Diez años de Lehman. El mundo ha cambiado

El Financiero de El Garaje. LQS. Septiembre 2018

Los grandes son cada vez más grandes y se están comiendo todo. Amazon incluso amenaza con acabar con el sistema bancario clásico, ya que, de hecho, se ha convertido, además, en un banco y lleva otorgados más de 3 mil millones de euros en créditos a particulares y empresas

Esa es la cuestión. En diez años el mundo ha cambiado.

Para evitar el colapso del sistema, en 2008 el mundo se lanzó a una enloquecida carrera de endeudamiento. Hoy los niveles de burbuja superan ampliamente a los de 2000 (crisis de las punto com) y 2008 (burbuja inmobiliaria).

¿Protagonistas? Los Bancos Centrales. No les vamos a aburrir con datos, ya hemos escrito muchas notas sobre ese tema. Uno solo basta para ilustrar la situación: El Banco Central Europeo (BCE), tiene activos (ha comprado deuda) por el equivalente al 43% del PIB de la zona euro, unos cuatro billones de euros.

¿Insostenible? Pues sí. La burbuja acabará estallando y cuando lo haga, las consecuencias serán devastadoras.

¿Cuándo? Imposible saberlo. Se habla ya de una recesión y caída de la bolsa USA para 2020. Muchos las esperábamos antes. Bill Gross, por ejemplo, gestor reputado del mayor fondo de inversión en bonos, lleva apostando a la baja en el Bund (Bonos alemanes) desde 2015. Bill Gross tiene razón, pero ha calculado mal el poder de los Bancos Centrales. Cuando los tipos suban y los bonos bajen Bill Gross ganará mucho dinero… si es que puede aguantar su apuesta hasta entonces. (Si les interesa el tema, vean o vuelvan a ver la película “La Gran Apuesta”, cambien “burbuja inmobiliaria de las subprime” por “megaburbuja de la deuda” y ahí lo tienen).

Los Bancos Centrales intentan gestionar el cambio (subida de tipos) que viene, para evitar turbulencias ¿Cómo se posicionan esos Bancos Centrales en este preciso momento? Así:

Veremos qué es lo que consiguen. Si se salen con la suya o si las turbulencias se adueñan de la situación.

Mientras, los mercados USA aguantan (de hecho están en máximos históricos) gracias a la explosión de tecnología representada por las FAANG y asimilados, además de otros factores (como la rebaja fiscal de Trump)

Las FAANG son Facebook, Apple, en competición con Amazon por la mayor capitalización en bolsa (Amazón vale 260 mil millones de dólares más que todo el Ibex 35 junto), Netflix y Google. Los que hubiesen comprado acciones de estas compañías en estos años habrían ganado una fortuna.

Los grandes son cada vez más grandes y se están comiendo todo. Amazon incluso amenaza con acabar con el sistema bancario clásico, ya que, de hecho, se ha convertido, además, en un banco y lleva otorgados más de 3 mil millones de euros en créditos a particulares y empresas.

Hablando de tecnología, el fracking (en el que casi nadie creía) ha cambiado el mundo del gas y el petróleo. Estados Unidos no solo se ha convertido en el primer productor mundial de petróleo, sino que tiene reservas de energía para cien años.

Siempre la tecnología (con una brecha en aumento). Instrumento de dominio del mundo, pero también portadora de grandes esperanzas. Si se deciden a comercializarlo, el filtro de grafeno, por ejemplo, cambiará el mundo, permitiendo el acceso al agua potable a miles de millones de personas en África, Asia y América, sin contar con las posibilidades de mejora en los sistemas de irrigación en el mundo desarrollado.

Más allá de las FAANG, otras grandes entidades han aparecido. Airbnb, por ejemplo no solo se está haciendo con el turismo mundial, sino que está rediseñando las ciudades.

El futuro es incierto. En Estados Unidos se ha abandonado, por ahora, la política de guerra y “caos controlado” que buscaba destruir todos los estados que no formaban parte de la globalización, (Bush, Obama y Clinton). Así, Trump ha acabado con el ISIS y por ahora no se registran atentados importantes en el mundo occidental. Veremos si la “opción de los negocios”, con guerra comercial o sin ella, se impone o si los USA vuelven a su nivel anterior de agresividad.

España también ha cambiado radicalmente. Cualquier análisis de clases realizado hace diez años no sería válido hoy, por la sencilla razón de que España ha cambiado de dueños. España estaba en venta y se ha vendido. Los nuevos dueños son los grandes fondos de inversión que controlan bancos, sector inmobiliario y cualquier otro sector importante. A los nuevos amos, el tema de la unidad política de España les trae sin cuidado, y ahí es donde se inscribe la situación en Cataluña. La España antigua, la de hace diez años (no de hace cuarenta, sino diez), no le interesa a nadie y cambiará (será cambiada) porque el “Estado de las Autonomías” no solo es insostenible sino que va en contra de los intereses de multinacionales y fondos de inversión.

No es propósito de esta rápida nota hablar de política. Pero, si tienen la paciencia (mucha) necesaria para analizar las “propuestas” de los políticos, comprobarán que se refieren, sin excepción, a una España (y a un mundo) que sencillamente no existe. Puede que sea para manipular y mantener sus privilegios, o simplemente por ignorancia y desconocimiento de cómo funciona realmente el mundo, o las dos cosas…En cualquier caso es fácil imaginar el éxito (nulo) que van a tener.

Quizás, la única excepción, con todas sus contradicciones, se encuentre en Cataluña, que, posiblemente, cierre la página de un Estado español obsoleto.

Más artículos del autor

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb

Mega-infraestructura como mecanismo de endeudamiento

ODG*. LQS. Agosto 2018

Analizamos los bonos de proyectos, que se están utilizando especialmente en Europa y América para financiar proyectos de infraestructura, y los Partenariados Público-Privados, explicando cómo bloquean a los gobiernos en compromisos de deuda a largo plazo

El riesgo de deuda ilegítima, ecológica y de género

La publicación del ODG, «Mega-infraestructura como mecanismo de endeudamiento – el riesgo de deuda ilegítima, ecológica y de género», analiza los principales mecanismos de endeudamiento que conllevan los proyectos de mega-infraestructura, planteando la cuestión de la ilegitimidad de la deuda y considerando también la creación de otras deudas, como la deuda ecológica y de género.

Desde que la crisis financiera conmocionó a los Estados Unidos y al sistema financiero internacional en 2008, los inversores privados han presionado las agendas de la política internacional para encontrar y promover nuevos activos lucrativos. En base al supuesto del crecimiento económico infinito, los proyectos de mega-infraestructura se están convirtiendo en el nuevo activo para obtener beneficios para los inversores internacionales y las empresas transnacionales. Además, los planes de austeridad han obligado a los gobiernos del Norte a recortar presupuestos públicos y remedian la falta de nuevas inversiones públicas a través de nuevos mecanismos financieros que atraen a los inversores privados.

Estamos siendo testigos de una tendencia hacia la financiarización de la infraestructura; una nueva burbuja a la vista. La financiación de proyectos públicos está perdiendo importancia mientras que los actores financieros privados la están ganando. Una variedad de inversores privados, incluidos fondos de inversión, bancos, aseguradoras, fondos de pensiones y firmas de capital privado están financiando la construcción de megaproyectos en todo el mundo. La tendencia está respaldada por instituciones internacionales como el G20 o la OCDE, que argumentan la existencia de una «brecha en la financiación de infraestructura», especialmente en los países empobrecidos que ‘necesitan’ estas grandes inversiones para adquirir visiones occidentales del desarrollo. La financiarización de la infraestructura conlleva fuertes repercusiones sobre la decisión de qué se construye y quién lo hace, promoviendo ampliamente la mega-infraestructura y su modelo específico de financiación. El modelo BIG-BIG-BIG (grandes proyectos, grandes inversiones y grandes corporaciones) capta la atención de los inversores.

La financiarización de la infraestructura trae consigo una gran variedad de instrumentos destinados a financiar proyectos de megainfraestructura. Analizamos los bonos de proyectos, que se están utilizando especialmente en Europa y América para financiar proyectos de infraestructura, y los Partenariados Público-Privados (PPPs), explicando cómo bloquean a los gobiernos en compromisos de deuda a largo plazo. En los países empobrecidos, muchos proyectos de infraestructura de alto riesgo reciben apoyo a través de Agencias de Crédito a la Exportación (ECAs) extranjeras que pertenecen a países enriquecidos en el Norte global. Explicamos cómo estas agencias convierten la deuda de corporaciones privadas en deuda pública para los países empobrecidos. Finalmente, explicamos los mecanismos de endeudamiento de los préstamos multilaterales de las Instituciones Financieras Internacionales (IFIs) y argumentamos que la condicionalidad asociada a los préstamos conduce a la pérdida de la soberanía de los países empobrecidos a favor de los IFIs.

Los proyectos de mega-infraestructura tienen graves impactos sociales y ambientales y, a menudo, son responsables de la generación de deuda ilegítima. Analizamos el concepto y damos ejemplos. Sin embargo, cuando se trata de evaluar críticamente la deuda que produce la mega-infraestructura, también debemos tener en cuenta la deuda ecológica y de género que también conlleva.

Leer publicación de Mega-infraestructura como mecanismo de endeudamiento – el riesgo de deuda ilegítima, ecológica y de género, click aquí
*.- Observatorio de la Deuda en la Globalización

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb

El Crowdfunding recauda en España 101 millones de euros en 2017

Redacción*. LQS. Julio 2018

Según el estudio realizado por Universo Crowdfunding, en colaboración con la Universidad Complutense de Madrid «Financiación participativa (Crowdfunding) en España, informe anual 2017» , el Crowdfunding recaudó en España 101.651.284 € en 2017, un 38,92% más que en 2016

Los proyectos financiados vía Crowdfunding superan por primera vez los 100 millones de euros en España mediante los diferentes tipos de Crowdfunding (Financiación participativa) que operan en nuestro país. Una cifra muy destacable, no solo porque ya supone una cantidad muy importante, sino porque todo indica que seguirá creciendo con fuerza en los próximos años.

El 2017 consolida al crowdfunding en España

Las plataformas de préstamo (Crowdlending) son las que más volumen de capital gestionan con 35.916.516 € (el 35,33% del dinero recaudado en 2017). Le siguen el Crowdfunding de Inversión (Equity Crowdfunding) con 23.196.229 € (el 22,82% del dinero recaudado en 2017). En tercer lugar y prácticamente con el mismo importe que el anterior, al Crowdfunding inmobiliario con 23.148.200 € (el 22,77% del dinero recaudado en 2017). A cierta distancia vemos el crowdfunding de recompensas con 11.581.603 € (el 11,39% del dinero recaudado en 2017) y para finalizar con el crowdfunding de donaciones que recaudó 7.808.736 € (el 7,68% del dinero recaudado en 2017).

La recaudación vía Crowdfunding en España crece un 38,92% de 2016 a 2017, pasando de 73,172,388€ en 2016 a 101.651.284€ en 2017.

El Crowdfunding de préstamos y el de inversiones suponen cerca del 60% de la recaudación

Se trata de una tendencia a nivel mundial, donde el Crowdfunding de Préstamos y el de Inversiones representan el montante principal de dinero recaudado vía Crowdfunding. En España, ambas suman el 58,15% de lo recaudado. Hemos de tener en cuenta que en el Crowdfunding Inmobiliario encontramos tanto plataformas que aplican el crowdfunding de inversión como el crowdfunding de préstamos por lo que se llegaría al 81% del dinero recaudado en España si sumásemos al crowdfunding inmobiliario.

El crowdfunding donaciones, el que más crece

Curiosamente, el tipo de crowdfunding que más crece de 2016 a 2017 es el de donaciones, aumentando un 86,93%, pasando de los 4.177.304€ en 2016 a 7.808.736€ en 2017. Una clara tendencia que nos indica que queda mucho camino por recorrer y mucho potencial para las asociaciones, ONG o fundaciones, que son las principales promotoras de este tipo de campañas.

En el ámbito local el crowdfunding está tardando mucho en llegar, por eso destacan proyectos como el promovido por el Cabildo de Tenerife, a través de Sinpromi y Tenerife Solidario (1) , mediante el cual se han recaudado en 3 años casi 200.000 euros por parte de 45 entidades que han lanzado casi 60 campañas de Crowdfunding. Todo un ejemplo de recaudación de fondos y sensibilización.

El Crowdfunding de recompensas retrocede

En cuanto a crecimientos porcentuales según los tipos de plataforma, todos crecen salvo el crowdfunding de recompensa que cae un -7,43 %. Este dato no deja de ser interesante en tanto que fueron las plataformas de recompensan las que iniciaron y empujaron el desarrollo del crowdfunding en España.

Este retroceso podría apuntar a un desplazamiento de las recompensas a favor de las modalidades de inversión y préstamos como ha ocurrido y ocurre en otras economías donde la financiación participativa tiene un nivel de desarrollo igual al nuestro o es superior, como el caso de Reino Unido y EEUU.

Pero también es cierto que el crowdfunding de recompensas ha sido un instrumento de financiación para el sector cultural que parece haber alcanzado su madurez en los últimos años, de ahí el estancamiento. Sin embargo, se espera que al igual que ha ocurrido en otros países europeos, esta modalidad comience a ser utilizado por emprendedores para el lanzamiento de productos y servicios al mercado, pre-compras etc. lo que haría retomar su crecimiento de nuevo.

Plataformas de Crowdfunding activas en España

En España crece la recaudación y se mantiene el número de plataformas, lo que es una buena noticia para la sostenibilidad de las mismas. Sin embargo, la recaudación total en el sector (101 millones de euros) es aún insuficiente para poder garantizar la sostenibilidad de muchas de ellas. Esto se evidencia en el alto porcentaje de defunción de las mismas en los últimos tres años, cercano a un 20% en 2017. En 2016 se crearon 5 nuevas plataformas y se cerraron 8, mientras que en 2017 se crearon 13 y cerraron 10, lo que da idea de la alta rotación de plataformas. En datos agregados en 2017 había tres plataformas más (51) que en 2016 (48) y una más que en 2015 (50), lo que sugiere una especie de techo en torno a las 50 plataformas en los últimos años.

