Los parientes pobres del euro

Además de ser los más pobres de Europa Occidental, España, Grecia y Portugal tienen en común ser los países donde el sistema político evolucionó menos. Las oportunidades perdidas tienen nombres y apellidos: Borbones en España, Glücksburg en Grecia, Habsburgo y Braganza en Portugal y luego: Franco, Georgios Papadopoulos y Oliveira Salazar.

Se trata de la Europa ultraconservadora cuyas élites políticas, en lugar de aprender de la Revolución Francesa y del triunfo bolchevique, los confrontaron y dejaron pasar las diferentes etapas de auge económico y liberalización política. Mientras allí las dictaduras frenaban el progreso, en el occidente de Europa, aunque con dificultades e inconsecuencia, la socialdemocracia de matriz marxista ocupaba posiciones políticas y en una convergencia estratégica de facto con los bolcheviques y los comunistas, junto con la economía perfeccionaban los sistemas políticos, llegando incluso a los estados de bienestar.

La fuerza de la Alemania y la Francia de hoy no proceden de las posiciones de la Merkel y Sarkozy, sino de revoluciones y de estremecimientos políticos que tanto en 1789, 1848, 1917 como en 1945, impactaron también al resto de Europa. La bonanza de la posguerra, el progreso económico y político que en Europa siguió a la derrota del fascismo, incluyendo el vertiginoso avance de la Unión Soviética y el crecimiento del mercado estadounidense, fueron para España, Portugal y Grecia oportunidades virtualmente perdidas.

Leer más

La UE, el euro y la crisis tienen solución

Los problemas sociales de la UE no tienen que buscarse de una manera aislada en el euro: se derivan del neoliberalismo enquistado en los tratados. Al no poderse recurrir a las tasas de interés, a los tipos de cambio y a las transferencias fiscales para amortiguar los efectos de las crisis económicas, se intenta influir sobre los salarios y los precios y esto degrada permanentemente las condiciones laborales.

En periodos de crecimiento económico, como que las políticas neoliberales quieren impedir la mejora de las condiciones laborales degradadas, se acaba recurriendo al endeudamiento público y privado y al déficit exterior. Así se incentiva el crecimiento. Es lo que se hizo en la mayoría de los países de la periferia en la década anterior a la crisis económica actual. En estos países, el endeudamiento y el déficit exterior también se estimularon con la expansión de la especulación y el gasto militar.

Ahora, la crisis nos ha conducido a un callejón donde la moneda alrededor de la cual se ha construido la unión (el euro) está en peligro. Esto se debe, sobre todo, a la prohibición, incorporada en el Tratado de Maastricht, que el BCE pueda comprar deuda de los países europeos. Esta prohibición, que yo sepa, no tiene precedentes. Si no existiera, todo sería más fácil.

El embrollo se podría resolver modificando los tratados. Pero los actuales dirigentes no quieren hacerlo.

Leer más

Paro: datos poco esperanzadores y alternativas sociales necesarias

Según los últimos datos, en el estado español el tercer trimestre, el paro se incrementó un 21’5%. Esto significa que casi 5 millones de personas (4.978.300 para ser exactas) no tienen trabajo y que hay 1,43 millones de familias sin cabeza de sus componentes con un trabajo remunerado. Los que no han conseguido trabajar desde hace más de un año superan los 2,1 millones. La situación es peor para los jóvenes con una tasa de paro del 45,8%.

Estos no son los únicos datos negativos. Las publicaciones de los organismos oficiales anuncian un panorama sombrío: el Eurostat muestra que la tasa de paro de la zona euro aumentó un 10,2 % en septiembre de 2011. La OCDE, en una nota dirigida especialmente al G-20, afirma que las tasas de paro se acercan de forma peligrosa a los máximos registrados durante la gran recesión de 1929.

Pero la información más preocupante es de la OIT (Organización Internacional de Trabajo) que prevé un "déficit de puestos de trabajo masivo entre los miembros del G-20 el año que viene", si la desaceleración de la economía mundial continúa.

El paro, por lo tanto, se ha instalado de manera cruenta en las economías adelantadas y sólo el sector público puede hacer algo por atenuarlo. En cambio, desde diferentes puntos se presiona a las administraciones públicas para que reduzcan el gasto. Seguimos siendo prisioneros de la ideología neoliberal que causó la burbuja inmobiliaria y ahora impone “sus soluciones” pese a que las evidencias indican que se habría de actuar en sentido contrario.

Leer más

Crisis griega: ¿Salir del euro o salir del euro liberalismo?

