La exhibición de la violencia sexista

Los femicidios en Ciudad Juárez inauguraron la “estética de la violencia”, ahora tan normalizada en México. Filas de cadáveres en avenidas principales, ejecutados, descabezados, etc., constituyen el escenario cotidiano de varias ciudades mexicanas a partir de la llamada “guerra contra el narcotráfico”, que el presidente Felipe Calderón les declaró a las bandas del crimen organizado tras asumir la presidencia en el 2007. A un año de terminar el sexenio, van más de 60 mil asesinadas en territorio mexicano, sin que el Estado pueda detener la escalada de violencia que impera en el país.

A principios de los ‘90, los hallazgos de cadáveres femeninos en parajes desérticos y basureros de Ciudad Juárez llamaron la atención de los medios de comunicación y la opinión pública. Los asesinatos de mujeres no eran una novedad: lo novedoso consistía en el carácter sistemático de los crímenes. Las mujeres no solamente estaban siendo asesinadas, sino que sus cadáveres (con marcas de extrema violencia) eran exhibidos públicamente. Así fue que comenzamos a hablar de femicidios, pues a las mujeres las estaban matando sin razón aparente.

Leer más

La herencia masculina del poder

El poder desde la lógica patriarcal, es heredado como un hecho divino. Los reyes heredaban su reinado a su hijo varón porque ellos representaban la extensión de la divinidad en la tierra. Ya sin corona, los nuevos monarcas de la política garantizan la continuidad de su linaje.

Aún cuando se instauró la República y la separación de la Iglesia con el Estado, como en nuestro país la concepción del poder como herencia masculina entre los hombres no se transformó, vemos generaciones familiares de políticos quienes heredan el derecho a estar en el poder por mandato divino.

Durante años, las generaciones familiares venían básicamente del panismo y del priismo que monopolizó por 70 años el poder político.

Esta lógica monárquica masculina permite fundar y mantener un Partido como el Verde Ecologista, en el que durante 25 años el padre y el hijo han hecho de esta institución política una extensión familiar.

Además del linaje de sangre el ideológico es otro  elemento de peso al momento de la herencia. El mérito es ser hijo del… diputado, gobernador, líder moral, fundador, etc. En esta lógica, algunas mujeres que a cuenta gotas han entrado a la política, han aprendido y puesto en práctica este método patriarcal de la herencia del poder.

Leer más

Feminismo zapatista: otra trinchera a favor de las mujeres

Sylvia Marcos rescata aportaciones de las indígenas.

El feminismo que ejercen las mujeres indígenas zapatistas debe ser respetado como una forma de pensamiento y organización colectiva, para conquistar derechos que han sido negados históricamente a esa población, advirtió la antropóloga Sylvia Marcos.

La autora del libro “Mujeres, indígenas, rebeldes, zapatistas” –que se presentó este viernes en Cuernavaca– sostuvo que la postura de las integrantes y simpatizantes del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) es una “una nueva teoría feminista”, para analizar cómo las mujeres indígenas han luchado por alcanzar sus demandas.

En entrevista con Cimacnoticias, Sylvia Marcos –doctora especialista en género y religión– explicó que las mujeres del campo y la ciudad están sometidas a un régimen patriarcal que las afecta de manera distinta, de acuerdo con el contexto en el que se desenvuelven.

Por ello, acotó, “se debe comprender que el feminismo ejercido por las mujeres zapatistas es distinto” al de las teorías contemporáneas.  

La fundadora del Seminario Permanente de Género y Antropología del Instituto de Investigaciones Antropológicas de la UNAM, consideró que la aportación de su libro es tender puentes para entender “en absoluto respeto lo que dicen las mujeres indígenas”.

Leer más

En defensa de la masculinidad

El pequeño de ocho años estaba sentado frente a mi, pellizcando las puntas de sus dedos y alternaba esa acción ansiosa rascándose la cabeza. Le ofrecí que me preguntara lo que quisiera, había que establecer un vínculo de franquezas. Su pregunta fue si yo podría conseguirle un arma “como esas que usan los sicarios”. La quería para ir practicando, convencido de que una vez que tuviera la fuerza suficiente podría ir en busca de su padre, el agresor que intentó matar a su madre.

