¿Es, de verdad, la religión católica la religión del amor?

Arturo Seeber Bonorino. LQS. Abril 2019

La palabra amor viene de la raíz “am” que significa juntar, unir. La más alta manifestación es aquella que los griegos llamaban “ágape” y los romanos “caritas”

Del rabí Jesús poco sabemos de cierto ya que no dejó nada escrito. De momento, la mayoría de los historiadores parecen coincidir en que fue el líder de una de las tantas sectas de la Judea de entonces que se oponía a la hipocresía de los que tenían el poder de la religión judía, los fariseos y saduceos. Y por meterse con el poder así le fue, lo llevaron a la una muerte ignominiosa, la de la crucifixión, método habitual entre los romanos para ejecutar a los delincuentes.

También concuerdan los historiadores en que no creó religión alguna, la Religión Católica que padecemos hasta hoy en día parece provenir de uno de las tantas interpretaciones de la figura del Maestro, la del grupo de Pablo, la que terminó imponiéndose, por las buenas y por las malas, desde la conversión del emperador Constantino quien la impone como religión del Estado.

Liberado el rabí Jesús de tan mala fama, su deificación y el nacimiento y asentamiento de la Religión Católica es un hecho bastante tardío. No se escribe su primera biografía sino cuarenta años después de su muerte, el evangelio de Marcos, y el primer texto cristiano se considera que es la primera epístola a los Tesalonicenses de Pablo. Mucho más se había escrito, mucha agua pasó bajo el puente, pero hemos de atenernos a esos textos que los cristianos llaman “inspirados”, los textos “canónicos” que conforman el Nuevo Testamento de la Biblia Católica.

Pero esta religión, que a sus devotos enmiela su lengua afirmando que es “la religión del amor”, ¿lo es realmente?
La palabra amor viene de la raíz “am” que significa juntar, unir. La más alta manifestación es aquella que los griegos llamaban “ágape” y los romanos “caritas”. Es el amor desinteresado, es el amor universal. Por ello sus acólitos hablan de la “caridad cristiana”.
Vamos por partes, el Jesús evangélico ¿ama a la Humanidad?, ¿ha venido a la tierra para repartir su amor entre todos?
Parece ser que no. Parece ser que sólo canta su canción a quién con Él va. Y va con Él quien sigue su visión moral, la ley mosaica, a la cual no ha venido a abolir sino a dar cumplimiento.

¡No penséis que he venido a derogar la Ley de los Profetas! No he venido a derogar, sino a dar cumplimiento. (Mateo 5, 17/18.

Pero la glosa un poco: no sólo amar a Dios, sino al prójimo como a uno mismo. Pero la palabra prójimo o próximo significa el que tenemos al lado. No a todos.

El que no está conmigo está contra mí. (Mateo 12, 31)

Y para más inri, veamos lo que le espera al que no:

…este Hombre (Jesús) enviará a sus ángeles, escardarán de su Reino a todos los corruptores y malvados y los arrojarán al horno encendido. Allí será el llanto y el apretar de dientes (Mateo 13, 41/42)

Lo mismo sucederá al fin del mundo: saldrán los ángeles, separaran a los malos de los buenos y los arrojarán al horno encendido. Allí será el llanto y el apretar de dientes. Mateo 13, 49/50).

Seguir tras Él, sin condiciones, vendiendo todo para dárselo a los pobres, renegando de su padre, madre, esposa, hijos (Mateo, 10,34/39. Marcos, 6, 34/38; 10, 17/22)

Él mismo, por seguirse a sí mismo, llega a renegar de su madre y de sus hermanos (Mateo 12, 49/50)
Y guay del que se le ocurra pasarse de listo. En los Hechos de los Apóstoles (Hechos 5, 1/11), el matrimonio de Ananías y Safira vende todos sus bienes para seguir a los seguidores de Jesús, pero comenten una torpeza que les costará la vida, se quedan con una parte. Los descubre Pedro (Hechos 5, 1/11), enfrenta primero a Ananías y, tras una dura regañina, se lo carga, lisa y llanamente: “A esas palabras Ananías cayó al suelo y expiró”. Aparece luego Safira, y por mucho que se quiera mandar la misma historia de la princesa Cristina de Borbón de que ella no sabía nada de los asuntos de su marido, se la carga igual.

Visto lo visto, no es de extrañar el fanatismo y la intolerancia de las distintas sectas cristianas que las ha llevado al sistemático exterminio a sangre y fuego de los impíos, de los judíos, de los herejes (la palabra griega herejía, háiresis, sólo tenía el significado de un punto de vista), y a la legalización de un Tribunal de exterminio del opositor. El Santo Oficio, o Inquisición.

Cuando en el siglo XII desde Francia se va imponiendo la herejía cátara, en el siglo XIII, la iglesia organiza una cruzada de destrucción. Entre sus lindezas, Simón de Monfort entra en uno de sus reductos, la ciudad de Béziers, y pasa a degüello a sus 30.000 habitantes. Se le reprocha diciéndole que no todos allí han de ser cátaros, que muchos inocentes habrá. Yo los mato a todos, que en el Cielo Dios separe justos de pecadores.

En el siglo XV una herejía logra imponerse, la del monje agustino Martín Lutero, que dará pie a otras rebeldías que se irán imponiendo bajo el nombre de protestantismo. ¿Representó eso algún cambio en la visión que hasta entonces tenía la Iglesia Católica de Jesús? Esencialmente ninguno. Jesús seguía siendo considerado Dios, seguía siendo un tirano que imponía su voluntad por cojones. Sólo se ven unos algunas modificaciones en la liturgia y poco más.

¿Cómo extrañarnos, entonces, del grado al que llegan algunos fanatismo de los seguidores de Jesucristo.

¿Puede entonces asombrarnos que el pastor Jim Jones, en su centro de la Guyana obligase a suicidarse a sus fieles con un cóctel de cianuro?

¿Qué David Koresh, líder de su secta los Davidianos, encerrado en su rancho de Monte Carmelo, en Waco, con sus acólitos y un arsenal de armas de guerra recibiese a la policía a tiros y que, como resultado, muriesen ochenta y cinco fieles en el incendio del rancho?

¿O qué, más sofisticado, Marshel Applewhite, líder de la secta Puerta del Cielo, lleva al suicidio a sus treinta y nueve fieles para que lo acompañen el Cielo pero, esta vez, transportados en una nave espacial?

Eso, por citar algunos ejemplos nada más, que si nos ponemos…

Más artículos del autor

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb

Ni la derecha ni la izquierda, sino todo lo contrario

Arturo Seeber Bonorino. LQS. Abril 2019

El actual fervor independentista de Cataluña pero, por sobre todo, el apoyo de ciertos sectores de la izquierda, me ha volcado, por extraños impulsos, a releer a Ortega y Gasset, pensador que, por ser rechazado tanto por la derecha como por la izquierda, merece todo mi respeto.

“La España Invertebrada” es un libro clave para comprender la idiosincrasia del español, y sólo conociendo al alma que mueve a cada persona y de cada pueblo, podremos deducir el por qué de sus triunfos y sus fracasos y prever los futuros.

El pueblo español en su conjunto es incapaz de unirse para un objetivo común, antes bien, su impulso natural lo lleva a diferenciarse. Ortega llamaba a esto su “particularismo”. Por la falta de empatía con el otro, el ciudadano español, por esa incapacidad de salirse de sí mismo, no le queda otra posibilidad de ser que imponer sus criterios “por cojones y a lo bestia”. Eso hace que cada español sea un líder, un lidercillo de andar por casa. Y porque la cuestión es “vencer pero no convencer”, aprende primero a gritar antes que hablar.