La mayor recopilación de datos sobre Crowdfunding en España
Universo Crowdfunding en colaboración con la Universidad Complutense de Madrid se han propuesto recopilar todos los datos de interés en relación con el Crowdfunding en España. Inicialmente cualquier persona podrá disponer de forma gratuita del informe sobre Crowdfunding en España en 2016 y 2017, (2) y (3)

Para los lectores del informe de 2016, estas cifras podrían llevar a confusión. En el año 2016 se contabilizarón 113.592.388 € de recaudación, de los cuales 40.420.000 €, procedían de cuatro plataformas que operaban en el mercado secundario de Crowdfunding u otros. En tanto que eran las primeras plataformas de este tipo en una actividad relativamente nueva en el mundo de la financiación digital, y en tanto que no teníamos constancia de otras plataformas similares operando en aquel tiempo, decidimos incluir esta modalidad de financiación en el informe de 2016.

Sin embargo, este año – y este es uno de los hechos relevantes más destacado en el informe- el mercado secundario y otros tipos de financiación alternativa ha crecido exponencialmente en España, principalmente a través de plataformas que no requieren estar autorizadas aún por la CNMV, a diferencia de las plataformas de préstamos que si están supervisadas por este organismo de control estatal. Esto hace imposible cuantificar con precisión la cuantía de lo recaudado por estas plataformas de mercado secundario y sus particularidades más aparentes.

De haberlas incluido, los sondeos sugieren que la recaudación total del Crowdfunding en 2017 en España podría triplicar la cifra que mostramos, hasta alcanzar unos 300 millones de euros. Pero al no poder comprobar y validar las cifras de recaudación ni el número de plataformas que realmente operan hemos decidido no incluirlas. Para crear una base de comparación, hemos vuelto a elaborar el informe anual del 2016 con la exclusión de las plataformas identificadas como mercado secundario.

Notas:
1.- Tenerife solidario
2.- Informe Crowdfunding en España 2016
3.- Informe Crowdfunding en España 2017
* Universo Crowdfunding

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb

BCE: ¡Disparen al Pensionista y Precaricen!

Acacio Puig*. LQS. Julio 2018

Hace unos días, el pasado 30 de junio, emergió en prensa la siniestra recomendación (es decir lex) evacuada por Mario Draghi presidente del Banco Central Europeo: “las proyecciones indican que los costes asociados al envejecimiento representan un reto para la sostenibilidad fiscal…en países como Italia y España parece que hay un alto riesgo de que las reformas de las pensiones adoptadas anteriormente, se revoquen (…) lo que podría tener consecuencias negativas para la deuda pública y el crecimiento”.

De modo que el neoliberalismo afianza su estrategia de contrarrevolución por etapas iniciada en la década de los 70 y apadrinada por la tríada del FMI, BM, OMC, estrategia encarnada en la Unión Europea por la plutocracia fiscal-bancaria del Banco Central Europeo (BCE).

El BCE, impone sus prioridades (“deuda pública y crecimiento”) obviando asuntos tan candentes como el reclamo de la deuda bancaria y privada, la reforma fiscal progresiva, el fin de los paraísos fiscales, el impuesto a las transacciones financieras internacionales… y la adjudicación de pensiones justas o el fin de la precariedad laboral. Asuntos que determinan precisamente la insostenibilidad del modelo de capitalismo salvaje que defiende el BCE y que -como tantos otros- deberían encararse en el proceso instituyente de una Europa social, de los pueblos, desmilitarizada y solidaria.

Pero es que el BCE, el banco de los bancos –recordemos, que es una poderosa institución NO elegida por la ciudadanía europea- es ajeno a un balance social y sostenible y está incapacitado para evaluar las consecuencias de las políticas que impulsa: la cadena de desastres recientes que ligan el Reino Unido bajo la bota de Margaret a la Grecia expoliada y en régimen de for sale. El desastre planetario que supone el depredador “crecimiento” al que gusta ofrecer sacrificios humanos.
Al BCE le basta con animar la carrera ciega hacia el abismo de la acumulación de capital, ignorando todos los indicadores que subrayan el avance continental de la desigualdad, la pobreza, la precarización del trabajo, la agravación del cambio climático y la degradación generalizada de la calidad de vida. Si las pensiones constituyen un nicho de negocio deberá imponerse progresivamente su privatización ¿para qué pensar en el mañana?
Si hoy pueden ser tasadas como una mercancía y capitalizadas a través de los fondos privados de pensiones, ¿para qué esperar?: ¡A por ello y sin complejos!

En la España de la burbuja-estadística-partido-popular, todo marchaba bien y ordenadamente. A día de hoy “sólo” hay 3.100. 000 desempleadxs mientras que el nuevo empleo de temporada, permitió cubrir casi 90.000 nuevos puestos de trabajo, fundamentalmente en hostelería. Los datos ¿cantan?
La herencia de “mañas-estadísticas” (como el citado de “solo tres millones cien mil desempleadxs”) parece haber sido asumida prontito por la nueva política de estado esgrimida por el PSOE aunque humanizando -eso sí, que se note- los derechos de quienes cuenten con contratos laborales de siete días: ¡Si son siete, son siete y con alta…ni más ni menos!
De modo que todo marchaba y marcha… aunque según la misma fuente, hacen falta siete empleos para cubrir una pensión. Incluso en esa lógica canina cabe preguntar ¿empleos de qué calibre y para qué cuantía de pensión?
Porque, visto lo visto, no parece cálculo demasiado riguroso.

¿A qué “riesgos” se refiere el BCE?

Ciertamente no al riesgo de no devolución del rescate bancario al estado (ese rescate que “no nos iba a costar un duro” pero que ha sido declarado irrecuperable… porque los Bancos no reintegran, prefieren volver a conceder créditos, alimentar nuevas burbujas y nuevos procesos de endeudamiento familiares, aunque en ese caso siempre obligatoriamente reembolsables por supuesto.
No hay pues problema, el BCE suelta dinero y endeuda a los estados como España y los estados pagan su deuda y vigilan el déficit… pero a nuestra costa. Desde la reforma constitucional pactada entre el PSOE de Zapatero y el PP de Rajoy (suprimiendo el artículo 135) los beneficiarios del sistema decidieron usar como “avales” el recorte de lo público, la regresión salarial, el abaratamiento de los costes del trabajo mediante la precarización generalizada y la degradación progresiva de las pensiones.
A partir de ese nuevo pacto de palacio, el Gobierno –cualquier gobierno- tenía manos libres para emitir sin controles deuda pública o contraer crédito y el pago de los intereses de la deuda pública del estado dejaban de estar incluidos en el estadillo de gastos de los presupuestos…Poco importaban las consecuencias sociales si el aval constitucional por omisión-supresión legalizaba el despropósito exigido por “los mercados”.

Y la nueva Hacienda con marchamo socialista, insistió en ofrecer a la UE semejante garantía: que no cunda el pánico entre los mercaderes: ¡el 135 está suprimido y bien enterrado!
Semejante garantía y la estrategia de retocar un poco la reforma laboral heredada, convierte en retórica vacía el alegato de acompañamiento pronunciado por la nueva ministra María Jesús Montero, añadiendo a su “garantía” la voluntad de “priorizar un modelo social en que valores como la cohesión social, la lucha contra la desigualdad y sostenibilidad, sean señas de identidad”.

Y sin embargo, durante estos últimos años los deslizamientos al gueto de la exclusión se dibujan con cifras escalofriantes -aunque parezcan diluidas entre los vapores de la “cañita con ración de bravas”.
El territorio del estado cuenta con más de 2.6 millones de paradxs de larga duración que no perciben ningún tipo de subsidios, un 22% de menores de 18 años se sitúa bajo el umbral de pobreza y en brecha salarial y desempleo, España bate récords en la Unión Europea: SÍ, la exclusión se ha instalado “a pesar de los currillos veraniegos en bares y terrazas” (esos casi 90.000 empleos de temporada que citábamos al principio).
Y en cuanto al empleo juvenil recordamos una de las no tan viejas encuestas de población activa (EPA) que, tras la Reforma laboral de 2012, situaba en un 91% los empleos destruidos de entre los que tradicionalmente eran ocupados por menores de 35 años y un 62% de menores de 25 años con trabajo… pero sometidos a alguna modalidad de contratación temporal, es decir precaria.

No es pues extraña la forzada disyuntiva que encaran los jóvenes menores de 35 años: el exilio laboral ó el apalancamiento forzoso en el domicilio familiar. Así las cosas la institución familiar en este sistema, sirve inicialmente de guardería, después de pensión y finalmente de residencia de mayores. Una institución multiusos y en degradada transformación.

Con semejantes destrozos ¿seguro que la ratio “siete empleos/una pensión” es creíble?

El saqueo de las pensiones

El pasado marzo Viento Sur publicaba el recomendable artículo de Manuel Garí sobre las Falacias del relato neoliberal sobre las pensiones (1). En él se subraya la caracterización de las pensiones como salario diferido y se razona la sostenibilidad y viabilidad del sistema público de pensiones.
Porque efectivamente el agotamiento del Fondo de Reserva es producto de las nefastas políticas neoliberales que por medio de la contrarreforma laboral de 2012 (y de todo el andamiaje anteriormente emplazado) han llevado al descenso de los salarios -y las aportaciones al sistema- a la persistencia del paro, el aumento de la precariedad y de las personas que trabajan como falsas autónomas y al descenso de número de jóvenes que se incorporan a la cadena productiva. El despilfarro de dinero público y la regresiva política fiscal completan el cuadro.

En este interregno político-veraniego de 2018, de pausa en las movilizaciones de pensionistas y sin desdoro de los análisis del sindicalismo mayoritario, nos situamos a prudente distancia de sus estudios y preferimos optar por retomar algunos asuntos esenciales señalados por el sindicalismo que me resulta fiable (2).
El anarcosindicalismo cegetista –nada sospechoso de idolatría constitucional- parte de subrayar la validez del artículo 50 de la constitución del 78 (hélas!…los artículos válidos son precisamente los que se incumplen o se suprimen):

“Los poderes públicos garantizarán, mediante pensiones adecuadas y periódicamente actualizadas la suficiencia económica de los ciudadanos durante la tercera edad. Así mismo y con independencia de las obligaciones familiares, promoverán su bienestar mediante un sistema de servicios sociales que atenderán a sus problemas específicos de salud, vivienda, cultura y ocio”.

CGT pone blanco sobre negro la fractura entre “pensiones medias” y pensiones reales, las percibidas por más de cuatro millones de pensionistas que cobran mensualidades inferiores al salario mínimo interprofesional y señalando en el documento citado, la regresión en derechos que supone “el retraso paulatino” de la edad de jubilación (hoy a los 65 años, en 2021 a los 66 y en 2023- es decir dentro de cinco años- a los 67) el aumento de años de cotizaciones (hasta 37) el aumento del período de cálculo de la Base Reguladora (de los 15 a los 25 años) y el recurrente asunto de la no revalorización anual acorde con el IPC.

Aunque, considerando el alto porcentaje de bajísimas pensiones contributivas percibidas en España, es obligado añadir que tal equiparación –de justicia e imprescindible- resolverá bien poco el empobrecimiento acelerado del ejército de pensionistas pobres. En cuanto a las pensiones no contributivas PNC -las llamadas “pensiones de beneficencia”, actualmente situadas en 14 mensualidades de 369 euros y que afectan a medio millón de condenadxs de la tierra, seamos claros, con incrementos del 0.25 ó con los acordes al IPC, sólo garantizan el vivir bajo cartones esperando una milagrosa reapertura (¿constitucional?) de los extintos Asilos.

De modo que
Un otoño caliente es tan necesario como lo han sido las movilizaciones de pensionistas que han proliferado por todo el país antes de la moción de censura.
Y el horizonte deseable, por complicado que aún parezca, será la convergencia de Pensionistas y la tan esperada marea del Precariado.

Notas:
1.- Falacias, trampas y canalladas del relato neoliberal de las pensiones
2.- Contra el robo de las pensiones
*.- Acacio Puig, artista plástico y pensionista. Histórico militante de la izquierda revolucionaria, represaliado por el franquismo, activista memorialista

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb

Los refugios fiscales más allá de la anécdota

Antonio Fuertes Esteban*: LQS. Junio 2018

Extenso, pero intenso, traemos a LoQueSomos este análisis sobre los que suponen los llamados “paraísos fiscales”, o mejor dicho, como nos dice el autor, los “refugios fiscales”

Instrumentos al servicio de un sistema injusto y corrupto, el capitalismo financiero

Hablaremos de “refugios fiscales” y no de “paraísos fiscales” por dos motivos. El primero que “paraíso fiscal” es una mala traducción francófona del original anglosajón “tax haven” (refugio fiscal) por “tax heaven” (paraíso fiscal). El segundo motivo es que nada más lejos de un paraíso social que estos refugios para los grandes capitales, corporaciones, corrupción, terrorismo y crimen organizado.

Investigaciones de miembros de ATTAC en 2006 [i], confirmaban, de la lectura de la prensa en España que la acepción “paraíso fiscal” no figuraba en los diarios y otras publicaciones relacionada con delitos fiscales, a pesar de su existencia ligada a todo tipo de delitos. Hubo de explotar la crisis financiera en 2008 y posteriormente la burbuja inmobiliaria en nuestro país, para que la opinión pública reconociera como instrumentos del delito los llamados paraísos fiscales. A la divulgación de la importancia de estos paraísos fiscales en la gestación de la crisis contribuyeron las declaraciones de algunos líderes internacionales reunidos en la Cumbre del G-20 de 2009 en Londres, donde con palabras solemnes declararon que “La era del secreto bancario y de los paraísos fiscales había terminado” [ii].

Durante los años posteriores a la crisis la ciudadanía ha podido estar al corriente de una sucesión de noticias sobre delitos fiscales asociados preferentemente a la corrupción social y política. Ello ha sido posible en diversos casos debido a filtradores de información, trabajadores de banca como Hervé Falciani o a grupos de periodistas de investigación [iii] que han filtrado, a algunos medios periodísticos, el resultado de sus investigaciones. Como consecuencia de estas importantes filtraciones la ciudadanía ha podido conocer la actuación delictiva de personas de renombre social o político, relacionadas con extensas listas de evasores. Han sido divulgados y conocidos asuntos como Swisleaks, Luxleaks, Panamá Papers o Paradise papers. Si bien no en toda su extensión, si que han abierto una vía para conocer a personas o grupos empresariales conocidos, que tenían depositados capitales en cuentas opacas o bien evadían o eludían el pago de impuestos a las haciendas públicas vía refugios fiscales offshore. No obstante, hemos de advertir que estos asuntos desvelados, no son sino la punta del iceberg de una economía internacional que utiliza sistemáticamente estos refugios fiscales como instrumento para redistribuir las rentas desde el trabajo y la ciudadanía hacia el capital.

