País Vasco: El derecho a decidir toma la calle

Redacción. LQS. Noviembre 2018

Más allá de los números y de los porcentajes, más de 28.000 personas han votado sobre la autodeterminación, este domingo 18 se puesto decenas de urnas por varias localidades vascas, destacando que en esta ocasión estas consultas se realizaban en dos grandes núcleos: San Sebastián e Irún.

28.684 personas han votado en las consultas sobre el futuro político del País Vasco que hoy se han celebrado en San Sebastián, Irún, Zalla, Balmaseda y Alonsotegi. Son datos facilitados por la plataforma ciudadana Gure esku Dago, que en los últimos cinco años ha convocado consultas populares en varios municipios pequeños.

En total, hoy 230.210 personas han podido opinar sobre el futuro político del País Vasco. Después de conseguir las firmas de 9.545 donostiarras que lo apoyan, San Sebastián se ha convertido en la primera capital vasca en celebrar una consulta de este tipo.

Diferentes preguntas, democracia diversa

La pregunta que se ha votado en cada ciudad ha sido diferente, ya que ha sido consensuada por cada grupo impulsor local. En San Sebastián, donde han podido votar 160.457 personas, la pregunta ‘ ¿Quieres que la ciudadanía vasca decida su futuro político por sí misma y libremente?’.
En Alonsotegi, donde 2.493 personas tienen derecho de voto, se ha preguntado si se quiere ‘ser ciudadano de una Euskal Herria independiente’, en la localidad de Zalla, con un censo de 7.229 personas, y en Balmaseda, con una población de 6.596, la pregunta fue ‘¿Desea que la ciudadanía vasca sea soberana para decidir su futuro político, económico y cultural? ‘.
En Irún, que tiene un censo de 54.435 votantes, los organizadores nucleados en torno a Hartu Hitza han consensuado una pregunta en la que se debe optar entre «un Estado vasco soberano e independiente», un «nuevo estatus dentro del Estado español» o la actual «Comunidad Autónoma Vasca».

La consulta ha contado con observadores internacionales para seguir las votaciones, de Escocia ha asistido Shona McAlpine, secretaria y delegada de relaciones internacionales de Independence Convention y, de Argentina, la antropóloga, investigadora y profesora Julieta Gaztañaga.
También ha estado presente una significativa representación catalana como la presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie; el vicepresidente de Òmnium, Marcel Mauri; los diputados de ERC en el congreso español Gabriel Rufián y Joan Tardà, los diputados en el parlamento de Juntos por Cataluña Eduard Pujol y Aurora Madaula; Aina Delgado, miembro del secretariado nacional de la CUP y Jaume Lopez, profesor de Ciencia Política de la Universidad Pompeu Fabra.
En el siguiente hilo de tuits recogidos por el periodista del diario Berria Jon O. Urain, se pueden escuchar diversas opiniones de l@s observadores:

– Gure Esku Dago
#ErabakiaGureEsku

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb

Euskadi: Derecho a decidir

Redacción/Agencias. LQS. Junio 2018

Estamos abriendo el ciclo de la convivencia. Estamos constatando la capacidad que tenemos como pueblo. Queremos decidir aquí, la cadena humana es el punto de todas las reivindicaciones. Solo el trabajo en común nos permitirá dar pasos significativos. Ángel Oiarbide

Más de 175.000 han participado en la cadena humana, este domingo 10 de junio, que ha partido de San Sebastián y ha acabado en Vitoria después de pasar por Bilbao en favor del derecho a decidir en Euskadi. Los organizadores de este evento, la plataforma Gure Esku Dago (Está en nuestras manos), ya anunciaron el sábado que habían logrado las 100.000 adhesiones que necesitaban para unir las tres capitales vascas en una cadena en la que han participado dirigentes de los partidos y sindicatos nacionalistas.


La movilización ha acabado frente al Parlamento Vasco y allí la ha apoyado con su presencia su presidenta, Bakartxo Tejeria, y varios cargos y parlamentarios de su partido, el PNV, y de EH Bildu. Además de Tejeria, han secundado el llamamiento en favor del derecho de autodeterminación los alcaldes de las tres capitales y los diputados generales de Álava, Bizkaia y Gipuzkoa, todos ellos del PNV. También anunciaron su presencia los exlehendakaris Juan José Ibarretxe y Carlos Garaikoetxea.

Defensa del derecho a decidir

Gorka Urtaran, alcalde de Vitoria, ha defendido que «el pueblo vasco tiene derecho a decidir su futuro con total libertad». Urtaran ha recordado que el PNV, como partido, «siempre ha defendido este derecho» y, por tanto, ha decidido secundar esta iniciativa. También ha destacado que el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Culturales y Sociales de Naciones Unidas recoge, en su primer artículo, que «todos los pueblos tienen derecho a decidir libremente su futuro».

Joseba Egibar, presidente del GBB del PNV, ha defendido que juntos, «codo con codo», los vascos «podemos conseguir muchas más cosas de las que nos imaginamos» y el futuro «nos pertenece a todos». «También es un ejercicio de autoestima, de pensar que el futuro nos pertenece a todos y de un modo inclusivo lo tenemos que ganar y protagonizar. Esta es una manera plástica de mostrar esa adhesión al derecho a decidir», ha afirmado sobre la cadena humana.

Maddalen Iriarte, portavoz de EH Bildu en el Parlamento vasco, ha instado a los responsables políticos a que «no cierren los ojos ante los miles de ciudadanos vascos» que han respaldado este domingo la cadena. La parlamentaria abertzale ha reiterado que EH Bildu reclamará este derecho en todas las instituciones en las que está presente.

Apoyo a Catalunya y a los condenados de Alsasua

Entre el recorrido de 202 kilómetros ha habido puntos dedicados al apoyo a Catalunya -con la participación de la presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie, el representante de Ómmnium Ignasi Termes, Gabriel Rufián, de ERC, y Mireia Boya, de la CUP- y a los condenados por agresión a dos guardias civiles y sus parejas en Alsasua (Navarra).


Rufián ha señalado que es «un honor y un placer» tomar parte en la cadena, que significa «volver a lo que sucedió en Catalunya hace cinco años, la vía catalana» que supuso «un punto de inflexión, porque parecía imposible». «El hecho de rodear un país con su gente abrazada o de la mano parecía imposible pero se hizo y nos dio muchas alas, muchos ánimos, para poder hacer otras cosas como se ha visto», ha subrayado. Tras señalar que «lo de hoy en Euskal Herria será también un día histórico«, ha indicado que “el derecho a decidir, a decidir absolutamente todo, creo que es algo inherente a la condición de ser humano». Sobre el kilómetro de la cadena en solidaridad con el pueblo catalán y los políticos independentistas catalanes en prisión, Rufián ha señalado que están «muy agradecidos» con la «solidaridad» que «siempre» han recibido del pueblo vasco.

El documento ‘Pacto ciudadano’

La plataforma Gure Esku Dago difundió este sábado el ‘Pacto ciudadano’, un documento que recoge las aportaciones de las personas de diferentes localidades vascas y que se plasma en ‘2019 razones’ en favor del derecho de autodeterminación.