La definición más clara del último intento independentista de los catalanes la expresó con claridad Julio Anguita. Los catalanes y el Estado Español son como dos trenes que circulan por la misma vía pero en sentido contrario. Van a chocar, van irremediablemente a chocar, pero ninguno está dispuesto a pisar el freno. Ante tanto desatino no han faltado voces clamando por el diálogo entre ambos sectores, pero, ¿ha visto usted alguna vez a un español que dialogue?

Repito algo que he contado varias veces, asombrado y anonadado: estando en casa de una amiga, en Zürich, se le ocurrió a ella encender el televisor. Trasmitían, desde una cadena alemana, un programa de debate político. Un moderador iba dando la palabra a cada uno de los panelistas. No entiendo ni palabra de alemán, pero me quedé como atontado viendo el desarrollo del programa. Cada panelista hablaba a su turno, sin que nadie lo interrumpiera y, una vez concluido su discurso, tomaba otro la palabra.

Póngase usted a ver en España, en Argentina, en ese comunitario mundo hispano, un programa semejante. Comenzará un fulano a hablar, y antes siquiera de que esbozase una idea, aparecerá otro que le llevará la contraria, quién tampoco llegará a explicarnos por qué, pues otro saldrá también a llevarle la contra.

Blanco o negro, los hispanos somos irreflexivos. El fanatismo no piensa, avanza por extraños impulsos. En Argentina, en materia política se es o peronista o gorila, trasladado a estos tiempos, kirschnerista o macrista. Es inconcebible aplicar la humorada española “ni lo uno ni lo otro, sino todo lo contrario”.

En Hispania los ríos están revueltos, para alegría de los pescadores. En España no sólo los catalantes quieren formar rancho aparte, lo quieren también los vascos, los gallegos, los murcianos, los… En España cada español es un país aparte. No en vano hay que recordar que uno de los motivos de peso que hicieron a la República perder la guerra fue la contienda, no contra los enemigos, sino con ellos mismos. Comunistas contra anarquistas, el POUM comunista contra a los comunistas, anarquistas contra anarquistas, FAI contra CNT, el ejército nacional contra el republicano.

España tuvo un movimiento maravilloso, ejemplo para el mundo, que fue el de las acampada en la Puerta del Sol. Recuerdo en aquel tiempo las reuniones que se hacían en los distintos barrios pidiendo un cambio radical en la política española. Coincidimos allí gente de izquierda, de derecha, de centro, apolíticos. De ese espíritu surgió poco después el partido político Podemos.

Yo me entusiasmé con ellos. Era un partido nuevo, con energías vírgenes, con ideas claras, aún incorrupto (aunque no tardó mucho en ir apareciendo la corrupción). Se lo veía como un bloque, como una columna militar cuyos variados componentes se aúnan para abatir al enemigo. Poco duró la unidad. Pronto sobre el bien común empezó a aparecer el bien individual. Errejón quería imponer su liderazgo al de Iglesias hasta, al fin, separarse.

Esta falta de un proyecto conjunto, de una acción conjunta, ha llevado al mundo hipanoamericano a engrosar las filas del Tercer Mundo, y a España a convertirse en un país también tercermundista, aunque del Primer Mundo que eso, de momento, es una gran ventaja. Pero a no confiarse: nuestra deuda externa a sobrepasado ya con creces nuestro PBI.

¿Habrá algún partido político que nos arregle, algún Mesías que nos traiga la solución definitiva? No existen los milagros. No se cura una enfermedad si no se conocen las causas.

Creo que es necesario reflexionar sobre nuestros países, sobre cómo son, sobre cuáles son las trabas que achican sus destinos. Es más, me atrevo, desde mi posición de absoluta falta de poder, formular, no un partido político, sino un movimiento de reflexión, un movimiento sin líderes, un movimiento de dialogantes, un movimiento en la busca de una España una, pero por convencimiento, no por imposición, como la España Franquista, una Argentina una, una Hispanoamérica una y, fertilizando las ilusiones, un Mundo uno. Un movimiento que opte por entrar por la “puerta estrecha”.

Ya sé que es mucho pedir, pero si es por pedir…

Más artículos del autor

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb

24 Agosto, Paris: Homenaje a los antifascistas de la nueve

Véronique Salou Olivares*. LQSomos. Agosto 2017

Vamos viviendo, gimiendo, olvidando,
Olvidados, cambiando de camino,
Ya no hay rincón en la tierra
Sin oir nuestros suspiros
Refugiado, tú, el extranjero,
El que estorba en el mundo entero.
Juan Sánchez, director de la revista Recordatoria 36-39,
exiliado en Francia y, luego, en Suecia.

Homenaje a los españoles antifascistas de la Nueve y a todos los voluntarios extranjeros en la lucha por la libertad en contra del nacismo

Venidos de Alemania, de Hungría, de Polonia, de Italia, de España, de África o de Armenia… Todos los que vinieron a luchar para vivir en libertad. Hoy más que nunca hablamos de esos extranjeros venidos a buscar asilo en Francia mal acogidos, liberados por centenares a los nazis, tantos de ellos héroes de la Resistencia. Evocado su coraje y su dignidad, porque la acogida de los refugiados hoy sea solidaria, digna y humana.

15:15 hs. Nuestra asociación se unirá a la ceremonia organizado por el alcalde de París y AAGEF-FFI para descubrir la placa en homenaje a José Barón Carreño, caído el 19 de agosto de 1944 en París en la esquina del bulevar Saint-Germain y la calle Villersexel (en el 7º distrito de Paris)

17:15 hs. Intervención de historiadores y asociaciones de la memoria de extranjeros que combatieron el nacismo en Francia y particularmente en París:
– Apertura del acto por la Asociación 24 de Agosto.Previo a cada intervención, presentación del conferenciante y su nacionalidad.
– Argelinos, Tiradores magrebíes (1), con texto de Rahim Rezigat, presidente de la Asociación APVC (Asociación para la promoción de culturas y viajes).
– Alemanes, con texto de Vincent von Wroblewsky (traductor de Jean Paul Sartre), hijo de un miembro alemán de la resistencia en Francia.
– Armenios, con texto de Sofiane Benkritry, biznieto de Lorénain Dikran.
– Italianos, con texto de Antonio Bellechoni (historiador sobre fusilados y ejecutados de Maitron (2), con la voz de Olivier Gardelli.
– Poloneses, Judíos de Europa del Este, texto de Daniel Grason (historiador sobre fusilados y ejecutados de Maitron).
– Senegaleses, Tiradores senegaleses, con texto de Bougacar Mbaye. Presidente de la Asociación Senegalesa para la Memoria.

18:30 hs. Intervención del señor Christophe Girard, alcalde del 4ª distrito y de la Asociación 24 de agosto: Aimable Marcellan o Véronique Salou Olivares.

18:50 hs. Intervención de la señora alcaldesa de París o su representante.

Venid a participar a esta particular evocación, en el curso de la cual, en presencia de representantes de la capital, se rendirá homenaje a los defensores de París, partisanos de la libertad.
Os esperamos, como cada año, para una conmemoración atípica.

