Bárcenas, Trias, Garzón, El País, el carnaval del hundimiento

La devastación social que sufren las clases populares españolas no es sólo, ni aún fundamentalmente, consecuencia de las políticas reaccionarias practicadas desde la transición por los gobiernos que se han ido sucediendo en el poder, a derechas o izquierdas. La principal causa de la corrupción sistémica que nos devora está en el estado de excepción permanente a que nos han sometido las tribus ideológicas hegemónica,s perpetrando fechorías legales con la excusa de defender el sagrado statu quo.
 
La lista es larga. Va desde aquella imposición a mogollón de la monarquía en la Constitución sin ratificación expresa y previa por los ciudadanos, hasta la implicación en la guerra de Iraq para impedir la proliferación de supuestas armas de destrucción masiva, pasando por el terrorismo de Estado del GAL como respuesta a los crímenes de ETA o la vulneración de derechos fundamentales por el juez Baltasar Garzón en la lucha contra la delincuencia de cuello blanco.
Leer más

HispanTV. Nueva víctima de la censura global

En enero hemos asistido a la prohibición de emisión por la TDT madrileña del canal iraní HispanTV. La medida fue aplicada por el Gobierno de la Comunidad de Madrid a instancias del Ministerio de Asuntos Exteriores español y en sintonía con los procedimientos de sanción impuestos al país persa por el Consejo de la Unión Europea en abril de 2012.
 
Llama la atención la excusa esgrimida por el gobierno de Ignacio González, según el cual, la cadena HispanTV y su responsable “violan los derechos humanos”. Otra vez el patrón de la utilización de los DDHH para encubrir lo que es una acción de censura bajo criterios políticos espurios, ya que el canal y sus emisiones no vulneran ninguna ley española.
 
Necesitan esconder bajo un manto positivo, la supuesta protección de los derechos humanos, toda acción con impacto negativo, la prohibición de una televisión. El disimulo es evidente cuando se aplica siempre como una decisión administrativa lo que es una clara vulneración de las resoluciones 381 y 819 de la Asamblea General de la ONU, del artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos o del propio artículo 20 de la Constitución Española; resoluciones y artículos que garantizan la libertad de opinión, expresión e información.
Leer más

Todos no son iguales

Cuando se critica la corrupción de la izquierda, suele descalificarse al opinante con el recurrente argumento de que mete alegremente a todos los partidos en el mismo saco, sin hacer distinción entre unos y otros (se supone que entre buenos y malos). Y es cierto, no todos son iguales. El argumento, sostenido con dignidad no fingida por quienes se sienten agredidos en sus legítimos ideales, recuerda que ese tipo de generalización era la línea de ataque preferida por los nostálgicos del partido único para pescar en río revuelto.
 
No, todos no son iguales, ciertamente. La derecha es la derecha y nunca defrauda porque siempre cumple las expectativas reaccionarias que pregona. De ella sólo cabe esperar recetas conservadoras en lo económico, tradicionalistas en lo social y meapilas en lo moral. Medidas diseñadas para fomentar el inmovilismo personal, una cierta desigualdad natural que suele denominar “igualdad de oportunidades”, paternalismo subido de tono y mucho statu quo. De la izquierda, lógicamente, se ansía lo contrario. Se la vota por sus programas a favor del trabajo, el reparto de la riqueza, la participación política, la transparencia en la gestión, las libertades y en general por estimular políticas desarrolladoras de la sociedad civil y la prosperidad social. Estos son en líneas generales los atributos de derecha e izquierda, según el catón de lo políticamente correcto.
Leer más

En manos de ladrones

No hay duda. Estamos en manos de ladrones. El caso Bárcenas, Pallerols, Crespo, Nóos, Mercurio, sumados al caso Gürtel, Millet, Campeón, Pretoria y un largo etcétera, demuestran que aquellos que nos han venido dando lecciones de austeridad, no sólo benefician a banqueros y empresarios sino que, cuando no les enfocan las cámaras, corren a llenarse los bolsillos para vivir en la opulencia y el derroche. Y, encima, a costa nuestra.
 