En las próximas semanas harán llegar el documento a los parlamentos de Navarra y Euskadi «para que tomen en consideración la palabra de la ciudadanía», porque «día a día son más los ciudadanos empoderados que están dando pasos para lograr un pueblo soberano».
¡Decidir es democracia!

#GizaKatea #BasquesDecide #DerechoADecidir
* Gure Esku Dago

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb

Desde Hontzak con amor. A la comunidad internacional

Hontzak Konpartsa*. LQSomos. Agosto 2017

En cuanto a la controversia desatada por la decoración de nuestro txosna, queremos declarar lo siguiente (Communiqué from hontzak konpartsa):

Hemos tenido la intención de llevar a cabo (y hasta este momento conseguido) un ejercicio práctico de libertad de expresión y de desobediencia civil contra la existencia en el código penal español del absurdo e injusto » delito contra los sentimientos religiosos,» un ejercicio en el que mantenemos que no se deben fijar límites a ningún tipo de humor.

No entendemos cómo alguien puede sentirse ofendido por esto, y si de hecho es el caso, nos sentimos muy ofendido por ello y les instamos a que dejen de estar ofendidos inmediatamente, porque al estar ofendidos no respetan nuestros sentimientos más profundos.

Nosotros pensamos que la gente que organiza piezas de performance montando un ritual caníbal mágico en el que comer la carne y beber la sangre de un chico de 33 años de edad podría parecer divertido para algunos de nosotros. Nos pareció tan delirante que no pensamos ni por un minuto que lo estaban haciendo en serio.

Aquellos de nosotros que hacemos los hontzak no encontramos ese festival que pusieron en la primavera demasiado atractivo, en el que algunas figuras encapuchadas públicamente, y en presencia de niños, llevan a través de las calles muñecas macabras y ensangrentadas que pueden herir las sensibilidades de mucha gente. Pero entendemos que se trata de un ejercicio de libertad de expresión.

También entendemos que se trata de un ejercicio de libertad de expresión que estas personas menosprecien a las mujeres, ataquen la libertad sexual o arremetan contra la diversidad de género. A pesar de que no entendemos la broma o la diversión en estas afirmaciones.

Por esta razón, alentamos a estas personas a las que se ofende tanto que se rían un poco, ya que las razones de la burla abundan en sus enfoques de la vida.

Las supersticiones individuales nunca pueden superar los derechos elementales, como lo es el derecho a la libertad de expresión.

Por último, aconsejar a las personas que se ofenden que si no desean que nadie se ría de sus creencias, que no tengan unas creencias tan divertidas o al menos, no públicamente. Pero si quieren hacerlo, que asuman que otros tenemos las opiniones sobre ellos que nos han movido a tener. En segundo lugar, les instamos a reflexionar sobre si es razonable que los seres humanos adultos tengan amigos invisibles y tengan la intención de que el resto de nosotros lo tome en serio.

Long Live ‘ s en aste nagusia!
Larga vida a marijaia!

* Hontzak Konpartsa

Donostia marcha a favor del proceso catalán

Redacción. LQSomos. Agosto 2017

Miles de personas han marchado este sábado por las calles de Donostia, en el día de inicio de la Aste Nagusia donostiarra, en la manifestación convocada por EH Bildu bajo el lema, en euskera y catalán “Todo un pueblo en movimiento. Con Cataluña, con la democracia”, para respaldar el proceso independentista en Catalunya y reclamar “reclamar nuestra propia soberanía”.

La marcha, partía a las 17:00 horas de la plaza del Buen Pastor, contado con la participación de dirigentes de la izquierda abertzale como Arnaldo Otegi, Arkaitz Rodríguez, la portavoz parlamentaria de EH Bildu, Maddalen Iriarte, o la portavoz en el Ayuntamiento de San Sebastián, Amaia Almirall.

Los participantes, entre los que también se encontraban los diputados de la CUP Albert Botran y Mireia Boya, han portado ikurriñas y esteladas y durante la marcha se han proferido gritos y canticos en favor de la independencia y en solidaridad con Catalunya.
Minutos antes de iniciarse la manifestación, la diputada de la CUP Mireia Boya ha mostrado su agradecimiento a los asistentes por «esta muestra de apoyo» y ha incidido en que el 1 de octubre Catalunya tendrá un «referéndum de autodeterminación».

«Es importante ganarlo, aunque también es importante defender el resultado y para eso contamos con la fuerza de otros pueblos, principalmente de los vascos que están hoy aquí y sabemos que estarán a partir del 2 de octubre», ha valorado.

Asimismo, ha recalcado que en el futuro, cuando los vascos estén «preparados”, “el pueblo catalán no os va a olvidar para que vosotros también podáis ejercer vuestro derecho a la autodeterminación y romper de una vez por todas con el régimen del 78″.

Al término de la movilización, la portavoz parlamentaria de EH Bildu, Maddalen Iriarte, ha leído un comunicado en el que ha subrayado que la lucha de los catalanes es la «nuestra». «Si alguien os dice que Euskal Herria mira a Catalunya con desdén, que Euskadi sí que sabe negociar, no os dejéis engañar», ha resaltado la parlamentaria independentista.

* Imágenes, vídeo e información de Pedro Casas
#DemokraziarekinBat #derechoadecidir #Catalunya #referendumCAT #RepúblicaCatalana #1Oct #KataluniarekinBat
@LQSomos

Referéndum = Voto para decidir

EH Bildu convoca una marcha solidaria con Catalunya

Redacción*. LQSomos. Agosto 2017

«Todo un pueblo en movimiento. Con Cataluña, con la democracia”

Este año la marcha que la izquierda abertzale realiza en las fiestas donostiarras, estará centrada en respaldar el proceso independentista en Catalunya.
Así lo ha manifestado Arnaldo Otegi, coordinador general EH Bildu, en la presentación en Donostia de la manifestación solidaria con Catalunya convocada este sábado 11 en la capital guipuzcoana (Buen Pastor, 17.00), justo antes del inicio de Aste Nagusia.

Recuperación de la democracia por la gente

Arnaldo Otegi ha explicado que «existen razones diferentes» para convocar este tipo de movilizaciones, entre las que están que, «frente a aquellos que quieren extraer al pueblo y a la ciudadanía de la historia», EH Bildu defiende que «los cambios sociales y progresistas se dan en las sociedades que tienen gran conciencia de sí mismas y que, además, tienen capacidad de movilizarse». ha insistido en que «los cambios también se hacen movilizándose en la calle». Por ello, se ha mostrado convencido de que, «en esta fase histórica y en este contexto político», es necesario que «miles de personas salgan a la calle a demandar una cosa bastante simple, que es la recuperación de la democracia por la gente, que todo el mundo recupere el control de sus vidas y que nadie decida por nosotros».
Para Otegi, otra razón «poderosísima» para que miles de personas «ocupen las calles de San Sebastián» el próximo sábado es la de «reclamar nuestra propia soberanía”.