Notas:
1.- Tirailleurs (Tiradores): Unidades ligeras de infanterías norteafricanas
2.- Maitron: Nombre de un conjunto de diccionarios biográficos del movimiento obrero creado por el historiador Jean Maitron
* Memorias compartidas
24 de Agosto de 1944
Tel. : 06 51 72 86 18
24 AÔUT 1944
Las novedades de nuestro canal de televisión, clic aquí

Traducción para LoQueSomos de Arturo Seeber

«…Faire connaître et cultiver la mémoire historique de la Libération de Paris en 1944, commencée le 19 juillet 1936 en Espagne, continuée sur différents fronts en Europe et en Afrique ou dans les maquis en France et qui se prolongea dans le combat contre le franquisme…»

Bélgica por la izquierda: “Demain”

Christophe Leroy*. LQSomos. Mayo 2017

Desde el 28 de abril, un nuevo movimiento viene a ocupar la escena de la izquierda radical. Bajo el estandarte del ecosocialismo, “Mañana” (Demain) podría dinamitar el modelo de los partidos tradicionales. En primer lugar, con la estrategia del “adoptar el sistema de apriete de tuercas”.

Olviden todo lo que conocen sobre los partidos tradicionales, de sus propuestas opacas, de sus viejas políticas desconectadas de las necesidades de los ciudadanos, de sus sempiternos mandatos. Olviden también el caótico nacimiento del Movimiento de Izquierda (MI), en 2012, así como también sus continuas querellas internas y la tormenta judicial contra su fundador, el ex Ecolo (Ecologista) Bernard Wesphael, absuelto en octubre pasado por la asesinato de su esposa. Olviden el movimiento Vega, Rojos & Verdes, creado a fines de 2013 por el ex Ecolo Vicent Decroly, que no tiene afinidad alguna con la cooperativa Vega, Vedes y de izquierda, que nació dos años después. Este 28 de abril los sobrevivientes de MG y Vega, Rojos y verdes se fusionaron en un movimiento nuevo: “Demain” (Mañana), nombre tomado del film documental del mismo nombre, que promete una ruptura en la manera de concebir la política bajo el estandarte del ecosocialismo y la democracia participativa.

El movimiento apunta en primer lugar a las elecciones comunales de 2018 en Bruselas y en Valonia, pues su presencia no se limitará sólo a las grandes ciudades. Los candidatos se presentarán con una lista propia pero de acuerdo con las otras listas locales. Después de años de microtentativas destinadas al fracaso, ese espíritu de cohesión a la izquierda de la izquierda resulta tardío, sobre todo porque el PTB (Partido del Trabajo de Bélgica) ocupa desde ahora, y más que nunca, el dominio de la escena. Pero en el actual contexto, marcado por un perceptible repudio a la clase política tradicional, podría favorecer la eclosión de un modelo reivindicativo completamente distinto.

Muerte a la “partitocracia”

No podrá haber más de dos mandatos consecutivos para los miembros elegidos en internas, revocables en cualquier momento. No habrá un presidente de partido, todo lo más dos portavoces, siguiendo un esquema de igualdad absoluta. La abogada Marie-Françoise Lecomte -hasta entonces copresidente de MG y Pierre Eyben, antiguo portavoz del Partido Comunista de Valonia-Bruselas-, se ha retirado, en completo desacuerdo, antes de reunirse la Cooperativa Vega pero sin abandonar el Movimiento Vega. “La izquierda verdadera cree en el poder y la inteligencia colectivos”, subrayó esto último. Nosotros queremos pasar de la “partitocracia” al “participartido”, gracias a una estructura en la cual las propuestas emanen de las bases, “principalmente a través de una plataforma en línea en la que los ciudadanos puedan presentar sus ideas, las que de inmediato serán seleccionadas y debatidas por representantes del movimiento.

Inspirada en Podemos -el partido español de izquierda radical creado en 2014-, “Demain” (Mañana), basa su programa en cinco ejes: la regla verde, la justicia social, la democracia participativa, las relaciones laborales y las relaciones internacionales. “Para acicatear al sistema, porque las micro acciones no son suficientes” recalca Marie-Françoise Lecomte.

A instancias de Jean-Luc Mélenchon, candidato de La Francia Insumisa, partido que salió cuarto en el primer turno de la elección presidencial, Mañana propone instaurar una regla verde consistente en establecer políticas económicas en función de los límites de la biosfera para evitar la extracción intensiva de recursos que la Tierra que no está capacitada de producir. “La izquierda tradicional ha concebido el mejoramiento de las condiciones de vida a través del conocimiento”, prosigue Pierre Eyven. El PTB queda en una lógica productivista. Sin embargo, la cuestión no es tener una torta bien grande sino de repartirla más equitativamente”. El movimiento defiende las disposiciones restrictivas que apuntan a dejar el 80% de los recursos fósiles en el suelo para evitar un recalentamiento climático superior a dos grados.

Poner límite a los salarios más altos

En materia de justicia social, “Demain” (Mañana), propone restablecer el salario máximo autorizado. Sugiere que las remuneraciones más elevadas en una empresa no pueden exceder veinte veces el monto del salario más bajo. “Si se aplica este modelo a Nethys nadie allí ganará más de 50.000 € al año”, ironiza Pierre Eyben, en referencia al millón de euros brutos al año que percibe el socialista Stéphane Moreau, a la cabeza de la filial de la intercomunal Publifin. En 2011, la Juventud Socialista suiza abolió una proposición semejante y estableció un límite más restrictivo de 1 a 12. La iniciativa fue rechazada por un referéndum a fines de 2013.

Respecto a los refugiados, el movimiento toma partido a favor de la acogida de todos, en las condiciones enunciada por la Convención de Ginebra y de otorgar los derechos de nacionalidad belga a toda persona con cinco años de residencia en el país. “Son las reivindicaciones que se escuchan todos los meses”, recuerda Pierre Eyben.

Otra propuesta de “Demain” (Mañana), es la de imponer “mandatos revocatorios” a los electos en el caso de que incumplieran lo anunciado en sus campañas. Todos los mandatarios aparecerían además en un registro presentando el detalle de sus votos y su índice de asistencia en el curso de la legislatura. En cuanto a la acción política, estará condicionada a la necesidad de tener en cuenta la opinión de la población, a través de un sorteo de ciudadanos que tomarán parte de los debates importantes en el Parlamento, o por intermedio de un consejo de barrios dotados de un presupuesto participativo sobre el plan local.

Una política “cajón de sastre”

¿Es un camino hacia una política “cajón de sastre”, ralentizada por una incapacidad de avanzar o porque se pueda ofender a una parte de le opinión pública? “Los elegidos deberán aceptar el hecho de que no son los únicos en saber lo que es bueno para la colectividad”, mantiene Eyben. Esta implicación de los ciudadanos en los debates sobre cuestiones sociales, percibido como un antídoto al ascenso de poder del populismo, estará íntimamente ligado a un alegato por la reducción del tiempo laboral.

“Demain” (Mañana), conservará el estatuto de miembro observador en el Partido de Izquierda Europeo, conquistado hace seis meses por intermedio del movimiento Vega, lo que le servirá para oponerse a todo proyecto contrario a los ideales de la izquierda. “Si no se es capaz de refundar Europa, será necesario tarde o temprano debatir nuestra adhesión a la Unión Europea tal como se la entiende hoy en día”, estima Pierre Eyben.

Todas las proposiciones deben aún ser maduradas y debatidas, insisten los dos portavoces del movimiento, en donde los miembros y adherentes se cuentan, de momento, por centenares. Cualquiera que sea el alcance de su discurso, la trayectoria de “Demain” (Mañana), podría augurar los éxitos o fracasos de un modelo sin un verdadero mascarón de proa y, sobre todo, más radical que afirmar el fin de la política profesional.