Tito no tiene otra respuesta a la violencia que experimentó y presenció desde su nacimiento hasta cumplir la edad en que se considera a sí mismo un “niño mayor, listo y que no es marica porque sabe defenderse”. Para él, ser marica es lo más parecido a ser como su madre, es decir, desde su mirada infantil la mujer es débil, sumisa, tonta, porque “permitía” que el marido la mantuviera amenazada de muerte y con un maltrato psicológico que supera cualquier golpe. Y aunque el pequeño confiesa que la ama y la protegerá siempre, su miedo más profundo, casi descrito como terror, es convertirse en algo parecido a la mujer que le dio vida, que le procuró cariños y alimentos, que le contaba cuentos lindos por las noches para ahuyentar el miedo al ruido de la puerta cuando el padre volvía de noche.

Con apenas ocho años, Tito está convencido de que ser hombre es, necesariamente, ser violento y que hay que obtener poder a toda costa, porque, según sus palabras, “este mundo no es para cobardes”; una frase que escuchó en una película a la cual su padre lo llevó. En ella todos mataban, asegura, y la única manera de seguir vivo, concluye, es sabiendo que podrás matar a tu enemigo.

Leer más

El rey de la prostitución

La procuradora Marisela Morales y el responsable de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (Siedo) tienen en sus manos un caso que los pondrá a prueba ante la comunidad internacional. Es el caso de Raúl Martins, “El rey de la prostitución”. Ya habíamos hablado del ex miembro del servicio secreto, acusado en Argentina de haber actuado durante la dictadura militar, quien se mudó a México hace casi dos décadas.

Varias cosas han sucedido esta semana que apuntan a que este caso de trata internacional no podrá ser debilitado ni por gobernadores ni jueces mexicanos vinculados a Martins. Lorena Martins, la hija del sujeto acusado de trata de mujeres, propietario de prostíbulos en México y Argentina, estuvo aquí esta semana para traer las mismas evidencias que entregó en su país ante la ministra de Seguridad de la Nación, Nilda Garré. Todos los correos electrónicos y videos originales aportados por Lorena son impresionantes, muestran a Martins y sus colegas, abogados y cómplices (como un juez argentino) celebrando los niveles de impunidad que les han permitido crear un emporio de esclavitud sexual de mujeres en ambos países. En uno de ellos, un Martins sonriente asegura que muchas de las chicas que llegan a él fueron violadas de niñas o huyeron de sus hogares y que él les da un segundo hogar y les enseña un oficio. Su descripción de cómo capta a las jóvenes en gran vulnerabilidad es suficiente evidencia para fincarle responsabilidades, según la ley contra la trata de personas en México.

Leer más

Perú: derechos de las mujeres, balance negativo en 2011

En 2011 se han mantenido deudas históricas en relación con los derechos de las mujeres peruanas, responsabilidad que es compartida entre el expresidente Alan García en los primeros siete meses del año y el ahora mandatario Ollanta Humala en los restantes, aseguran fuentes del movimiento de mujeres.

Se aducen razones como el no haberse aprobado el protocolo de aborto terapéutico ni las reparaciones a las víctimas de violencia sexual durante el conflicto armado interno, entre otras.

Jeannette Llaja, directora de Estudio para la Defensa de los Derechos de la Mujer (DEMUS), deploró la resistencia de las autoridades de ambos gobiernos para reconocer y garantizar el ejercicio de los derechos sexuales y reproductivos de las peruanas.

DEMUS es una institución feminista posicionada y reconocida en Perú y la región, que trabaja en la defensa y vigilancia de los derechos humanos, con énfasis en los derechos de las mujeres.

Leer más

El debate sobre la prostitución

Acaba de salir a la calle el libro sobre la prostitución en el que he estado trabajando los últimos cuatro años. Comencé a leer sobre la misma después de participar o de asistir a varios debates  que me dejaron muy impactada debido a la violencia verbal, a la agresividad, y al dogmatismo que claramente se imponían sobre cualquier intento de debatir de verdad. Una agresividad que finalmente se terminaba siempre por imponer a las participantes de uno y otro bando por más que, algunas de ellas, quisieran mantener un tono de reflexión y auténtico intercambio de ideas. En seguida resultaba evidente que si alguien quería mantener un cierto tono de mesura y buscaba confrontar de verdad sus argumentos resultaba engullida por el tono general de un debate que, tal como está planteado, excluye cualquier matiz. Sobre la prostitución en España  sólo se puede estar furiosa y dogmáticamente en uno de los dos únicos bandos en los que se ha dividido la cuestión. Y estar en uno de esos bandos implica, demasiado a menudo, descalificar a las otras, verlas como enemigas del feminismo, aguantar también de su parte insultos y descalificaciones personales, etc. Cualquiera que haya asistido o participado en uno de esos debates sabe perfectamente de qué hablo. Y sin embargo, cualquiera que lleve en esto del feminismo muchos años sabe  también que hay feministas en ambos lados, entre las pro y anti prostitución; o abolicionistas y regulacionistas.

