Murió Tomás Segovia, poeta del exilio

A los 84 años, víctima de un cáncer, falleció el escritor, ensayista y poeta Tomás Segovia. El poeta había llegado exiliado a Méjico en 1940.

"La poesía que siempre he intentado hacer desde los 15 años es transparente, de modo que sirva para estar en el mundo. No para estar en otro mundo. Mi poesía no es de evasión" (*).

Segovia "es uno de los poetas más importantes de las letras en lengua española. Su talento, su sabiduría y su gran humanismo enriqueció la vida cultural de nuestro país desde que llegó arrojado por la guerra civil española", afirmó en un comunicado Teresa Vicencio Álvarez, directora general del INBA (Instituto Nacional de Bellas Artes de Méjico).

El escritor recibió el premio Xavier Villaurrutia en 1973, el galardón Octavio Paz de Poesía y Ensayo en 2000 y el Premio de Literatura Latinoamericana y del Caribe Juan Rulfo en 2005, así como el Premio Internacional de Poesía Federico García Lorca en 2008.

"Yo no necesito crear otro mundo, es este el que quisiera transformar, no desde la poesía, para eso hay otras voces. En la poesía no quiero cambiar nada, al contrario: quiero ayudar a la gente a estar en el mundo y a amarlo y a apreciarlo" (*).

Nacido en Valencia, Tomás Segovia llegó a Méjico en 1940 para convertirse en una importante figura de la vida intelectual mejicana y entabló una larga amistad con Octavio Paz, premio Nobel del Literatura, También cultivó la amistad de personajes como Juan Ramón Jiménez, Ramón Gaya o Juan Gil-Albert, entre otros. Un poeta marcado por la Guerra Civil, un suceso que lo convirtió en niño del exilio republicano.

Leer más

El libro negro del deporte: Citius, altius, fortius

Desde la transformación de las fiestas y juegos populares en deportes, pasando por las distintas nociones de cultura física que se han sucedido desde la antigüedad hasta llegar a nuestros días, este ensayo analiza el proceso de difusión internacional del deporte y su evolución en el seno de la sociedad moderna, prestando especial atención al papel de los deportes en la configuración del liberalismo decimonónico, el colonialismo y el imperialismo y haciendo especial hincapié en el destacado lugar que ocupan en el discurso ideológico totalitario.

El deporte no solo es una válvula de escape y un mecanismo de control social sino también una ideología de la competición, de la selección biogenética, del éxito social y de la participación virtual. Lejos de limitarse a reproducir en formato espectáculo las principales características de la organización industrial moderna (reglamentación, especialización, competitividad y maximización del rendimiento), cumple además una misión ideológica de trascendencia universal: encauzar y contener las tensiones sociales engendradas por la modernidad capitalista.

Este libro es un trabajo crítico, riguroso, muy bien documentado y de lectura ágil, que aborda la relación entre deporte, democracia y totalitarismo desde una perspectiva completamente inédita tanto dentro como más allá de nuestras fronteras.

“(…) El deporte ha dejado de ser un espejo en el que se refleja la sociedad contemporánea para convertirse en uno de sus principales ejes vertebradores, hasta el punto de que podríamos decir que ya no es la sociedad la que constituye al deporte, sino este el que constituye, en no poca medida, a la sociedad. El deporte es la teoría general de este mundo, su lógica popular, su entusiasmo, su complemento trivial, su léxico general de consuelo y justificación: es el espíritu de un mundo sin espíritu (…)“.

Leer más

¡No pasarán! Las aventuras de Max Fridman

Tres publicaciones que están ambientadas en la Guerra Civil española y protagonizadas por Max Fridman, el personaje más famoso del ilustrador y guionista Vittorio Giardino. Con estas obras, el autor italiano demuestra nuevamente su capacidad para crear historias intrigantes en un entorno de gran realismo.

“… Diciembre de 1938. La Guerra Civil española está en un momento decisivo. En Cataluña el frente está cediendo y en Barcelona sienten cómo el fin se acerca. Herido y cansado, pero sin abandonar la búsqueda de su amigo desaparecido, Max Fridman afronta los riesgos que supone la busca en una ciudad envuelta en una guerra, hasta dar con la amarga verdad…”.

Sobre el autor: Vittorio Giardino

Nacido en Bolonia el 24 de diciembre de 1946, tras licenciarse como ingeniero electrónico y trabajar nueve años en esta profesión, la abandona para consagrarse al dibujo. En 1978 aparecen sus primeras historietas, recogidas bajo el título genérico de Storieda dimenticare (“Historias para olvidar”) en el semanario “La città futura”. El mismo año publica una historia de 20 páginas, La prattica Ab, en el álbum colectivo Indagininell´Atroquando, editado por L´Isola Trovata. En 1979 pasa a la revista “Il mago”, donde crea su primer personaje de importancia, el investigador privado Sam Pezzo, el cual se trasladará, tras el cierre de esta última, a las páginas de “Orient Express”. Para dicha publicación, Giardino crea en 1982 otro personaje detectivesco más elaborado y complejo tanto a nivel de guión como de dibujo, el ex-agente del servicio secreto francés Max Fridman, cuya primera aventura, Rapsodia Húngara, supondrá a su autor la consagración internacional, superándose con sus siguientes entregas, La puerta de Oriente y ¡No pasarán!, esta última dividida en tres tomos (hay ediciones integrales y en dos tomos) y ambientada en la Guerra Civil española.