* Publicado en Le Vif/L’Express
Traducido para LoQueSomos por Arturo Seeber

@MouvementDemain

Aniversario, 14 años

L@s que hacemos esto:

Hola a tod@s… estamos de cumpleaños…

¡14 años ya! El tópico recurrente: “cómo pasa el tiempo” y “cuánto cuesta que cambien las cosas”, objetivo con el que esta minúscula web fue creada para protestar, criticar, levantar, construir. Buscamos hechos y opiniones en movimiento, no adhesiones… y no nos conformamos.

LoQueSomos, información rebelde

¡Resistimos! Y a veces el hecho de resistir ya es una victoria, aunque para nada y nunca nos conformaremos con eso. Nacimos en 2003, con ilusión y ganas de aprender y en ello seguimos (si haces clic aquí veras algo de nuestros inicios)

LoQueSomos, hogar y altavoz de disidencias

“Defendemos la libertad de expresión y comunicación, que sólo se conquista y se merece expresándose y comunicando con libertad e independencia. Cualquier otra cosa es publicidad”

Nosotr@s repudiamos la publicidad o cualquier patrocinio por la amenaza cierta que supone a la propia independencia. La sostenibilidad de este proyecto se basa exclusivamente en la participación y en las aportaciones voluntarias de quienes lo comparten.

LoQueSomos, reflexiones, utopías no ilusorias

“Sabemos por dónde navegamos. Internet es un mare magnum de miles de publicaciones donde está lo más rancio de la sociedad, pero también sigue siendo una ventana al mundo desde la que expresar y alentar, repetimos, disidencias y reflexiones”

Sin saber a dónde llegaríamos, hasta aquí hemos llegado. Nacidos como proyecto tambaleante, nos hemos consolidado. Con la misma voluntad de cambiar las cosas que secuestran la libertad… Queda mucho, muchísimo, pero ahí seguimos.

A l@s que nos pedís más os decimos ¡ya nos gustaría! ¡Lo intentamos¡ Pero no somos un medio profesional, somos un medio militante, un proyecto colectivo que abarca y llega hasta donde puede: horas voluntarias de trabajo, maquetaciones, correcciones, redacciones… No pretendemos ser el granero entero, pero sí que no falte el grano que nos corresponde trabajar y poner.

LoQueSomos, comunicación libre y sin ortodoxias

No somos meros espectadores distantes de lo que pasa a nuestro alrededor. Quisimos ser y somos parte activa del movimiento social, una herramienta útil al mismo movimiento desde hace catorce años, en la Web y fuera de ella.

Gracias por leernos, seguirnos y, sobre todo, por difundirnos. Sois nuestra voz. Cada vez que publicáis una nota de LoQueSomos en una red social o la reenviáis por mail, la difundís, copiáis… estáis contribuyendo a dar vida a este proyecto.

Información, opinión, debate desde la pantalla… y a luchar en la calle, que es donde nos unimos, conocemos, caminamos.

¡Ahí nos vemos y nos seguiremos viendo!

@LQSomos

El escritor, la literatura y la fama

Arturo Seeber Bonorino*. LQSomos. Mayo 2017

Puede surgir el más grande escritor de todos los tiempos, pero si su obra no pega con la moda del momento ni consigue un gran editor que lo apadrine, no existe. Es esta una triste realidad que es bueno que conozcan los escritores noveles, aquellos que, en su ignorancia, creen que el talento triunfa siempre.

La cultura hoy la evalúa el marketing. Si algo tiene de desalmado el sistema económico actual es que su escala de valores la da la capacidad de lucro. No en vano lo llamamos capitalismo, porque el sufijo “ismo” determina la obsesión por acumular dinero y bienes de capital. ¿Para qué? Pues por mor de ser sincero habrá que decir que para nada. Es una gran paradoja que las grandes fortunas del mundo, los dueños de la economía de las naciones, acumulen dinero para nada. Cito siempre, como ilustrativo ejemplo, el proyecto del multimillonario Sheldon Adelson de construir en terrenos de Alcorcón un mega prostíbulo y una mega timba: el Eurovegas. Adelson era entonces un hombre que pasaba los noventa años (tal vez haya muerto ya), enfermo y necesitado de muletas para desplazarse, a quien acaso le quedaría vida para ver su obra apenas comenzada. ¿A qué tanto esfuerzo y tanta dedicación entonces, cuando ya por sus años podría dedicar su resto de tiempo en este mundo a la tarea de abuelete o bisabuelete, a disfrutar en paz y sin compromisos con los suyos, o pasársela en el centro de mayores o jugando a la petanca en el parque si se le da la gana?

Pero no, la obsesión por acumular dinero no la mueve el dinero en sí, lo que con ello se pueda comprar, ¿no hemos sabido de tantos multimillonarios que son avaros? No, lo que interesa es el poder que el dinero da, el deseo de sentirse dioses, aunque más no sea diosecillos de andar por casa, y poder asistir diariamente al culto, humillada la testa, al templo mercado.

Un novel escritor ha concluido de escribir su obra. Como es natural, querrá que sea leída. Acaso en su inocencia enviará su manuscrito a diversas editoriales, de las que será por la mayoría ignorado, pues casi ninguna lee la gran cantidad de manuscritos que a diario le llegan y las más ni siquiera los hojea. Con suerte, tal vez alguna editorial pequeña se atreva a arriesgarse por él, pero el riesgo será grande, pues un libro cuesta dinero, dinero que se espera al menos recuperar. O lo publicará en tanto y cuando el autor pague la edición.

Pero bien, supongamos que, por fas o por nefas, ha logrado que una pequeña editorial publique su libro. Cabrá preguntarse, entonces, ¿a quién llegan sus libros? Las grandes editoriales, ese veinte por ciento que domina el ochenta por ciento del mercado editorial, se imponen en las redes de distribución, son consorcios que además poseen cadenas de librerías, periódicos, canales de televisión, etc., por lo que poseen todas las posibilidades de promocionar a sus autores. Al ochenta por ciento restante le quedan las sobras que les dejan.

Ante tanta adversidad, ¿qué camino nos queda? Se nos puede ocurrir que, si ganamos algún concurso literario, eso será currículo suficiente para abrirnos camino, y nos presentaremos a alguno que percibimos de mucha solera, como el Planeta y el Alfaguara, por citar a los de más renombre.
Sepamos que estamos perdiendo tiempo y dinero. Estos magnos premios, en verdad, son de mentirijilla. Son premios apañados por las grandes editoriales para promocionar a sus autores. Son concursos que no llegan a concursar, que están concedidos de antemano. Podrá entonces presentarse a un premio menor, al de alguna ciudad de provincia. Y ganarlo. Pero, como maldición gitana, no lo podrá disfrutar, no le servirá de nada. Aunque llene la hoja de su currículo con estos premios, figurará siempre en blanco. Pero hay que decirlo, si habrá perdido tiempo al menos no el dinero, le servirá de consolación embolsarse con los pocos duros que le darán de premio.

¿Se dirá que mi visión es demasiado pesimista? No, si hay algo de pesimista en ella es que es la pura y dura realidad. Pero no toda, nunca está todo dicho. A las más cuidadas planificaciones más de una vez las lleva al fracaso la caprichosa realidad, por aquellas contradicciones a lo previsto que damos por nombre azar. ¿No han surgido de la nada tantas famas y tantos afamados? Pero tengamos las cosas claras. Cuando alguien siente que en sí nace el deseo de ser escritor, la más sincera pregunta que debe hacerse es si quiere llegar a ser un buen escritor o un escritor famoso. Si quiere ser bueno, deberá saber primero que escribir es un oficio que, como todo oficio, requiere el dominio de sus herramientas. La herramienta del escritor es la lengua escrita, y el lenguaje tiene sus normas y el dominio de las normas requiere conocerlas y una constante práctica.