Se trata de «una buena ocasión» para que «los vascos independentistas, la gente de las izquierdas soberanistas vascas, la ciudadanía, en general», puedan demostrar «cuál es su grado de solidaridad y complicidad con un pueblo que está dando un ejemplo democrático importante en Europa y que está reclamando el ejercicio del derecho a la autodeterminación para decidir si quiere ser independiente o no»… «Por eso, estaremos este sábado en San Sebastián manifestándonos pacífica y democráticamente y demandando solidaridad, complicidad con Catalunya y una verdadera salida democrática a nuestros problemas, que es recuperar nuestra vida en términos sociales y económicos»

Reforma constitucional

A preguntas de la prensa sobre las posibilidades de una reforma de la Constitución española, Arnaldo Otegi ha hecho hincapié en que «si ahora los que han negado el problema durante 40 años hablan de pluranacionalidad o de federalismo es precisamente porque en Catalunya hay un proceso independentista en marcha y eso ha reflejado el fracaso del Régimen de 1978». Ha incidido en la idea de EH Bildu de que «no creemos que España se pueda democratizar», pero reiterando que si hay algún intento en esa línea «participaremos en el debate».

* Con información de GARA, Correo.com, Agencias. Imagen de Gorka Rubio/Argazki Press
#DemokraziarekinBat
@LQSomos

Hatortxu Rock: 20 años de solidaridades

Redacción*. LQSomos. Junio 2017

Veinte años de solidaridades y compromisos del Hatortxu Rock… miles de kilómetros para estar al lado del ser querido, pizcas de calor humano para los/as condenados/as, presos, presas, condena añadida a familiares, amigos, seres queridos, castigo impuesto por un estado que sigue imponiendo la dispersión, prisiones a cientos, miles de kilómetros de donde están los tuyos.
Presos, presas gravemente enferm@s consumiéndose detrás de las rejas, cadenas perpetuas encubiertas en penas cumplidas ¿Legalizamos la brutalidad? o ¿seguimos proclamando los Derechos Humanos? ¿De que lado estas? ¡Civilización o barbarie!
No podemos mirar para otro lado, es tiempo de solidaridad, de diálogos, de acuerdos, es tiempo de Paz, si o si.

Reproducimos el “Manifiesto” recibido desde la organización de este vigésimo festival solidario, recordamos la frase de Emma Goldman: “Si no puedo bailar, tu revolución no me interesa”… Hatortxu Rock, tiene música, baile y lo más bonito: “la Solidaridad” herramienta de los humildes y ternura de los pueblos ¡Vamos!

Manifiesto:

Ya han pasado 28 años desde que los estados francés y español pusieron en marcha la dispersión de los presos políticos vascos. 18 años y 20 ediciones desde que creamos el festival solidario Hatortxu Rock para hacer frente a los gastos que provoca la dispersión. Con la solidaridad económica como objetivo, Hatortxu Rock nació en defensa de los derechos de las presas políticas vascas, refugiadas y deportadas.

18 años y 20 ediciones después, aquellas razones y motivos, por desgracia, siguen vigentes. Son casi 340 las presas políticas vascas que todavía, hoy en día, siguen dispersadas en las prisiones de los estados, con el riesgo vital y sangría económica que ello supone para familiares.

Es el año 2017 y ya es hora de superar las consecuencias que el conflicto armado ha causado en Euskal Herria. Si se le quiere encontrar una solución al conflicto todas las represaliadas deben estar en casa, libres y vivas. ¡Ya vale! Debemos acabar con los kilómetros de venganza. Y ya no podemos limitar la rabia a la reivindicación. Debemos solucionar esto ya, debemos acabar ya con el sufrimiento de cientos o de miles de personas.

1.000 kilómetros son muchos, pero 50 también son demasiado. Las necesitamos en casa. Las debemos traer a casa. Tan solo cuando todas estén en casa este pueblo
podrá avanzar.

Por eso, Hatortxu Rock del 27 al 30 de julio, por eso el mayor festival solidario que ha conocido este pueblo. Estamos hartas y no estamos dispuestas a que esta situación se alargue en el tiempo. Necesitamos las fuerzas de todas. Por ello llamamos tanto a la sociedad de Euskal Herria como a la solidaridad internacionalista a exigir una solución y ser partícipe de Hatortxu Rock 20.

En este sentido, invitamos a todos los partidos políticos, sindicatos, colectivos y agentes sociales, así como a toda la ciudadanía a participar el 30 de julio en el ACTO NACIONAL que tendrá lugar en Lakuntza.

NAHIKOA DA… ETXERA!!

* Hatortxu Rock | HTXROCK

“Después del desarme de ETA, ¿qué?”

Redacción. LQSomos. Mayo 2017

“Si quieres hacer la paz con tu enemigo
tienes que trabajar con él.
Entonces se convierte en tu compañero”
Nelson Mandela

“Después del desarme de ETA, ¿qué?”. Con esta pregunta de fondo se ha impartido este pasado miércoles 24 una conferencia en la Euskal Etxea de Madrid, que se ha iniciado con la presentación por parte del activista por los Derechos Humanos y represaliado de la dictadura “Chato” Galante, que antes de presentar a los ponentes, ha recordado a los asistentes “la dificultad de hablar de la paz de Euskal Herria… y más en Madriz, seis años después, no es admisible que se siga mirando para otro lado”.

Pepe Mouliá, ex funcionario de prisiones, ha sido el primer ponente en tomar la palabra. Desde su experiencia en el ámbito penitenciario, nos ha recordado la necesidad de mirar hacia delante, hacia el futuro y mantener por lo menos unos mínimos en Derechos Humanos que ni siquiera se cumplen en las cárceles. En su intervención ha hecho hincapié en la “pena añadida” que significa la dispersión de los presos, un ataque directo y un castigo hacia los familiares y amigos de los encarcelados. ¿El ser humano como medio o como fin?

La siguiente intervención ha correspondido a Iñaki Lasagabaster, catedrático de Derecho Administrativo en la Universidad del País Vasco, quien ha tratado la situación de las personas presas desde un punto de vista jurídico. Nos ha recordado que la dispersión no ha tenido ningún efecto de los esperados por la Administración, mientras se siguen negando derechos fundamentales a los presos.

“Una sociedad que no respeta los derechos fundamentales, pone en duda su calidad democrática”

El último turno de palabra ha sido para el portavoz de SARE (Red Ciudadana en defensa de los derechos de los presos) y ex consejero de Justicia en el Gobierno Vasco, Joseba Azkarraga, quien nos ha expuesto la necesidad de avanzar en la solución de las consecuencias de esa violencia, entre las que se encuentra la existencia de, aproximadamente, 350 presos y presas, cuyos derechos, internacionalmente aceptados, están siendo violados repetidamente.

“Democráticamente no resulta aceptable que, una vez producido el final de la violencia y, lo que es más importante, la imposibilidad de que ésta se reproduzca, el Gobierno Español y una parte de su Justicia continúen actuando como si nada hubiera cambiado y aplicando una política basada en la venganza, despreciando las normativas legales y las políticas humanitarias”.

El portavoz de SARE también ha llamado la atención sobre el hecho de que la justicia española “continua realizando una interpretación abusiva” de los tipos penales de pertenencia y colaboración.