Leer más

El medio pelo en la sociedad argentina, de Arturo Jauretche

Esta apreciación de la realidad nacional quedó plasmada en varias obras literarias salidas de las reflexiones de Arturo Jauretche. Desmitificando la historia y la política, y dándoles el traje de lo nacional, nos abrió una ventana para ver lo que nos estaban negando. Y con claridad derribó imaginarios instalados que la tilinguería compraba en paquetes de zonzeras

Leer más

Poemas a la Defensa de Madrid, capital de la Republica: 75 años

Inicialmente hubo desaliento, pero los ciudadanos y trabajadores se dirigieron hacia el frente, muchos de ellos sin armas, preparados a sustituir a quienes caían muertos o heridos. Las mujeres se manifestaron exigiendo que todos los hombres fuesen al frente; muchas de ellas lucharon, como en el Puente de Segovia, y, junto con los niños, construyeron barricadas

Leer más

Las publicaciones científicas y CEDRO hacen a Botín un socialista

(El título del texto es un evidente homenaje de DGA, miembro de Comunes, a George Mombiot y su Academic publishers make Murdoch look like a socialist).

El origen de este artículo es parte del debate que se dio en la interesantísima Redada 9. A pesar de querer centrar el debate en el impulso de una entidad de gestión/sindicato para la cultura libre, éste derivó a otros temas, como el expolio que se hace desde la propiedad intelectual del conocimiento científico, además de los derechos de autor de los autores que publican en revistas académicas y/o científicas.

Hablamos de que determinadas publicaciones y entidades de gestión hacen parecer a Emilio Botín un socialista porque éste paga a sus empleados (mal o bien, pero los paga), y les da de alta en la seguridad social. En las publicaciones científicas las cosas son bien distintas.

Empecemos por el principio:

Cómo es la publicación de trabajos en ciencia y la revisión de esos trabajos: en Wikipedia se explica muy bien

"En los medios académicos, la revisión por pares (peer review en inglés) o arbitraje es un método usado para validar trabajos escritos y solicitudes de financiación con el fin de medir su calidad, factibilidad, rigor científico, etc. Este método deja abierto el trabajo al escrutinio, y frecuentemente a la anotación o edición, por un número de autores iguales en rango al autor. Normalmente sólo se considera válida una publicación científica cuando ha pasado por un proceso de revisión por pares como el de admisión para publicación en una revista arbitrada".

Leer más

El amor es de izquierda, de Enriqueta de la Cruz

Tras el éxito de Memoria Vigilada (Silente, 2010), Enriqueta de la Cruz nos trae una novela policiaca sorprendente, El amor es de izquierda.

La impunidad…

El amor es de izquierda no es solamente una novela, son muchas historias interrelacionadas con un denominador común: LA IMPUNIDAD, que ampara y tapa aún, hoy en día, crímenes sucedidos y que siguen sucediendo en España.

Elena García es abogada. Llega a Madrid desde Málaga en busca de la pista sobre una menor desaparecida en extrañas circunstancias. Las luchas internacionales de poder y dinero que planean sobre su caso permitirán a Elena tomar el pulso a la actualidad de su país y hacer una radiografía perfecta de la misma.

Para afrontar el caso, Elena García debe enfrentar una mirada hacia atrás, hacia su propio pasado donde se encuentran personajes turbios, relaciones superadas.

Junto a la detective Sara Maldonado -escritora de novela negra en ratos libres y aficionada al fútbol-, su vieja y feliz amiga adolescencia, Bárbara -“B”-, y un nuevo amor: el joven Lenin, la protagonista inicia también otras búsquedas: la personal y la de recuperar la Memoria Histórica y dignificar los nombres de los resistentes de la Dictadura fascista española.Otros personajes como el tierno Lucas López de la BIT, completan este relato.

En todas estas búsquedas, la protagonista se encontrará con grandes retos y sorpresas, entre ellas con redes internacionales fascistas que planean desde la Guerra Fría y tras la derrota del nazismo en la II Guerra Mundial; con casos de maltrato de género y con mujeres anónimas que no se conforman con el papel asignado y quieren narrar desde una perspectiva de combate las injusticias, su búsqueda de valores.

Leer más

La textura metálica del dolor

Conviene informar, de antemano, sobre la importancia que tiene en este poemario el paso a dos de palabra y pintura. Es obvio que éste salta a la vista. También es evidente que el texto ha invitado a la imagen a acompañarle. Por eso esto es un poemario y no un libro de artista. Creo que no es ocioso hacer este comentario en apariencia formalista.