En general, los medios nos informan de esta realidad fiscal y financiera global, como un asunto anecdótico. Sitúan el centro de la noticia en fenómenos aislados de delitos fiscales y corrupción, sin ayudarnos a desentrañar la dimensión de un problema estructural de la actual economía financiera como es la extensión a nivel global, por medio de estos refugios fiscales offshore, de una economía opaca, delictiva, corrupta, especulativa y que destroza la justicia fiscal. Los árboles informativos, no nos dejan ver el bosque del actual capitalismo financiero.

La economía opaca hoy, a través de estos refugios fiscales o territorios offshore extraterritoriales, representa el paradigma de la corrupción, su existencia es promovida por las oligarquías internacionales, por las mismas que dicen defender los derechos humanos y la democracia, pero que se sirven de estos territorios para diseñar su sistema injusto y corrupto. Si la democracia liberal se fundamenta ante todo en el “imperio de la ley”, podríamos decir que un sistema global que se apalanca en estos refugios fiscales y financieros, jamás puede constituir realmente una democracia, para ello habría que acabar primero con ellos.

Los refugios fiscales constituyen un instrumento necesario del actual capitalismo financiero para redistribuir las rentas del trabajo hacia la optimización de la acumulación del capital. Estos territorios offshore están perfectamente sincronizados dentro del sistema financiero global y se retroalimentan mutuamente con unas entidades financieras internacionales fundamentalmente privadas y desreguladas, con un sistema fiscal regresivo, con el aumento del endeudamiento público y privado y con el abuso de la titularización financiera, los derivados financieros, el apalancamiento crediticio y la especulación global con todo tipo de activos. Todo ello constituye un entramado financiero que ha sido diseñado por la plutocracia global del dinero.

Algunos conceptos clásicos antes de abordar el tema:
Antes de entrar en materia sobre lo sustancial respecto de los refugios fiscales, nos ayudará evocar conceptos base con los que preparar su abordaje.

Competencia: En un régimen global de competencia, los capitales pugnan globalmente por repartirse o conquistar cuotas de mercado.
El mayor mercado hoy es el financiero dedicado a la compra-venta de dinero en forma de divisas, acciones, bonos o derivados, buscando con su revalorización una ganancia rápida y fácil. Por cada dólar o euro que circula para financiar la economía productiva, circulan 90 para la especulación.

Acumulación de capital y financiarización de la economía: Acumulación de capital es un concepto establecido por Carlos Marx en su obra el capital, vital para entender el sistema capitalista en su conjunto.
En el capitalismo toda corporación que no aumenta su capital, aumentando su producción ganando al mismo tiempo cuotas de mercado, se torna irrelevante o desaparece.
En su fase financiera, el capitalismo ha mutado ya que por primera vez la tasa de beneficio no se re-invierte en la producción, sino que a menudo se desvía a la especulación cortoplacista, que no sirve para crear valor, sino para aumentar el depósito de dinero.

Desregulación financiera: Es conocido que el sistema económico y financiero de post – Guerra, diseñado en la Conferencia internacional de Bretton Woods en 1944, basado en la regulación financiera y el control de capitales, dio lugar a los llamados 30 años gloriosos. A partir de final de los 60 este sistema entra en crisis y los poderes económicos promueven la transición hacia otro capitalismo con sobredimensión y control de las finanzas sobre la economía. La liberalización, desregulación y privatización financiera son los instrumentos para ello. El proceso neoliberal sobre las finanzas comienza en EE.UU y se extiende a Europa y al resto del mundo por medio de la OCDE. Es en este momento en que comienza el desarrollo meteórico de los refugios fiscales.

Opacidad: Cuando la ciudadanía a través de las autoridades políticas reguladoras, monetarias, financieras o fiscales no puede conocer el refugio de los capitales, su procedencia, propiedad o destino. Cuando es imposible seguir su trazabilidad; los negocios ocultos, la delincuencia fiscal y financiera, la corrupción social y política o el crimen organizado, acaban con la democracia y el estado de derecho.

Transparencia: Una verdadera democracia exige poder ejercer un control político, administrativo y ciudadano sobre la economía, la fiscalidad y el sector financiero, para ello es necesario haya transparencia y rendición de cuentas de administración, particulares y empresas.
Los diferentes sistemas políticos no regulan la economía para que se dé la necesaria transparencia. Ello obedece normalmente a normas internacionales establecidas desde organismos internacionales no democráticos.

Virtualidad financiera: El dinero en sus diferentes formas ya apenas se traslada físicamente, Lo hace mediante un click de ordenador y es una mera anotación contable, que por supuesto puede estar registrada en un refugio fiscal. Mientras el dinero en cualquiera de sus formas permanece a recaudo en cualquier caja fuerte de un banco, se contabiliza en otro lugar que puede ser un refugio fiscal.

Soberanía: Estos territorios RR.FF venden su soberanía fiscal al capital móvil internacional, que allí se asienta y actúa a través de ellos sin apenas cargas fiscales. Sin embargo la ciudadanía interior no se beneficia de ello, ya que normalmente ha de satisfacer cargas fiscales análogas a las de otros países. Al mismo tiempo, a través de los PF todos los estados pierden soberanía a través de la evasión, elusión fiscal y el dumping fiscal que desencadena globalmente la existencia de estos territorios de baja o nula fiscalidad.

Ingeniería fiscal y elusión fiscal: Las grandes fortunas y corporaciones buscan ampliar sus beneficios, una forma de obtenerlo es minimizar su tributación. Esta demanda es atendida por bancos, asesorías fiscales, auditorías y gabinetes de abogados.
Es una estrategia cuidadosamente planificada, que tiene como finalidad evitar, demorar o reducir al máximo el pago de impuestos de una persona o empresa. respetando la legalidad vigente. Consecuencia de ello grandes fortunas y corporaciones eluden a menudo sus obligaciones fiscales en los países donde operan. En su nivel superior da lugar a planificación fiscal agresiva.

Ingeniería financiera: La ingeniería financiera tiene como objetivo reestructurar productos financieros para obtener mayores beneficios, rebajando o derivando los riesgos propios a otros.
Productos de ingeniería financiera son: Los contratos a futuro, derivados varios, opciones diversas, permutas financieras o swaps. Los productos estructurados han sido conocidos por la crisis de las hipotecas basura.
En realidad la sobredimensión en el mercado de estos productos de la ingeniería financiera ha repercutido en descontrol e hiperinflación financiera y riesgo sistémico.

Especulación financiera: Por especulación financiera entendemos aquellos movimientos de capital que se efectúan a muy corto plazo en los mercados de divisas, acciones, bonos, productos básicos o derivados en general y que tienen como finalidad obtener altas y rápidas rentabilidades.
El gran mercado financiero se desarrolla a nivel internacional y apenas está regulado ni paga impuestos.
Los grandes especuladores internacionales operan a menudo utilizando como plataforma los refugios fiscales.

Conceptualización de los refugios fiscales:

Existe un paralelismo entre refugios fiscales y piratería. Sir. Francis Drake recaló en las islas Tortuga en 1586 utilizó las islas como guaridas o refugios para sus botines. Casualmente estas islas del Caribe, llamadas hoy islas Caimán, consideradas paraísos fiscales, constituyen un refugio de grandes fortunas ilícitas y de procedencia diversa.

El término “refugio fiscal” se manipula políticamente. Tax haven, o refugio fiscal, es una denominación de la OCDE, que pretende ser objetiva, pero que es utilizada políticamente, tanto en las consecutivas listas de la OCDE, como en las nacionales o en la reciente de la UE de diciembre de 2017.

Como ejemplos en la lista española ya no figuran refugios fiscales como Panamá o Andorra. En la lista negra de 9 países de febrero de 2018 de la UE, no figuran ningún país de la UE, ni siquiera Suiza. Posponiendo a una lista gris a 55 países por creer que sus compromisos acabarán cambiando su forma de actuar.

Lo que no puede manipularse políticamente es el funcionamiento técnico de facto como centros offshore extraterritoriales, por eso muchos territorios que no figuran en la lista son, en realidad refugios fiscales para los capitales móviles: ricos y corporaciones.

La denominación técnico-política del FMI es la de OFC o centros financieros offshore o extraterritoriales o para no residentes. Estos centros disponen de una jurisdicción onshore para sus ciudadanos y empresas y otra jurisdicción offshore (fuera de la costa) o extraterritorial para los capitales y empresas fuera de su territorio. De acuerdo con ello un Centro offshore o extraterritorial sería aquel que posee un sistema jurídico offshore para atraer fortunas y negocios de fuera de su territorio, dotándose para ello de una serie de facilidades para que estas puedan establecerse.

Refugios fiscales o Centros offshore o extraterritoriales según ATTAC y Tax Justice Network

Son centros financieros ajenos a las regulaciones financieras comunes de otros países con los que se relacionan y destinados a empresas o particulares no residentes.
Son países o sus territorios de soberanía, micro-estados o entidades políticas con autogobierno y con las siguientes características:

1.- Facilidades para realizar operaciones con no residentes.
2.- Nula o baja fiscalidad
3.- Leyes de normativas laxas, que facilitan la opacidad y que a menudo prescriben el secreto bancario
4.- Su actividad económica generalmente es mínima en comparación con su volumen financiero.
Las facilidades de un sistema jurídico offshore para atraer capitales, filiales bancarias y empresas son múltiples:
• Facilidades para crear sucursales y filiales contables bancarias
• Para crear bancos y empresas pantallas e instrumentales (IBC,s)
• Para establecer trust, fideicomisos y fundaciones
• Opacidad y secreto bancario
• Banca privada y banca corresponsal
• Domiciliación de fondos de pensiones, fondos de inversión y buitre y aseguradoras
• Domiciliación instrumentos para fines específicos SPV,s (operativas de los productos estructurados, …, subprime..)
• Prestamos en divisas, Titulización, gestión depósitos bancarios de particulares emisión visa…etc.

El operativo de los refugios fiscales:

Nos referiremos aquí a las diversas formas operativas que los refugios fiscales posibilitan a capitales móviles y corporaciones transnacionales.

Elusión fiscal:
En general ya hemos dicho que la ingeniería fiscal se pone al servicio de las fortunas para eludir al fisco vía refugios fiscales, aprovechando las fisuras legales fiscales del sistema. Estos territorios facilitan el impago de impuestos de formas legales, si bien insolidarias y no éticas.
Las estrategias de las transnacionales se basan en la utilización de matrices o filiales en los refugios fiscales y manipulaciones contables para hacer recaer los beneficios allí donde no existe apenas fiscalidad. Este es el motivo que cerca del 60% del comercio internacional pase por estos territorios offshore. Algunas prácticas están incorporadas en el funcionamiento ordinario: préstamos intra-grupo, manipulación de los precios de transferencia, ubicar la propiedad intelectual. Otras son pactos establecidos entre estados y empresas, como los tax ruling…etc.

Evasión fiscal:
La evasión fiscal consiste en trasladar anónimamente los capitales o patrimonios a nivel contable a un centro offshore, o de baja tributación. Siempre es un fraude a la hacienda pública del país y constituye delito en el país de origen. Viene dándose desde que existen los RR.FF por la dificultad que tienen las autoridades judiciales, policiales y tributarias de obtener información.
Es imposible el cálculo aproximado de las cantidades globales de evasión fiscal.
En una mayoría de RR.FF la evasión fiscal no es delito, por lo que se han venido mostrando reacios a colaborar con las autoridades de origen cuando los capitales evadidos no provienen de hechos delictivos más allá de la evasión, que no es considerada delito según la legislación propia.
Estos territorios disponen de facilidades para borrar la propiedad y trazabilidad de los dineros, como son la facilidad para constituir de empresas pantalla, filiales bancarias, fideicomisos, fundaciones, etc. Y muchas veces los evasores, personas físicas o jurídicas, emplean diversos refugios fiscales entrelazados, constituyendo auténticos entramados fiscales offshore que hacen prácticamente imposible a las autoridades policiales, judiciales o fiscales seguir la pista del delito fiscal y conocer a los auténticos titulares o beneficiarios.

Blanqueo de capitales:
Para los delincuentes económicos, corruptos, grupos terroristas o criminales es crucial ocultar la procedencia ilegal de los fondos y poder utilizarlos posteriormente sin desvelar su origen, o sea lavar su dinero ilícito. Las organizaciones criminales se han profesionalizado globalmente. El blanqueador es experto en materias y entramados financieros.
El crimen organizado puede penetrar en la banca, adquirir control de sectores de economía, sobornar a funcionarios o a gobiernos.
Las técnicas de blanqueo son complejas, pero normalmente se desarrollan en 3 etapas [iv]:
A.- Colocación (placement). Técnicas de fraccionamiento y mezcla con dineros de actividades lícitas, declarando todo como tales. Pasarlo como contrabando a territorios libres de controles. Comprar productos financieros o bienes.
B.- Encubrimiento (layering): Transacciones financieras sucesivas para desligar el dinero de su origen. Los bancos colaboran transfiriendo a sucursales offshore. Objetivo de borrar el rastro del dinero, mediante complejas marañas de legislaciones.
C.- Integración (integration): Los capitales regresan al blanqueador como ingreso legal (Como beneficio de sociedad extraterritorial, o mezclado con el de una empresa legítima)

La dimensión del problema

Tax Justice Network calcula entre 21 y 32 billones$ la cantidad de riqueza financiera privada en depósitos en los RR.FF. Entre 1/3 y ½ del PIB mundial. El cálculo preciso es difícil. Ha utilizado el “índice de secreto bancario” para su lista de 112 países o territorios RR.FF.