“Mantener la dispersión de las personas presas, impedir la excarcelación de los presos y presas con enfermedades graves, o mantener una legislación excepcional contra este colectivo, supone un intento de mantener la confrontación y el enfrentamiento cuando una parte cada vez más importante de la sociedad vasca quiere mirar hacia adelante, cerrando heridas y abriendo espacios a la convivencia”.

Asimismo ha transmitido el llamamiento de SARE a los partidos políticos, instituciones, medios de comunicación y judicatura para que dejen de mirar hacia otro lado cuando se están produciendo tantas vulneraciones de derechos en las prisiones españolas.

“Denunciar la vulneración de derechos que se cometen contra las personas presas no es hacer política, y mucho menos política partidista, es defender los derechos humanos de todas las personas, incluidos los de aquellos que se encuentran privados de libertad; porque los derechos humanos son derechos universales, que están por encima de políticas partidistas o ideológicas”.

SARE, Red Ciudadana nacida hace tres años en el seno de la sociedad vasca y conformada por personas de ideologías políticas diversas, ha organizado esta charla en un momento en que se han abierto tiempos de esperanza en la sociedad vasca tras el abandono de la violencia y entrega de las armas por parte de ETA, esperanza que debe de servir para avanzar en espacios de convivencia social y política.

“Qué el daño recibido, no me impida reconocer el que yo haya podido infligir a otros”

@LQSomos

Mayo de 1937: Picasso pinta el Guernica

Arturo del Villar*. LQSomos. Mayo 2017

EL mes de mayo de 1937 fue dedicado enteramente por Pablo Picasso para pintar el cuadro representativo del siglo XX, Guernica. Lo inició el mismo día 1, y necesitó cuatro días más del mes de junio para terminarlo. Explicará en el futuro a lo largo de la historia que reste el espanto de un siglo en el que se libraron dos guerras mundiales, pero cualquiera de sus días se produjeron guerras locales, bombardeos, asesinatos, ejecuciones legales, atentados políticos, invasiones de países, golpes de Estado, y todos los horrores imaginables en la inhumanidad. La obra de Picasso resume perfectamente el espanto de un siglo monstruoso por su violencia.

Fue la más generosa donación de Picasso a la República Española, que le había nombrado director del Museo del Prado. El Gobierno legítimo en 1937 se hallaba ocupado principalmente en las operaciones bélicas, para derrotar a los militares monárquicos sublevados, y a sus cómplices alemanes, italianos, portugueses, marroquíes y de algunos otros países, con la ayuda económica del Estado Vaticano.

Sin embargo, estaba atento a todos los acontecimientos mundiales, y deseaba participar dignamente en la Exposición Internacional de las Artes y Técnicas en la Vida Moderna, que se inauguraría en París el 24 de mayo de 1937. El artista español más conocido en todo el mundo era entonces Pablo Picasso, unido al pueblo desde siempre, de modo que le encargó un mural para colocarlo en el Pabellón Español que iban a diseñar con ese fin los arquitectos Luis Lacasa y José Luis Sert. Vinculado a la República por su ideología, Picasso aceptó la propuesta, pero no encontraba el tema adecuado, por lo que iban pasando los meses sin que lo iniciara. En abril realizó unos bocetos que no le convencieron para continuar el trabajo. Deseaba mostrar al mundo la desolación de España, asediada por los dictadores nazifascistas mientras los demócratas miraban para otro lado.

Gernika destruida

Pese a la superioridad armamentística de los rebeles, bien aprovisionados por las naciones nazifascistas y los óbolos recaudados en los templos catolicorromanos de todo el mundo, la guerra se hallaba entonces en una fase incierta. El 18 de marzo el Ejército leal había derrotado a los fascistas italianos en Guadalajara, lo que causó gran indignación a Mussolini. Los alemanes quisieron demostrar a sus aliados cómo se gana una guerra, y al mismo tiempo vengar esa derrota de la manera más brutal posible.

Así, el 26 de abril la villa foral de Gernika, símbolo de Euskadi, sin ningún valor estratégico, sin fábricas de aprovisionamiento, sin defensa antiaérea, fue bombardeada a las 16,30 por la aviación nazi, que primero lanzó bombas explosivas y después incendiarias, y por último ametralló a la población que escapaba de las llamas. Fue una represalia, y también una advertencia para el resto de las localidades leales asediadas.

El horror de la matanza fue denunciado con reportajes y fotografías en los periódicos de todo el mundo civilizado, sin que por ello los firmantes del Acuerdo de No-Intervención se dieran por enterados de lo que sucedía en España. Seguían opinando que se trataba de una guerra civil, y ningún país extraño participaba en ella. La evidencia de los hechos, contrastados por los corresponsales de la Prensa extranjera, no servía como testimonio.

Los ex generales monárquicos sublevados intentaron desvincularse del espanto causado por la noticia, y quisieron propagar el bulo increíble de que la villa había sido incendiada por sus mismos habitantes. El cardenal Isidro Gomá, arzobispo de Toledo y primado de las Españas, corroboró esa inmunda mentira, que solamente fingieron creer los nazifascistas y catolicorromanos repartidos por el mundo.

Así ocurrió el desastre

Las personas de buena voluntad de todo el mundo se indignaron, aunque nada podían hacer ante la pasividad de sus gobiernos. Uno de los que sufrió en su espíritu el dolor de la tragedia fue Picasso: lo sintió tan profundamente al conocer la terrible noticia, que encontró de repente la inspiración que estaba buscando: pintaría la destrucción de Gernika, tal como la vio en su imaginación, para que todo el mundo conociese lo que sucedía en su patria martirizada. La pintó tal como la vio, y la vio tal como sucedió.

En su domicilio y taller de la rue de la Boëtie no cabía un mural de las dimensiones acordadas con el Gobierno republicano, por lo que se instaló en un amplio taller situado en el número 7 de la rue des Grands-Augustins. El lugar forma parte de la historia desde entonces, y ahora luce en la fachada una placa en recuerdo de que allí fue pintado el icono del siglo XX, así como que allí mismo, por una de esas casualidades que parecen inventadas, pero resultan ciertas, situó Balzac el taller del pintor protagonista de su novela Le Chef d’oeuvre inconnu. No casa ese título con el Guernica, que es una obra maestra, aunque muy conocida.

El 1 de mayo, Día Internacional del Trabajo, comenzó la tarea, realizando los primeros trazos de la que sería una gran composición de 780 centímetros de largo por 350 de alto. Es un óleo sobre lienzo, para el que solamente utilizó el negro y el blanco, más el gris que resulta de su mezcla. Conocemos su evolución porque Dora Maar, que convivía desde el año anterior con Picasso, fotografió cuidadosamente la evolución de la gran pintura, y así es posible seguir el proceso creador de la obra hasta su finalización el 4 de junio. Un mes de entrega a la que iba a ser su obra más famosa.

Una vez encontrado el tema, ya solamente faltaba plasmarlo en el lienzo, lo que no representaba ningún problema para Picasso, creador incansable de obras geniales. Sin embargo, en este cuadro debió de trabajar furiosamente, arrebatado por la ira que le causó la destrucción de Gernika. Se conservan 62 apuntes o bocetos relacionados con el lienzo, que fue trazando prácticamente al mismo tiempo que lo pintaba, salvo unos pocos previos y otros pocos que siguió haciendo después de finalizarlo, dominado todavía por el impulso creador originado en la exasperación. Algunos están en color, pintados al óleo o con lápices.