Aunque al final no habrá referéndum, esta reflexión sigue vivaz…

La decisión del primer ministro griego, Giorgos Papandreu, de celebrar un referéndum sobre el plan de rescate acordado con los líderes de la UE y del FMI nos coloca en un nuevo peldaño de la crisis de la UE.

Parece evidente, que más allá de la manera cómo se formule el referéndum, una parte del pueblo griego lo verá como una consulta sobre si se aceptan o se rechazan los recortes en los niveles de vida, en los servicios públicos y en el empleo a cambio de dinero para financiar el pago de la deuda del gobierno con los bancos de Europa, las compañías de seguros y los fondos de pensiones. Este es justamente el gran temor de los dirigentes de la UE. Saben que si esta visión prospera, ganará el NO.

El amago de convocatoria es, sin duda, una maniobra de Papandreu frente a la fuerte contestación política y social por sus concesiones neoliberales y un intento desesperado para salir del agujero en el que él mismo se ha metido. Si al final gana el SI, podrá decir que se ha limitado a materializar la opinión de los votantes. Si gana el NO, puede renunciar o convocar unas elecciones anticipadas, antes de que su desprestigio aún sea mayor.

Leer más

El referendo griego, arma de doble filo

¿Por qué un referendo? Una pregunta esencial si, como dijo el primer ministro George Papandreu, está destinado a que el pueblo apruebe el plan de austeridad fiscal de la Unión Europea (UE) orientado a salvar a los bancos privados europeos acreedores de la deuda griega y que condenará a Grecia a más de una década de recesión, a la privatización de todos los bienes y servicios públicos y que hacia el 2020 dejará, además de un pueblo aplastado y empobrecido por el desempleo crónico, la excesiva carga tributaria y la represión necesaria para mantener la “estabilidad”,  además de una deuda pública muy superior a la actual, según el economista Rob Parentau en su análisis del informe “Estrictamente confidencial” de la “troika” encargada de aplicarlo (1).

En otras palabras, un cínico acto de cobardía política de parte del jefe de gobierno griego, que no queriendo asumir la responsabilidad política del brutal plan de austeridad de la UE transfiere la responsabilidad al pueblo mediante un referendo vinculante: la maniobra es clara si se confía en los sondeos en Grecia, donde el 60 por ciento de la población rechaza el plan impuesto por la UE pero el 70 por ciento de los griegos no quieren abandonar el euro.

Leer más

¿Hacia un nuevo fracaso del G-20?

La cumbre del G-20 que se celebrará en Cannes los días 3 y 4 de Noviembre de 2011 constituye la sexta cumbre de este órgano desde que se generó la crisis económica internacional. El G-20 se ha configurado como el órgano de coordinación económica de los gobiernos de las principales potencias y países emergentes para hacer frente a la crisis económica y financiera internacional y los países que lo integran representan el 85 por ciento de la producción global.

El objetivo principal de este Cumbre del G-20 debiera ser evitar la recesión económica en 2012 e impulsar la recuperación económica global y el empleo, pues desde que se inició la crisis habría 30 millones de desempleados más en el mundo, (llegando el número total de desempleados a los 200 millones) y un déficit de 65.000 millones de dólares en los presupuestos de los países pobres (cerca de 44 millones de personas vivirían en la absoluta pobreza, según Oxfam).

Sin embargo, la crisis de Deuda Soberana de los países europeos se convertirá en el tema estrella de la reunión para que la crisis sistémica no acabe lastrando la recuperación económica mundial, ya que el fenómeno de la globalización económica ha conseguido que todos los elementos racionales de la economía estén interrelacionados entre sí debido a la consolidación de los oligopolios, la convergencia tecnológica y los acuerdos tácitos corporativos.

Leer más

Hacia la Europa de los Seis

Pérdida del protagonismo internacional de la UE:Europa atraviesa un período muy convulso pues la crisis financiera está poniendo todavía más difícil el proceso de construcción europea (imprescindible para que pueda competir como potencia mundial) y el colapso económico que se está haciendo visible en los países periféricos y emergentes, previsiblemente acabará generando tendencias proteccionistas muy serias.

Todo ello se podría agravar, a partir del 2012, caso de lograr Sarkozy ser reelegido Presidente de Francia y de superar su evidente falta de empatía con Angela Merkel , podríamos asistir en el horizonte del 2.013 al inicio de la desmembración de la actual Unión Europea y su sustitución por una constelación de países satélites dentro de la órbita de la alianza franco-alemana ( la llamada Europa de los Seis).

