El sistema capitalista ¿historia cíclica o psíquica del monstruo?

Muchos hemos escuchado decir que la historia es cíclica, afirmación que conduce a pensar muchas cosas, por ejemplo que como son los “ciclos” en la agricultura o en las etapas formativas, comienzan, repiten una serie de pasos y terminan.

A mi personalmente esto de la “historia cíclica”, me ha llevado a dibujar escenarios imaginarios acerca de a qué se parece esto que estamos viviendo, y sinceramente, me vino una imagen a la cabeza, es como si la sociedad de la “cosa”, o del espectáculo (como la llamaría Guy Dabord), o estas sociedades líquidas (a la manera de decir de Zygmunt Bauman), o mejor conocido como el sistema capitalista, fuera alguien monstruoso, que si le pusiéramos edad, comenzó de púber luego se hizo adulto y ahora está en la fase de pasar a la vejez, a lo largo de su existencia, tuvo momentos en los que más marcadamente se le vio el carácter y la terrible personalidad que lo caracterizó siempre.

Por ejemplo, cuando  este sujeto estuvo en la plenitud de su pubertad y juventud, (sus delirios de grandeza, su narcisismo extremo patológico, como todo en él) es cuando notoriamente desarrolló toda la psicopatía acentuada que siempre estuvo presente en su forma de ser, durante la pubertad y juventud sus prácticas nazis, el creerse “elegido”, el modelo para todos los demás, el ario que para serlo debería eliminar a todo lo que fuera diferente de él mismo, eliminar al/la otro/a que contradijera o pusiera en cuestión su ridículo y espeluznante  “arismo”, monstruosidades innombrables, la muerte del/la otro/a es una constante para él, la destrucción es la base del alimento energético que lo mantiene con existencia, siempre estuvo cargándose vidas inocentes, siempre imponiendo a fuerza de asesinar, en esa etapa que tuvo de “el ser ario”, mató millones de personas, jugó a ser dios, científico, inventor con los restos de gente que convertía en cadáveres, jaboncillos y cenizas. Más tarde tiró Napalm sobre otros/as millones que querían ser libres sin su consentimiento, inventó guerras y les vendió armas a otra gente que no quería parecerse a él.

Ahora está en el dominio de una de sus personalidades, una psicosis que le entró hace algún tiempo, ahora quiere que pensemos que es bueno, que se serenó, que no fue él quien hizo eso de asesinar a millones, que fue una de esas personalidades enfermas que le dominaban (y aunque no lo crean, logra convencer a muchos), ahora inventó una excelente mascarada, va de bueno, se hace llamar demócrata, deja que la gente crea que tiene derecho a ser lo que elija, pero no, él antes de todo, fabricó un gran e inmenso artefacto gravitatorio llamado mercado, todos caen en él tarde o temprano; aunque sigue haciendo de las suyas, ha logrado convencer al resto de su nueva apariencia.

Me contaron que estuvo paseando por España últimamente, decidió experimentar las mismas fórmulas del nazismo (práctica que definió por siempre su carácter), pero en su nueva personalidad, y casi nadie logra darse cuenta de sus intenciones, por ejemplo, parte de su plan es acabar con ese estorbo que constituye la gente pobre, acabar con la gente que llama él minusválida, acabar con la gente que está en España pero que nació en cualquier otro sitio, y ahora además me contaron que la gente que padece una enfermedad que él creó, llamada SIDA, también a estas alturas le hace mucho ruido y ensucia el tipo de sociedad que quiere, por lo tanto, también acabará con ellos. Ya empezó sacando a muchas personas de sus casas, y para que no le den mucha lata, se va de cenas y festejos con quienes administran los bancos, para que estos ejecuten lo que manda, empezó quitando la inversión para todos los nombrados antes, y ese dinero lo utilizará para mejorar sus armas en laboratorios neurocientíficos y fábricas de armas (en caso de que se les ocurra amotinarse a todos estos estorbos), ya mandó a quitar las medicinas a gente que él mismo enfermó, y poco a poco la educación irá siendo solo para aquellos que él decida apoyar con recursos que va quitando a esos que son parte del tal pueblo que tanto le molesta.

Yo solo quiero decirles, amables lectores, que tengan cuidado, que es el mismo que está sofocando grandes bosques, contaminando los mares, ríos y montañas, quiero decirles, que es cuestión de dejar de creer en él y en todas las máscaras y personalidades que construye, no olviden que es un ególatra, que se crece en la medida en que creemos en él, al final, sin nosotros temiéndole, él no es nada más que muerte.

 

Reforma laboral, crisis y huelga general en España

Empresarios, partidos mayoritarios, PP y PSOE con sus aliados nacionalistas, Convergencia y Unión en Cataluña y Partido Nacionalista Vasco en Euskadi y minorías coyunturales decidieron dar a la patronal todo el poder para someter a la fuerza de trabajo a su campo de condiciones sin ninguna cortapisa legal. El primer punto para lograrlo ha sido ir contra la estabilidad laboral y promover el despido libre a la par que introducir el despido en la administración pública. Como lo señala la actual memoria justificativa y económica de la Reforma del Mercado Laboral: “…la estabilidad –en el empleo– puede tener también un lado negativo cuando, al ser el riesgo de despido muy reducido, se desincentiva el esfuerzo y se genera una excesiva resistencia a la adaptación a las nuevas necesidades. Este tipo de estabilidad tiene bastante que ver con el coste y margen de decisión empresarial en el despido, que en España es relativamente más caro y limitado que en países de nuestro entorno…”. Por consiguiente, un gobierno responsable debe revertir las resistencias de las clases trabajadoras a un mercado laboral desregulado y convencerlas de los beneficios que conlleva implantar la total flexibilidad en los tipos de contratación y, sobre todo, de las maravillas que se obtienen al abaratar el despido.