Los flujos financieros ilícitos transfronterizos se estiman entre 1 y 1’6 billones $ al año (aquí no entrarían los flujos de la elusión fiscal que se calculan en un 60% del comercio mundial)

Los refugios fiscales destrozan la fiscalidad internacional. En un espacio fiscal y financiero mundial competitivo rompen cualquier concepto fiscal con su nula o baja tributación. En este escenario todos los demás países pugnan por atraer capitales y empresas rebajando más y más sus impuestos de sociedades. El escenario es dantesco. En nuestro país, con 6’3 puntos porcentuales menos de recaudación que la media de la UE, la recaudación del impuesto de sociedades se ha desplomado un 51,84% entre 2007 y 2016 [v]. Esto ha tenido que ver con dos reformas fiscales en que se ha bajado el impuesto de sociedades 5 puntos, una del Gobierno PSOE y otra del Gobierno PP, también con el trato fiscal que estos gobiernos a las empresas internacionales en concepto de exenciones y beneficios fiscales, pero fundamentalmente por la tributación offshore de muchas empresas, que no pagan impuestos por sus beneficios en nuestro país. Resultado de todo ello es que la contribución del impuesto de sociedades al total de la recaudación ha bajado entre 2007 y 20017 del 22% al 12% y esto hace que sean las familias a través del trabajo y el consumo quienes más cubren las necesidades del estado con un 83,29% de la carga impositiva en contraste con el 11,64% que cubren las empresas [vi]

El segundo y muy importante aspecto es que los dineros acaparados en cuentas de refugios fiscales o burlados a los estados gracias a ellos, no son dineros durmientes, ya que estos territorios son la base desde donde se realiza gran parte comercio material y financiero internacional, este último de carácter fundamentalmente especulativo. En este comercio internacional entran las grandes corporaciones alimentarias, informáticas, la industria del medicamento, o bien los bancos, distintos tipos de fondos de inversión, aseguradoras, fondos de pensiones o Socimis domiciliados allí. El comercio financiero especulativo mueve ingentes cantidades de dinero e inversión alrededor del globo y recala en todo tipo de activos. Este comercio crea una gran inestabilidad en el sistema financiero global y crisis financieras como la última de 2008, en la cual diversos territorios offshore albergaron instrumentos especiales de inversión (SPVs) desde donde operaban comprando y vendiendo títulos derivados de las hipotecas subprime que a la postre resultaron tóxicos. Como consecuencia de esta inestabilidad financiera se generó la crisis social y sistémica que aún sufrimos. Las ingentes cantidades de dinero público que en EE.UU y Europa se tuvieron que destinar a “salvar los bancos y empresas” convirtieron de esta manera la deuda privada en deuda pública, lo cual contribuyó a justificar que los estados en la UE alimentaran sus políticas de austeridad por prescripción de esta.

Mientras esto pasa, el 1% más rico del planeta acaparó el 82% de la riqueza generada en 2017. El 50% más pobre (aproximadamente 3.700 millones de personas) no se benefició del crecimiento de la economía mundial, mientras que entre 2006 y 2015 las mayores fortunas incrementaron su patrimonio a un ritmo del 13% anual (los salarios apenas aumentaron al 2% anual), y el dato más escandaloso: 8 personas en el Mundo poseen tanta riqueza como 3700 millones de personas, la mitad más pobre de la población mundial, son datos del Informe “Premiar el trabajo, no la riqueza” [vii]

Consecuencias económicas y sociales de la existencia de refugios fiscales:

Incentivan y protegen el delito económico, la corrupción y la delincuencia organizada:

En general los bancos, utilizando su banca privada y sucursales y filiales y en offshore, no solo ubican en refugios fiscales sus actividades de mayor rentabilidad, sino que actúan como intermediarios y facilitadores de las prácticas de evasión y elusión fiscal e incluso blanqueo de capitales de la corrupción o el crimen organizado.

Crédit Suisse y UBS hubieron de pagar en 2013 multas importantes, cerca de 4000 millones, por facilitar la evasión de sus residentes.

Los Papeles de Panamá han revelado que cientos de bancos globales a través de su red de filiales en refugios fiscales colaboraron con Mossack Fonseca durante años para fundar sociedades offshore para que sus clientes ocultaran fortunas en refugios fiscales El Banco de Santander al menos 118 sociedades en Panamá y también el BBV.

En anteriores ejercicios los bancos declaran un volumen de beneficios considerable en sus filiales en refugios fiscales en economías muy reducidas.

En general estas prácticas bancarias han llevado a algunos a decir que “los paraísos fiscales se encuentran en la Castellana” [viii], Diagonal o Paseo de Gracia.

Crean descontrol en la banca y las finanzas, amenazando la estabilidad financiera:

Los fondos en refugios fiscales no permanecen inactivos. El 50% comercio mundial se a través de los RR.FF. El 60% entre empresas del mismo grupo. El mercado desde offshore es fundamentalmente o bien para la elusión de impuestos por parte de las corporaciones o bien especulativo y en este sentido es necesario asociar la lucha contra los refugios fiscales a la lucha por el ITF, Impuesto a las transacciones financieras.

Los flujos que vinculan los refugios fiscales con los mercados bursátiles mundiales y los mercados especulativos son fuente de desequilibrios e inestabilidad financiera. La dimensión de las finanzas offshore es enorme, aunque difícil de evaluar, en gran medida debido a las actividades extracontables de las entidades financieras y corporaciones.

Posibilitan el fuera de balance y alimenta la banca en la sombra y los riesgos sistémicos:

La llamada banca en la sombra, se asienta fundamentalmente en RR.FF y la forma un conjunto de instituciones y productos financieros fuera de la supervisión que tienen normalmente las instituciones bancarias. Hedge founds, fondos de capital riesgo, fondos del mercado monetario, fondos buitre, SIV,s, préstamo entre empresas, CDO, Socimis,.. Aproximadamente hoy representa el 150% del PIB mundial, 39% de activos financieros emitidos. Los bancos tradicionales realizan por esta vía las operaciones que la regulación no les permite. Todos los organismos reguladores alertan de su descontrol pero ninguno la regula. la “banca en la sombra” podría ser uno de los posibles factores que protagonizara la próxima crisis financiera endémica.

Es conocido como los bancos quitan de sus balances los títulos hipotecarios emitidos, emitiendo productos estructurados que venden a fondos u otras entidades financieras, que se asientan en RR.FF.
También es conocido el caso de la gran empresa de la energía en EE.UU, ENRON. Cuando quebró se conoció su doble contabilidad, al fisco ubicada en refugios fiscales y a los accionistas en USA.

Minimizan los ingresos fiscales de los estados:

Los RR.FF significan un cambio ostensible en el anterior modelo fiscal internacional y nacional al crear competencia y dumping fiscal. Promueven el desplazamiento de la carga fiscal de inversiones móviles hacia factores inmóviles y hacia las rentas al trabajo y al consumo. Vito Tanzi habla de ellos como “termitas de los sistemas fiscales”.

Están en el centro de la crisis presupuestaria actual que socava el estado democrático y social:

Tras la fiesta crediticia y el crash financiero los estados rescatan con dinero público a los bancos sistémicos, demasiado grandes para quebrar. Hay una socialización de las pérdidas de las entidades financieras. La crisis bancaria resultante de la hipertrofia y el crash financiero y bancario la seguiremos pagando todos con paro, pobreza, recorte de derechos y desigualdad, la deuda privada se ha reconvertido sustancialmente en deuda pública.

En España, y más allá de la conocida cifra de 64.000 millones de euros para salvar a la banca privada, que se han dado por perdidos, un informe de un miembro de ATTAC (fuente Carlos Sánchez Mato ATTAC) [ix] eleva la cantidad de dinero con que el Estado ha quedado de alguna manera comprometido o afectado a cantidades mucho más importantes. Esto es debido a que no solo se ha inyectado dinero a la banca para el rescate desde lo público, el Estado se ha comprometido para salvar a las entidades bancarias, tanto Cajas como privadas de diferentes formas: Mediante medidas de capitalización como inyecciones de liquidez o esquemas de protección de activos o bien mediante medidas para incrementar la liquidez, como préstamos a bajo interés, adquisición a través de la Sareb de activos afectados, garantías, avales o créditos fiscales. Es más a esto habría que sumar los más de 500.000 millones que el BCE ha venido prestando a los bancos a intereses pírricos con los que los bancos han cubierto pérdidas y han comprado y especulado con deuda soberana del Estado.

¿Qué se hubiera podido hacer? ¿por qué para el rescate de nuestros bancos en riesgo por parte de los contribuyentes, no se exigió la desaparición de las filiales offshore de los mismos? ¿Por qué no se hizo que los accionistas cargaran con parte de las pérdidas? ¿Cuándo el Banco de España nos informará de si sabía algo sobre el operativo que gestionó dinero alojado en los refugios fiscales en el desarrollo de la burbuja inmobiliaria?

Aumentan la pobreza y la desigualdad:

La crisis de 2008 supuso de entrada 40 millones destruidos de puestos de trabajo, que el crecimiento global disparara la pobreza y la desigualdad y se resintieran los servicios y prestaciones de derecho en el Mundo.

Los RR.FF son un instrumento estructural para derivar las rentas del trabajo y la economía real en su conjunto hacia las rentas del capital y el casino financiero. Esto retroalimenta diariamente la acumulación, la pobreza y la desigualdad.

El 1% de los más ricos se han apropiado del 82% del actual crecimiento global. La recuperación ha favorecido 4 veces más a los ricos que a los pobres. 8 personas poseen la misma riqueza que 3.700 millones.

En España en 2016, 10’2 millones por debajo del umbral de la pobreza, con una tasa de pobreza del 22,6%. El 10% más rico posee el 53’8% de la riqueza y el 1% más rico el 25’1%. [x]

Incentivan la criminalidad organizada, la corrupción y el terrorismo a nivel internacional:

La economía criminal, que mueve grandes cantidades, se apalanca económicamente lavando el dinero de las redes de narcotráfico, trafico de personas, venta de armas, corrupción internacional y crimen organizado en estos RR.FF. Allí se mezcla el dinero lícito procedente del trato financiero que los bancos dan a los dineros de los ahorradores, con el de la elusión, evasión y el lavado de capitales criminales. Como resultado desde allí se mueve una inversión que retroalimenta la economía offshore.

Acciones institucionales sobre los refugios fiscales:

El inmenso desarrollo de la economía offshore, ligado a el desarrollo continuo y versátil de la ingeniería fiscal y financiera y a unas medidas implementadas desde las instituciones de gobernanza política y financiera insuficientes, han supuesto que hayan crecido espectacularmente los activos existentes y gestionados vía RR.FF.

Sin querer profundizar aquí en aspectos analizados, citaremos las prácticas que fundamentalmente desde la OCDE, G-20, EE.UU, UE o España se han tratado de implementar

A raíz del mandato del G-20 de Londres 2009, la OCDE hubo de iniciar un proceso que acabara con los paraísos fiscales, el proceso ha sido citado en múltiples ocasiones y constituyó lo que Juan Hernández Vigueras denominó “la cortina de humo del G-20” [xi], una forma de dotar de honorabilidad a los 32 países tildados de paraísos fiscales en su lista de 2000. El protocolo que la OCDE elaboró para dejar de figurar en la lista negra de PP.FF obligaba a estos territorios a firmar acuerdos de intercambio de información efectiva y a petición, de las autoridades fiscales o judiciales, con 12 países o territorios más a nivel internacional, que podrían ir acompañados de acuerdos bilaterales para evitar la doble imposición. Como resultado del proceso de armonización normativa, en 2011 quedaban dos pequeños territorios en la lista Nauru y Niue y en 2015 solo Trinidad y Tobago, si bien es constatable que los 31 países restantes de la lista, en su funcionamiento fiscal y financiero, siguen hoy siendo de facto refugios fiscales. En general, las medidas que posteriormente a la cumbre del G-20 del 2009 en Londres se desarrollaron internacionalmente, con el pretexto de implementar medidas para abolir los refugios fiscales, constituyeron una auténtica burla a la ciudadanía, una cortina de humo que ha hecho posible que estos territorios hayan adquirido aspectos de una honorabilidad de la cual carecían, al desaparecer de la lista de la OCDE, cuando en realidad no ha cambiado su funcionamiento.

Hay otras listas de refugios fiscales además de la citada de la OCDE. De organizaciones internacionales (FMI, GAFI, FSF) y también diferentes listados de países concretos en los cuales frecuentemente existen en su relación intereses políticos no reconocidos. En el caso de España, el RD 1080/1991 establecía la existencia de 48 países considerados paraísos fiscales. Sin embargo a día de hoy, después de haber firmado varios convenios de intercambio de información y otros para evitar la doble tributación, sólo quedan 33.

Desde que el 2009 en la Cumbre de Londres del G-20 se declaró la intención de acabar con los refugios fiscales y fracasó posteriormente el intento iniciado por la OCDE aquel mismo año, ha habido varios intentos para combatirlos y en particular el secreto bancario de las jurisdicciones offshore, principal obstáculo internacional para su erradicación. En este sentido se desarrolla el posterior proyecto “Base Erosion and Profi Shifting” (BEPS) sobre “la Erosión de la base imponible y traslado de beneficios” de la propia OCDE, que pretende combatir las estrategias de planificación fiscal de las grandes empresas para trasladar sus beneficios a países de escasa o nula tributación, evitando de esta forma eludir el pago del impuesto sobre sociedades.

El “Common Reporting Standard” (CRS) o “Estándar para el Intercambio automático de Información” sobre cuentas financieras en materia fiscal que combate la evasión y el fraude fiscal o el blanqueo de capitales, es avalado por el propio G-20 a partir de 2013, comprometiéndose los países que lo forman a adoptar y promover a nivel global el intercambio automático de información tributaria como el nuevo estándar para 2014, año en que los ministros de finanzas y los Gobernadores de los Bancos Centrales del G-20 aprobaron el CRS. En Europa la aprobación de la Directiva 2014/107/UE del Consejo incorpora el modelo CRS en lo referente al intercambio automático de información en materia fiscal. En cuanto a España en el RD 1021/2015 se establece la obligación de identificar la residencia fiscal de las personas titulares de cuentas o que las controlen y de informar en el ámbito de asistencia mutua internacional.

Creemos que todos los intentos del BEPS para promover la armonización fiscal, o bien para combatir la evasión y el blanqueo de capitales vía estandarización de protocolos automáticos de información fiscal, son intentos que pueden convertirse de nuevo en papel mojado. Después de anteriores medidas los capitales offshore y la utilización de estos territorios por las empresas siguen aumentando sin encontrarse con muchos problemas, puesto que la base del gran problema financiero internacional reside en el gran poder y el imparable deseo de los grandes capitales para acumular beneficios, evitando costes fiscales y promoviendo desde estas plataformas offshore grandes negocios mediante el comercio internacional que se realiza en gran parte a través de los refugios fiscales y mayoritariamente estos negocios tienen un carácter especulativo.