Leer más

Argentina: Aborto no punible, una cuestión de clase, género y poder

Mucha información, quizá demasiada, sobre todo de manera superficial y sin el necesario análisis se ha vertido en estos días respecto al caso de la niña de 11 años que resultó embarazada luego de una violación en el Departamento de San Salvador.

Se ha desnudado en el caso una trama de complicidades, silencios, presiones y operaciones mediáticas con un solo objetivo: impedir que se realice un aborto no punible (ANP); y en segundo lugar sesgar y si es posible impedir el debate público acerca de la necesidad de un aborto seguro, legal, público y gratuito; y mucho menos que se vaya a transformar en ley. Lo primero lo han logrado; lo segundo dependerá de una batalla que debemos librar un amplio abanico de organizaciones sociales y políticas.

En esta historia intervinieron médicos, jueces, periodistas, comunicadores, políticos, grupos religiosos de presión que responden a la Iglesia Católica; una serie de corporaciones que aglutinan a estos y el mismo gobierno de Entre Ríos, impulsado por el silencio del gobierno nacional, reproduciendo lógicas conservadoras, patriarcales y reaccionarias.

Leer más

Guatemala: Ser madre sin morir en el intento

En esta época de comparación y constatación de datos, cifras, inventarios de recursos y auditorías anunciadas, es imprescindible hacer el recuento de daños que la injusta estructura económico social, la desatención, la falta de políticas públicas adecuadas, el regateo de recursos y determinadas inhumanas prácticas sociales ha provocado en la vida de las mujeres.

A pesar de que el gobierno anterior aseguró que durante su mandato se disminuyeron las muertes maternas, el procurador de los Derechos Humanos reveló que en ese período murieron 40 mil mujeres por problemas antes, durante o después del parto. Tenemos el tercer lugar en Latinoamérica con la mayor incidencia de decesos materno-neonatales; cifras oficiales señalan que por cada cien mil mujeres mueren 139.7 por causas de natalidad.

A finales de diciembre, la Segeplan y el Minsap dieron a conocer el Estudio Nacional de Mortalidad Materna 2007, en el que se reconoce la mínima disminución de los niveles de muertes ocasionadas por problemas en el embarazo, parto y posparto. Con razón, Sergio Morales, quien ha presentado un amparo ante la CC por incumplimientos del Ministerio de Salud, ha dicho que si se mantienen los números que se registran en la actualidad, este flagelo se podría erradicar en los próximos cien años, después de que mueran 400 millones de mujeres.

Y, como siempre, son las indígenas, rurales y pobres, las más afectadas por esta injusticia que obedece a causas que son prevenibles. Es en el altiplano, donde se concentra el mayor número de decesos, más del doble del que ocurre entre la población no indígena. El 41.4% ha fallecido en sus propias casas y el 5.8% en tránsito, es decir, ni siquiera tuvieron oportunidad de atención institucional y, sabiendo que los registros han sido deficientes, ¿de qué tamaño será en realidad el drama de las mujeres víctimas y de sus familias?

Leer más

Exigen feministas cese de ministra “provida” en Perú

Ana Jara Velázquez “no vela por los derechos de las mujeres”.

Organizaciones feministas de Perú demandaron al presidente Ollanta Humala que cese a la titular del Ministerio de la Mujer y Desarrollo Social, Ana Jara Velásquez, “por no velar por los derechos de las mujeres”.

En una carta enviada al mandatario peruano, las agrupaciones Estudio para la Defensa de los Derechos de la Mujer (Demus), el Centro Flora Tristán, Católicas por el Derecho a Decidir (CDD), el Centro de Promoción y Defensa de los Derechos Sexuales y Reproductivos (Promsex), y el Movimiento Manuela Ramos, señalaron a Jara Velásquez como una persona “inhábil” para conducir la política de igualdad y equidad para las mujeres.

Propusieron la designación de una ministra con capacidad de impulsar la propuesta electoral del partido Gana Perú, con la que fue electo Ollanta Humala con el voto de millones de peruanas.

En la misiva, las feministas observaron que la organización y las funciones del Ministerio de la Mujer denotan un alejamiento del compromiso vertido por su gobierno para los próximos cinco años.

Leer más