Por supuesto, nada compensa el aniquilamiento de las vidas humanas. El bombardeo alemán sobre Gernika es un crimen imperdonable, sin que nos quede el consuelo de pensar que motivó una de las obras de arte más perfectas de la historia, que al mismo tiempo denuncia la perversión humana.

Las interpretaciones

Se puede calificar de realista al cuadro, porque representa con todo realismo el espanto de la destrucción causada por un bombardeo. Sin embargo, no es una fotografía, sino una interpretación estética de un suceso real no presenciado por el artista. A su vez esa interpretación ha dado lugar a innumerables interpretaciones por parte de los teóricos de las artes, semejantes a los comentarios de los visitantes del museo asombrados ante la obra magistral que impone respeto a todos cuantos la observan.

El escenario es el interior de una casa bombardeada. Se ha discutido mucho sobre el significado de la bombilla colocada en la parte superior, en medio de un óvalo luminoso. Para algunos se trata de una idealización de Dios, representado a menudo como un ojo abierto dentro de un triángulo, lo que equivaldría aquí a esa luz que ilumina el cuadro. Puesto que Picasso se negó a revelar la simbología de su obra, alegando que se explica por sí misma, los comentaristas imaginativos han proporcionado una larga teoría de especulaciones. No hace falta añadir más. Que cada espectador deduzca las interpretaciones que le parezcan preferibles.

En ese período creador realizó una serie de cuadros con el tema de las mujeres llorosas, todas con el retrato cubista de Dora Maar. El tema le interesaba, y contemplamos que lo pasó a este cuadro en las dos mujeres que gritan desconsoladas a cada lado del lienzo, a la derecha con los brazos levantados en medio de llamas, y a la izquierda con un niño muerto en los brazos. Sus bocas abiertas claman contra los criminales que las bombardean, en un grito que se escuchará eternamente.

Además hay otras dos mujeres esquematizadas a la derecha. Una está medio arrodillada, mirando el triste panorama con expresión de terror, y la otra se asoma por una ventana, dejando ver solamente la cabeza, un largo brazo que sujeta un quinqué encendido, la otra mano y un pecho. Lo mismo que sus vecinas, llevan el horror marcado en sus rasgos y actitudes, mientras protestan a gritos contra la destrucción que sufren.

También se observa en la parte inferior izquierda una figura de hombre, dividida en trozos. Se podría considerar una estatua partida, si bien la terrible expresión de su cara, muy semejante a la aplicada en las mujeres, permite suponer que se trata del cadáver mutilado de un hombre. Un brazo separado del cuerpo empuña todavía una espada rota, de la que ha brotado una flor. Significaría tal vez la inutilidad de enfrentarse al armamento moderno con un arma utilizada durante siglos por los soldados, pero ya desfasada en el tecnificado siglo XX, que con tanto esmero perfeccionó el arte de matar con el menor riesgo para el atacante.

La flor nos anima a suponer que Picasso deseó colocar una nota de esperanza en un lienzo tan negativo para la humanidad, porque describe la barbarie en su grado máximo. Quizá algún día broten las flores sobre las armas, y el mundo sea de verdad un paraíso, patria de la humanidad.

Los seres irracionales

Hasta ahora nos hemos fijado en las figuras de los seres llamados racionales, aunque el cuadro confirma que no utilizan la razón. Están representados asimismo tres seres de los considerados irracionales, pese a que su comportamiento suele ser más racional que el de los bípedos implumes. Precisamente el caballo y el toro son las figuras que han originado mayor número de discusiones, acerca de su simbología en el lienzo.

Solamente están de acuerdo los exegetas en que uno representa al pueblo español y el otro al nazifascismo, pero se duda acerca de la identificación. En una de las pocas ocasiones en las que el pintor se mostró dispuesto a comentar su obra, explicó que el caballo personifica al pueblo español, mientras el toro compendia la bestialidad, que es tanto como decir el nazifascismo.

Puesto que el autor lo dijo, debiera aceptarse sin discusiones la confidencia, porque él debía saber mejor que nadie lo que deseó representar. No obstante, algunos enredadores han pretendido darle la vuelta. Basta observar las actitudes de ambos animales para comprender su simbolismo. El caballo está herido, lanza un relincho de dolor, a semejanza de los gritos emitidos por las mujeres. Además, su cabeza queda exactamente debajo de la bombilla iluminadora de la escena, y junto a ella aparece el quinqué que añade luz para que se contemple bien el horror. El caballo es una de las víctimas, igual que los personajes humanos, pintado en su agonía.

Por el contrario, el toro está representado con aspecto dominante, contempla la escena con un tono de soberbia sobre los demás personajes. La motivación de su arrogancia pueden ser los grandes testículos que luce: no hace falta decir que para el lenguaje coloquial hispánico las obligaciones más indeseadas se imponen por testículos, aunque la palabra empleada es más vulgar. También el rabo enhiesto sugiere poderío. Es la única figura que no muestra dolor o angustia, sino seguridad, lo que implica asimismo complacencia: la sentida por los culpables de la destrucción.

Pese a todas las apariencias, quienes se empeñan en ver encarnada en él la alegoría del pueblo español, aducen que es el animal totémico de este país al que se compara con una piel de toro extendida. El toro se encuentra, en efecto, vinculado a las fiestas populares, incluida la conocida como fiesta nacional, denominación que delata el grado de cultura de este pueblo.

Es cierto, pero también lo es que al final de la corrida se mata al toro en la plaza, y en muchas poblaciones se le sometía a diversas torturas públicas hasta hace poco tiempo, hasta que fueron reconocidos los derechos de los animales. Puesto que el toro sirve en España de espectáculo sangriento, es factible considerarle un enemigo público al que hay que matar en combate, que eso es la lidia precisamente. En tal caso interpretaríamos que el enemigo del pueblo es el que ha ocasionado los crímenes reproducidos en la obra.

Entre estos dos animales se distingue con menos intensidad a otro, un pato que grazna tan violentamente como gritan las mujeres. Una imagen más del horror.

Realismo revolucionario

Quedó dicho que el Guernica es un cuadro realista, y ahora hay que añadir que también es revolucionario. En él están cumplidas al máximo las intuiciones que Picasso apuntó en Les Demoiselles d’Avignon en 1907, el lienzo iniciador del cubismo. Durante los treinta años que separan ambos títulos, el cubismo se había enriquecido por obra y gracia del mismo pintor, con nuevas aportaciones amplificadoras de sus posibilidades comunicativas. En este sentido el Guernica marca un fin de ciclo.

Por eso es totalizador: todos los caracteres distintivos del cubismo integrador son advertibles en este gran lienzo, dotado de un realismo irreal, si así puede decirse, muy eficaz. Las figuras de personas y de animales son perfectamente reconocibles, pese a que se ofrecen simplificadas. Casi en su totalidad están representadas de perfil, excepto el niño muerto, y sin embargo, a todas se les aprecian los dos ojos, como era ya tópico en el cubismo desde su mismo principio. Igualmente, en todas las narices de perfil se observan las dos ventanas, salvo en la mujer semiarrodillada de la derecha.