Si sólo quiere la fama, nada de esto hace falta, si nos atenemos a lo que leemos la mayoría de los escritores famosos de hoy en día. Pero, ya hemos visto, la fama no se deja atrapar muy fácilmente.

Más artículos del autor
* Arturo Seeber es miembro de la Asamblea de redacción de LoQueSomos. Es autor de “Un paquete para el mánager” y “La levitación de Sor Clarisa. Divertimentos anticlericales”, además de estar reconocido como escritor en diversos concursos de relatos.

La Venezuela que no nos muestran

Arturo Seeber Bonorino*. LQSomos. Mayo 2017

En el programa de la televisión argentina “Animales sueltos” que dirige Alejandro Fantino, a raíz de la manifestación a favor del Presidente Mauricio Macri del pasado 1 de Abril, Jorge Asís observó que en ella eran todos “blanquitos”, que no se veía ningún “morocho”.

Alejándome de la prensa oficial, cuya insistente perorata versa sobre lo mal que va todo en Venezuela, lo castigada que está la oposición en su defensa de los “valores democráticos”, la irremediable miseria a la que ha sumido al pueblo esta gobernanza, pueblo que, sin excepciones, forma ya parte de la oposición, busqué información en la cadena latinoamericana Tele Sur (recordarán esta cadena los argentinos, pues el presidente Macri la expulsó de la Televisión Digital Abierta del país). Se podía ver allí filmaciones de lo que fue la multitudinaria manifestación del 1 de mayo en Caracas a favor del presidente Nicolás Maduro, los gritos de apoyo a la Revolución Bolivariana. Y los manifestantes, todos de “piel oscura”, que no fuera la periodista que cubría la nota.

Los trabajadores hicieron un llamado a la oposición a retomar el camino del diálogo y la democracia / Foto: AVN

¿No es curioso que estas informaciones no aparezcan en los medios oficiales que rigen occidente? No, de curioso no tiene nada si tenemos en cuenta que hoy en día la prensa independiente está casi desaparecida, que todos los “medios” están concentrados en las pocas manos de los grandes consorcios empresariales que, como es lógico, defienden su interesas particulares. Un Estado Socialista en Venezuela que se aparte de los intereses estadounidenses y del orbe de países que regentea no conviene. No conviene porque Venezuela tiene petróleo, y el petróleo, no lo olvidemos, es uno de las bienes más preciados porque cada día escasea más. Estados Unidos, su principal consumidor mundial, que hasta los años setenta se autoabastecía, a partir de entonces más de la mitad de lo que consume lo tiene que buscar afuera.

Pero de la otra realidad de Venezuela también hay información, aunque se necesite buscarla con mucha paciencia. Si escribimos Venezuela en el buscador de Google, veremos que las primeras entradas que salen forman parte del montaje periodístico contrario a Maduro. Pero la perseverancia trae ventura, como suele leerse en el I Ching y hay más, mucho más. Un empresario vasco que vive en Caracas desde 1999, antes de la llegada de Chávez, Agustín Otxotorena (Clic aquí para oir la entrevista), publicó una fotografías de los opulentos supermercados de las clases pudientes (Plaza, Excelsior), que nada tenían que envidiar a las más lujosas superficies comerciales europeas. Y completa lo expuesto diciéndonos que en la zona sur de Caracas, como una isla dentro de la ciudad, habita un diez por ciento de la población en la más absoluta opulencia.

Dos versiones opuestas de la realidad venezolana, ¿en cuál de ellas está la verdad?

Para estar medianamente bien informados de lo que pasa en el mundo es necesario aplicar el sentido común. Hugo Chávez se encontró con un país de ricos y de miserables (como todos los países de Latinoamérica), un veinte por ciento que vivía en la opulencia, los magnates del “oro negro”, y un ochenta por ciento de la población que se repartía entre la pobreza y la miseria. Y ese veinte por ciento, habituado al poder y a una vida opulenta, podemos suponer que el centro de sus preocupaciones sea la democracia o, más bien, la defensa de sus propios intereses?

Concluía diciendo Otxotorena que Venezuela está mejor que antes para las clases bajas, no peor, pero que se volverá a lo anterior si los ricos de siempre triunfan. ¿Hay alguien que quiera dudarlo?

Más artículos del autor
* Arturo Seeber es miembro de la Asamblea de redacción de LoQueSomos
Venezuela – LoQueSomos

Entrevista a Carlos Slepoy. “No hay posibilidad de justicia en España”

En recuerdo del compañero, amigo y luchador Carlos Slepoy, volvemos a reproducir esta entrevista que le realizamos en el Abril de 2012, nuestro recuerdo y admiración siempre estaran a su lado. Ojalá hubiera más gente en el mundo como tú. Muchas gracias por todo lo que has luchado y nos has ayudado. Sit tibi terra levis. 17 de abril de 2017

Arturo Seeber Bonorino*. LQSomos. Abril 2012

Los delitos calificados de genocidio y crímenes de lesa humanidad pertenecen a la jurisdicción internacional; es decir, que más allá del país en el que se produjeran, pueden ser juzgados en cualquier tribunal del mundo. Entiéndese por delito de genocidio aquel que va dirigido al exterminio sistemático de un pueblo o un sector de la población por causa de su raza, religión o ideología. Son crímenes de lesa humanidad, entre otros, la tortura, el exilio forzado, el secuestro, la desaparición de personas, los robos de niños…

Todos estos actos, perpetrados durante la Guerra Civil española y durante toda la dictadura franquista, han sido ampliamente demostrados por investigadores serios y por testigos aún vivos. Frente a la “equidistancia” que algunos, interesadamente, proponen sobre la evidencia de que delitos se cometieron durante la guerra en ambos bandos, conviene puntualizar dos cosas: primero, que la responsabilidad inicial la tuvo el grupo de militares rebeldes que, al sublevarse contra la República, provocaron una guerra, injusta e ilegal, que duró casi tres años. En segundo lugar, que los responsables del bando republicano ya han sido ampliamente castigados, en tanto en la represión del Régimen durante la guerra y la posguerra (sólo a lo largo de esta asesinaron a unas ciento cincuenta mil personas) continúa impune.

Los países de Europa Occidental y de Suramérica que padecieron este tipo dictaduras criminales ya han juzgado y aún juzgan a los culpables. Sólo en España han quedado impunes, y su impunidad ha llegado a tal punto que, como todos sabemos, cuando el Magistrado Baltasar Garzón admitió las causas de varios particulares y asociaciones de víctimas, en un disparatado y vergonzoso complot del Tribunal, fue expulsado de la carrera judicial.

A raíz de esto, el abogado argentino Carlos Slepoy, quien logró en España la condena del torturador argentino Adolfo Schilingo, inició en Argentina lo que no se pudo hacer en España.

Transcribimos, a continuación, extractos de una entrevista que hicimos recientemente a Carlos Slepoy:

¿Cómo se inicia este proceso contra los crímenes del franquismo?