Alcaldes, exministros, dirigentes autonómicos, senadores, concejales, diputados… y hasta un total de más de 300 políticos están siendo investigados por casos de corrupción. En todos los niveles de la administración pública cuecen habas. Y no sólo. La corrupción asoma, también, en el Consejo General del Poder Judicial, entre los gobernadores del Banco de España o en la mismísima familia real. Aquí, no se salva nadie. Y sólo conocemos la punta del iceberg.
Leer más

Por qué el sistema no tiene enmienda

Con el penúltimo escándalo político-financiero/financiero-político del partido del Gobierno en pleno fragor, podemos volver a mesarnos los cabellos y esperar que escampe (para volver a más de lo mismo) o tomar buena nota del affaire Bárcenas para obrar en consecuencia. Es decir, dejar sentado de una vez por todas que el sistema no tiene enmienda. O más concretamente, que la corrupción es la razón de ser del sistema.
 
Al margen del color ideológico del malhechor de turno y sus cuotas de responsabilidad, lo reiteradamente constatado es que el latrocinio supone el ADN del capitalismo monopolista de Estado surgido de la “sagrada” transición. No hay partido político mayoritario,ni sindicato a otra escala, que no tenga un rosario de desfalcos en su haber. Una sencilla enumeración de las fechorías perpetradas por el aparato político dominante en los últimos años lo atestigua. Ahí están los casos Palau (CiU), Pretoria (Cid+PSC), Gürtel (PP), Campeón (PSG+PP), EREs (PSA), Pokemon (PSG+PP+BNG), Marea (FSA), Mercurio (PSC), Pallerols (UDC), Noos (Casa Real) y Bárcenas (PP), por citar sólo a los que han trascendido.
Leer más

Con la corrupción, la derecha mata dos pájaros de un tiro

Uno de los “pájaros” es evidente: los gestores de turno (a nivel central, autonómico o local) fomentan que las empresas contratistas inflen las facturas de las obras que realizan y que previamente les han adjudicado a dedo sorteando la legalidad. Este sobrecoste sale de los presupuestos que pagamos todos (bueno, unos más que otros) y la mayoría de las veces va destinado a la caja del partido político, quedándose unos cuantos billetes por el camino (a veces todos). Ya fue reconocida esta “mordida” en el Parlament catalán hace años, cifrándose entonces en el 3%.
 
De este modo, además del lucro individual de los “sufridos” gestores, el partido político recauda los fondos con los que financiar, por ejemplo, las campañas electorales, que así se convierten en un combate desigual con el resto de contendientes. Si se descubre el asunto, a lo más que se llega es a procesar a alguno de los responsables, que luego serán generosamente indultados. Pero el partido implicado nunca devuelve el dinero, ni los escaños que consiguió por ese plus  fraudulento de carteles y anuncios electorales.
Leer más

Solo pensamos en ti cuando pensamos por ti

Antes de ayer era Afganistán, ayer Libia, hoy Malí. Hace falta, nos dicen. Son terroristas, nos advierten. Es necesario, reiteran. Nuestras tropas, nuestras bombas, nuestras sanciones, nuestras torturas, nuestros asesinatos… Son por la democracia; son la democracia.
 
Qué sólo se intervenga donde hay intereses es casual, no seáis mal pensados. Se hace para salvar a las mujeres, para que se vote a los candidatos adecuados. No tienen nada que ver el gas, el petróleo, las bases militares, la situación estratégica. Nuestros soldados solo piensan en disparar para lograr la sonrisa de los pueblos. Abonando con muertos la democracia sonriente.
 