Las medidas que se están tomando no cuestionan los problemas de fondo de los mal llamados paraísos fiscales, que constituyen mecanismos globales de inestabilidad financiera, económica y social, de precarización de la democracia, de redistribución de rentas del trabajo hacia el capital, de profundización global de las desigualdades y de la pobreza al Mundo.

En la base del problema hay un ordenamiento jurídico-político internacional al servicio de las grandes empresas y capitales y que, no solamente consiente, sino que también promueve activamente, por medio de tratados internacionales, trabas a la posibilidad de una armonización fiscal internacional y por lo tanto permite el dumping fiscal y que los refugios fiscales se erijan en jurisdicciones especiales al servicio de los poderes económicos. Para lo cual estas jurisdicciones, aparte de fiscalidades nulas o preferenciales, disponen de múltiples facilidades en su ordenamiento para mantener en el anonimato a los propietarios últimos de empresas y patrimonios. Son conocidas las facilidades que existen en estos territorios para abrir sucursales y filiales bancarias, sociedades filiales, instrumentales y pantalla, trust o fideicomisos, fundaciones y otros instrumentos para la ocultación financiera. Y es común el hecho que bancos, gabinetes fiscales y de abogados dediquen una gran actividad a construir vehículos de elusión y evasión fiscal y a promover una ingeniería fiscal y financiera que asesora a empresas y capitales sobre los itinerarios offshore más convenientes para desprenderse de cargas fiscales y esto, a menudo, bajo la más absoluta opacidad. Hoy se construyen herramientas de evasión y elusión fiscal a medida para cada caso, utilizando en ocasiones cruzamientos encadenados de sociedades offshore y trust situados en diferentes refugios fiscales, constituyendo auténticos entramados societarios offshore que hacen prácticamente imposible conocer los beneficiarios últimos de los patrimonios.

Cada vez más las herramientas que el G -20 y la OCDE construyen desde arriba para fomentar la transparencia y hacer más asequibles a las autoridades internacionales la persecución del fraude fiscal, son cortinas de humo. La ingeniería financiera crea y creará otras herramientas jurídicas offshore que harán que todo esfuerzo tropiece con el mismo muro: ¿cómo intercambiarán las instituciones financieras una información de la cual ni ellos mismos disponen?

La lista de territorios no cooperantes de la Unión europea:

El 5 de diciembre de 2017 la Unión Europea aprobó su lista negra de jurisdicciones no cooperantes en materias fiscales [xii], que se supone le posibilitará combatir la evasión y el fraude fiscal en los países miembros. Dicha lista negra iba acompañada de otra lista de 47 países que se sitúan en la llamada lista gris de la UE, considerados fiscalmente perjudiciales, pero que se comprometieron a mejorar la transparencia y otras deficiencias de su legislación tributaria que estará sujeta a una revisión en 2018. Posteriormente, en fecha 23 de enero de 2018, los ministros de economía y finanzas de la UE (ECOFIN) adoptaron la decisión de dejar el nuevo listado únicamente reducido a 9 territorios, trasladando 8 de la lista negra a la lista gris. De nuevo posteriormente en una decisión del ECOFIN de 13 de marzo se eliminaban tres países más, a la vez que se incorporaban otros 4 manteniendo una lista negra de 9 países y una lista gris de 62. Sin embargo, la mayoría de esos compromisos, que han hecho retirar países de la lista negra, siguen siendo secretos, ya que únicamente se han publicado en caso de que los terceros países lo hayan autorizado.

La decisión de los 28 de no hacer públicos todos los compromisos de la lista negra y de la lista gris, así como la falta de transparencia de las evaluaciones sobre el conjunto de jurisdicciones monitoreadas y que finalmente no se han incluido en ninguna de las dos listas, supone un vacío de necesaria transparencia democrática, que impide a la ciudadanía su conocimiento y el control democrático del proceso de valoración, durante el año 2018, sobre si se cumplen los criterios de permanencia en la lista gris o no.

Es incomprensible que no figuren en la lista países o territorios como Delaware (EE.UU) o Singapur que mantienen su régimen jurídico offshore, que les dota de facilidades para que las empresas o particulares puedan constituir en ellos empresas pantalla o instrumentales, que junto a trust o fideicomisos, fundaciones y otras figuras jurídicas de dichos territorios, amparan en la opacidad a los titulares últimos de capitales o activos diversos. Preguntándonos si los países o territorios que facilitan estructuras offshore o acuerdos destinados a atraer beneficios que no reflejan actividad económica real en su jurisdicción, pueden ser considerados jurisdicciones cooperantes en materia tributaria.

También vemos con gran preocupación la exclusión de países de la UE en este proceso.

La lista de Tax Justice Network:

En contraste con las listas institucionales, hay que mencionar los serios estudios desde la sociedad civil en la valoración de los países refugios fiscales. En concreto la Red de Justícia Fiscal Global, Tax Justice Network, realiza en 2018 un estudio sobre un total de 112 países [xiii]. En el estudio de TJN se establecen criterios y jerarquías, valorando las prácticas de estos países de forma técnica y más allá de criterios políticos.

Europa y sus refugios fiscales:

La actividad financiera de la City y Holanda, con sus territorios caribeños. De Irlanda, Luxemburgo o Suiza y de los microestados continentales es un obstáculo inquietante para la construcción política de Europa. Paradógicamente todos los estados europeos reconocen la legalidad de las jurisdicciones offshore. Esto indica la dependencia de los gobiernos de las oligarquías financieras europeas, mientras esto suceda la idea de una Europa política es un imposible.

Las políticas europeas favorecen los RR.FF, el enemigo de la ciudadanía está dentro de Europa, en sus instituciones. Las listas de la UE de RR.FF no contemplan a una mayoría de grandes refugios fiscales, lavando así la cara a territorios con jurisdicciones offshore en la práctica utilizados por las oligarquías internacionales.

Tanto territorios RR.FF de la UE, como Luxemburgo, Países bajos o Irlanda, como europeos fuera de la UE, como Suiza, Gran Bretaña y otros PF del espacio económico europeo, gozan de tratados comerciales y fiscales preferenciales en la UE, siendo que compiten deslealmente con otros países de la UE [xiv]. Como dice Gabriel Zucman “Europa esconde dinero en Suiza o Luxemburgo que no invierte aquí, Europa se roba a sí misma” [xv]

Propuestas de Attac contra los refugios fiscales:

Desde el comienzo de su andadura en 1998, ATTAC, en cuanto movimiento ciudadano internacional por la supervisión y control de los mercados financieros y de sus instituciones, ha promovido la necesidad de acabar con la hiperinflación de los mercados financieros, con la sobredimensión y el predominio de las finanzas sobre la economía real. Para ello es necesario enfrentarse a los instrumentos y mecanismos que dan soporte a este tipo irracional de economía financiarizada, que promueve inestabilidad y crisis en los mercados económicos y grandes fracturas de desigualdad en el Mundo.

Uno de los instrumentos claves de este sistema económico financiarizado son los refugios fiscales o centros offshore extraterritoriales, que no suponen ningún beneficio para la economía mundial del bien común y sí grandes problemas e injusticias económicas y sociales.

ATTAC comparte con otras organizaciones de la sociedad civil una serie de medidas de acción a diversos niveles administrativos para iniciar el camino de erradicación de los paraísos fiscales

A nivel internacional:

Es necesario un consenso internacional sobre criterios técnicos y no políticos de definición de los refugios fiscales y la elaboración de listas consensuadas de estos territorios. Para ello es ineludible la creación de una autoridad fiscal internacional con poder e instrumentos de decisión que promueva sanciones hacia aquellos países con sistemas jurídicos offshore o que constituyan marcos de fiscalidad competitiva o no cooperativa.

Es necesario un marco normativo sancionador sobre estos territorios, para disuadirlos de sus actividades y para que abandonen sus prácticas y armonicen sus sistemas jurídicos con los de los otros países.

Hay que crear herramientas de control, como un registro público internacional de los propietarios reales de las empresas incluidas las empresas pantalla, troust, fundaciones y otras, ello acompañado de acuerdos de intercambio automático de información entre las administraciones nacionales.

Así mismo la creación de un catastro financiero mundial en el que figure la propiedad de los títulos financieros diversos y sus auténticos beneficiarios (para ello los bancos depositarios habrían de informar de los beneficiarios últimos). Esto facilitaría el intercambio automático de información y controlaría los movimientos, hoy opacos, de las entidades financieras y de sus clientes ricos.

Se precisa una reforma profunda del sistema internacional de contabilidad de las empresas. El marco contable de las empresas transnacionales habría de ser país por país, con el objeto de que las corporaciones transnacionales paguen impuestos a las haciendas locales por los beneficios que obtienen en cada territorio o Estado.

A nivel de la Unión Europea:

A nivel de la Unión Europea han de crearse sanciones que penalicen los países o territorios que conserven el secreto bancario y la opacidad en la propiedad de las sociedades, en perjuicio de las arcas públicas de los estados, así como aquellos países que utilicen su sistema tributario para realizar dumping fiscal. En esta línea proponemos la imposición de tasas o aranceles equivalentes a la pérdida económica que genera el intercambio económico con países considerados refugios fiscales.

Impulsar acuerdos en el sentido de avanzar hacia una armonización de bases y tipos imponibles en Europa y consecuente con ello tomar medidas sancionadoras contra aquellos países que incumplan estos acuerdos.

Revisión de la actual lista de territorios no cooperantes de 2017-2018 en sus apartados de lista negra y lista gris. Abogamos porque sean considerados refugios fiscales aquellos países y centros financieros que realizan una actividad desregulada, descontrolada y ajena a las regulaciones que disponen otros países con los cuales se relacionan, esto porque están mayormente destinados a promover unos negocios y fiscalidades offshore con empresas o particulares no residentes, actividad incentivada por la escasa o nula tributación y la escasa o nula transparencia.

Se tiene que exigir la implementación efectiva de un impuesto a las transacciones financieras (ITF) comenzando por Europa, capaz de disuadir el enorme flujo especulativo que se negocia desde los refugios fiscales opacos.

A nivel del Estado:

Es urgente que el gobierno abra un proceso de propuestas y debate parlamentario para que se defina y apruebe una ley estatal contra la evasión y elusión fiscal, que ha de priorizar medidas y recursos necesarios para combatir la evasión y elusión fiscal de grandes empresas y fortunas. Para ello se han de movilizar recursos públicos que doten de medios la hacienda pública para posibilitar y hacer eficaz la inspección fiscal.

Mientras no haya una lista de refugios fiscales consensuada internacionalmente, es necesario realizar una revisión crítica de la actual lista con criterios técnicos y no políticos.

Establecer en nuestro ordenamiento jurídico medidas sancionadoras hacia los diversos servicios de asesoría fiscal para la defraudación tributaria de empresas o particulares por medio de la construcción de vehículos de evasión o fraude fiscal.

Respecto a administraciones autonómicas y locales:

Desde las administraciones locales y autonómicas se puede ir avanzando camino mediante la constitución de territorios libres de refugios fiscales e incorporando desde las administraciones medidas de responsabilidad fiscal en la contratación pública con empresas, que por supuesto contemplen cláusulas de que no dispongan de filiales bancarias o empresas pantalla en refugios fiscales.

Movilización ciudadana:

La ciudadanía habrá de movilizarse intensamente a nivel internacional hasta la abolición total de estos refugios fiscales, instrumentos de injusticia fiscal y financiera que son una causa importante de la pérdida de derechos económicos y sociales de las personas en el mundo, de la profundización de las desigualdades y del cuestionamiento de la democracia.

Es importante así mismo la acción individual, en el sentido de que también los ciudadanos pueden sacar sus depósitos y domiciliar sus nóminas en entidades bancarias éticas y responsables, sin presencia en paraísos fiscales.

Consideraciones finales:

En una economía cada vez más mercantilizada, en la que predomina el fetichismo de la mercancía y en la que se ha puesto precio a todo, se han mercantilizado nuestras vidas, el sistema financiero es el sistema sanguíneo que irriga la facticidad economica, constituye la base para generar la producción y el trabajo necesarios, para proveer los servicios públicos y prestaciones de un Estado social y democrático de derecho. Es esencial regular las finanzas, así como proveer al estado de finanzas públicas necesarias para el garantismo de lo social. Los refugios fiscales son agujeros negros del sistema fiscal y plataformas de especulación, envenenan el flujo financiero que irriga la economía y la desestabilizan y al mismo tiempo sustraen el flujo necesario para proveer las necesidades de una economía para las personas. Los refugios fiscales son instrumentos de las oligarquías para extraer rentas del trabajo y hay que acabar con ellos, desde ATTAC proponemos organizarnos todos para acabar ello y en general para recuperar las finanzas al servicio de las personas.

Notas:
[i] “Banca y medios de comunicación en la sociedad de la información: el caso de los paraísos fiscales en “El País” Núria Almirón.2005
[ii] “El rescate de los paraísos fiscales. La cortina de humo del G-20” Juan Hernández Vigueras. Icaria 2009
[iii] ICIJ. International Consortium of Investigative Journalists.
[iv] “Blanqueo internacional de capitales. Como detectarlo y prevenirlo” Juan Miguel del Cid Gómez. Ed. Deusto. 2007.
[v] Informes de recaudación tributaria de AEAT, de 2007 al 2016.
[vi] Elaboración de Intermón Oxfam a través de los presupuestos generales del Estado entre 2007 y 2017.
[vii] Informe “Premiar el trabajo, no la riqueza” Intermón Oxfam. Enero 2007.
[viii] “Paraísos fiscales, Cómo los centros offshore socavan la democracia” AKAL 2005.
[ix] “La banca pública, sobran los motivos” Carlos Sánchez Mato. Julio 2014.
[x] Informe “La recuperación económica en manos de una minoría” Intermón Oxfam.
[xi] “El rescate de los paraísos fiscales. La cortina de humo del G-20” Juan Hernández Vigueras . Icaria 2009
[xii] http://data.consilium.europa.eu/doc/document/ST-15429-2017-INIT/es/pdf
[xiii] https://www.financialsecrecyindex.com/introduction/fsi-2018-results
[xiv] “La Europa opaca de las finanzas” Juan Hernández Vigueras. Icaria 2008.
[xv] “La riqueza oculta de las naciones” Gabriel Zucman.Ed. Pasado/ Presente 2013

* Res Publica Global

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb

Por qué se producen tantos desahucios

Colectivo Ioé*. LQS. Abril 2018

Este articulo es la continuación de “Derecho a la vivienda y negocio inmobiliario”, un análisis sobre la creciente desigualdad social y el empobrecimiento de la clase trabajadora han provocado un aluvión de desahucios, lanzamientos y ocupaciones de vivienda, ante el descarado posicionamiento del gobierno a favor del sector inmobiliario-financiero

La morosidad en los pagos de hipotecas y alquileres que habitualmente está en el origen de los desahucios tiene que ver con la confluencia de dos procesos: el encarecimiento de la vivienda y la precarización del empleo, en un contexto de creciente desigualdad social y endeudamiento de los sectores empobrecidos.