La actual reforma laboral tiene en estos antecedentes su articulado. Ajustar para crecer y salir de la crisis es su lema. Bajo el discurso de adecuar las relaciones sociolaborales a las nuevas circunstancias de la recesión abre la puerta a un conjunto de medidas de carácter estructural, cuyo sentido es hacerlas perdurar en el tiempo. La reforma laboral del gobierno de Rajoy es continuidad de la aprobada por el gobierno de Zapatero y el PSOE en 2010. No existe ruptura entre las medidas aplicadas por el Partido Popular, en el gobierno, y las desarrolladas por el PSOE, hoy en la oposición, por mucho que Rubalcaba y sus dirigentes se empeñen en mostrar diferencias.

Seguramente si el PSOE hubiese ganado las elecciones generales habría hecho lo mismo. Se trata de una reforma estructural que afecta todos los aspectos del mundo del trabajo. Modifica la ley de contratos, el despido, las condiciones de trabajo, la conciliación laboral, el régimen de la seguridad social y el Estatuto de los Trabajadores. Igualmente, reforma las leyes de empleo, de formación profesional y consolida el despido objetivo cerrando los flecos de anteriores reformas, ajustes y recortes. El Real Decreto Ley 3/2012 es consistente. No hay vuelta atrás, por mucho que los sindicatos convoquen a la novena huelga general. El partido popular no cambiará ni un punto ni una coma del articulado. La justificación del gobierno para no modificar la redacción pasa por tachar la reforma de necesaria, justa, equilibrada y eficiente. 1. Necesaria, dicen, porque adecua el mercado laboral a las exigencias de la Unión Europea y cumple con los requerimientos de estabilidad presupuestaria para contener el gasto público. Por consiguiente, ambas exigencias, emanadas del Banco Central Europeo, bajo la tutela de Merkel y Sarkozy, son el eje de la actual reforma laboral. Continuidad en el argumento, basta recordar que el PSOE, con apoyo del PP, modificó la Constitución para limitar el gasto público. 2. Justa, pues elimina el proteccionismo, que favorece al trabajador en caso de despido. El empresario ya puede despedir de manera más expedita a través del llamado despido exprés, eludiendo de esta forma los salarios de tramitación, sin coste adicional y más barato. 3. Eficiente, apuntan, al fundarse en criterios de racionalidad económica y ser ajustada a las leyes del mercado, lo cual garantiza salir de la crisis mejorando las condiciones para la contratación y la creación de empleo en el medio y largo plazos. 4. Equilibrada, de acuerdo con los representantes del Partido Popular. La noción de equilibrio consiste en aligerar el peso en uno de los dos platillos de la balanza, el que protege al trabajador, considerando el derecho laboral como obstáculo para el empresario cuando se fijan las condiciones contractuales. Esta percepción acaba con el espíritu del derecho laboral de impedir la arbitrariedad del empresario en caso de despido por causas injustificadas o improcedentes. En este contexto, la reforma desplaza el derecho laboral a un ámbito testimonial, al existir el despido objetivo y procedente.

Asistimos a una realidad dantesca. No queda rastro de las leyes de protección al trabajador. Con el pretexto de crear empleo y cumplir con las exigencias del Banco Central Europeo se degradan las condiciones salariales y de trabajo, y se desregula el mercado laboral. De esta manera se propone la moderación salarial al tiempo que se facilitan las exenciones fiscales a los empresarios para seguir aumentando su patrimonio. De acuerdo con las nuevas normativas, el empleador ve rebajado el pago de indemnización por despido, desde la entrada en vigor de la reforma en 60 por ciento. La indemnización por despido improcedente consideraba 45 días por año trabajado hasta un total de 42 mensualidades y el objetivo procedente contempla 20 por años trabajados y tiene un límite máximo de 12 mensualidades. Igualmente, en el sector público la administración puede despedir a los funcionarios bajo el pretexto de cese de función. En otras palabras, si un ministerio decide eliminar una prestación, los funcionarios adscritos a tal servicio no serán reubicados, sino serán eliminados de la plantilla. Puede ser el caso en sanidad, educación, etcétera. El resultado: deterioro en la calidad de los servicios públicos y adelgazamiento de la administración, que facilita la privatización y externalización de servicios hasta ahora en manos del Estado.