Comprobamos que los cuerpos son esquemáticos, aunque sin llegar al descoyuntamiento alcanzado a comienzos de los años veinte. El hecho de no utilizar más que dos colores, y precisamente los de mayor complicación para los pintores, refuerza la expresividad de las figuras, que delinean sus contornos con unos sencillos trazos llenos de vigor y eficacia.

Aunque hasta octubre de 1944, después de la liberación de París, no formalizó Picasso su afiliación al Partido Comunista Francés, desde su juventud, en los inicios de su tarea artística creadora, demostró su interés por los parias de la Tierra. Los pintó con trazos realistas, pero de esa manera sabía que no lograría contribuir a levantar la revolución que los liberase de su condición. Él mismo era pobre, vivía en un cuartucho miserable en el conocido como Bateau Lavoir, y pasaba hambre.

Allí descubrió el cubismo, como una denuncia de la alienación humana, para criticar a la sociedad burguesa empujada por el capitalismo salvaje. Por eso representó en primer lugar una escena de prostíbulo. La mayor deshumanización, que ya es inhumanidad, se produce con la guerra, especialmente en las provocadas por quienes tienen la misión de defender al pueblo, contra ese mismo pueblo. De modo que el cubismo debía culminar en una escena bélica, que representara la destrucción en estado salvaje.

Los que hicieron Guernica

Debe resaltarse que no se encuentra ningún elemento alusivo a la villa de Gernika en toda la tela. El pintor nunca la visitó, y la escena es imaginaria, no pudo verla fotografiada en un periódico. Sin embargo, la intención de reproducir los efectos devastadores del bombardeo sobre la villa foral queda clara con el título impuesto al cuadro: Guernica. Con toda seguridad, la villa aniquilada con sus habitantes destrozados sí es un símbolo de los horrores de la guerra, y una denuncia de los crímenes cometidos por el nazifascismo. El lienzo trasciende de un dato concreto en un espacio determinado un día conocido, para convertirse en un homenaje a las víctimas de los bombardeos contra todas las localidades habitadas por civiles y desprovistas de defensas antiaéreas.

La destrucción de Gernika fue un ensayo para la aviación nazi. Durante la guerra que dos años después iban a provocar Alemania e Italia, muchas ciudades europeas padecieron el mismo trato que la villa foral de Euskadi, así que cualquiera de ellas queda representada en este cuadro, expositor de la inhumanidad a la que ha llegado el ser calificado de racional y humano.

En relación con este dato se cuenta una anécdota que es totalmente falsa, aunque merecería ser verdadera. Durante la ocupación de Francia por el ejército alemán Picasso permaneció en París, trabajando cuanto podía, que no era mucho debido a las carencias de todo, empezando por la libertad de movimientos. Aunque su arte estaba considerado judaico y degenerado por el nazismo, los invasores no le molestaron, al reconocer su prestigio internacional. Algunos oficiales incluso visitaban su taller, deseosos de contemplar junto al autor aquellas obras que llevaban treinta años asombrando al mundo, y por las que se pagaban sumas suntuosas.

Uno de esos oficiales debía de tener referencias sobre el Guernica, por haberlo visto reproducido. Recuérdese que varias de sus figuras se utilizaron en carteles, en los que se solicitaba ayuda para el pueblo español atacado por el nazismo. El caso es que, según se cuenta, al verlo en el estudio del pintor exclamó el oficial nazi:

-Así que esto lo ha hecho usted.
A lo que replicó Picasso:
-No, esto lo han hecho ustedes.

El que inventó la anécdota conocía bien a Picasso. Es inventada, porque durante la ocupación nazi de Francia el Guernica no se hallaba en ninguno de sus estudios parisienses, sino a buen recaudo muy lejos de allí, para evitar que pudiera sufrir algún daño. En 1940 lo había depositado en el Museum of Modern Art de Nueva York, en espera de que pudiera ser instalado en España con la recuperación de la República. Sus herederos incumplieron su voluntad, y en 1981, cuando se conmemoraba el centenario de su nacimiento, se lo entregaron a la monarquía instaurada por la dictadura fascista.

* Presidente del Colectivo Republicano Tercer Milenio

El cardenal Gomá en Gernika

Arturo del Villar*. LQSomos. Abril 2017

EL cardenal Isidro Gomá, arzobispo de Toledo y primado de las Españas, como entonces se decía, servilón de los militares monárquicos sublevados, tuvo el atrevimiento de negar la autoría de la Legión Cóndor nazi en el bombardeo y destrucción de Gernika. Está documentado que negoció con el ex general rebelde Mola la rendición de Bilbo, en donde contaba con fieles devotos de sus teorías. El militar murió en sospechoso accidente aéreo el 3 de junio de 1937, sin llegar a ver la toma pactada de Bilbo, realizada el día 19. La conquista de Euskadi tenía un punto negro.

El cardenal trabucaire realizó una de sus visitas calificadas de pastorales por las tierras vencidas. Vio lo que quiso ver, lo que iba predispuesto a contemplar como demostración de sus ideas preconcebidas a favor de los militares monárquicos sublevados. En el dictamen que remitió al Vaticano cometió la felonía de afirmar que era falsa la información facilitada en los medios de comunicación europeos acerca de la destrucción de Gernika, bombardeada un día de mercado, el lunes 26 de abril de 1937, por la Legión Cóndor alemana al servicio de los ex generales rebeldes.

El cardenal-general se atrevió a negar religiosamente la realidad comentada con espanto en los medios de difusión de todo el mundo civilizado. Aseguró haber comprobado por sí mismo sin posibilidad de equivocación, que la Legión Cóndor no tuvo ninguna participación en aquel genocidio, tal como habían relatado los corresponsales de Prensa extranjeros mal informados: “Los autores de la destrucción sistemática son los rojos, aleccionados por los rusos”, tuvo la desvergüenza de escribir en el comunicado, y declaró que lo había verificado él mismo durante su inspección. Otra de las grandes mentiras, y no la peor de la Iglesia romana, desmontada por las investigaciones de todos los historiadores.

Gernika, un símbolo

Aún admitiendo que todas las guerras carecen de lógica, el bombardeo de Gernika no tuvo ninguna razón que lo justificase, como no fuera la de aniquilar un símbolo. No tenía fábricas ni cuarteles, pero sí un árbol histórico, en el que se simbolizan las libertades euskaldunas. El 7 de octubre de 1936 había jurado allí su cargo el primer lehendakari de Euskadi, José Antonio Agirre, “Humillado ante Dios, en pie sobre la tierra vasca y bajo el árbol de Gernika”. Los militares monárquicos deseaban eliminar todo lo que guardara relación con la libertad, y Gernika simbolizaba la del pueblo vasco: por eso debía desaparecer del mapa de España que estaban recomponiendo a sangre y fuego.