Después de recoger los datos disponibles sobre la magnitud del problema de los desahucios, se apuntan ahora algunas causas de fondo. En una tercera entrega, se hará una reflexión en torno a la política de vivienda mantenida en España, más orientada a asegurar el negocio inmobiliario que a proteger el derecho a la vivienda, a pesar de las crecientes movilizaciones de la población afectada.

En la mayoría de los casos, la morosidad en los pagos se relaciona con dos procesos que atenazan a los sectores populares: el encarecimiento de la vivienda, tanto de compra como de alquiler, y el empobrecimiento de una parte notable de la población a causa del paro, el trabajo precario y la ausencia o baja cuantía de las prestaciones públicas para casos de emergencia. Ambos procesos, por lo demás, están estrechamente ligados a la forma de funcionamiento de la estructura social española, con un reparto muy desigual de la riqueza y una fuerte jerarquización de las relaciones sociales, tendencias que se han visto reforzadas por el proyecto neoliberal que prevalece en los países occidentales desde hace varias décadas.

Encarecimiento de la compra y el alquiler

Entre 2001 y 2007 el precio de venta del m2 de vivienda libre en España creció un 76% en euros constantes, lo que supuso un enriquecimiento masivo de las empresas de la construcción –con beneficios colaterales para las instituciones financieras y los ayuntamientos- a costa de endeudar a los compradores, la mayoría familias trabajadoras cuyo salario medio creció en ese tiempo diez veces menos (7,4%). Entre 2007 y 2014, a raíz del pinchazo de la burbuja inmobiliaria, el precio de la vivienda bajó un 37% mientras los salarios perdieron un 10% de poder adquisitivo. Por último, la compra de vivienda se ha encarecido un 4% entre 2014 y 2016, en proporción parecida a la revalorización salarial de esos años (3%). Si comparamos la evolución en el conjunto de los 16 primeros años del siglo XXI, el precio de compra de la vivienda libre ha subido un 15% mientras el salario medio ha congelado su poder de compra.

Evolución comparada del precio de venta de la vivienda libre y del salario medio en España (2001-2016), en euros constantes

Entre 2001 y 2007 el precio de venta del m2 de vivienda libre en España creció un 76% en euros constantes, lo que supuso un enriquecimiento masivo de las empresas de la construcción –con beneficios colaterales para las instituciones financieras y los ayuntamientos- a costa de endeudar a los compradores, la mayoría familias trabajadoras cuyo salario medio creció en ese tiempo diez veces menos (7,4%). Entre 2007 y 2014, a raíz del pinchazo de la burbuja inmobiliaria, el precio de la vivienda bajó un 37% mientras los salarios perdieron un 10% de poder adquisitivo. Por último, la compra de vivienda se ha encarecido un 4% entre 2014 y 2016, en proporción parecida a la revalorización salarial de esos años (3%). Si comparamos la evolución en el conjunto de los 16 primeros años del siglo XXI, el precio de compra de la vivienda libre ha subido un 15% mientras el salario medio ha congelado su poder de compra.

En los años previos a la crisis, el acelerado crecimiento de los precios hizo que la mayoría de los hogares se viera obligada a invertir una parte creciente de sus ingresos para pagar la vivienda. Si en 2001 era suficiente dedicar los salarios íntegros de 6 años para obtener la propiedad de una vivienda media (90 m²), en 2007 eran ya necesarios 10 años de trabajo, casi el doble. El destino principal del dinero pagado en la compra ya no era proveer los costes de la construcción del inmueble sino proporcionar beneficios cada vez más desorbitados a los propietarios del suelo, promotores y financiadores de las operaciones[1]. En este contexto, las acciones de Bolsa de las grandes empresas de construcción subieron como la espuma, obteniendo plusvalías millonarias para sus accionistas, muchos de ellos extranjeros[2].

En cuanto al mercado del alquiler conocemos la evolución del coste medio de los alquileres como parte del gasto de los hogares[3], pero este índice no recoge la evolución del mercado de transacciones del alquiler. Según una estadística elaborada desde 2013 por una empresa privada (Idealista.com)[4] el precio del metro cuadrado del alquiler medio en España ha subido un 40% entre 2013 y 2017 (de 6,9 a 9,7 euros mensuales por m2); esta subida es especialmente pronunciada en los dos últimos años (ver Gráfico 2). Si tenemos en cuenta que el salario medio ha subido sólo el 3% hasta 2016, esto significa que alquilar una casa se ha vuelto mucho más difícil para las personas con salarios medios y bajos.

Evolución de los alquileres y los salarios en España (2013-2017). Elaboración a partir de Idealista.com (alquiler de vivienda, diciembre de cada año) y Agencia Estatal de Administración Tributaria (salario medio)

En resumen, desde principios de siglo los precios de la vivienda, sea en propiedad o en alquiler, han experimentado vaivenes a lo largo del tiempo en función de los ciclos económicos pero se han encarecido a un ritmo sensiblemente mayor que los ingresos medios de la población asalariada. La mayor subida de precios para comprar vivienda se produjo en los años anteriores a la crisis de 2007 mientras los alquileres están experimentando grandes subidas en los últimos años, especialmente en 2016 y 2017.

Desposesión y endeudamiento de la clase trabajadora

La insuficiencia de ingresos se mide mediante diversos indicadores de pobreza que se refieren a aquellos hogares que se encuentran por debajo de un determinado nivel de renta, en los que prevalece el desempleo de sus miembros o que presentan determinadas carencias materiales. Este es el criterio establecido por Eurostat para medir el riesgo de pobreza y/o exclusión de los hogares[5]. Cuando se inició esta estadística, en 2005, la tasa de riesgo de la población española era menor (24,3%) que la media europea (25,8%) pero en 2016 la tasa española es cuatro puntos mayor que la de la UE. Mientras el conjunto de Europa ha reducido la tasa en 2,3 puntos, España la ha aumentado en 3,6. Esto supone que en la década que va de 2005 a 2015 la población española en riesgo de exclusión ha pasado de 10,7 a 13 millones de personas (aumento del 22%).

Otro indicador más exigente de carencia de ingresos es la pobreza severa, cuya renta anual se sitúa por debajo del 30% de la mediana de ingresos. Se trata de un segmento de población con unos ingresos tan bajos que parece imposible que puedan sobrevivir con un mínimo de dignidad. El colectivo se incrementó un 61% en el conjunto del país entre 2007 y 2015, pasando de 1,8 a 3 millones de personas[6]. Subió del 4,1% en 2007 al 7,6% en 2014, y bajó al 6,4% en 2015, reducción probablemente ligada al aumento de medio millón de empleos en dicho año y los consiguientes ingresos salariales.

Sin duda el factor más influyente en la pobreza de los hogares, y por tanto en el riesgo de desahucio, es el paro y el empleo precario de sus miembros en edad activa. De ahí que exista una estrecha correlación entre la evolución de la tasa de morosidad de los créditos hipotecarios para la adquisición de vivienda[7] y la tasa de paro (Gráfico 3). El desempleo pasó del 8,6% en 2007 al 25,7% en 2012, para bajar hasta al 16,4% en 2017; por su parte, la morosidad subió del 0,7 al 6% para bajar después al 4,7% en los mismos intervalos de tiempo. El descenso del paro en los últimos años es bastante mayor que el de la morosidad, lo que parece indicar que una parte del empleo creado es tan precario que no resuelve los problemas de liquidez de los hogares más pobres[8].

Paralelismo entre las tasas de desempleo y de morosidad para pagar el crédito hipotecario en España (2001-2017). Fuentes: Encuesta de Población Activa para el desempleo; y Banco de España para la tasa de morosidad de los créditos hipotecarios. Elaboración del Barómetro social de España, ámbito de Vivienda

Quizás el rasgo más destacado de la economía española en las últimas décadas –antes, en y después del ciclo de crisis- sea una persistente y creciente desigualdad en el reparto de la riqueza. Según la citada Encuesta Financiera de las Familias, la polarización de la riqueza se ha extremado entre el 10% de hogares más ricos, que han incrementado su patrimonio medio un 53% entre 2002 y 2014, y el 25% de hogares más pobres, que han perdido un 108% de su patrimonio neto entre dichos años, lo que significa que sus deudas en 2014 han superado por primera vez el valor de sus activos. El 52% de esos hogares más pobres tenía en 2014 una carga de deuda superior a tres veces su renta anual, y el 21% de ellos pagaba una factura anual de intereses que superaba el 40% de sus ingresos. El principal componente de la deuda de los hogares pobres es la vivienda, que ha crecido continuamente en lo que llevamos de siglo, tal como se recoge en el Gráfico 4. En 2002 menos de la quinta parte tenía deuda hipotecaria sobre su vivienda, y ésta era de 48.300 euros por hogar. En cambio, en 2014 casi la tercera parte tenía ese tipo de deuda y la carga media era tres veces mayor.

Deuda hipotecaria de los hogares más pobres y comparación con el resto de los hogares (2002-2014). Fuente: Banco de España, Encuesta Financiera de las Familias

La deuda hipotecaria de vivienda del cuartil de hogares más pobres en 2014 es muy superior a la de los restantes tramos de patrimonio, incluido el tramo de hogares más ricos que por regla general compran casas mucho más caras. Para explicar esta anomalía hay que tener en cuenta que los hogares pobres han comprado su vivienda en fechas más recientes, lo que implica una deuda pendiente mayor; pero también el hecho de que en el caso español el desahucio de la vivienda por impago no anula la deuda hipotecaria sino que la mantiene y con frecuencia la incrementa, tal como recuerda la Coordinadora de Vivienda de Madrid: “La ley española es anómala porque la ejecución hipotecaria no implica la cancelación de la deuda, así que la caída en el precio de la vivienda supuso que muchas familias hipotecadas ni tan siquiera pudieran escapar de la deuda vendiendo su casa. Por este motivo, no ofrece ningún beneficio a los deudores aceptar voluntariamente una ejecución hipotecaria”[9].

Notas:
1.- Según un estudio del Consejo Superior de Colegios de Arquitectos de España, la parte del precio de venta destinada a beneficios de las empresas de construcción pasó del 16,5% en 1996 al 49,3% en 2004. Un auténtico “pelotazo” que se fraguó con el visto bueno de los sucesivos gobiernos y del Banco de España.
2.- En el primer semestre de 2005, en pleno auge de la burbuja inmobiliaria, las nueve primeras empresas de la construcción (ACS, Sacyr, Metrovacesa, FCC, Ferrovial, Fadesa, Colonial, Urbis y OHL) incrementaron su rentabilidad en un 47,6% (13.351 millones de euros), una cantidad quince veces superior a la del presupuesto del Ministerio de Vivienda de aquel año (878 millones) y doble que todo el presupuesto asignado al Plan de Vivienda de España 2005-2008 (6.822 millones). Conviene tener en cuenta que las nueve empresas citadas forman parte del IBEX-35 cuyo accionariado pertenece en más del 40% a inversores extranjeros.
3.- Según esta encuesta del INE, el precio del alquiler de la vivienda ha evolucionado ligeramente por encima del IPC desde 2001, es decir, por encima del coste de la vida medio.
4.- La estadística recoge los precios por metro cuadrado de las ofertas de alquiler de viviendas de segunda mano, tanto de particulares como de profesionales inmobiliarios. No se incluyen las viviendas unifamiliares ni los municipios con menos de 50 anuncios en el mes de referencia. La base de datos de diciembre de 2017 incluía 52.722 anuncios de 114 municipios. Los datos que aportamos corresponden al mes de diciembre y han sido convertidos a euros constantes, con base en el año 2017.
5.- La pobreza AROPE (At Risk Of Poverty and/or Exclusion) incluye a los hogares con una renta anual por debajo del 60% de los ingresos medianos del país (después de transferencias sociales); cuyas personas en edad de trabajar emplean menos del 20% de su potencia de trabajo en el año de referencia; y que padecen al menos cuatro carencias materiales de una lista de nueve.
6.- Los datos de pobreza severa están elaborados por EAPN-España a partir de los microdatos de la Encuesta de Condiciones de Vida del INE. Ver EAPN-España, El estado de la pobreza. Seguimiento del indicador de riesgo de pobreza y exclusión social en España, 2008-2016. 7º Informe, 2017.
7.- Según el Banco de España, los préstamos para la compra de vivienda representan el 39% del crédito concedido por la banca española entre 2001 y 2017, correspondiendo el 56% a actividades empresariales y el restante 5% a otras inversiones de los hogares (rehabilitación de viviendas y compra de bienes de consumo duradero). La tasa de morosidad de los créditos para compra de vivienda ha sido tres veces menor (2,6% de media interanual) que la de actividades empresariales (7,6%) y también menor que la de otras inversiones de los hogares (3,8%), lo que da a entender que las familias hacen todo lo que pueden para pagar la vivienda.
8.- Ver monográfico sobre “Empleo precario. Un salto al vacío” de la revista Papeles de relaciones ecosociales y cambio social, Nº 140, 2018. En especial el artículo de J. Sola e I. Campillo, “La precarización en su contexto: desarrollo y crisis del régimen de empleo en España”, págs. 51-63.
9.- Coordinadora de Vivienda de la Comunidad de Madrid, La vivienda no es delito, El Viejo Topo, Madrid, 2017, pág. 38.
* Colectivo Ioé

Presupuestos 2018. Hechos demagógicos…

Legná ed al Zurc*. LQS. Abril 2018

O la demagogia está en los hechos…

Partido ´popular` + ´Ciudadanos` + ¿…?