Los supervillanos son de quita y pon. Un día son luchadores por la libertad, el siguiente son terroristas peligrosos que hay que perseguir y encarcelar, más tarde son buenos y los lanzamos en, por ejemplo, Libia, de donde pasan a, por ejemplo, Siria, pero en, por ejemplo, Malí vuelven a ser malos. Son las puertas giratorias que llevan de la bondad a la maldad o de la maldad a la bondad en la ruleta del maniqueísmo reversible occidental.
Leer más

Honduras. De golpista, a funcionario público, a candidato presidencial

El general retirado Romeo Vásquez lanzó su candidatura presidencial porque la patria lo necesita…

El ex jefe del Estado Mayor conjunto de las Fuerzas Armadas, Romeo Vásquez Velásquez, quien en junio de 2009 derrocó con un golpe de Estado al presidente legítimo de Honduras, Manuel Zelaya Rosales, lanzó este domingo (20/1) su candidatura presidencial por el partido Alianza Patriótica Hondureña, contando con el supuesto apoyo de militares activos, retirados del ejército y algunos de los sectores de la derecha más recalcitrante del país.

Por estos hechos, el general retirado, quien fue el más valioso de los aliados del ex presidente de facto Roberto Micheletti, reprimiendo con mano firme y dura las masivas movilizaciones del pueblo hondureño aglutinado en el Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP), fue demandado en los tribunales. Vásquez Velásquez y los miembros de la Junta de Comandantes de las Fuerzas Armadas fueron acusados de abuso de autoridad en perjuicio de la administración pública, expatriación en perjuicio de la seguridad, así como de no cumplir con la disposición judicial de poner al ex mandatario (Zelaya) a la orden de la autoridad competente.

Leer más

Decálogo no oficial PPara ser un Pperfecto Ppolítico corruPPto

1. Tomarás ppartido antes de entrar en el ppartido. Te arrimarás a los ppilares de la ppolítica. Ppara detectarlos, busca en las listas y muéstrate solicito ya desde tu juventud con los ppoppes. No te alejes de la fe ni de la espperanza, cuida tu ccaspedal y, si eres un esppecimen del sexo masculino, únete al clan de los chicos gallardo(n)s. Solicita, lo antes posible, tu libro de familia, ppara que conste en ella tu ppertenencia a dicha familia, the genoveses’ family. Revuelve el árbol genealógico para hallar antepasados que ppuedan vincularse a la familia actual. Si fuera necesario, dupplica tus appellidos ppara  darles emppaque, sepparándolos con un guión para asemejarte a los ppolíticos de pprestigio o rebautizándote con nombre de estrella de cine pporno italiana.
 
2. Hablarás, si ppuedes inglés y francés comercial. El ppartido te ofrecerá ,para la ppráctica lingüística, un curso acelerado que incluye pprácticas de inglés de ventanilla (bancaria) en pprestigiosos bancos de Suiza y Nueva York. Con tu matrícula, el ppartido te proveerá con El manual de malabarismos de magia en las cuentas, redactado por el mago Tachín Bárcenas, autor, entre otros de “Nada por aquí, todo por allá” o “Dime cuánto traes y te diré cuánto vales”.
Leer más

La información como obligación ciudadana

Dice el artículo 20 de la Constitución española que los ciudadanos tenemos derecho a recibir libremente cualquier información veraz por cualquier medio de comunicación. Este derecho, como el del trabajo o de la vivienda digna no pasan de ser utopías dictadas por un mudo a un sordo y escritas con tinta invisible sobre papel mojado. En realidad, habría sido lo mismo que la Constitución incluyera un artículo que reconociese a los españoles el derecho a soñar con vivir en la Luna, habría tenido el mismo efecto. Y no falta quien tiene por bueno que la vida consiste precisamente en eso.
 
Pero así como la Constitución recoge derechos y obligaciones, entre otros, de los ciudadanos, muy bien podría recoger, no ya el derecho a recibir información, sino la obligación de estar informado. Así como existe una regulación para la enseñanza obligatoria, debería existir una regulación para la información obligatoria.
Leer más