La convocatoria a huelga general ha sido criminalizada por el Partido Popular señalando que es injusta, innecesaria y poco solidaria con los 5 millones de parados; basta afirmar que son los mismos adjetivos utilizados por el PSOE en 2010. (Véase mi artículo en La Jornada La criminalización de la huelga general). El argumento en favor de la reforma consiste en señalar que cuenta con el aval de los mercados, las empresas trasnacionales, la patronal, los organismos internacionales como el FMI y el Banco Mundial, y la mayoría del Parlamento Europeo. La reforma laboral viene para quedarse, salvo debacle o un estado de insurrección pacífica que paralice el país y les haga sentir miedo, situación deseable pero poco probable. Por el momento el gobierno sólo atina a descalificar a sus convocantes, los sindicatos, tildarlos de anticuados, parásitos de las ayudas estatales y vagos que no dan palo al agua. Los mandamases del Partido Popular y sus socios en los medios de comunicación social utilizan toda la artillería para desacreditarla. La violencia verbal y psicológica se une al desprestigio de dirigentes y líderes sindicales. Por otro lado, la patronal y los empresarios presionan a los trabajadores para que no secunden la convocatoria; son conscientes de que pueden hacerlo sin coste adicional alguno. Hoy cuentan con una ley que les otorga privilegios ad infinitum. Les permite tomar represalias en forma de traslado forzoso o acudir al despido procedente acreditando una disminución de beneficios en el medio plazo. Nada como jugar con las cartas marcadas. Sabedores de su actual protagonismo, deciden lanzar un órdago a la grande y solicitar del gobierno que restringa al máximo el uso del derecho de huelga, decretando servicios mínimos abusivos que hagan ineficaz la convocatoria, cambiando su articulado. Sin duda, lo que se dirime en la convocatoria de huelga general no es sólo el contenido reaccionario de una reforma laboral, sino un sistema social excluyente, generador de mayores desigualdades, paro en el que se entrega todo el poder a los empresarios. El retorno de la esclavitud está a la vuelta de la esquina. Es cosa de esperar.

Más artículos del autor

29-M ¡Huelga general!

* Publicado en “La Jornada”

Viñeta de Kalvellido

¿Final de Karzai?

La ministra de Asuntos Exteriores paquistaní, Hina Rabbani Jar, señaló tras un viaje a Kabul  que "se habían solucionado parte de los problemas y que Islamabad presionaría a los grupos milicianos afganos para que buscarán la paz si Kabul se lo pedía", tras lo que los talibán anunciaron el mes pasado la apertura de una oficina política en Catar .

Así, según la agencia Efe, el portavoz talibán Zabiulá Muyahid declaró desde un lugar no especificado: "Hemos alcanzado un principio de acuerdo sobre la oficina de Catar. Además hemos pedido la puesta en libertad de los presos talibanes que continúan en Guantánamo", y por su parte, el portavoz de la embajada de EE.UU. en Kabul, Gavin Sundwall, declaró: "Apoyamos un proceso de reconciliación liderado por los afganos en el que los talibanes renuncien a la violencia, rompan con Al Qaeda y acepten la Constitución del país".

Sin embargo, la multiplicación de los incidentes que implican a soldados estadounidenses en los últimos meses (matanzas, coranes quemados, vídeo que muestra a algunos soldados orinando sobre cadáveres, ataque de soldados afganos contra ellos) ha alimentado fuerte tensiones entre Washington y el gobierno de Kabul y ha complicado las negociaciones en curso sobre las modalidades de la presencia estadounidense en Afganistán después de 2014 , fecha en la que la fuerza de la OTAN (ISAF) prevé haber retirado todas sus tropas de combate del país.

Por último, la reciente  masacre de 17 civiles en la provincia de Kandahar por parte de tropas norteamericanas ha llevado a  talibanes a  la suspensión de las negociaciones preliminares con Estados Unidos para poner fin al conflicto en Afganistán y a prometer  a los familiares de las víctimas que “vengarán el brutal asesinato de cada uno de los mártires a manos de los invasores, según un comunicado publicado en la página web de los talibanes y citado por la agencia de noticias DPA, lo que augura una primavera borrascosa.

Resistencia del Pentágono a la retirada agresiva de tropas de Obama

Para evitar una peligrosa “vietnamización del conflicto”, Obama habría ordenado al Pentágono la retirada progresiva de tropas de Afganistán, pero dicha decisión difícilmente será compartida por el Pentágono. Así, el almirante Mike Mullen, jefe del Estado Mayor Conjunto reconoció en una audiencia en la Cámara de Representantes que "las decisiones del presidente son más agresivas y suponen más riesgos de los que originalmente me preparé para aceptar" y a pesar de que midió cuidadosamente sus comentarios, dejó entrever el descontento del Pentágono con la agresiva retirada de Afganistán.

Por su parte, The New York Times publicó un artículo en el que apuntó que la administración Obama estaría analizando una posible reducción adicional de unos 20.000 efectivos este año a raíz de la muerte de 17 civiles (entre ellos mujeres y niños, en la provincia de Kandahar), aunque encuentran la “firme oposición” del mando militar en Afganistán, que apuesta por mantener en ese país la mayor parte de las tropas hasta el fin oficial de la misión de la OTAN en 2014 .

Además, la CIA contaría con informes que confirmarían el inicio de la ayuda militar rusa (asesores militares, logística e información de los satélites- espías) a las milicias talibanes de Afganistán en su lucha contra las fuerzas de la ISAF allí desplegadas, con el objetivo de alargar el conflicto y aliado con la falta de liquidez monetaria de los aliados europeos lograr su gradual retirada de Afganistán en 2012 dejando en soledad a EE.UU. (Francia ha anunciado la salida en 2011 del primer grupo de 200 soldados de Afganistán como parte de sus planes de retirada total en 2012, decisión que por mimetismo podrían adoptar el resto de países europeos aliados de EEUU.).

El incierto futuro de Karzai

A raíz de la citada masacre de 17 civiles en la provincia de Kandahar, el Parlamento afgano exhortó por unanimidad al presidente Hamid Karzai a revocar el acuerdo de inmunidad a las tropas extranjeras que invadieron esta nación en 2001 y según AFP, Karzai indicó a León Panetta que "su país se propone hacerse cargo de la seguridad en 2013 y no en 2014 como estaba previsto".