Ello podría conllevar un notable distanciamiento en política exterior con EEUU , pues tras la constitución en Israel de un Gobierno poco proclive a las tesis palestinas no sería descartable que a medio plazo la UE se viera obligada a revisar los acuerdos económicos preferenciales con el Estado de Israel, siendo previsible asimismo una tardía reafirmación de la soberanía francesa que se plasmaría en la salida de las tropas francesas de Afganistán antes de las Presidenciales del 2012 y en la posterior salida de las estructuras militares de la NATO. ( emulando a De Gaulle) y un acercamiento a Rusia.

De la default a la quiebra en Grecia:: La deuda pública griega supera ya los 340.000 millones de euros y agrava la situación económica del país, con un déficit del 10,3% de su Producto Interior Bruto (PIB) en 2010 y según medios de comunicación griegos, Atenas consultará a la Unión Europea (UE) y al Fondo Monetario Internacional (FMI), que vigilan la puesta en práctica de un plan de austeridad con vistas a tal reestructuración, existiendo el temor de que podría incumplir sus pagos.

Leer más

Elecciones generales y lucha contra el paro

La lucha contra el paro ocupará un lugar central en el debate de las próximas elecciones.Pero antes de hablar del tema hacemos cálculos. Hay más de cinco millones de parados y un número considerable de subocupados con contratos a tiempo parcial a los que les gustaría trabajar a tiempo completo. ¿Qué hace falta para reducir estas cifras en un período de cinco años? Es evidente que habría que crear más de seis millones de puestos de trabajo. Esto representa un crecimiento del empleo cercano al 26%. Para lograr este propósito, el PIB debería aumentar más, dado que tenemos que descontar el crecimiento de la productividad. Si juntamos todo esto, un crecimiento del empleo del 26% en los próximos cinco años probablemente requeriría un aumento del PIB de más del 30%, lo que equivale a un 6% anual. Este nivel de crecimiento pocas veces se ha conseguido en el pasado.

Para reducir el paro y bordear el pleno empleo, sería necesaria una intervención más decidida de las administraciones públicas e inclusoasí sería difícil conseguir una tasa de crecimiento anual del 6%.Esta dificultad se podría minimizar a través de una política de redistribución del trabajo que combinara la eliminación de las horas extras y la reducción de la jornada laboral.

Leer más

2011: otro Nobel de economía fuera de tono

El último Premio Nobel de economía se ha concedido a Thomas Sargentha y Christopher Sims.

 Dicen que Alfred Nobel quería que se premiara a aquellos que "han generado un beneficio mayor a la humanidad" Pero los premios que llevan su nombre no siempre se utilizan con esta noble finalidad.

Thomas Sargentha es un economista influyente: Sus propuestas han dado argumentos a los economistas convencionales para presionar a los gobiernos para que priorizaran la desregulación, la privatización, el control de la inflación y olvidaran el pleno empleo. El resultado han sido tres décadas en las que los salarios disminuyeron, muchas personas perdieron su estabilidad laboral y / o se tener que endeudarse y donde prosperaron las políticas que han alimentado (y alimentan!) Las raíces de la crisis económica actual.

A mediados de los setenta Thomas Sargentha contribuyó a popularizar la "teoría de las expectativas racionales" que se sustenta en la subjetividad de la gente y la acompañó de una formulación según la cual los mercados son eficientes y la economía en su conjunto es estable y tiene capacidad de autocorrección. Según esta opinión no existe el paro involuntario y por tanto los parados lo están por que no tienen ganas de trabajar, quieren beneficiarse de los subsidios e ir al bar.

Leer más

Es una locura salvar los bancos sin ocuparse de la gente

Hay una voluntad muy firme por parte de los gobiernos de Europa y del Banco Central Europeo de recomponer la confianza en los bancos con un salvataje.

El problema es que no van al fondo de la cuestión, porque si bien les dan liquidez, o los capitalizan, los bancos siguen teniendo un enorme endeudamiento en activos con problemas, es decir, quienes les deben a los bancos no pueden pagar. Entre los deudores encontramos de todo: deudas de gente común, deudas de créditos hipotecarios, o bonos de países altamente endeudados.

El presidente de la Comisión Europea habla de recapitalizar a los bancos, y sacarlos de esa situación de activos tóxicos que puedan tener. El termino tóxicos se refiere a que están intoxicados de deuda de baja calidad.

Lo que sucede es que el 17 de octubre, los líderes de la Unión Europea tienen una reunión y necesitan tener un panorama un poquito menos caótico. Es por eso que presentando un plan para salvar a los bancos intentan cambiar la imagen de la región, al menos por unas semanas. Porque, para sumar problemas, el Banco Dexia, que es un banco franco-belga relativamente importante, tenedor de bonos griegos, entró en crisis y tuvieron que auxiliarlo.

Leer más