Yo viajé a Argentina en marzo de 2010 a unas jornadas sobre genocidio, precisamente, que organizaba el Instituto Argentino de la Universidad Tres de Febrero, en las que se discutía sobre la cuestión del genocidio en general, y en particular sobre si hubo o no genocidio en la Argentina. Se trató de una discusión jurídica sobre las normas internacionales sobre tal asunto, etc.

Al concluir el evento, me hacen un reportaje, esto es para fines del mes de marzo, donde preguntan sobre temas tratados en el seminario, y al final del mismo, yo le digo a la periodista que sería bueno que desde Argentina se devolviese el favor que España hizo a la Argentina, particularmente el juez Garzón, ocupándonos de los crímenes cometidos durante el franquismo. Lo cierto es que esta periodista, de Página 12, publica en el diario al día siguiente el reportaje con el título de lo que yo dije, Hay que ayudar a los españoles. Esto aparece un domingo. Inmediatamente me llama un abogado, emocionado, diciéndome que estaba muy conmovido con esta idea y que él, con un grupo de personas, había pensado en esta posibilidad, y que qué me parecía si nos reuníamos para conversar sobre ello. Nos reunimos entonces, por un lado con Darío Rivas, un hombre de 92 años, hijo de un fusilado cuyo cuerpo logró recuperar en el 2006, y una chica, Inés García Holgado, con dos tíos abuelos y un tío que también fueron desaparecidos y fusilados. Con un grupo de abogados empezamos a planificar qué hacer…

¿Contaban con algún basamento jurídico solvente para iniciar este proceso?

Nos planteamos la interposición de una querella partiendo de la base, y esto es importante aclararlo, de lo que la Constitución Argentina de 1853 establece: que los delitos cometidos contra el derecho de gentes, lo que hoy conocemos como crímenes contra la humanidad, serán juzgados en el país por un tribunal cuya sede sea designada por el Parlamento. Esto está desde hace siglo y medio, pero nunca se había aplicado, como nunca se había aplicado la Jurisdicción Universal en España a pesar de que estaba prevista desde hacía también mucho tiempo. Lo cierto es que, en virtud de esa disposición constitucional y una ley que Argentina firmó adhiriendo al Tribunal Penal Internacional, en la que dice que para juzgar estos crímenes son competentes los juzgados federales, decidimos interponer una querella ante un Juzgado Federal de Buenos Aires.

¿Cuándo se inicia el proceso judicial?

Hubo una gran discusión acerca de cómo implementar todo esto, y al fin decidimos iniciarla el 14 de abril del 2010, coincidiendo con el aniversario de la Republica Española. Tenemos charlas previas con mucha gente, con organismos de derechos humanos, hacemos una reunión en la Sede de las Abuelas de Plaza de Mayo, donde concurren representantes de diversas organizaciones sociales, incluso españolas, planteamos la idea y les pedimos que se adhieran a ella.

Así, como te he dicho, presentamos la querella, y ese mismo día hacemos una conferencia de prensa en la asociación de abogados de Buenos Aires anunciándola. Está presente el que entonces era vicepresidente de la Asociación para la recuperación de la memoria histórica de España, que es parte querellante, Santiago Macías (su actual presidente es Emilio Silva), los principales organismos argentinos de Derechos Humanos y los dos querellantes que antes he nombrado. Se interpone la querella por el delito de genocidio y/o subsidiariamente crímenes de lesa humanidad.

¿Por qué hacen todo esto, cuál es su motivación para intervenir en un asunto que parece más propio de la justicia española?

Obviamente, se hace por el mismo motivo con que se iniciaron en su momento en España querellas con respecto a las dictaduras argentina y chilena. Porque no hay posibilidad de justicia en España, porque allí no se están juzgando estos hechos, porque los familiares de las víctimas del franquismo fueron a buscar en otros lugares el espacio judicial que no tenían en el propio país. Este es el motivo.

También es una retribución de parte de Argentina y un profundo agradecimiento a Garzón particularmente, y a toda la Justicia española, por lo que aportó para terminar con la impunidad en Argentina.

Y en tercer lugar, existe un marco en Argentina, sin perjuicio de todas las críticas que se le puedan hacer, que ya hubo muchas, en el cual se han empezado a juzgar estos actos criminales. En Argentina tenemos más de doscientos setenta condenados, y en estos momentos hay más de ochocientos procesados, o sea, que es un lugar en que, efectivamente, está siendo eficaz la persecución de este tipo de criminales. Así que son tres elementos concluyentes que han determinado la iniciación de la querella en Argentina.

Pero también la justicia argentina puso trabas en un comienzo…

El mismo día que iniciamos la querella y fue sorteada, nos enteramos que había recaído en el Juzgado Nacional en lo Correccional y Federal número uno, Secretaría número uno, a cargo de la Jueza Federal Doctora María Servini de Cubría —causa nro. 4.591/2.010 (A-12.447), caratulada: «N.N. s/genocidio…»—. Ella es una jueza que es muy apreciada por las Abuelas de Plaza de Mayo, pues ha tenido una importante actuación en la cuestión de la recuperación de niños, y ha dictado sentencia contra apropiadores. Pero así y todo teníamos la incertidumbre acerca de cómo iba a responder. Lo que ella hace, al recibir la causa, es darle traslado al ministerio fiscal, y la recibe el fiscal Federico Delgado, con fama de ser un hombre progresista, pero que dicta una resolución espantosa, citando a Marx y a Engels, en la que dice que, efectivamente, se trata de crímenes contra la humanidad, que efectivamente son imprescriptibles, que la justicia argentina tiene jurisdicción en virtud del principio de justicia universal, pero que, como los hechos se están investigando en España –cita informaciones que al respecto ha recibido por Internet– entonces entiende que no procede la apertura de la causa [i].

El fiscal elabora el informe y se lo entrega a la jueza, quien, sorprendentemente, decide que, como el fiscal no impulsa la acción, no procede la apertura del procedimiento. Sin entrar en el fondo de la cuestión, no opina sobre los crímenes, simplemente dice que como el fiscal no ejercita la acción pública, entonces no corresponde darles lugar. Nosotros nos quedamos patitiesos con esta decisión…

¿Por qué?

Porque en el sistema anglosajón el peso de la acusación pública del fiscal tiene mucho más peso que en el llamado derecho continental, el nuestro, tanto en España como en Europa o América, en el cual las acusaciones particulares, en la medida que afectadas por el crimen, están en la misma posición que el fiscal. Es decir, yo denuncio un hecho, tengo fundamentos para hacerlo, y él entiende que no hay delito, pero si  yo, como perjudicado, impulso la acción, la acción sigue adelante. El fiscal luego dirá lo que tenga que decir, o se opondrá. Que el caso es lo que pasó con Garzón, a pesar de que la fiscalía se opuso, pues hay una acusación particular, en este caso una acusación popular.

Y tuvieron ustedes que recurrir esa sentencia…

Efectivamente, recurrimos ante la Cámara Federal de Buenos Aires, que es el Tribunal de Apelación, planteando como cuestión particular que estaban como querellantes particulares las dos personas nombradas, y también organismos, que de acuerdo a la ley argentina, pueden actuar como organismos colectivos. Pero además, la jueza había sostenido que Inés García Delgado no tenía acción porque no era un familiar directo, ya que la ley establece que los que tienen acción son, en regla general, los parientes de hasta segundo grado de consanguinidad, hecho que no se daba en su caso. Entonces se recurre, planteando que el proceso debe ser abierto, admitiendo el derecho de los familiares que estén en grado más alejado. La Cámara Federal dicta entonces una resolución en la cual dice que, efectivamente, hay acusadores privados, y por tanto la causa debe iniciarse. Por otra parte, hace una interpretación amplia de quiénes son perjudicados, afirmando que cualquier familiar y cualquier implicado puede actuar, lo cual es muy importante por la cantidad de querellantes posibles, pues si sólo se tratara de familiares directos —hijos y nietos— sería todo mucho más difícil.