Convendría además recordar que cuando irrumpieron en el tablero afgano los talibán (milicia ultraintegrista procedente de las madrazas deobandis del norte de Pakistán), el actual presidente Karzai dispuso lo necesario para facilitarles el control de las ciudades en las regiones de influencia popalzai, ya que pese a su fanatismo religioso los consideraba como una milicia de hombres virtuosos que buscaban pacificar un país sumido en los desmanes de los numerosos señores de la guerra, por lo que la CIA habría iniciado la búsqueda de un sustituto a Karzai al no gozar ya de su confianza.

Así, mediante una operación de propaganda orquestada por la CIA, sería acusado del inicio de conversaciones secretas para la gestación de un Gobierno de Coalición islamista entre pastunes y talibanes (con el objetivo de conseguir en unas elecciones anticipadas la legitimación democrática en las urnas en el horizonte 2013 y proceder a la creación de la República Islámica de Afganistán), lo que exigiría la retirada de las tropas de EE.UU. y la consecuente pérdida de presencia en un país considerado por el alto mando estadounidense "como pieza geoestratégica vital " en el rompecabezas del Oriente Medio.

Por todo ello, no sería descartable la creación de un ambiente propicio al golpe de Estado y posterior derrocamiento de Karzai, reviviendo uno de los aspectos más oscuros de la política exterior de Kennedy (el derrocamiento y asesinato del presidente survietnamita Diem en 1963 y el posterior incremento de su apoyo militar a Vietnam), acelerando la escalada que llevaría a los Estados Unidos a un callejón sin salida (Estados Unidos y la OTAN tienen más de 130 mil efectivos en Afganistán, cifra que se elevaría a 150 mil en agosto en el marco de una estrategia para contrarrestar la ofensiva de los talibanes).

Los restos del naufragio

Más artículos del autor

La hoguera

A Javier Krahe, el irredento cantautor de la sátira, lo juzgarán los jueces en estos días de primavera por “ofensas a los sentimientos religiosos”. La fianza inicial asciende a 192.000 euros.

Una organización católica le acusa por un cortometraje de 1978, donde se enseñaba a cocinar un Cristo al horno. Esta receta se pasó por el programa de televisión “Lo más plus” en 2004. Ya ha llovido, pero para el rencor no hay fechas, ni relojes, ni calendarios. Es algo permanente, pero que contrasta con lo que predica la religión cristiana.

Los españoles son unos extraños incrédulos de la fe que se han sumado, con vísceras teñidas de azul, al recambio celestial del 20-N. Desde entonces celebramos a Masoch y hemos llegado a Moloch. Caídos de la sartén al fuego, por frivolidad.

La religión y sus sacristanes son catecúmenos de lo trascendental. Su guerra de fondo es contra el sentido del humor y el relativismo laico que genera insumisiones, articula la duda razonable y fabrica píldoras abortivas. La hoguera, cualquier tipo de hoguera, es su herramienta inquisitorial por excelencia. "La hoguera tiene un qué sé yo…" canta Krahe.

Durante los cuarenta interminables años del caudillo por la gracia de Dios, Francisco Franco bajo palio, acostumbraron a los españoles a vivir en un limbo cívico. Por nuestra mala memoria, ahora los herederos del dictador nos han acantonado en el purgatorio. Todavía cabe una escolástica resurrección del infierno.

En esta pegajosa bechamel de la inopia, los cronistas de la realidad en abreviatura son ora Dante Alighieri ora Ramón María del Valle-Inclán.

* Director del desaparecido semanario "La Realidad"

Más artículos del autor

La historia de mi vecino el rumano que sucedió ayer y ya veremos mañana

En pleno paro general de 24 horas, denominado con la retórica del caso "Huelga General", me viene a la cabeza el asunto de mi vecino el rumano que sucedió tal que ayer mismo. Voy con el asunto.

Va el patrón, patriota español del PP, y llama al currito rumano, mi vecino, casado con mujer de la limpieza y dos hijos.

-¿Sabes?, las cosas van mal en la fábrica. Auguro pérdidas.

– ¿Si?

– Sí, la crisis persiste, en fin, qué te voy a contar. Tu contrato es por mil euros, ¿verdad?

– Verdad.

– Y llevas con nosotros tres años.

– Tres.

– No está mal, ¿eh?. Pues te cuento lo que vamos a hacer. Por tu bien, desde luego, tienes dos hijos y no quiero dejarte en la calle.

– Gracias, muchas gracias.

– Bueno, aquí tienes esto, para que lo firmes. Es un despido procedente, por lo que te acabo de decir, la fábrica corre peligro.

– ¡Hay que salvarla, claro! Pero si firmo me quedo en la calle.

– Para nada hombre. Firmas y pasas a cobrar el paro, 600 euros, pero sigues trabajando y yo te doy 400 por negro para cubrir los mil. Y dentro de un año, te vuelvo a contratar por los mil de ahora. ¿Te parece?

– Hombre…

– Claro, sabía que te gustaría. Quedarte en la calle con dos chavales no es bueno para nadie.

– No bueno, no.

– Pues alegra esa cara.

– No, no, estoy contento, contento.

– Lo dicho, firmita y palante. En Rumania ibas a estar tu así, ni de coña.

* Mear fuera del tiesto

Más artículos del autor

 

La historia después del fin de la historia

Sabía que en algún sitio no muy lejano en el tiempo ni en el espacio de mi biblioteca, había leído una reflexión sumamente esclarecedora sobre aquel panfleto de Fukuyama que circulara a bombo y platillo anunciando “El fin de la Historia” a finales de los Ochenta y principios de los Noventa a colación de la caída del sistema Comunista en los países del Este Europeo, pero nunca imaginé que además de ser profundamente certero en el análisis del fugaz momento, fuera también de carácter profético, a tenor de lo que ha venido ocurriendo en el último “Plan quinquenal de la Banca” si es que se me permite la paradójica expresión para designar lo acontecido desde el 2007 hasta la actualidad. ¡Cómo podría! El relieve profético de una advertencia adquiere su condición en su cumplimiento. Y miren por donde, acudiendo de consulta a una de las obras más agudas en lo concerniente a los planteamientos filosóficos de la historiografía reciente escrita allá por el olímpico y exposicional año del 92 por mi historiador de cabecera, Josep Fontana, que desde entonces desbancara en dicho honor nada menos que a todo un Hobsbawm, descubro en el texto cuyo título he tomado para este artículo, justo en su capítulo final que, “de la época en que se nos prometía un año 2000 de opulencia y hartura para todos, en el que el mayor problema sería en qué iba a ocupar la gente su tiempo de ocio, hemos pasado a la amarga realidad de escuchar alarmistas previsiones que anuncian nada menos que “El fin del Mundo Occidental” que se parecerá al hundimiento padecido por los países del este, pero cuyos responsables, lógicamente no serán aquí los ineptos, corruptos y decrépitos jerarcas de los Partidos Comunistas, sino los banqueros, culpables de haber cometido en el marco del Capitalismo ortodoxo, errores semejantes a los cometidos por aquellos en el denominado Socialismo real”. ¡Así de claro!

Y es que ¡Menuda historia! Hay historias e historias. Está la historia de los historiadores y otra muy distinta la historia que nos cuentan los libros de historia. Esta última se parece más a una historieta narrada con fantasía por los abuelos a sus inocentes nietos que a otra cosa. De ahí, que muchos exclamen en tono despectivo eso de ¡No me vengas con historias! cuando alguien desea darle algún tipo de explicación demasiado intrincada y difícil de digerir. Pero independientemente de cómo se escriba la historia, de si lo hacen, como dicen, los vencedores o si por fortuna, aunque la mentira vuele a doble página por los periódicos, la verdad se arrastra por esta rama del saber…la historia de los hechos, esa que es objeto de análisis, estudio, observación, registro, documentación e interpretación, continua su parsimoniosa marcha despreocupada de si su circularidad beneficia a quien atiende los signos de los tiempos o por el contrario su progresión rectilínea ayuda a no repetir sus errores a quienes conservan en la memoria sus enseñanzas, ande suelto el desenvolvimiento del espíritu Hegeliano o sea el mayor de los azares el que guíe sus pasos al más puro estilo de la evolución darwiniana, si es que todavía nos atrevemos a manejar dicho vocablo ahora que ya no se habla de países en vías de desarrollo, por darse lo contrario.

Los criminales que ostentan y detentan el Poder, siempre se han ocupado de controlar a los historiadores, quienes a su vez han procurado controlar la historia, cuando esta no es otra cosa que el discurrir de los sucesos humanos en el tiempo. Pero si “el tiempo es lo que pasa, cuando no pasa nada”, la historia es precisamente lo que pasa, cuando pasa, pero muy de pasada. La historia que se ha pretendido hacer creer, es que la meta espiritual del cristianismo y la utilidad de su herramienta mundana el marxismo, ya son historia, confundiendo la historia con el pasado y el pasado con la historia; Porque cierto es que la historia se ocupa del pasado, pero sólo es historia lo que se cuenta del pasado y no el pasado mismo. Y la historia que se le ha contado a la gente últimamente habla de la muerte de las ideologías, la desaparición de las clases sociales, que la Lucha contra la opresión no lleva a ninguna parte y resto del relato imperante que no precisa ya de púlpitos para propagarse como “Opio del Pueblo”, por cuanto la población se autoabastece directamente a través de los medios de comunicación que repiten una y otra vez la misma historia, presentando la crisis presente como ¡lo último! cuando no es otra cosa, que más de lo mismo en esta sesión continua de esta Historia Interminable de las élites contra las masas, de los gobernantes contra sus pueblos, de los opresores contra los oprimidos. En definitiva, del individuo contra la especie.

Más artículos del autor

24 M: Día de la Memoria Argentina

La contradictoria realidad del fin de la impunidad para los genocidas, unida a una “ley anti terrorista”.

36 años del golpe… Y recién ahora, algunos de los genocidas están en prisión…

Aunque algunos de sus cómplices, aún estén activos… Postergando los juicios, unos… Secuestrando a Julio López otros (los que conservan poder en el aparato represivo bonaerense)…

Pero con una característica fundamental: Lo hacen en las sombras, buscando “¡Que no se note que lo hacen!”… No tienen lugar a la vista del pueblo…

Como lo prueban la suerte corrida  por uno de ellos– un tal Magallanes –: Más osado quizás, que contando con el respaldo de nuevos fascistas más jóvenes, ha intentado reintroducirse en el aparato del Estado: Y habiendo sido uno de los secuaces de Camps, fue elegido Presidente del Consejo Escolar en Lomas de Zamora por las listas del Intendente Isaurralde…

Pero estos no salen gratis a la luz: Apenas  se supo de su intromisión en las listas, fue creciendo la resistencia popular: Hasta obligarlo a renunciar…

Pero se ve que los jóvenes que lo apañan le deberían favores, porque a pocos días de esto, lo renombraron en un cargo (Delegado Municipal de V. Albertina), de donde nuevamente lo tuvieron que “renunciar”, por ser insostenible su presencia en un cargo público…

Al mal bicho solo le quedó ahora intentar una denuncia por “calumnias e injurias” (!!!???) contra quienes lo pusieron en su lugar… Sin recordar, seguramente, que hay 2 tomos con lo avanzado por la investigación de sus antecedentes en la Cámara Federal, que vuelven irrisoria la maniobra… Y una militancia popular dispuesta a seguirlo…  Al compás de aquel ya viejo cantito:

“Como a los nazis les va a pasar…

A donde vayan los iremos a buscar…

Ole olé…

Solo que en este punto del “incidente”, es  imposible de soslayar el preguntarse: ¿Qué pensó el Intendente? ¿Qué la Presidenta – SU Presidenta (porque Isaurralde es del Frente para la Victoria) levantó porque sí la bandera de los Derechos Humanos? ¿Qué no hay un pueblo detrás? ¿Qué no va  a pagar precios políticos altos?

¿O algunos creen tener una nueva clase de “impunidad”?…  ¿Que los votaron para hacer cualquier cosa?…

La fuerza popular…

Nuestro pueblo ha aprendido de los años de plomo y sobre todo de la reconstrucción popular a su salida… Donde hemostenido ejemplos vivos en las Madres y Abuelas,  y en los movimientos de derechos humanos y la izquierda política, que hoy van / vamos nuevamente a la Plaza a poner en la picota a los mentores de la dictadura genocida: A los grupos económicos concentrados: Acindar, Mercedes Benz, Ledesma, Ford, solo para nombrar algunos de los que ya sabemos, que entregaron directamente a sus obreros… Y una larga lista de cómplices y mentores más  – vía “la plata dulce” que corrompió a gran parte de la burguesía, generando consenso en dicho sector, mientras duró…

Y ha tenido también, oportunidad de re aprender ya entonces el valor de la lucha…

Porque de mientras y los burgueses retozaban con el “déme dos” en Miami… Los trabajadores resistían / resistíamos… Generando que  los dictadores de entonces – creyendo que con eso podrían contener el creciente malestar popular que se animaba a salir nuevamente a las calles en los comienzos de 1982 –  se enredasen en su propia soberbia y se largasen a la aventura, haciendo del sentimiento Malvinas, uno más de los bienes del Pueblo Argentino que mal gastaron (en parte), junto a la vida de miles de jóvenes, que ellos sí,  dieron o arriesgaron sus vidas por la Patria y su unidad…

Guerra en contra de ingleses y yanquis, que siendo aliados de sus propios mentores, los dueños del dinero, llevaron a estos a retirarles la confianza, abriendo un proceso sin dictaduras, que ya lleva 36 años y nos ha llevado a este 24 de marzo de hoy…

Luego, con la “vuelta de la democracia”, los trabajadores que luchábamos bajo la dictadura genocida, más las Madres y demás organismos de derechos humanos, con su ejemplo de valor inclaudicable y hoy ya  legendario, marcábamos a fuego a los genocidas, posibilitando que se fueran sumando camadas de exiliados, sumando entre todos una fuerza considerable, que fue impidiendo reiteradamente que los enjuagues de los políticos de turno, con “casas en orden”, “ puntos finales” e indultos, jamás pasasen sin gran repudio popular… 

Lo que permitió luego, tras la rebelión popular del 2001,que junto a los síntomas más visibles del neoliberalismo, se barriese también con el sentimiento de temor que aun mantenía apartado del reclamo activo a una parte del pueblo… Y llegase el momento de volver a hacer justicia…

Se diesen por nulas las leyes de impunidad y se comenzase con la aún inconclusa (y aún retrasada) labor de reconstruir la Memoria, la Verdad y la Justicia–  De la mano de un Gobierno de los Kirchner, que ha sabido tomar en sus manos la bandera de la derogación, que hasta entonces llevaban solo los pocos Diputados de Izquierda: Walsh, Gorini y algunos más…

Derechos humanos HOY… Ley “antiterrorista”…

Por eso este 24 de marzo, como siempre en estos últimos años, hay mucho por festejar, además de conmemorar, de no olvidar y de poner en hechos los nuevos temas que hacen a la plena vigencia de los derechos humanos en una sociedad donde la represión a los que luchan, o su enjuiciamiento, amañado por una justicia que muchas veces actúa como una justicia  de clase… Son Temas que No han cesadoY se han agravado hoy por la incomprensible sanción de una nueva ley, que tras la falacia del “anti terrorismo”, ha dejado abiertas  las puertas a nuevas olas de persecución  a las luchas populares, en defensa del gran capital…  Ese eterno mentor de las dictaduras…

Por todo esto, y por muchas razones más, que nos llevan a la vez, a festejar, pero sobre todo a seguir luchando:

¡Todos a la Plaza de Mayo el sábado 24 de marzo!

Más artículos del autor

 

Buen recorte del Misterio de Educación

No me extrañaría nada, que en breve, el Gobierno de Rajoy promoviera la distribución del BOE en kioscos y librerías a un precio módico, así como el cobro de derechos de autor a las Bibliotecas Públicas por facilitar su lectura a través de la SGAE para hacer caja, ahora que la ciudadanía honrada, despojada de su yugo laboral, empieza a prestarle atención con ojos golosos a esa otra forma de subsistencia nacida a su recóndito cobijo de becas y subvenciones editadas con letra pequeña, en lenguaje farragoso, que parecía reservada para las camarillas forjadas en los partidos criminales, que cuentan con abundante militancia liberada dedicada a tan menesteroso quehacer, cuál es, el de mantenerse al tanto de estas y muchas otras formas de acaparar las bagatelas del Estado del bienestar. Pues, evidentemente ¡No hay para todos! Y el sistema de publicarlo todo en el Boletín Oficial del Expolio, sólo funciona cuando lo leen pocos y son menos quienes de su escudriño se benefician continuamente.

Porque de nuevo, el Gobierno del PP comunica e incluso explica un nuevo recorte no avisado con anterioridad por medio del que, a este paso, se va a convertir en todo un Superventas y el nuevo ¡Bum! editorial del Círculo de Lectores. En este caso, se ha tratado de la partida para las becas que concede anualmente el Misterio de Educación para estudiar idiomas en el extranjero durante los meses de verano, cuyo importe se ha visto drásticamente reducido nada más y, mejor dicho, nada menos, que a la mitad, pasando delos 51 millones del ejercicio anterior a 24,5 millones, afectando de lleno a las ayudas destinadas a alumnos de entre 16 y 30 años para realizar estos cursos en el extranjero, así como de inmersión lingüística de inglés en España.

El recorte obedece, según el Misterio de Educación, a que se van a disminuir los costes de los cursos en el extranjero en beneficio de los que se imparten en España, ya que, como se argumenta en el mismo BOE, "puede resultar igualmente eficaz para la práctica oral del idioma la inmersión lingüística de los interesados en el propio país, en un entorno que simule de forma exacta las condiciones que, para la práctica directa del idioma, pueden darse en un país angloparlamente". Curioso modo que tiene el Misterio dirigido por Wert, de poner en marcha su anunciado Plan de bilingüismo para que los alumnos españoles dominen uno o dos idiomas extranjeros al finalizar el Bachillerato.

No seré yo quien defienda que con el dinero de los trabajadores se sufrague a los futuros cuadros unas vacaciones de tres semanitas por Australia a razón de 2.645 euros por cabeza o de 1.245 euros si se van a Malta, con la excusa de aprender tan repugnante idioma como es el inglés para una mente latina, porque además de que estos cursos no valen para nada y cualquier dependiente chino, pakistaní o kurdo demuestra más aptitud políglota en su trabajo –en el sentido de dote, no de capacidad- que el más dotado estudiante español en el extranjero de farra continua con sus colegas que, con él y junto a él, han sido agraciados con este otro pellizco de esta otra lotería que reparte suerte semiclandestina por toda la geografía peninsular. Es una vergüenza que paguemos de nuestro bolsillo el acto de sumisión de formarnos en su lengua para servir mejor a los angloparlantes cuando vienen de turistas a nuestra tierra. La tontería es tan supina como pagar por ver la propaganda yankee hollywoodiense cada vez que vamos al cine.

Sin embargo, hasta para un enemigo declarado de estudiar inglés como soy yo, debo reconocer que la justificación ofrecida por el Misterio de Educación me ha hecho mucha gracia. Es posible, que en breve también se suspendan los cursos de Arte en el extranjero porque se aprende igual de bien en diapositivas, se eliminen las becas ADO por juzgarse innecesario el entrenamiento real debido a las nuevas tecnologías que posibilitan practicarlo de forma virtual, o quién sabe si ya puestos, se ahorra la partida de laboratorios en ciencia, dado que a esta le basta y sobra para avanzar con los experimentos mentales, como demostraran Galileo y Einstein entre otros.

Lo peor de todo es que el propioMisterio de Educación no cree en lo que dice. La prueba la tenemos en que mantiene miles de becas para ir a países angloparlantes con las cifras apuntadas, cuando se las podría ahorrar todas de una tacada con sólo haber habilitado como destino exterior a nuestro extranjero autóctono de Gibraltar o a su brazo armado lingüístico, la entera costa mediterránea, pues además de hacer patria y evitar la fuga de capitales, su cuantía de sólo 900 euros por “vacado” –híbrido entre becado y de vacaciones- daría para muchas más becas de recreo de sol y playa ¡Eso sí! con los auriculares puestos repitiendo chorradas tan sugerentes como “Yo tengo un lápiz y mi profesora una goma”.

Más artículos del autor

Guindas, Guindos, Windows

Y aquí estamos, reinventando, en el milagroso y perenne Ruedo Ibérico, el esperpento descrito por el agudo genio del impertinente gallego Ramón María del Valle-Inclán. Los que nos gobiernan son sus paisanos. Música de la banda municipal. Zarzuela y Corte. Son Mariano Rajoy del Lacón y sus derivados.

Se llama Luis de Guindos el ministro de Economía. Todos sabemos lo que es guindar a base de gravámenes e impuestos. La característica de Guindos es que se sube y se cae del guindo al mismo tiempo. Dice que los ajustes del gobierno costarán del orden de los 30.000 millones de euros y que la reforma del aparato productivo de España, que están llevando a cabo los Rajoy boys, “ha ahorrado 1 millón de puestos de trabajo”. ¿Ahorrado? Ahorrar, según el diccionario corriente, es poner a buen recaudo, conservar… Es la suprema vocación de la banca, que según dice el ministro, es la más “contraída” de la Unión Europea.

Contracción es un curioso eufemismo ministerial; quiere decir que los banqueros no sueltan la tela ni aunque se la esté inyectando en vena pública el ejecutivo. Sin embargo, parece más lógico que lo que necesita el país es manejar otros verbos: dinamizar, dar crédito, arriesgar, emprender…

Hasta que ese oráculo ministerial no lo ha dicho así, no había reparado en la contradicción de sus promesas con las de su jefe. Guindos asegura que se verán los resultados de la reforma a finales de este año. Mientras que Rajoy repite que “las reformas no nos sacarán de la crisis ni en un mes, ni en dos, ni en tres” y que “recortar gasto no significa que vayan a crearse puestos de trabajo a corto plazo”. Ni los más fieles feligreses de la paradoja entienden la contradicción. Recorto pero no ofrezco alternativas visibles.

Somos como fantasmas columpiándose en el borde de una sima donde se hunde el lenguaje del entendimiento. Cuando no se habla claro es que no se sabe por dónde salir y uno no se atreve a reconocerlo. Podar las ramas un árbol para fortalecer el tronco no es sinónimo de deforestar hasta las raíces para dar una imagen de dinamismo electoral.

Los parados y el 64% de los españoles que, según un estudio oficial, pasan serios apuros para llegar a final de mes, no saben si reír o aullar. Probablemente sea oportuno practicar ambas cosas. Según si se escuche al plañidero Mariano, o al susodicho Guindos, se puede poner uno la bata de la alegría moderada o darse latigazos de penitencia con el socorrido vergajo de la crisis global.

Los empresarios ya están obrando en consecuencia. Abaratan aún más el despido. La flexibilización laboral significa, entre otras cosas que, si no tocas con entusiasmo la flauta dulce del amén al patrón de la multitarea, vas a parar al vertedero de la indigencia.

Y estarás en ese purgatorio lapón al menos hasta que la reforma fructifique según los deseos contradictorios del gobierno. Allá, por las fechas crédulas de los Santos Inocentes y la Lotería Nacional. A finales de año, si el Opus Dei lo quiere.

Un síntoma evidente de que España vuelve a ser la tradicional dehesa superchollo, la del beneficio fácil, es el actual retorno de las empresas textiles, que habían huido a las maquilas de China para abaratar costes al máximo.

Este mismo gobierno que va rezando, pero con el mazo dando, ha pedido a los ricos que hagan un esfuerzo y arrimen el hombro. No se da cuenta de que están enfermos. No lo pueden hacer, por la sencilla razón de que están herniados de acarrear beneficios públicos.

Ahora incluso cuentan con las condolencias simpáticas y el desparpajo dadaísta del ilustre visitante Bill “Puertas” Gates. No sabe a cuánto asciende el salario mínimo español. Pese a ello y a su congénita timidez, el Gran Timonel de Microsoft se ha atrevido con un condescendiente consejo. Dado que España-Spain tiene mayor índice de desempleo que ningún otro país del entorno, la receta del amo del Windows 8 "es bajar los sueldos". "Economía y dolor", ha dicho.

Sintonizando con esta filosofía, las grandes empresas están blindando los emolumentos de sus directivos, al tiempo que eyaculan la catarata de los despidos de la plebe laboral. El gobierno coloca sacos de arpillera para intentar contener la inundación de mala baba bancaria.

Luego está la necesidad logística de la anticipación. Ante la previsible irritación de las gargantas manifestantes contra estos síntomas de fiebre ultraliberal, que no entienden los misterios de la macroeconomía y se oponen a las medidas del ministerio de Economía y Competitividad, ya está previsto y en stock el adecuado jarabe de palo. El presidente ha dicho que no sirve de nada manifestarse. Por esa razón, el gobierno se ha gastado 1 millón de euros en adquirir gases lacrimógenos. Para llorar juntos.

En el aire inmóvil de la fatalidad hispana resuenan los ecos de un grito atávico. Es la estela de la fragancia del fascio galaico, la impronta de un maestro matador recién fallecido: “¡la calle es mía!”.

Estos son sus discípulos predilectos. Rajoy y sus derivados van a por todas. A hacer faena.

* Director del desaparecido semanario "La Realidad"

Más artículos del autor

 

Los sueños y el sueño

“Dormir… ¡tal vez soñar!”. Así declama su lamento el príncipe Hamlet en la tragedia de Shakespeare. Dormir es un deseo profundo, una necesidad absoluta para poder descansar de las iniquidades y traiciones públicas o privadas del mundo vigil, tan repleto de crueldades. Pero el sueño que se hace difícil en una sociedad nefasta, la que lleva consigo el rótulo de normalidad<7I<. “Hamlet” parece que fue ayer, es hoy y será mañana.

La “Vida es Sueño”, dice también la poesía del barroco Calderón de la Barca…"Y los sueños, sueños son"… Quizá por esto mismo, se ha hecho necesario promulgar oficialmente un Día Mundial del Sueño. Y ese día es el 16 de Marzo. Los especialistas en la perturbación del sueño ofrecen consejos para poder dormir. Nada de estrés, nada de ingerir elementos excitantes…etcétera. Pero lo cierto es que vivimos en el epicentro de una permanente pesadilla. Existimos para pagar facturas y poco más.

Apenas si se rebelan contra ese sino unos pocos donquijotes. La angustia de no poder pagar las deudas nos asedia con el insomnio. Los príncipes bancarios del Mercado nos han robado los sueños y nos hipotecan el sueño.

Y si nos quitan los sueños ¿qué nos queda? La mecánica. Lo inhumano. Una funeraria columna de humo, elevándose para señalar la catástrofe del momento. .

* Director del desaparecido semanario "La Realidad"

Más artículos del autor