Jesucristo había anunciado a los judíos que conocer la verdad les haría libres (Evangelio según Juan, 8:32), pero la Iglesia corrompida prefería ignorar la verdad para defender sus intereses. Desde antes de la proclamación de la República la jerarquía catolicorromana española se posicionó contra ella. Era previsible que legislara a favor del pueblo, por tanto en contra de los privilegiados, entre los que ocupaban un puesto preeminente los clérigos. Por su conveniencia pretendieron torpedearla, incitando a votar en beneficio de los partidos dinásticos, que equiparaban con el suyo propio muy razonablemente.
La mayor parte de los curas y frailes, con sus superiores a la cabeza, predicó primero a favor de la monarquía, después en contra de la legislación republicana, y por fin convocando a participar en la llamada cruzada contra el infiel, merecedor de una muerte violenta por el simple hecho de serlo.

Gomá, el moderno cruzado

El paladín de la guerra a sangre y fuego contra todo lo representado por la República fue Isidro Gomá, el inventor de llamar cruzada a la guerra iniciada por los militares monárquicos. A un mes escaso de la proclamación de la República, el 13 de mayo de 1931, cuando era obispo de Tarazona, publicó una carta pastoral en el Boletín Eclesiástico de la diócesis, titulada “Protesta y ruego”. Con enorme odio y saña atacó al nuevo régimen recién nacido por voluntad mayoritaria del pueblo español. Puede considerarse su declaración de guerra a la República, mantenida sin cuartel hasta conseguir destruirla por fin, para su entera satisfacción.

Nombrado arzobispo de Toledo y primado de las Españas, entró en la ciudad el 2 de julio de 1933, y el día 12 insertó una combativa carta pastoral, titulada “Horas graves”, en el Boletín Eclesiástico del Arzobispado de Toledo. Aquellas horas le parecían graves porque el Congreso discutía la Ley relativa a confesiones y congregaciones religiosas, aprobada el día 17. Con absoluta claridad incitaba a sus fieles a la rebelión contra la República: “Es la verdadera Cruzada de los tiempos modernos, porque en ella pueden alistarse todos los hijos de la Cruz”, escribió con religiosa desvergüenza. La palabra Cruzada se convirtió en una obsesión para él, y los ex generales rebeldes la acogieron con entusiasmo, porque aportaba una justificación con bendiciones clericales para su acto reprobable: un golpe de Estado militar suele ser mal recibido por los gobiernos democráticos. Además los militares españoles se hallaban desprestigiados, a causa de sus guerras coloniales perdidas en Cuba, Filipinas y Marruecos.

El 16 de diciembre de 1935 fue nombrado cardenal por el papa nazifascista Pío XI, con lo que vio reforzada su autoridad. Así, el 10 de marzo de 1936 hizo imprimir en el Boletín Eclesiástico, otra pastoral, llamando a la clerigalla a sus órdenes a una “generosa cruzada de evangelización”. Esa evangelización coincidía en su pensamiento con una destrucción del régimen republicano hasta su exterminio. Verdaderamente las cruzadas medievales se organizaron para aniquilar por completo a los infieles musulmanes.

Durante la guerra

La sublevación de los militares monárquicos el 17 de julio de 1936 le encontró sospechosamente de vacaciones fuera de la diócesis, en el balneario navarro de Belascoáin, cerca de Pamplona, capital de la sublevación militar. Instaló su cuartel general en un convento pamplonés, y desde allí desarrolló efectivamente su cruzada contra la República. Multiplicó sus emisiones en las radios rebeldes y sus escritos a favor la sublevación, siempre ampliamente difundidos por los militares monárquicos. También hizo algo muy práctico siempre: incitar a los catolicorromanos de Europa a entregar dineros en sus parroquias con destino a la causa rebelde, que le remitían a él, para que se los enviase a sus amigos de uniforme.

El 23 de noviembre de 1936 se imprimió un folleto escrito por él, titulado en castellano El caso de España, con traducciones en otros cinco idiomas. De acuerdo con su teoría, invitaba a los lectores a tomar parte en la cruzada que se libraba en España contra el infiel. El 8 de diciembre llegó al supuesto Estado Vaticano, con la misión de comprometer más aún al Papa en la guerra. Se le entregó una credencial como “encargado confidencial” del Vaticano ante la Junta militar rebelde de Burgos.

Su odio hacia los euskaldunes era profundo. El 22 de diciembre de 1936 el lehendakari Agirre, de arraigadas convicciones catolicorromanas, pronunció un discurso en el que denunció los fusilamientos cometidos por los rebeles de “numerosos sacerdotes y beneméritos religiosos, por el mero hecho de ser amantes de su Pueblo Vasco”, y se preguntaba: “¿Por qué el silencio de la jerarquía?”.

Con su habitual desfachatez, el 15 de enero de 1937 replicó Gomá con una “Respuesta obligada”, inserta en el Boletín Eclesiástico del Arzobispado de Toledo, que exoneraba a los ex generales rebeldes de toda responsabilidad en relación con aquellos crímenes, y daba a entender que los curas y frailes merecían la muerte por haber faltado a su misión.

Testimonios veraces

No puede sorprender, en consecuencia, la cínica declaración de Gomá, culpando de la destrucción de Gernika a sus habitantes. Esta horrenda mentira se vuelve contra él y contra la Iglesia catolicorromana que él representaba en España, con la única excepción de algunos curas vascos fieles al Evangelio. También muchos catolicorromanos en todo el mundo, devotos de la verdad y por eso contrarios a las consignas lanzadas por la jerarquía eclesiástica cómplice de los genocidas, condenaron los crímenes cometidos por los ex generales monárquicos rebeldes y sus patrocinadores nazifascistas, incluido el bombardeo de la villa foral. No es ocasión de citarlos ahora, sino sólo de mencionar tres por su especial relevancia.

El 4 de mayo habló por los micrófonos de Radio Bilbao el alcalde de Gernika, José de Labauria, en una conmovedora alocución, para condenar la destrucción de la villa y agradecer el apoyo recibido por los supervivientes. Sus palabras, recogidas en los medios de comunicación vascos al día siguiente, contienen esta declaración testimonial que contradice la gran mentira propalada por el canalla cardenal Gomá:

“ No y mil veces no. No fueron los gudaris quienes incendiaron Gernika, y si el juramento de un cristiano y de un alcalde vasco tiene algún valor, juramos ante Dios y ante la Historia que fueron los aparatos alemanes quienes inicua y sanguinariamente han bombardeado nuestra Gernika bien amada, hasta el punto de borrarla del mapa.”

Buena parte del clero vasco, al permanecer dentro de la más fiel ortodoxia evangélica, rechazó las falsedades difundidas por su jefe en España. El 11 de mayo el vicario general de la diócesis de Bilbo, un canónigo y 19 curas, de ellos nueve testigos oculares del bombardeo, firmaron una carta colectiva dirigida al papa romano Pío XI, en la que aseguraban:

«Que asimismo, el 26 de abril la aviación al servicio del general Franco, bombardeó y ametralló la venerada villa de Guernica, incendiando la iglesia de San Juan, dejando maltrecha la de Santa María, reduciendo a escombros casi todos los edificios de la villa, ametrallando sin compasión a sus habitantes cuando corrían despavoridos, huyendo de los derrumbamientos e incendios que les circundaban, y causando centenares de muertos».