El texto no es sólo continente sino la materia prima de todo ello: materia de la palabra y materia de la pintura. Contemplada esta unión, preciso es añadir que la pintura deja entonces de ser un mero invitado porque se convierte en un aliado, es decir, no es una ilustración del poema sino el poema mismo transformado mediante una operación plástica que nos lo presenta bajo la forma de diversos gestos que unas veces son convulsos, otras serenos, otras graves, otras livianos: los estados son cambiantes en una materia que es permanente: la palabra. Por lo tanto, queda claro que ambos lenguajes son texto. Y hay una explicación del por qué digo lo precedente.

El poeta Alberto Cubero, le ha entregado al pintor Leandro Alonso su escritura. Y éste ha procedido reescribiendo pictóricamente el texto y buscando de este modo lo otro de la escritura original de acuerdo con sus diferentes apariencias: con ojo adiestrado y sensibilizado, el pintor ha seleccionado la parte del texto (de una palabra, o para mejor decir, de una letra) en la que ha encontrado la mayor reciprocidad con la totalidad del poema, (eso otro que lo altera) y extrae de él sus facetas ignotas.

Leer más

Seis años. Una historia real

Cómic de los detenidos por una vivienda digna. Realizado por Emma M. y Miguel Can.

El 21 de Mayo del 2006 se celebró en Madrid la segunda sentada por una vivienda convocada de forma anónima a través de sms y mails. Esta y posteriores movilizaciones tuvieron como resultado la detención de 21 personas, para 9 de lxs cuales, la fiscalía pide 50 años de cárcel en total, tras dos años de angustia y espera teniendo que presentarse en el juzgado regularmente para constatar su presencia en territorio español.

Esta imputación está basada totalmente en acusaciones falsas y manipuladas, dado que el único “delito” cometido por lxs manifestantes fue el de ocupar la calle, cosa que es moneda corriente en los cortes de calzada de la A.V.T, o del Forum filatélico, sin que la policía haga nada para impedirlo. De lo que sí existen pruebas fehacientes y fotográficas que lo reflejan, es de la fuerza y hostilidad empleada por la policía, propinando en ocasiones fuertes palizas a personas indefensas sin albergar motivo aparente y fuera de cualquier contexto de enfrentamiento (las lesiones a lxs policías se las causaron ellxs mismos al herirse los nudillos golpeando a lxs detenidxs, si no te lo crees mira en esta web).

Estas sentadas constituyeron el inicio de un movimiento a nivel estatal, articulado alrededor de la exigencia por una vivienda digna y contra la precariedad que nos condena a la incertidumbre y la deuda, a la incapacidad de planificar la vida a medio plazo y por supuesto al acceso a una vivienda, condición mínima para el desarrollo personal.

Leer más

La RAE nos obliga a retirar servicios del portal

Cuando vi aquel mensaje amenazante en mi correo electrónico, pensé que el remitente sería de esas personas que emplean su tiempo en enviar mensajes-basura, un cracker o depredador, de los que se enorgullecen de sus acciones vandálicas en la red. Esta conjetura se vio fortalecida por el hecho de que el IP de donde provenía el mensaje está señalado en Wikipedia como origen de actos de vandalismo en la red: http://es.wikipedia.org/ wiki/ Usuario_ discusi%C3% B3n: 213.192.254.2.

En el mensaje se me advertía, en nombre del Grupo Planeta y de la Real Academia Española, que debería retirar los avances de la vigésima tercera edición del diccionario académico, pues estaría violando, aquí en Montevideo, no sé qué leyes civiles y penales del Reino de España. No podía concebir (ahora puedo) que la Real Academia y un grupo empresarial de la envergadura de Planeta pudieran zanjar sus conflictos sobre uso de contenidos mediante mensajes anónimos en la internet. Ni que creyeran que yo podría «competir» con ellos.

Después de intercambiar varios mensajes y llamar por teléfono a la sede del Grupo Planeta en Barcelona, pude comprobar que mi conjetura era errónea: mi interlocutor acabó identificándose como Álex Calvo, del Departamento Jurídico de dicho grupo, quien dijo actuar en «en nombre de la Real Academia Española, en adelante RAE», todo ello con «un profundo respeto hacia nuestros usuarios» y con el objeto de «procurar la continuidad de su buen nombre en el sector», según reza el mensaje inicial sin firma enviado desde la dirección electrónica acalvog@planeta.es.

La docta casa me advirtió asimismo a través de este insólito apoderado, que «queda prohibida la introducción de enlaces que faciliten el acceso directo a cualquiera de los contenidos de los sitios web de la RAE, salvo en el caso de que se utilicen los procedimientos que la entidad implemente para ello, bien sea por medio de botones integrables en el navegador o de otro tipo de recursos de software».

Leer más