• BALAS Y VOCES

Ministerio de Cultura: 834 millones de € / año = 0.04 centimillos de € por persona / día

Ministerio de Defensa: 8.453 millones de € /año = 0,48 casi medio euro por persona / día

• PORRAS Y LÁPICES

Ministerio de Educación: 2.600 millones de € / año = 0,14 céntimos de € / persona / día

Ministerio del Interior: 8.418 millones de € / año = 0,48 otro medio euro / persona / día

El Estado del Reino de España dedica menos de 0,20 ctms / persona / día para Educación y Cultura; mientras que para Defensa e Interior destina 1 euraco / persona / día. Algunos gastos de Defensa van camuflados en otros organismos como el Mº de Industria, I+D+i,…

• EMPRESAS E IDIOMA

Ministerio de Exteriores: 1.581 millones de € / año = casi 10 céntimos / persona / día
-(Al servicio del IBEX y los grandes empresarios)

Instituto Cervantes :De difícil precisión presupuestaria, -¿124 millones?- pues este organismo depende de Exteriores y Cultura
-(En defensa y extensión de la cultura e idioma español y otras lenguas co-oficiales).

¿Cuánto derrochamos en imponer -frente a estudiantes, padres y profesores- el “globish” en nuestras enseñanzas y cuánto regateamos en difundir nuestro acervo lingüístico y cultural?

(*) En homenaje / recuerdo a León Felipe: “Suyas son la hacienda y sus -costosas- pistolas y encima insisten en robarnos la voz y la canción”

p.s.: “Trabajar para el inglés”…: El Rei-no de España tiene que abonar casi cien millones de euros diarios por intereses de la Deuda (bonos, letras u obligaciones)… Más de ¡32 MIL MILLONES al año! para la ´City` y / o ´la calle del muro`. En el último decenio, los españolitos -unos más: las rentas del trabajo; que otros: las rentas del capital- hemos tenido que pagar más de ¡¡¡250 MIL MILLONES!!! por este concepto. Como dicen algunos políticos “conviene recordar que…” este capítulo fue blindado por acuerdo -con secretismo y veraneidad-, llevado a cabo el 2011 entre Pp y Psoe -a espaldas del Parlamento- y con la modificación del artículo 135 de la actual Constitución Borbónica.

Notas:
Presupuestos Generales del Estado 2018
Constitución española. Título VII. Economía y Hacienda. Artículo 135
Deuda Pública de España en tiempo real

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb

Das Kapital: Capítulo V

Antoni Puig Solé*. LQS. Abril 2018

Durante su inactividad, los medios de producción descansan en el mundo de los muertos a la espera de que el trabajo humano los transporte al de los vivos, pero su descanso no evita que las manecillas del reloj sigan girando

Supongamos que un capitalista dispone de una cantidad de dinero y decide empezar un negocio. En sus bolsillos o cuenta corriente, este dinero no era capital monetario. Sólo era dinero, utilizable para varios fines. Pero cuando el dinero se destina a comprar capital productivo ya toma la forma de capital, pues su finalidad es obtener plusvalía. La utilización del dinero para comprar, tendrá lugar en la esfera de la circulación. Una vez efectuada la compra, una parte de este capital, trasmutado ahora en capital productivo, será capital constante (materiales, herramientas, maquinas, edificios, etc.) que permanecerá en la empresa durante un periodo mayor o menor, según el elemento en cuestión. Los materiales se incorporaran al proceso productivo o quedaran en reserva como existencias, mientras que las máquinas, herramientas y edificios, quedarán disponibles para la producción durante un periodo más o menos largo, en función de su vida útil. Luego las mercancías producidas partirán de nuevo hacia la esfera de la circulación, con la intención de intercambiarse por dinero. Todo esto requiere su tiempo, al que llamamos tiempo del ciclo del capital y que será la suma del tiempo de producción y el de circulación, en sus dos momentos.

TIEMPO DE CIRCULACIÓN (D-M)

+ TIEMPO DE PRODUCCIÓN (..P..)

+ TIEMPO DE CIRCULACIÓN (M’-D’)
—————————–
TIEMPO DEL CICLO DEL CAPITAL
EL TIEMPO DE PRODUCCIÓN

El tiempo de producción computa, lógicamente, el horario del proceso de trabajo, o sea, el tiempo durante el cual opera el trabajo vivo. Pero también suma las interrupciones periódicas que impiden el normal funcionamiento (noches, festivos, etc.) y el tiempo en que los medios de producción permanecen inactivos en el lugar de trabajo a la espera de participar más adelante, en la producción. Esto incluye el tiempo en que los materiales permanecen almacenados, para evitar futuras rupturas en el proceso de producción.

Durante su inactividad, los medios de producción descansan en el mundo de los muertos a la espera de que el trabajo humano los transporte al de los vivos, pero su descanso no evita que las manecillas del reloj sigan girando.

En todo caso, pese a ser una parte del capital, que por una u otra causa, quede inactivo durante un tiempo, no abandona su condición de capital productivo al ser imprescindible para reemprender la producción y transferir valor. Es capital productivo adormecido en la esfera de la producción aunque no se active momentáneamente en el proceso de trabajo.

Existen casos particulares donde el producto, después de que el trabajo vivo le haya dado el empujón inicial, debe reposar para seguir su curso, pero con este reposo algunos de los medios de producción siguen activados cumpliendo una función productiva. Sería el caso, por ejemplo, del vino que debe fermentar. Aquí, aunque el proceso de trabajo se ha paralizado, el medio de producción sigue su curso y transfiere valor. Pensemos en la contribución de la barrica para que al final tengamos un buen vino.

Marx para describir todas estas situaciones en las que el trabajo vivo no opera, se refiere a los medios de producción como capital latente y al describir la situaciones en las que este capital latente está disponible, pero no opera de ninguna manera porque la producción a la que contribuye queda paralizada o el medio de producción queda fuera de ella, habla de capital en barbecho.

Los periodos de espera, pueden necesitar de alguna actividad humana para evitar deterioros o aportar mejoras. Las materias primas y auxiliares, por ejemplo, deben ser almacenadas adecuadamente lo que exige trabajo vivo y consumo de trabajo muerto. Este trabajo vivo también será creador de valor y de plus valor. Aquí no está de más recordar que el valor de una mercancía proviene de todos los trabajos realizados para que dicha mercancía pueda llegar en las condiciones exigidas allí donde se va a consumir, por lo cual también incorpora los trabajos de conservación y transporte.

Cuando el capital productivo queda en barbecho, no transfiere valor alguno al no haber creación de producto. Esto no quiere decir que durante las interrupciones, las máquinas y los edificios no pierdan valor. Lo pierden, o mejor dicho, lo derrochan. El ejemplo más ilustrativo lo tenemos en las situaciones de crisis, donde una parte del capital constante deja de operar, pero pese a ello envejece, se oxida, se pudre o se descompone, sin poder transferir valor.

El tiempo de circulación

En la circulación, el capital existe únicamente como capital mercancías y capital dinero, pasando de una a la otra forma, según sea el caso. Durante este tiempo, esta parte del capital no funciona como capital productivo. No produce plusvalía.

Por lo general, mientras una parte del capital opera en la circulación, otro lo hace en la producción. El capital se transmuta y una forma alimenta a la otra.

Esto no evita, que cuanto más dura el proceso de circulación, mayor será el tiempo que esta forma del capital necesitará para transmutarse en capital productivo y producir producto y plusvalía. Esta duración puede aumentar o disminuir, por circunstancias diversa. Puede incluso tender a cero: Si una empresa produce sobre pedido y cobra al contado, el paso M’-D’ tendrá una duración fugaz. En estas condiciones, todo el capital se puede destinar a la producción. La situación aún es más favorable si se cobra por anticipado.

¿Cómo percibe la economía política clásica el tiempo de circulación? Se deja engañar por las apariencias. Concibe el tiempo de circulación como positivo, porque sus efectos lo son, ya que es allí donde se realiza la plusvalía.

En la esfera de la circulación el capital lleva a cabo sus dos fases contrapuestas. Primero (compra) pasa de D a M. Más adelante (venta) pasa de M a D. El tiempo de circulación contabiliza estas dos partes. Ambos tiempos, no sólo se encuentran separados por el tiempo. También pueden estarlo por el espacio, ya que la compra se puede efectuar en un lugar y la venta en otro distinto y su duración puede ser dispar. Salvo algunas excepciones, la segunda, o sea la venta, es la más dificultosa y por consiguiente, es a la que se destina más tiempo.

La compra, va asociada al proceso de reproducción. Si esta reproducción funciona bien, la compra de medios de producción y de fuerza de trabajo, presentará pocas dificultadas. Si una empresa, además se encuentra en una situación de dominio, puede comprar exigiendo a algunos de sus proveedores pago aplazado, con lo cual, este tiempo de circulación se reducen pero se alarga para el proveedor. Eso no quiere decir que en determinadas coyunturas las dificultades no puedan aparecer a diestra y siniestra. Pensemos, por un momento, en todas las barreras con las que históricamente el capital se ha encontrado para garantizar los recursos energéticos y los materiales necesarios para poder producir con normalidad.

Hay, en todo caso, una diferencia fundamental entre D-M y M’-D’: La segunda permite la realización de la plusvalía. Por esto, además de ser el paso más difícil, es el más importante.

En la parte final del capítulo, encontramos una reflexión de Marx, sobre las limitaciones en el tiempo de circulación para determinadas mercancías, sobre la cual puede ser interesante añadir alguna cosa.

«Cuanto más perecedera sea una mercancía, cuanto más rápidamente deba ser consumida y, por tanto, vendida, después de su producción, menos podrá alejarse de su lugar de producción, más reducida será, por tanto, su esfera territorial de circulación, mayor carácter local tendrá su mercado de venta. Por consiguiente, cuanto más breve sea la vida de una mercancía, cuanto más estrecho sea, por su carácter físico, el límite absoluto de su tiempo de circulación como mercancía, menos apta será como objeto de la producción capitalista. Esta sólo puede aclimatarse en lugares de gran densidad de población o a medida que las distancias geográficas se acortan con el desarrollo de los medios de transporte. La concentración de la producción de un artículo en pocas manos y en lugares densamente poblados puede, sin embargo, crear un mercado relativamente grande para esta clase de artículos, como ocurre por ejemplo con las grandes fábricas de cerveza, las grandes lecherías, etc.»

El ejemplo hace referencia, principalmente, a los productos alimentarios y es válido, tanto para los de consumo humano, como para los de consumo animal y ya nos anuncia que estos productos puede «crear mercados relativamente grandes».

El capitalismo ha actuado, no sólo sobre el transportes, sino también sobre la organización productiva, para superar la limitación temporal. Los animales han pasado a ser alimentados con piensos y muchos han quedado confinados en grandes granjas donde se reproducen y permanecen hasta que son «sacrificados». Los pocos animales que aún gozan de «una cierta libertad», lo hacen, por lo general, encerrados en tierras valladas, que han sido abandonadas por la agricultura para destinarlas a la ganadería. Los alimentos de consumo humanos, ahora ya pueden conservarse durante largos tiempo y transportadas en cámaras frigoríficas. Su durabilidad se acrecienta con la introducción de conservantes. Todo esto flexibiliza los tiempos de circulación y hace que las mercancías sean más aptas para la producción capitalista.

Más artículos del autor
* LQSomos en Red

Derecho a la vivienda y negocio inmobiliario

Colectivo Ioé*. LQS. Marzo2018

Un indicador de la magnitud del problema de los desahucios son los expedientes judiciales abiertos por “usurpación” de casas ocupadas, un hecho que la Plataforma de Afectados por la Hipoteca y las asambleas de vivienda definen como “recuperación” de pisos que los bancos han decidido dejar vacíos para maximizar sus beneficios a costa del derecho a la vivienda, pero que el Código Penal define como delito

1,7 millones de desahucios…

La creciente desigualdad social y el empobrecimiento de la clase trabajadora han provocado un aluvión de desahucios, lanzamientos y ocupaciones de vivienda, ante el descarado posicionamiento del gobierno a favor del sector inmobiliario-financiero.

En marzo de 2018 se han actualizado los 14 indicadores del ámbito de Vivienda del Barómetro Social, que recogen la evolución del acceso a la compra y al alquiler y de las políticas públicas mantenidas en los últimos 23 años (1994-2016). El índice sintético, que resume la situación del sector, ha experimentado una evolución claramente negativa, de 5,1 a 2,7 puntos sobre 10, con ligeros vaivenes en función del ciclo económico.

Aquí nos vamos a centrar en el análisis de los desalojos judiciales de viviendas, que han afectado a los sectores más empobrecidos de la población, sobre todo a raíz de la crisis iniciada en 2008. En esta primera entrega se recogen los datos disponibles sobre la magnitud del problema, que se agudizó en los años centrales de la crisis para las viviendas hipotecadas mientras las cifras se han mantenido siempre altas para las viviendas de alquiler. Más adelante, apuntaremos algunas causas de fondo: el encarecimiento de la vivienda y la desposesión y endeudamiento de un sector importante de la clase trabajadora, en paralelo con la voracidad del capital inmobiliario-financiero, que ha sido implacable en la defensa de sus intereses. Por último, en una tercera entrega, se hará una reflexión en torno a la política de vivienda mantenida en España, más orientada a asegurar el negocio inmobiliario que a proteger el derecho a la vivienda, a pesar de las crecientes movilizaciones de la población afectada.

Desahucios de hipoteca y de alquiler

Los desahucios de viviendas se inician en los Juzgados de Primera Instancia y de Primera Instancia e Instrucción por dos vías: “ejecuciones hipotecarias” para las casas en propiedad con deuda pendiente[1] (que incluye una minoría de bienes no inmobiliarios con garantía hipotecaria pero no otros procesos judiciales por impago de viviendas sin garantía hipotecaria) y “procesos verbales arrendaticios” para las casas en alquiler. Si tomamos como punto de partida el año 2001, en que entró en vigor la nueva Ley de Enjuiciamiento Civil, la estadística del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) registra el inicio de 809.000 ejecuciones hipotecarias y 938.000 procesos arrendaticios hasta 2016, es decir, un total de 1,7 millones de procesos de desahucio[2]. Entre 2001 y 2007, antes de la crisis, se iniciaron diariamente 180 procesos, tres cuartas partes de los cuales eran por impagos de alquiler. Entre 2008 y 2016, la media diaria se dobló, con 390 procesos diarios, y se hicieron más frecuentes los casos de ejecución hipotecaria que los de alquiler. Tal como se recoge en el Gráfico 1, las ejecuciones hipotecarias crecieron vertiginosamente entre 2007-2009 y a partir de 2012 se registra un descenso importante, mientras que los desahucios de alquileres superan a los que se registraban antes de la crisis (a pesar del descenso de 2013).

