Archives for Ángel Hernández Pardo

Ángel Hernández Pardo

La piedad clandestina

Nònimo Lustre. LQS. Abril 2019 La calidad de una democracia se mide por la transparencia de la gestión pública, cualidad que suele hacer superflua la clandestinidad de los ciudadanos Durante el tardofranquismo, los demócratas repetíamos a menudo una frase de Friedrich Dürrenmatt: “Tristes tiempos estos en los que hay que luchar por lo que es evidente”. Es probable que uno de aquellos resistentes, Ángel Hernández Pardo, la pronunciara de vez en cuando. Es probable que hoy la recuerde. Pero hoy no puede pronunciarla en voz alta porque está detenido en una comisaría. Sobre su cabeza pende el artículo 143 del…
Continuar leyendo
Acacio Puig

Leer en tiempo de verano

Redacción. LQS. Julio 2018 Como siempre en verano os pedimos alguna recomendación literaria, a modo de ¿qué libros te llevarías (recomendarías) para estas vacaciones? Es una vieja tradición en LoQueSomos, esta pregunta y posterior publicación con vuestras sugerencias. Lectura para los días de estío y asueto, playa, montaña, piscina municipal, pueblo o a la sombra en el barrio… insistimos en la belleza de leer con la luz del verano, de la que disfrutamos ahora en una parte del hemisferio del planeta Tierra. Y aquí van las sugerencias de lecturas. Que esperamos seguir ampliando al recibir nuevos envíos en la libertad…
Continuar leyendo
Ángel Hernández Pardo

¡Ay, de nuevo septiembre!

Ángel Hernández Pardo. LQSomos. Septiembre 2016 Así es, vuelve septiembre. Podría parecer que me duele sólo este mes y de ahí ese lamento. Pero la verdad es que me duelen los doce meses de nuestro calendario, porque en ellos se distribuye el dolor y muerte durante décadas de los que lucharon contra el fascismo en España. ¿Qué tipo de dolencia me tiene atrapado desde hace 40 años para que me encuentre en este estado crónico sin posibilidad de cura? Como no soy el único en padecerla, pues fue junto a otros el negarnos a que nos inocularan la droga para…
Continuar leyendo
Ángel Hernández Pardo

Titiriteros

Ángel Hernández Pardo. LQSomos. Enero 2016 En estos momentos sí que soy optimista. Pesimista y optimista a la vez, haciendo compatible mi oxímoron. Pesimista porque nos va a costar engalanar la Puerta del Sol con la bandera republicana como ocurrió en 1931, y optimista ante la decisión tomada por nuestras autoridades contra el enaltecimiento del terrorismo. Pensar lo mal que me caía el Ministro del Interior y ahora debo reconocer que me equivoqué al creer que este hombre era un meapilas. A pesar de que me cuesta posicionarme -por eso de haber evolucionado más allá de la sabana- con su…
Continuar leyendo
Ángel Hernández Pardo

¡Demolición!

Ángel Hernández Pardo. LQSomos. Enero 2016 Amo el arte en todas sus manifestaciones. Me producen la misma sensación que cuando estoy enamorado. Consiguen que pase de la nada al éxtasis con solo estar cerca de ella. En esta ocasión la observación de una obra de arte expresionista me ha arrebatado los sentidos. La he podido contemplar en unas fotografías. En ese formato la han inmortalizado. Pero ya no existe, y me apena. No fue posible mantenerla ni siquiera como se refleja en las fotografías. Unos terroristas contra la Memoria Histórica -del PP y PSOE- la demolieron. Era una obra de…
Continuar leyendo
Ángel Hernández Pardo

La calle

Ángel Hernández Pardo. LQSomos. Enero 2016 A Juana Doña y a todas esas mujeres que lucharon por la legalidad republicana A veces uno descubre sensaciones sin proponérselo. Sensaciones provenientes de distintos sentidos. Ocurre de forma involuntaria sin que nos demos cuenta. Puede que un color o una imagen lo asociemos, por ejemplo, a un sonido. Y puedo afirmar que se siente realmente ese cruce de diferentes sentidos. A este fenómeno lo llaman sinestesia. Yo he descubierto, por esas casualidades de la vida, que soy sinestésico. No sé qué concepto tendrían de mí si me trataran los especialistas de neurofisiología. Pero…
Continuar leyendo
Ángel Hernández Pardo

La oruga y la mariposa

Ángel Hernández Pardo. LQSomos. Diciembre 2015 Siempre sentí curiosidad por la metamorfosis que se produce del gusano de seda a la mariposa. De niño me hice aficionado a cuidar a estos insectos con el propósito de asistir a ese proceso de transformación. Los observaba continuamente en aquella caja de zapatos donde los deposité. Comprobé también que las orugas menos domesticadas se convertían en bellas mariposas. Me fascinaba observar esos cambios que la naturaleza me proporcionaba. Era tanta mi curiosidad por esos cambios que se producían de manera tan sorprendente que mi cerebro se fue especializando en reconocer cualquier manifestación en…
Continuar leyendo
Ángel Hernández Pardo

El banco de mis juegos

Ángel Hernández Pardo. LQSomos. Octubre 2015 —A ese que llevan ahí es a mí. Recuerdo que era otoño avanzado porque es en esta estación del año cuando termina mi hibernación estival y mi vida germina como las plantas en primavera. Mis neuronas, en estas circunstancias, transportan la información a su destino sin retraso alguno. Ese día amanecí feliz y lleno de vida acompañado de una temperatura que me animaba a dar un buen paseo. Mi actividad pedestre volvía para tonificar mis piernas y recuperar mis recuerdos al recorrer las calles que soportaron mi niñez. El punto de salida de mi…
Continuar leyendo
Ángel Hernández Pardo

14.610 días

Ángel Hernández Pardo. LQSomos. Septiembre 2015 Estoy soñando. En estos momentos tengo un sueño lúcido, puedo manejar mi sueño, trato de que esté a mi servicio para lograr aquello que me proponga. Pretendo viajar hacia atrás lo más rápido posible; quiero situarme unos días antes del comienzo de esos 14610 días que he consumido. No es muy difícil porque tengo práctica en ello, tengo cuarenta años a mis espaldas en esa tarea, año tras año, cada 27 de septiembre. Me he puesto a correr por los atajos de la vida para llegar antes que ellos. Siempre me acompaña mi fusil…
Continuar leyendo
Ángel Hernández Pardo

Un percance necesario

Ángel Hernández Pardo. LQSomos. Septiembre 2015 Hoy he recibido carta de Marcela. Nos carteamos desde hace unos cuarenta años, desde que nos separamos. Cuando decidimos escribirnos semanalmente acordamos que nunca adjuntáramos foto alguna de nuestro proceso de envejecimiento y que era mejor que prevaleciera en nuestro recuerdo la imagen con la que nos conocimos. En el sobre, envueltas en papel de seda, me envía unas semillas. Son semillas de la planta de la borraja. Planta a la que ella adoraba, por ser esta planta la que le ayudó a resolver una situación complicada en un momento de su vida. Me…
Continuar leyendo
12

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar