Aquí nunca pasa nada: ni con huelga ni sin ella…

 

Pero un día pasará… y, a bien de recibo sea, la movilización del descontento que se ha alcanzado en la última convocatoria de Huelga General… y que, a pesar de que a mí personalmente, como a muchos y me consta, que el “miedo”… a los “pululantes” que “pululan” por los “polularios”… Si, esos que siempre andan a la caza del titular titulado que después y como hemos visto en Canarias y en el resto de la Españas… o mejor del Estado para que no haya confusiones… está en la memoria de todos los que hemos vivido este proceso de “recambio” desde la dictadura dictada de Paco el Ferrolano… voz “gallita” de los oligarcas y terratenientes en su máxima expresión… y que con su transición transitada al resultado actual con el fin de vuelta a empezar…  Andan estos ojeadores ya ojeados a la caza de todo lo que destaque… y la patronal más patrona ya mueve ficha descarada, porque siempre la mueve, pero como más ocultada… y coloca nuevamente en puesto de destacados a quienes fielmente el potaje le dieron guisado… a quienes se encargaron de desmovilizar a las izquierdas… a quienes sin ningún mínimo rubor se apoltronaron junto a la oligarquía existente; que era dependiente del exterior y clamaban a la fe en dios para que naciera esa burguesía tan necesaria para poder desarrollar, la riqueza que entienden…  en manos privadas siempre ha de estar… sí, vuelven con sus viejas guardias… y traen también rostros aniñados… algunos muy decididos… para que no cambie nada… cuidado hay que tener… pero no dejar de hacer nada… 

Leer más

14 N: Ver la realidad, romper las cadenas

Ayer, día de Huelga General, asistí, junto a varios miles, a la manifestación de la tarde en mi ciudad.

En sus discursos, los representantes sindicales insistieron en dos argumentos.

Primero, que otras políticas son posibles. Y lo hicieron sin nombrar ni una sóla vez la palabra corrupción. Y eso es una falacia. Ninguna otra política es posible mientras sigamos bajo la dictadura de la clase política que nos gobierna desde la transición. Nos han expoliado con nuestro consentimiento y han llevado el país a la ruina.  Nada es posible sin un cambio radical.

Segundo, “la culpa de todo la tiene Merkel”, las políticas “que vienen de Europa”… hay que “poner en marcha políticas de crecimiento”. Tampoco oí una sola referencia a los Estados Unidos de América y a su responsabilidad (abrumadora) ante crisis.

Rajoy (igual que Rubalcaba) quiere que baje la prima de riesgo, para poder seguir endeudándose a “precio razonable”. Quieren poder seguir abriendo el chiringuito,  salvar ese “Estado de las Autonomías” que se encuentra en quiebra y va a desaparecer en su forma actual. Sin decirlo, unos y otros apoyan las políticas estadounidenses de más deuda para pagar la deuda, más deuda para poder seguir con su rapiña.

Leer más

El 14N y la desinformación

La información de muchos diarios, tanto prensa escrita como digitales, al cargar sobre los sindicatos el 14 N, diciendo que no era el gobierno quien se la estaba jugando, sino la credibilidad sindical, pretendiendo en realidad un fin, su desprestigio y el de las manifestaciones, manipulan el número de participantes, diciendo por unanimidad la escasa participación, ocultando la realidad, las movilizaciones la ha protagonizado la población en general, los sindicatos se han hecho eco del descontento, y como interlocutores importantes gracias a su aparato de propaganda muchos asalariados más han seguido esta huelga, entre todos los sindicatos no tienen tantos afiliados, los importantes son los manifestantes, hartos del menosprecio de los gobernante y sus política económica, por ahora son manifestaciones pacíficas, pero ¿hasta cuándo? si siguen en su actitud, llegará el momento en que nos levantaremos con o sin sindicatos, o con un líder global, nosotros.

Leer más

Europa: las huelgas de la dignidad

En 24 países de la Europa comunitaria, este 14 de noviembre se convocaron paros parciales, y en España, Portugal, Malta y Grecia los sindicatos se han decantado por la huelga general. Un malestar acompañado de indignación y, por qué no decirlo, de frustración, se adueña de las clases trabajadoras. Desde hace dos décadas, en Europa, de forma lenta pero continuada, desaparecen derechos considerados universales y de calidad. Asimilados como un logro de la democracia representativa y una sociedad más justa e igualitaria, pocos podrían haber vaticinado su defunción política. Hablamos de educación pública, salud universal, vivienda social, salarios dignos o trabajo estable. Hoy estos derechos se extinguen en medio de la algarabía de las clases dominantes. El presidente de la Confederación de Organizaciones Empresariales de España, Joan Rosell, se mofa de las protestas y sus convocantes. No tienen propuestas y desde el punto de vista interior, y todavía más desde el punto de vista exterior, la huelga supone un torpedo contra la recuperación. Dicho argumento lo acompaña con su frase preferida: se acabó el café para todos, aludiendo a la necesidad de acabar definitivamente con el Estado de bienestar. Rosell, acusa a la clase trabajadora de vivir del desempleo y aprovecharse de la buena voluntad de empresarios honrados que trabajan 14 o 16 horas al día, mientras el obrero sólo lo hace ocho horas y protegido por una legislación paternalista. Lo que no dice Rosell es que la CEOE ha recibido 20 mil millones en subvenciones del Instituto de Crédito Oficial en 2012, y la banca, 50 mil millones. Rosell no tiene empacho. Según su teoría, los trabajadores son responsables, en gran medida, de la crisis. Han vivido por encima de sus posibilidades. Hoy deben pagar la factura.