Desahucios iniciados en España (2001-2016). Elaboración a partir de la Estadística del Consejo General del Poder Judicial. (*) Estimación de 2017 a partir de los tres primeros trimestres del año.

Ante la extrema intensificación en el ciclo de crisis de ejecuciones hipotecarias sobre viviendas en propiedad sin terminar de pagar (más de medio millón entre 2008 y 2013, con una media diaria de 230 procesos abiertos), y teniendo en cuenta la imprecisión de la estadística judicial, el gobierno encargó al INE la elaboración de una nueva estadística de ejecuciones hipotecarias. Ésta se base en los Registros de la Propiedad y sus datos se publican trimestralmente desde 2014. Según esta fuente el total de ejecuciones hipotecarias de fincas rústicas y urbanas entre 2014 y 2016 es de 296.000, un 50% superior a la registrada por el CGPJ (197.000); un 42% superior si nos limitamos a las fincas urbanas (281.000, línea de puntos del Gráfico 1). Se constata, por tanto, que la estadística del CGPJ presenta un importante sub-registro de las ejecuciones hipotecarias inscritas en los Registros de la Propiedad.

Lanzamientos

Los lanzamientos o desalojos forzosos de la vivienda se efectúan como consecuencia del cumplimiento de una orden judicial de desahucio y se aplican cuando la parte afectada no abandona la vivienda por propia iniciativa. La estadística de lanzamientos del CGPJ se registra desde 2008 y sólo contabiliza los practicados por las comisiones de “Servicios comunes de Notificaciones y Embargos”[3]. Con esta limitación, cuyo alcance desconocemos, los lanzamientos “iniciados” entre 2008 y 2016 en el conjunto de España fueron 515.000 (157 por día). Desde 2013 la estadística judicial precisa los tipos de lanzamiento ejecutados: el 54% corresponde a casos de alquiler (144.000 hasta 2016), el 41% a viviendas en propiedad (110.000 lanzamientos) y el 4% a otras situaciones (11.000 lanzamientos).

Usurpaciones

Un último indicador de la magnitud del problema de los desahucios son los expedientes judiciales abiertos por “usurpación” de casas ocupadas, un hecho que la Plataforma de Afectados por la Hipoteca y las asambleas de vivienda definen como “recuperación” de pisos que los bancos han decidido dejar vacíos para maximizar sus beneficios a costa del derecho a la vivienda, pero que el Código Penal define como delito en los siguientes términos: «El que ocupare, sin autorización debida, un inmueble, vivienda o edificio ajenos que no constituyan morada, o se mantuviere en ellos contra la voluntad de su titular».

Tales procesos judiciales por usurpación se han cuadruplicado entre 2007 y 2016[4], pasando de 4.900 a 22.500 en el conjunto de España. Los juicios han experimentado un crecimiento continuo y son la punta del iceberg de la creciente ocupación de viviendas vacías por parte de familias desahuciadas sin alternativa habitacional. En el conjunto de España suman 124.807 procesos judiciales desde 2007, experimentando una gran progresión, desde 16 juicios diarios en los primeros años a 59 en los últimos.

El Gráfico 2 recoge la evolución de los desahucios, los lanzamientos y los procesos por usurpación a partir del inicio de la crisis en 2008. Se puede observar que las cotas más altas de desahucios se produjeron entre 2009 y 2012, para descender a partir de entonces. Los lanzamientos crecen también en paralelo hasta 2012 para mantenerse constantes en los años siguientes. Por último, los procesos judiciales por usurpación crecen continuamente en todo el período, como resultado muy probablemente de un aumento constante de los hogares que recurren a la ocupación ante la carencia de opciones.

Desahucios, lanzamientos y procesos por usurpación en España (2008-2016). Elaboración a partir de la Estadística del Consejo General del Poder Judicial

Impacto social

El Cuadro 1 recoge la evolución de los desahucios de propiedad con hipoteca pendiente y de alquiler en números absolutos y la proporción que representan en relación al parque de viviendas principales de cada grupo, así como la media diaria de procesos iniciados en el conjunto de España. Se ofrece además la evolución de los lanzamientos forzosos de la vivienda y su peso en relación a los desahucios iniciados, así como la media diaria de lanzamientos. Por último se recoge la evolución de los juicios iniciados por usurpación en relación a los lanzamientos y la media diaria correspondiente.

Cuadro 1. Impacto social de los desahucios, lanzamientos y usurpaciones en España (2001-2016)
Fuente: Elaboración a partir de la Estadística del Consejo General del Poder Judicial para los datos de desahucios (ejecuciones hipotecarias y procesos arrendaticios), lanzamientos y usurpaciones; y del Instituto Nacional de Estadística (Censos de 2001 y 2011, y Encuesta continua de los Hogares a partir de 2013) para los datos de tenencia de las viviendas principales.
Antes de la crisis los desahucios de la propiedad por ejecución hipotecaria afectaban a menos del 1,5% de los hogares con esa forma de tenencia. La tasa de incidencia llegó a la cota máxima del 4,5% en el trienio 2008-2010 y descendió luego lentamente en los dos trienios siguientes. El parque de viviendas hipotecadas se redujo en 741.000 hogares entre 2009 y 2015 como consecuencia combinada de los desahucios y de la falta de crédito para comprar nuevas viviendas. En 2016 la cifra de viviendas hipotecadas ha vuelto a crecer en 106.000 unidades en lo que parece un cambio de tendencia.

Los desahucios de alquiler han sido siempre más frecuentes en términos relativos que los de vivienda hipotecada, con tasas bastante constantes entre el 7 y el 10%, y con una significativa bajada en el trienio 2014-2016 (6%). Conviene tener en cuenta que una misma familia puede ser objeto de varios desahucios a lo largo del tiempo, lo que apenas reduce la amplitud del fenómeno (aunque no su intensidad); sumando los desahucios de hipoteca y de alquiler la población afectada ronda los cinco millones de personas.

Los lanzamientos o desalojos forzosos de la vivienda a partir de 2008 (año en que se inicia esta estadística) representan una proporción cada vez mayor de los procesos iniciales de desahucio (sumados los de propiedad y alquiler), pasando del 25% en el trienio 2008-2010 al 44% en el trienio siguiente y al 53% en el trienio 2014-2016. En otros términos, una fracción creciente de las familias desahuciadas no abandona voluntariamente su hogar y extrema los plazos hasta sufrir un lanzamiento.

Por último, los juicios por usurpación, que habitualmente se producen tras haber ocupado una vivienda vacía después de sufrir un desalojo forzoso, representan una proporción cada vez mayor: entre 2008-2010 equivalían al 16% de los lanzamientos, el trienio siguiente un 19% y el 31% en 2014-2016. Considerando que los procesos judiciales por usurpación afectan sólo a una parte menor de los casos reales de ocupación, el que la tasa llegue al 31% de los lanzamientos deja traslucir la magnitud creciente de las ocupaciones o, dicho de otro modo, la incapacidad de la política de vivienda para dar alternativas habitacionales a las familias con menos recursos.

Para explicar el fenómeno de las ocupaciones conviene tener en cuenta que junto a los cientos de miles de viviendas desahuciadas y retenidas por los bancos, hay en España entre 3 y 4 millones de viviendas vacías de forma permanente –3,4 millones según el Censo de 2011- de las cuales el 84% se encontraba en buen estado de conservación. Estas viviendas vacías alimentan la controversia jurídica entre el derecho a la vivienda y el derecho a la propiedad. Como veremos más adelante, ha tenido que ser el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, o Tribunal de Luxemburgo, el encargado de cuestionar las cláusulas abusivas de la legislación española: “Los jueces hemos encontrado soluciones en la justicia europea, que considera el derecho a la vivienda como un derecho fundamental, una consideración que no dan ni la Constitución española ni el estado de derecho de este país. Cada vez más, los jueces estamos dejando de tener en cuenta el derecho español y vamos al derecho comunitario”[5]. En esta línea, bastantes jueces recuerdan la “función social” del derecho a la propiedad que, en determinadas circunstancias, “no se puede imponer al derecho constitucional de toda persona a una vivienda digna”[6].

Notas:
1.- Bajo la rúbrica de “ejecuciones hipotecarias” se incluyen también otros bienes, además de viviendas, garantizados con escritura de hipoteca.
2.- La estadística del CGPJ distingue entre procesos “iniciados” y “resueltos” a lo largo de cada año. La suma de “ejecuciones hipotecarias” resueltas entre 2001 y 2016 es de 680.502 (84,1% de las iniciadas) y la de “procesos arrendaticios” resueltos 904.111 (96,4% de los iniciados).
3.- Estas comisiones están integradas por funcionarios judiciales, policía y cerrajero. No se registran, por tanto, los lanzamientos realizados por los propios juzgados en aquellas localidades donde no hay esos “Servicios comunes”.
4.- En 2016 se produce un gran descenso de los procesos por usurpación debido a los cambios metodológicos introducidos en 2015 en materia penal, que han hecho reducir artificialmente los delitos en más de un 45%. Tal como señala el propio CGPJ, “la mayor caída en el ingreso en la jurisdicción penal se corresponde con los atestados policiales en los que no existe autor conocido del delito denunciado que han dejado de remitirse a los juzgados” (CGPJ, Panorámica de la justicia durante 2016, pág. 2). Para salvar este cambio metodológico, asignamos a 2016 la misma cifra de “usurpaciones” que en 2015 (22.461 en lugar de 12.760).
5.- Fernández Seijo, J.M., Juez de Barcelona, citado por A. Missé, “Europa contra los desahucios”, en Alternativas Económicas, Nº 47, 2017, pág. 6.
6.- Álvarez Tejero, A. (Magistrada de la Audiencia Provincial de Madrid), “La usurpación delito leve o infracción administrativa”, en Revista de Jurisprudencia, junio, 2016.
* Colectivo Ioé

El virus patógeno de la economía española (DDD)

Germán Gorraiz López*. LQS. Marzo 2018

Si la Deuda Pública prosigue su vuelo por la estratosfera, los salarios y las pensiones siguen congelados o con incrementos inferiores al IPC, el crédito bancario sigue sin fluir con normalidad a unos tipos de interés reales a pymes, autónomos y particulares y no se aprovecha la dilación en los plazos para reducir el déficit establecidos por la Comisión Europea…

El milagro económico del paraíso neoliberal de Rajoy estaría amenazado por la aparición de un nuevo virus patógeno,(el DDD) que podría acabar por arrasar con todo rastro de brotes verdes en la economía española al poseer un ADN dotado de la triple enzima D (Deuda Pública desbocada, Depreciación del poder adquisitivo y Desempleo endémico).

Deuda Pública desbocada

Según el Ministerio de Economía, la Deuda pública de España en el 2017 alcanzó el techo estratosférico del 98,08% del PIB nacional, (1,114 Billones €), lo que representa un crecimiento imparable desde el 2005 cuando la Deuda rondaba el 42% del PIB nacional (casi 400.000 millones de €), cifra desorbitante que podría actuar como espoleta de una metástasis recesiva en la economía española. Además, el Instituto Nacional de Estadística (INE) prevé que el país pierda un millón de habitantes en la próxima década, una tendencia que va a empeorar a medida que la generación del baby-boom comience a fallecer, dibujándose un escenario insostenible para el 2021 en que la «tasa de dependencia» según el INE, crecerá en un 57%. Ello supone que habrá seis personas inactivas ya sea jubilados, parados o estudiantes por cada persona activa lo que podría conllevar el colapso de la Seguridad Social en el horizonte del 2.021.

Depreciación del poder adquisitivo de trabajadores y pensionistas

Según la Confederación Europea de Sindicatos (CES), se habría producido un descenso de los salarios medios del 0,8% en el 2016 respecto al año anterior, lo que agudizará la pérdida de poder adquisitivo de la clase trabajadora con la consiguiente contracción del consumo interno. Por otra parte, según el Consejo Económico y Social, 422.600 hogares vivían gracias a la pensión de los abuelos con ingresos medios de 840 € y que a pesar de su exigüidad, constituía hasta hoy el último salvavidas de los restos del naufragio económico español , pero teniendo en cuenta que se ha establecido por Ley un mínimo incremento de las pensiones de un 0,25 %, el colchón familiar verá reducido su grosor y se elevará el riesgo de pobreza y fractura social. Así, según Cáritas, tres millones de personas vivirían ya en situación de «pobreza severa» ( menos de 307 euros al mes) mientras el número de millonarios en España habría aumentado un 13% en el último año según datos de Eurostat, con lo que se está agudizando de forma vertiginosa una fractura social de resultados impredecibles.

Desempleo endémico

El milagro económico del paraíso neoliberal de Rajoy (reducción de la tasa del paro del 23,5% al 16,5%), tendría como efectos colaterales el incremento desmesurado del trabajo precario en España (más de 6 millones de personas), la desaparición del mito del puesto de trabajo vitalicio ( tasa del 90% de contratación parcial) y progresiva pérdida de poder adquisitivo de asalariados y pensionistas pues según el FMI “el ajuste económico español se habría producido mediante la caída de la producción y el incremento del paro, pero insuficiente en el lado de los salarios hasta fechas recientes” y de seguir obviando la inversión en inteligencia, España podría convertirse en la próxima década en un país tercermundista a nivel de investigación e innovación, condenado a comprar patentes extranjeras y producir productos de bajo perfil tecnológico que requieran mano de obra de escasa o nula cualificación y fácilmente explotable, con salarios seiscieneuristas e interinidad vitalicia.

Conclusiones:

Si la Deuda Pública prosigue su vuelo por la estratosfera, los salarios y las pensiones siguen congelados o con incrementos inferiores al IPC, el crédito bancario sigue sin fluir con normalidad a unos tipos de interés reales a pymes, autónomos y particulares y no se aprovecha la dilación en los plazos para reducir el déficit establecidos por la Comisión Europea en incrementar la inversión en Obra Pública y reducir el desempleo, la economía española se verá abocada a un peligroso cóctel explosivo,(el DDD), cuyos ingredientes serían una depreciación del poder adquisitivo de trabajadores y pensionistas, una deuda pública desbocada así como desempleo endémico que podría generar una década de estancamiento en la economía española, rememorando la Década perdida de la economía japonesa.

* Analista