Pero bueno, lo fundamental que plantea la Cámara es que la Jueza puede abrir la investigación y ordena que envíe a España un exhorto, una comisión rogatoria, a efectos de que le informen las autoridades españolas sobre si existe una investigación judicial que sea efectiva acerca del plan sistemático y deliberado de exterminio de personas cometidos por la dictadura franquista entre el 17 de Julio de 1936 y el 15 de Junio de 1977.

Un larguísimo periodo…

Sí, y esta es una diferencia muy importante respecto a las investigaciones de Garzón, porque esto se plantea durante toda la etapa franquista, considerando que se lesionan derechos humanos y se cometen crímenes contra la humanidad durante toda la dictadura, y no sólo en los períodos de máxima criminalidad.

 

[i] Nota del entrevistador. Según he podido averiguar, por aquel entonces se hallaba en Argentina Cándido Conde-Pumpido Tourón *, el Fiscal General de la España, convenciéndolo de que, efectivamente, había muchos procesos abiertos en España.

*Fé de erratas. El Fiscal General del Estado español en 2011 era Cándido Conde-Pumpido Tourón.
Más artículos del autor
* Arturo Seeber es miembro de la Asamblea de redacción de LoQueSomos
Argentina-LoQueSomos

La “dictadura civil” de Macri y la eterna «grieta» argentina

Arturo Seeber Bonorino*. LQSomos. Abril 2017

Hay un gran temor en Argentina por considerar a Macri dictador y la mala costumbre de llamar democrático a su gobierno. Parece ser que “dictaduras” fueron las de los militares porque no surgieron de las urnas y democracia la del actual gobierno por haber sido votado por el pueblo.
Nos hemos quedado, como es habitual, con las meras palabras, y las palabras, que deberían ser las intermediarias entre las ideas y su expresión, “con la menor pérdida posible” como expresó Ortega y Gasset, por esa humana, demasiado humana pereza mental, se han ido quedando solas, aisladas de su contenido. Palabras, palabras, palabras… O no nos dicen nada, o nos caen bien gordas, o re-simpáticas, y ya sean la bolsa del hombre de la bolsa o el calcetín con regalos navideños, no tenemos ni la menor idea de lo que llevan dentro.

Pero hagamos un poco de mayéutica. ¿Recuerdan aquel método que inventó Sócrates, según nos trasmite su discípulo Platón, que consistía en llevar a la gente, a través de un diálogo, a la plena consciencia de que hablaban sin saber de qué hablaban? Así, cuando enfrenta al General Laques y le pregunta qué significa ser valiente, aquel le responde Avanzar siempre. Ya, ya, le replica Sócrates, pero entonces, cuando un ejército, por cuestiones de estrategia, retrocede, ¿es un ejército de cobardes? Bueno, bueno… Y así, preguntando y respondiendo, se va enterando el prestigioso general que no tiene ni puta idea de lo que está diciendo.

Por eso, es bueno que sepamos, antes de hablar de dictadura, qué es una dictadura y de democracia qué es democracia. El dictador era, en la Antigua Roma, una persona a la que, ante una situación crítica, por lo general bélica, se le daba poder absoluto para llevar las riendas del país. En el mismo sentido, entendemos hoy en día por dictadura al poder absoluto para gobernar que adquiere un individuo o un grupo de individuos (como el caso de la Junta Militar que tomó por fuerza el poder en nuestro país en 1976), aunque por lo general, sin tan sanos propósitos.
La democracia, forma de gobierno surgida en la Antigua Grecia, daba al pueblo la posibilidad de elegir a sus gobernantes (aunque no a toda la población, hay que decirlo, porque los esclavos no votaban). En sentido amplio, se la define hoy en día como “el gobierno del, por y para el pueblo”, es decir, que acorde a las necesidades de la población la gente lo elige y los electos gobiernan procurando satisfacer los requerimientos del pueblo. A esta forma se opone la oligarquía (etimológicamente “gobierno de pocos”), que surge de una minoría y gobierna para esa minoría.

Si el actual gobierno llegó al poder tras una campaña política mentirosa, prometiendo todo lo contrario de lo que luego hizo, si siguió y sigue mintiendo, si se niega a dialogar con los sectores que representan los diversos intereses del país (dialogar, en su sentido nominal, no significa oír lo que el otro nos dice sino oponer dos discursos diferentes para llegar a una síntesis o resolución conjunta), si se da el lujo de vetar leyes salidas del Congreso, si cae permanentemente en la ilegalidad, nombrando jueces por decreto, apresando a la dirigente social Milagro Sala violando sus fueros parlamentarios como diputada de Parlasur, si además alivia los impuestos a los que más pueden pagarlos, y recarga a los que menos, aumentando la pobreza y, peor, la indigencia, que es propia de los países subdesarrollados (contrariamente a lo que hacen las democracias avanzadas, como en el caso de Suiza, que los que más ganan pagan más y todos contentos), nos hallamos ante un gobierno oligárquico y ante una dictadura.

Palabras bonitas o feas, pero ciertas, porque las palabras deben reflejan un contenido. Por ejemplo, si yo le digo que mi vecino le caiga a trompadas a su mujer porque oigo sus quejas y porque la veo siempre llena de moratones, pero mi vecino me dice que no, que no le pega, que en realidad le está dando masajes según una nueva técnica oriental, ¿qué me diría usted?

Diremos, pues, que el gobierno de Macri es una dictadura pero, valga la aclaración, una “dictadura civil” , porque no se impuso con las armas (al menos de momento, hasta que sepamos para qué van a utilizar los dos mil millones de dólares a gastar en armamento, al parecer innecesario) sino a través del voto popular. Las cosas tal cual son, y que nadie nos diga que nos falta diccionario.
Pero el voto popular, también hay que decirlo, no necesariamente representa a la democracia; de ese raro hontanar que son las urnas no suele brotar agua pura. El voto es también un acto político del cual el votante es responsable, tan responsable como el funcionario al que elige. Si el electo se la pasa haciendo cagadas, de sus cagadas también es culpable quien lo eligió. Porque votar no significa apoltronarse en casa viendo en la tele a los candidatos que se presentan, ilusionarse con el que más nos gusta, ya sea porque sus promesas cubren nuestras ilusiones o porque es el más guapo, y echarles el voto como quien echa una ficha en la ruleta. Votar significa abandonar la desidia mental e informarse (sobra la información sobre candidatos cuando uno la busca), reflexionar y evaluar antes de decidir. Y si ninguno nos resulta convincente, disfrutar de la suprema responsabilidad política de no votar (o votar en blanco en países como la Argentina en que el voto es obligatorio).

El primero de este mes de abril los partidarios de la continuidad de la gobernanza Macri hicieron una gran manifestación en su apoyo en Plaza de Mayo y algunas ciudades del interior del país. Estaban allí los conocidos de siempre, los que por ideología siempre están y estarán con gobiernos a lo Macri: a ellos nada se les puede reprochar, estaban en su sitio. Pero cuando las cámaras y los micrófonos de las cadenas televisivas preguntaban a diversos asistentes por qué se manifestaban, encontramos motivos de lo más variopintos. Algunos en “defensa de la democracia”, aún los que expresaban estar en oposición total o en parte con las actuales políticas, otros, porque veían “decencia de los nuevos dirigente” que, en contraposición, llegaron para luchar contra la espeluznante y jamás igualada corrupción del gobierno anterior. Que Dios los perdone porque no saben lo que piensan.

