naturales

Leer más

La Uña Rota edita obra inédita de Angélica Liddell

Un nuevo título de Los libros del apuntador reúne las piezas “La casa de la fuerza”, “Te haré invencible con mi derrota” y “Anfaegtelse”.

Tras su éxito en el Festival de Otoño de Madrid de 2009 y en el Festival de Aviñón de 2010, donde fue recibida como toda una revolución (“Cinco horas trabajadas hasta la exasperación por unas ganas furiosas de entender por qué todo va tan mal”, según Le Monde), la editorial segoviana La Uña Rota publica “La casa de la fuerza”, de Angélica Liddell, inédita hasta hoy.

El volumen se completa con otros dos textos inéditos, “Anfaegtelse” y “Te haré invencible con mi derrota”. Tres obras en las que Angélica Liddell, una de las escritoras más emblemáticas de lo que va de siglo XXI, se interna por infiernos raramente visitados por la literatura española, con un estilo turbador y vibrante, sin concesiones, y haciendo uso de un hondo intimismo.

“La casa de la fuerza” nos habla sobre cómo “el amor fracasa, la inteligencia fracasa, y nos destrozamos los unos a los otros, por cobardía, y humillamos y somos humillados hasta el final”, según la autora. Es una descarnada reflexión sobre la condición de la mujer en este siglo XXI y sobre el machismo cotidiano. Y en concreto, sobre los asesinatos y violaciones de niñas y mujeres que aún hoy tienen lugar en Ciudad Juárez (Méjico).

Leer más

Carlos Fonseca es del pueblo nicaragüense y de Latinoamérica entera

Entrevista con Thierry Deronne autor del documental “Carlos el amanecer ya no es una tentación”.

Este lunes 17 de octubre en Managua se dio el estreno anticipado del documental sobre la vida y el pensamiento del fundador del FSLN (Frente Sandinista de Liberación Nacional) Carlos Fonseca Amador (1936-1976).

Una obra que recorre la vida del héroe y mártir sandinista, el proceso de construcción del movimiento guerrillero y de la lucha en contra de la dictadura de los Somoza, y que se propone rescatar a esa figura fundamental y extremadamente actual del movimiento revolucionario latinoamericano. Sobre eso conversamos con el cineasta belga-venezolano Thierry Deronne.

¿Por qué la decisión de realizar un documental sobre la vida de Carlos Fonseca Amador?

Desde Venezuela nos interesa mucho todo lo que es formación integral dentro de la construcción del poder popular. En este sentido es necesario rescatar y estudiar a Carlos Fonseca Amador como visionario, como pensador, como hombre de la teoría y la práctica.También queremos expresar nuestra solidaridad con esta segunda etapa de la revolución nicaragüense y respaldar la candidatura del presidente Ortega.

Han intentado separar a Carlos (Fonseca) de esta nueva etapa revolucionaria, transformándolo en un ícono etéreo. Sin embargo, estudiando su obra, es evidente la actualidad de su pensamiento y la continuidad que existe con esta nueva etapa de la revolución y con el concepto de complementariedad de ALBA (Alternativa Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América).

¿Cuánto tiempo tomó realizar el documental?

Fueron dos años de viajes entre Caracas, Managua y las montañas del norte de Nicaragua. Todos estos lugares muy retirados, donde Carlos creció a nivel de experiencia personal, social y política.

Fuimos a buscar la memoria del pueblo, los testimonios de la gente más humilde que contribuyó de manera decidida a la lucha. Fuimos a hablar con los campesinos y campesinas que alimentaban a la guerrilla, la costurera que sabe de verdad qué es la pobreza, la muchacha -hoy señora- que acompañó a Carlos en sus últimos momentos.

No queríamos encerrarnos en una biblioteca, sino experimentar lo que el mismo Carlos era, es decir, un hombre del pueblo.

Leer más