Leer más

Recopilación 14N ¡Huelga general!

La lucha y los caminos  del cambio, estuvieron una vez más en ¡la calle!

Allí estuvo este colectivo que hace LQSomos en esta huelga laboral, social, política y de consumo, piquetes, cortes, bicis, manifestaciones, solidaridad… ¡lucha!

Hoy os traemos una pequeña recopilación del día de ayer.

Insistimos, Internet, las redes… son una buena herramienta, pero la lucha esta en ¡la calle!

Leer más

A la huelga general por derecho

Nos sacarán los ojos. Nos quitan las palabras. Nos sacarán hasta los mocos para crear cosmética. Nos obligan a comulgar con ruedas de molino. Nos descerebran. Nos sojuzgan. Nos mienten por hábito. Nos explotan. Nos desechan. Nos violan. Nos multan. Encarcelan las disidencias. Nos invaden. Nos despojan. Nos matan. Son ya 400.000 desahucios a golpes. El cinismo opusdeísta no conoce límites. Aplican su cilicio a toda la sociedad de abajo. A Rajoy se le está suicidando la mayoría silenciosa.

Comen, mean, cagan, sonríen y actúan como seres humanos, pero no lo son, más que estéticamente. Son autómatas cuyo único programa es atrapar la pasta y nunca es la suficiente. Su avaricia no rompe el saco. Han demostrado su eficacia y su frialdad de hielo. Esta sociedad es un pproducto de su atrabiliario determinismo. Sus emociones son fiebres prestadas por la costumbre: diseñados gestos maquinales. Indisimulado disimulo.

Leer más

¿A quién no ayuda la huelga?

“La huelga no ayuda en nada a España. No ayuda a la imagen de España” decía el presidente Mariano Rajoy en una de sus primeras valoraciones de la convocatoria del 14N. Pero, ¿a quién no ayuda la huelga? Obviamente, a aquellos que se están beneficiando de la presente situación de crisis. Son estos a quiénes una huelga general no conviene y por eso, precisamente, hay que hacerla.

Casi seis millones de parados, una de cada cinco personas viven por debajo del umbral de la pobreza, 532 desahucios al día, más de un millón de personas pasan hambre… Nos sobran los motivos para ir a la huelga. Una huelga que no ayuda a Mariano Rajoy, ni a sus “amigos”, ni a los intereses de sus “amigos”. He aquí la razón de la huelga, un acto de fuerza contra los intentos de la minoría financiera de sacrificar a la mayoría de la sociedad para salvar sus negocios y aumentar sus privilegios.

Leer más

10 Medidas para salir de la estafa capitalistas

1 -. Paralización del pago de la deuda pública hasta realizar una auditoría en la que se dirima qué partidas son legítimas y qué partidas deben ser consideradas ilegítimas por haber sido contraídas para favorecer intereses privados, y que por tanto no han de ser pagadas por la población.

2 -. Establecimiento de un régimen contributivo equitativo donde todos paguen en función de sus beneficios.

3 -. Persecución del fraude fiscal y las inflaciones insolidarias por evasión de capitales, así como la opacidad de las fugas hacia paraísos fiscales.

4 -. Estricto control limitativo de sueldos a políticos, asesores y directivos de empresas que se hayan beneficiado de ayudas estatales o deban depender del control de los contribuyentes.

Leer más

La huelga general de la unidad y de la dignidad

La Huelga General ha sido una respuesta masiva y contundente a los proyectos liberales de reforma del mercado de trabajo y las políticas de recortes en los servicios sociales.

La huelga ha tenido un fuerte contenido laboral. Donde más se ha hecho notar ha sido en los centros de trabajo.

Pero la huelga ha ido acompañada de un impresionante movimiento ciudadano que se ha expresado en manifestaciones en la calle de dimensiones desconocidas hasta ahora en muchos lugares de la península. Todo ello revela la profundidad del descontento social existente.

La unión entre estudiantes, sindicatos, partidos de izquierda y organizaciones sociales se ha ido materializando a medida que se acercaba el día 29. Esta unión, en unos casos se ha conseguido de manera consensuada, en otros de manera espontánea. Pero el resultado final ha sido formidable. Todos éramos y somos víctimas de una misma agresión.

La unión también ha incorporando, aunque de forma un poco más caótica, a un amplio abanico de personas que durante los últimos meses han ocupado las plazas de nuestros pueblos y ciudades. Su cooperación ha permitido que la huelga tuviera unos contenidos mucho más plurales que los de las huelgas generales anteriores.

Esta mezcla formidable pone al gobierno, justo cuando sólo se acaban de cumplir cien días desde su formación, en una posición débil. La mayoría de la gente ya empieza a ser consciente del carácter maligno de sus políticas neoliberales y de su servilismo hacia la burocracia dictatorial de la Unión Europea.

Leer más

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar