Nos cambiaron la pregunta

 

¿O bombas o votos? Esa era la pública propuesta que, a través de Rubalcaba, planteara el Estado español hace alrededor de un año en relación al conflicto vasco, pero hacía ya tiempo, mucho antes de que Rubalcaba formulara su pregunta, que el Estado español conocía la respuesta.

 

Y la mejor prueba de ello la tenemos en su proverbial sordera, cada vez más acusada y grave, en su empeño represivo ilegalizando partidos políticos, cerrando medios de comunicación, vulnerando derechos y libertades, convirtiendo cumplidas sentencias en condenas perpetuas, torturando, y todo ello sin haber renunciado a su violencia ni pedido perdón por su impune ejercicio.

 

Me vino a la memoria aquella pregunta del representante del Estado español, a tenor de ese infame proyecto, ya puesto en marcha, y que permitía votar en el País Vasco a cualquiera que alguna vez en su vida haya pasado por aquí.

 

Algo así como que los problemas de una casa no los resuelvan sólo quienes viven en ella, sus inquilinos, sino todo pariente, vecino, cobrador, vendedor, repartidor, mendigo, fontanero, testigo de Jehová o hijo de su madre, que haya ido a la casa alguna vez.

Leer más

Reinventando la educación

Muniz Sodré, profesor titular de la Universidad Federal de Río de Janeiro, es una persona que sabe mucho, pero lo singular de él es que piensa, como pocos, lo que sabe. El fruto de su pensar es un libro notable que acaba de salir: Reinventando la educación: diversidad, descolonización y redes (Vozes 2012).

En ese libro procura enfrentarse a los desafíos planteados a la pedagogía y a la educación que se derivan de los distintos tipos de saberes, de las nuevas tecnologías y de las transformaciones promovidas por el capitalismo. Todo esto a partir de nuestro lugar social que es el hemisferio sur, un día colonizado, que está pasando por un interesante proceso de neodescolonización y por un enfrentamiento con el debilitado neoeurocentrismo, hoy devastado por la crisis del euro.

Muniz Sodré analiza las distintas corrientes de la pedagogía y de la educación desde la paideia griega hasta el mercado mundial de la educación, que representa una burda concepción de la educación utilitarista, al transformar la escuela en una empresa y en una plaza de mercado al servicio de la dominación mundial.

Desenmascara los mecanismos de poder económico y político que se esconden detrás de expresiones que están en la boca de todos, como «sociedad del conocimiento o de la información». En otras palabras, el capitalismo-informacional-cognitivo constituye la nueva base de la acumulación del capital. Todo se ha vuelto capital: capital natural, capital humano, capital cultural, capital intelectual, capital social, capital simbólico, capital religioso… capital y más capital. Por detrás se oculta una monocultura del saber maquinal, expresado por la «economía del conocimiento» al servicio del mercado.

Leer más

¿Visionarios o ciegos?

Circula por Internet un texto de Thomas Jefferson, principal autor de la Declaración de Independencia de los Estados Unidos y tercer presidente que tuvo ese país, y que no me resisto a compartir:

“Las instituciones bancarias son más peligrosas para nuestras libertades que ejércitos enteros listos para el combate".

Si el pueblo americano permite un día que los bancos privados controlen su moneda, los bancos y todas las instituciones que florezcan en torno a los bancos, privarán a la gente de toda posesión, primero por medio de la inflación, enseguida por la recesión, hasta el día en que sus hijos se despertarán sin casa y sin techo sobre la tierra que sus padres conquistaron”.

Muchos de los comentarios agregados al texto, que dos siglos más tarde expresa en sus efectos la crónica diaria de todos los medios de comunicación, resaltan la increíble capacidad visionaria de Jefferson para adelantarse a los tiempos, para predecir el futuro.

Pero ahí es donde a uno, al margen de agradecer la cita, le asaltan las dudas porque ¿era realmente Jefferson un iluminado? ¿No sería que los demás optaron por mirar para otro lado? ¿No es acaso el visionario la consecuencia de tanto distraído conformista, cuando aquel, simplemente, se niega a cerrar los ojos?

Leer más

Crisis económica capitalista y chivos expiatorios

El lenguaje oficial etiqueta la crisis actual como financiera. Yo considero más oportuno tipificarla de capitalista. Pero sin olvidar que el capitalismo tiene una historia donde sus mecanismos de fondo no cambian, mientras que su manera de funcionar varía de un período al siguiente, y de un país a otro. He aquí porque esta crisis se debe ubicar dentro de un momento histórico que podemos caracterizar como del capitalismo neoliberal globalizado.

Si aceptamos este punto de vista, entonces será fácil reconocer que es el sistema capitalista en su conjunto, y no tal o cual banquero, tal o cual político, una nación en particular o incluso uno u otro grupo de naciones, quien ha generado la crisis.

La economía neoclásica, en cambio, utiliza un símil meteorológico o climático para describir las crisis económicas capitalistas, al compararlas a fenómenos naturales como las tormentas o los huracanes. Cuando las crisis se superan, entonces considera que se ha vuelto "al clima económico normal". Las relaciones sociales capitalistas las presenta como una fuerza natural sobre la que los seres humanos no tenemos ningún tipo de control aunque podemos influir de manera perversa sobre ella si "no nos adecuamos a las exigencias del sistema y no adoptamos una conducta apropiada". Por esta razón busca los "culpables" de la crisis o habla de "crisis de valores" alegando que todos los males son culpa de determinadas personas que no han hecho lo que de ellas se esperaba.

En el pasado, los seres humanos, al no poder explicar los fenómenos de la naturaleza inventaban leyendas etiológicas o explicativas. Por ejemplo, adoraban los dioses de las tormentas, los dioses del rayo, los dioses del volcán y así sucesivamente, dándoles apariencia humana. La mayoría de nosotros ya hemos abandonado estas creencias absurdas gracias a que la ciencia ha puesto de manifiesto que detrás de estos fenómenos se encuentran leyes que podemos conocer y analizar y sobre las que en cierta medida es posible actuar y / o incluso las podemos controlar.

Leer más

¡Y es que son como niños!

Y hasta van de la mano, como angelitos que son, niños al fin.

 

El presidente Mariano, luego de reconocer que hará “cualquier cosa aunque dijera que no la iba a hacer”, en otro nuevo ejercicio de coherencia, ha embarcado a su Estado en el rescate europeo, que traducido a su peculiar lenguaje viene a ser algo así como que España se dispone a rescatar a Europa. Y para celebrarlo, nada mejor que viajar a Polonia a animar a la selección española de fútbol.

¡Y es que son como niños!

 

La ministra de Empleo, Fátima Báñez, tras agradecer a la virgen del Rocío su capote para salir de la crisis y acabar con el desempleo, se enfrasca en una singular partida con el Bubble Shooter Adventures, acumulando la astronómica cifra de 5.390 puntos y, a través de twitter, reta a quien se atreva a superar su hazaña.

 

¡Y es que son como niños!

 

El ministro de Asuntos Exteriores, luego de sopesar el envío de la armada invencible a Argentina en desagravio porque los indios nacionalicen las empresas españolas que tanto contribuyen al desarrollo americano, en un extraordinario apunte de lucidez para sus escasos cumpleaños, denuncia la sonora pitada al himno español durante un partido de fútbol entre vascos y catalanes como la causa de que Europa haya tenido que rescatar al Estado español.

Leer más

“Spain is diferent”

Dice el gobierno estadounidense que, aunque tarde, sigue siendo una buena noticia que ya se haya producido el rescate de España.

En los mismos términos se resalta la satisfacción del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial por el rescate español.

En Alemania, Francia, Italia o Inglaterra se destaca el rescate de España.

Europa en su conjunto se felicita porque se haya procedido a rescatar a España.

En latinoamérica, varios jefes de Estado se han manifestado al respecto del rescate de España.

También en Africa, Asia y Oceanía ha sido el rescate de España la noticía más comentada en los informativos de televisión.

Todos los periódicos del mundo dan cabida en sus primeras páginas al rescate de España.

Leer más

Rescate bancario: España en libertad bajo fianza

El gobierno español ha solicitado a la zona euro ayuda para "hasta" 100 mil millones de euros tras insistir durante días que España no necesitaba ninguna ayuda. El elemento desencadenante parece que ha sido el aumento de la deuda soberana a raíz del anuncio del plan de rescate de Bankia.

Aunque el sector financiero español está pendiente de una nueva auditoría, hay razones para preocuparse por su salud, pues ahora ya no se habla de 40 mil millones como se hacía antes sino que la cifra, como acabamos de ver, podría llegar a los 100 mil.

Según nos dicen, la ayuda se pide únicamente para salvar la banca y se canalizará a través del Fondo de Reestructuración y Ordenación Bancaria. Ahora bien, independientemente del procedimiento elegido, el gobierno español queda obligado a devolver la deuda y eso significa que el endeudamiento público se incrementará de manera repentina y se acerca peligrosamente al 100% del PIB. No hay que descartar pues que eso lo aprovechen las agencias de calificación para rebajar la calidad de la deuda pública de España.

En una Europa donde los capitales pueden moverse libremente y donde hay una moneda común, la transferencia de los depósitos de un banco a otro banco domiciliado en cualquier país de la UE no tiene coste. Lo lógico sería que fuera la zona euro la que se hiciera cargo de salvar un sistema bancario totalmente interrelacionado. Ahora, en cambio, se considera que el salvamento es una responsabilidad estrictamente nacional y los costes del salvamento recaen de lleno sobre la población local.

Leer más

Sólo por dar ideas

El que puedan votar en el País Vasco los incalculables cientos de miles de “exiliados” –y podrían ser cientos de miles más– que según los últimos sondeos del Partido Popular abandonaron Euskalherria por causa de un conflicto que los mismos populares tildan de inexistente, no tiene por qué ser la única reforma electoral prevista.

Otras medidas podrían adoptarse cuanto antes de manera que los próximos resultados electorales en el País Vasco respondan fielmente a las expectativas que el Estado español contemple.

Y entre ellas, ninguna más justa y comedida que implementar el voto de aquellos caídos por Dios y por España, como una manera de honrar sus cívicas trayectorias, manteniendo, al mismo tiempo, vivos sus ideales. Este voto, que bien podría denominarse patriótico, sería depositado por el partido o movimiento al que esos caídos hubieran respaldado en vida y con independencia de que hubieran o no ejercido el voto alguna vez.

Otra imprescindible medida que podría instaurarse sería la de aplicar la fórmula 3 por 1, variable electoral que consistiría en facultar a los miles de ciudadanos insignes triplicar su capacidad electiva (podría quintuplicarse si las cuentas siguieran sin cuadrar los resultados esperados) porque de ninguna manera puede aceptarse que, en aras de una pretendida representatividad democrática, puedan equipararse los votos de eméritos demócratas de intachable conducta con los de intolerantes violentos e, incluso, desempleados y hasta sin estudios.

Leer más

La beneficencia como negocio y expresión de la insolidaridad de los más ricos

Hay gente que quiere ayudar a los demás y eso es positivo. Lo que pasa es que, en un mundo capitalista como el nuestro, a veces la caridad se transforma en un negocio que permite recaudar fondos a través de las donaciones desinteresadas de la gente de la calle, mientras los más ricos sólo hacen donaciones cuando, a cambio, se les permite pagar menos impuestos. Las donaciones de caridad arrancadas gracias las exenciones fiscales permiten atender selectivamente las necesidades sociales más urgentes en función de los caprichos de los ricos. Son los donantes individuales los que tienen la posibilidad de decidir quién recibe y quién no recibe ayuda, mientras que los gobiernos democráticos ven reducidos sus recursos, ya que la donación supone que los donantes paguen menos al fisco. De hecho, sabemos por las encuestas que, proporcionalmente, los ricos pagan menos impuestos que el resto. En general, los pobres ayudan a sus iguales de manera solidaria, los ricos, en cambio, sólo lo hacen si obtienen algo a cambio. Esto no evita que en las campañas solidarias, gracias a los medios de comunicación, los ricos aparezcan como filántropos.

Paradójicamente, los que proporcionalmente pagan menos, los que exigen contrapartidas cuando dan alguna ayuda, consiguen que el público los aplauda y los admire. Esto es precisamente lo que me lleva a decir que a veces la caridad se convierte en un negocio para los opulentos.

Leer más

Atraco perfecto, rescate cumplido

Al más puro estilo mafioso. Extorsión pura y dura. Aunque se disfrace de crédito blando, la aceptación de una ayuda de hasta 100.000 millones de euros por parte del gobierno para sanear la banca española (“la mejor del mundo”, que decían en la etapa Zapatero) es un atraco social sin precedentes. El Estado (¿no somos todos?) se endeuda en una cuantía equivalente al 10 por ciento del PIB para salvar a los bancos privados causantes del boom inmobiliario y las hipotecas-horca.

Y no es una “nacionalización” (doy para que me des, dinero por acciones), como en el caso de Bankia, sino un manguerazo de dinero ad calendas griegas para reflotar un sector que en plena crisis económica, con cerca de seis millones de desempleados, sigue dando beneficios, otorgando vergonzosas indemnizaciones multimillonarias a sus directivos y financiando a los partidos políticos para que cuando lleguen al poder se pongan a sus órdenes y ofrezcan a sus empresas asociadas obras públicas y concesiones para garantizar la continuidad del expolio.

El 10 de mayo de 2010 el gobierno del PSOE asumió la intervención que pedían los mercados y lo llamó una dolorosa política de austeridad. El 9 de junio de 2012 el ejecutivo recambio del PP ha aceptado el rescate de Bruselas y lo vende como una ayuda “extremadamente ventajosa”. El pueblo que sufre la crisis sin culpa ninguna no tiene porqué saber la verdad del latrocinio en esta democracia de tahúres. La “generosa” aportación del eurogrupo aumentará la ya abultada deuda soberana y el déficit público, lo que implica inexorablemente más penurias para la gente humilde y los trabajadores.

Leer más