¿Decentes? Viajemos con la máquina del tiempo hasta ayer nomás. Milagro Sala no sólo fue apresada arbitrariamente, sino que se la supuso autora de los más depravados hechos de corrupción que, sin embargo, a más de un año de hallarse en prisión no se ha podido probar ninguno. Y en prisión sigue. A la ex presidente Cristina F. de Kirchner un tal juez Claudio Bonadío pretendió procesarla por una medida tomada por su gobierno, la conocida como “dólar futuro” por la cual el gobierno, por una necesidad de divisas, ofreció comprar dólares al precio oficial, los que, en el momento de su venta, se pagarían al precio del momento, lo que habría de significar una discreta ganancia a los inversores. Todo quedaba claro: el candidato oficial Scioli y el opositor Macri se comprometieron categóricamente a no devaluar la moneda si llegaban al poder. Dicho y hecho, lo primero que hizo Mauricio Macri al asumir la presidencia fue devaluar la moneda. Y nos venimos a enterar, muy poco tiempo después, que tanto las empresas del Presi como sus familiares y allegados habían comprado “dólares futuro”. ¿Información privilegiada? De no ser así, hubiese quedado muy decente que los devolviesen al precio que los compraron. ¿Lo hicieron?

Pero si esto puede quedar, esforzándonos muchísimo, en una nube de sospechas, hay hechos de corrupción comprobados, tanto de Macri como de la vicepresidenta Gabriela Michetti. Con sus empresas oh shore en Panamá, que el presidente no declaró y que, descubiertas, afirmó que estaban inactivas cuando se demostró lo contrario, cometió un delito, porque defraudar al fisco es un delito. Por su lado, a la vice Michetti le descubrieron una denuncia hecha por el robo, en su casa, de una “bolsa” con 30.000 dólares. ¿De dónde sacó toda esa guita? Bueno, primero se la había prestado o regalado su novio, y después se los habían dado para su Fundación SUMA, una fundación que no tenía ni empleados ni actividad. Por esas nos andamos. ¿Esto será todo? Tiendo a pensar que no es más que la punta del iceberg, pero no es más mi opinión, piense usted lo que quiera.

Pero lo que podemos decir, sin temor a equivocarnos, es que el presidente Mauricio Macri y la vicepresidente Gabriela Michetti son un par de delincuentes y sin temor a caer en el insulto. Habremos hablado con propiedad, porque por delincuente se entiende a aquel que comete delitos.
¿Y estas cosas las saben sus partidarios? Saben lo que quieren saber y basta, porque en Argentina no se reflexiona, se actúa por afiliación y por pasión: el subdesarrollo también toca a las mentes. Se actúa de acuerdo al lado de la “grieta” en que cada cual se encuentra. Al que está de nuestro lado se le justifica todo, hasta las peores injusticias.

En el programa “Animales sueltos” Jorge Asís observó que en la manifestación del primero de abril todos los asistentes eran “blancos”, que no se veía ningún “morocho”. El blanco contra el morocho, el ciudadano de primera contra el de segunda, el conquistador contra el conquistado, la “grieta” que vienen arrastrando, desde tiempos de la conquista, los países de Latinoamérica. Dos clases sociales que se odian mutuamente, que viven con la obsesión de exterminarse mutuamente, la grasa militante y la militante carne magra. Dos países en uno. Racismo, racismo de la más pura ortodoxia, por mucho que nos guste vanagloriarnos de que los argentinos no somos racistas.
Así, todo gobierno en nuestra querida patria termina fracasando, porque nuestro problema no es político sino social. Mientras los hermanos están desunidos nos devoran los de afuera, y vaya si nos han devorado ya bastante.

Lo suyo sería procurar unir a las dos Argentinas, dejar de gastar pólvora en chimangos y unir fuerzas para hacer de nuestro país ese gran país que creemos tener pero que lejos estamos de tener.
Verdad que es fácil decirlo pero, ¿quién está por la labor?

Más artículos del autor
* Arturo Seeber es miembro de la Asamblea de redacción de LoQueSomos
Argentina-LoQueSomos

Dilma Rousseff: una guerra política sucia e hipócrita

dilmaClaire Gatinois*. LQSomos. Septiembre 2016

Tras su destitución, Dilma Rousseff denuncia “una guerra política sucia e hipócrita”

Tras su destitución, la presidente brasileña Dilma Rousseff ha recibido a Le Monde en el palacio presidencial de Alvorada, en Brasilia. A la víspera de su traslado a Porto Alegre, donde debe reencontrarse con su familia, la antigua guerrillera continúa sosteniendo su inocencia en relación a las acusaciones de manipulaciones contables que son, oficialmente, el origen de su caída. “Este proceso es un fraude, una ruptura democrática que crea un clima de inseguridad en el seno de las instituciones políticas que afectan a toda América Latina”, denuncia.

Corrupción: “Comprendo que los electores se hayan sentido decepcionado por todos los partidos políticos”

Para la señora Rousseff “ha habido otra motivación” tras su destitución: “La de interrumpir la operación ‘Lava Jato’, de detener todas las investigaciones sobre corrupción, blanqueo de dinero, la existencia de cajas negras (para la financiación de los partidos y campañas electorales)”. El escándalo de corrupción “Java Lato”, asociado al grupo petrolero Petrobras ha cambiado a toda la clase política brasileña.

“Comprendo que los electores se hayan sentido decepcionado por todos los partidos políticos”, explica la ex presidenta, que defiende los logros de su gobierno y del de su predecesor Lula da Silva. Según ella, sin las leyes aprobadas después de la ascensión al poder de su partido, el Partido de los Trabajadores, en 2003, “la policía no hubiese podido descubrir jamás el tejido de sobornos en el seno de Petrobras”.

“La protagonista de esta destitución es la oligarquía brasileña”

“El siguiente interés de sus adversarios era imponer su agenda neoliberal, que no estaba prevista en mi programa”, explica la señora Rousseff: “La protagonista de esta destitución es la oligarquía brasileña. El grupo de los más ricos, los “medios”, formado por 100 familias que son –según la presidenta–, quienes contribuyeron a manipular la información”.

Traicionado por sus aliados, el Partido de la Social-democracia de Brasil (PSDB, de centro derecha) y el Partido Movimiento Democrático Brasileño (PMDB, de centro), se lamenta de “el sistema político brasileño, con treinta y cinco partidos, que obliga a esta alianzas”, y reconoce su incapacidad para lograr una reforma en 2013: “es como si ustedes pidieran a un zorro que protegiera el gallinero”.

“No he cesado de ser objeto de comentarios machistas”

La ex jefa del Estado recuerda los “comentarios machistas” que ha debido soportar: “Se ha dicho en primer lugar que he sido dura (…). Luego han querido hacer de mí una mujer débil, enferma y deprimida”.

Pero para ella, este revés “no es el fin”: «La resistencia debe enfocarse en la crítica y el debate político. Es el comienzo de lucha. Soy optimista, la indignación es grande hoy en día en Brasil. El país va a crecer».

* LE MONDE | 06.09.2016 Claire Gatinois (enviada especial a Brasilia)
Traducido para LoQueSomos por Arturo Seeber

Brasil – LoQueSomos