La Iglesia catolicorromana es una organización piramidal muy jerarquizada, en la que resulta indiscutible la opinión del superior. En el presunto Estado Vaticano, cónclave de nazifascistas confesos, prevaleció el criterio del arzobispo de Toledo y primado de las Españas sobre la declaración de los curas, aunque ellos hubieran sido testigos presenciales del bombardeo. Además, el siniestro cardenal Pacelli, secretario de Estado del Vaticano, identificaba a los aviadores de la Luftwaffe con unos pacíficos angelitos.

Un periodista vasco, Julián Zugazagoitia, que también ocupó cargos políticos, incluido el de ministro del Interior en un Gobierno leal, y siguió al minuto el desarrollo de la guerra, escribió un libro testimonial, Guerra y vicisitudes de los españoles, prohibido en la España sometida a la dictadura, en el que se encuentra esta anotación histórica:

Después de esta destrucción salvaje [de Gernika], superior a lo que el lector imagine, los mismos aviadores alemanes bombardearon Durango. […] Una bomba destruyó una casa de religión femenina, matando a varias religiosas. Cuando la capital del Duranguesado fue de Franco, las religiosas supervivientes fueron coaccionadas para que testimoniasen que los bombardeos habían sido obra de los “rojos separatistas”. Resistieron las coacciones y se negaron a declarar otra cosa que la verdad. Esto les enajenó la simpatía de los vencedores, que llegaron a causarles molestias que no habían padecido con los defensores de la causa republicana.

Estos testimonios, entre otros muchos que aquí y ahora es imposible citar, confirman el cinismo de los rebeldes, que con el beneplácito de la jerarquía catolicorromana quisieron hacer creer al mundo que en España se libraba una guerra por causa de la religión. Ellos se presentaban como los protectores de los religiosos y de sus templos, en tanto los republicanos se obstinaban en terminar con ellos. Quienes dudaban de este axioma eran unos réprobos merecedores de la excomunión. Sin embargo, la historia conserva como una muestra fehaciente de los métodos genocidas practicados por los ex generales monárquicos el bombardeo de Gernika, llevado a cabo por la aviación nazi al servicio de la sublevación monárquica contra la República, debido al afán destructor hasta la aniquilación total del enemigo.

Este recordatorio a los 80 años del bombardeo, pretende solamente resaltar la responsabilidad de la Iglesia catolicorromana en el crimen que escandalizó al mundo civilizado. El cardenal Gomá y sus mesnaderos clericales participaron como cruzados en todos los delitos cometidos contra el pueblo. Fueron beligerantes, en algunos casos utilizando armas, en otros escondiéndolas, siempre donando las colectas de sus templos para adquirir armamento, a menudo denunciando ante los conquistadores de una población a los ciudadanos leales a la República. Fueron, como siempre, los enemigos del pueblo. No lo podemos olvidar, puesto que mantienen sus métodos propagandísticos mediante la declaración de mártires de la fe para sus muertos, que no para los religiosos vascos fusilados por los rebeldes.

* Presidente del Colectivo Republicano Tercer Milenio

Gurean beti bizirik! Ion Arretxe

Iñaki Alrui*. LQSomos. Marzo

“…Yo he escrito Intxaurrondo. La sombra del nogal, para decirles eso mismo: nosotros seguimos adelante, mientras vosotros os quedáis ahí, tan pequeños, cada vez más pequeños, en el espejo retrovisor de nuestra vida…”

No recuerdo exactamente cuándo le conocí… ahora mismo me fluyen tantas cosas que mezcladas con la rabia, me provocan más caos que control.

¡Ha fallecido Ion! decía un escueto mensaje de Manolo, que te dejaba helado.
Estaba mal, pero todo pasaba por los achaques que van saliendo con los años, puestas a punto, revisiones. No pudo estar en la presentación de Euskal Memoria, en la Casa del Barrio, el pasado 26 de febrero, porque justo la noche antes ingresaba en urgencias porque se sentía molesto, cansado. Y ahí empezó todo. Volvió a casa y se sentía ya más animado. Intercambiamos guasap en los grupos habituales y como siempre se mostraba combativo, positivo.

Pero si, ha fallecido hace un rato, y yo quiero decir algo, no sé muy bien el qué, pero tengo imperiosa necesidad de decirle un adiós.

Nació en Errenteria, Orereta en 1964. Hizo Bellas Artes en Donosti. Comenzó como dibujante, escenógrafo, colaborando en el diario Egin, en numerosos organismos populares de Euskal Herria -para los que realizo dibujos, carteles y murales- y en los grupos de teatro Orain, Kububitxo y Titiriteros de Sebastopol. Colaboró como guionista y dibujante en las revistas El Víbora, Ipubeltz, TMO, Aizu!, Kaxkagorri, El Jueves, Punto y Hora, y en varios libros de la editorial Elkar.

A partir de 1990 trabaja como director de arte para películas de cine y televisión (Todo es mentira, Éxtasis, La vida de nadie, Zeru horiek, Rincones del paraíso, Pídele cuentas al rey, Platillos volantes, Marujas asesinas, Locos por el sexo, Sukalde Kantuak, La soledad, Tiro en la cabeza, Entrelobos, Summertime…).

Junto a Carlos Pérez Merinero escribió el guión de Cuando todo esta en orden.
Dirigió los cortometrajes La guitarra invisible, Arturo hijo y El esqueleto de Bergamín.

Colaborador y parte de El Garaje Ediciones, donde publicó Parole, Parole e Intxaurrondo. La sombra del nogal. Además, ilustró y prologó varios libros.

Ha muerto, sí, hace un rato… polifacético, incombustible, irónico, positivo ¡joder que putada!

Ahora quedan las conversaciones pendientes, porque con Ion gustaba hablar, era mutuo, era un conversador receptivo y un gran contador de historias. Cuando presentamos el libro de Mariano “La caza de brujas. Censura y persecución contra el rock vasco” me quedé impresionado, como tantas otras veces, por la cantidad de grupos que conocía, que yo ni los había oído… de conciertos, de anécdotas… Sabía tantas cosas… pero lo mejor siempre fue lo bien que las contaba, palabras ilustrativas, no solo las dibujaba, sino que ilustraba el lenguaje en su práctica…

Ahora queda guardar los recuerdos, para que no se dispersen, para que se mantengan vivos.

El pasado 13 de marzo, nos contaba unas pruebas médicas que le tenían que hacer y todos le dábamos ánimos, su respuesta hoy queda grabada con más fuerza, si cabe:

“Abrazos. No sabéis cómo os echo de menos”

Ahora somos nosotros los que ya te echamos, y mucho, de menos.

Nos reuniremos Ion, y pensaremos en hacerte algo, porque tenemos muchas cosas que decirte, que compartir, y cada vez que miremos por el espejo retrovisor de nuestra vida te veremos… pero grande, inmenso… Agur Ion.

Sit tibi terra levis

Ion Arretxe en LoQueSomos

Más artículos del autor
* Miembro de la Asamblea de Redacción de LQSomos
En Twitter: @IkaiAlo