24 de marzo de 1976: las tres dimensiones del genocidio

Los sectores perjudicados fueron específicamente los trabajadores, la pequeña y mediana empresa de capital nacional. Se hipotecó el futuro de muchas generaciones de argentinos y argentinas en tanto que aquellos que se opusieron a este plan sistemático de destrucción del aparato productivo nacional, aquellos que se levantaron para oponerse al proyecto de país empequeñecido y dependiente, aquellos que tuvieron la clara visión del futuro que se avecinaba, esos son los desaparecidos

Leer más

Consideraciones sobre la Fundación “Francisco Giner de los Ríos”. Parte I

e pretende pues, alcanzar una nueva “victoria” (ahora definitiva y final por “democrática”) por los “enemigos” (Franquismo e Iglesia Católica) (de sus “hijos” y “nietos”) de la “Institución Libre de Enseñanza” (histórica), y también de la Segunda República española, después de años de injusta persecución, postergación, silencio (ocultamiento) y olvido de su “memoria histórica” durante la dictadura de Franco y la actual democracia “formal” (con “homologación” europea), surgida de la Transición “democrática” del y para la supervivencia del propio Franquismo

Leer más

72 aniversario de la absolución del Dr. Calandre Ibáñez en Consejo de Guerra

La cuestión, me informó Lastres, es que jurídicamente aparecía un problema: parece que se anuló la sentencia absolutoria por el Auditor, no llegando a ser firme, por lo que ya no se trataba de dos juicios por los mismos hechos, sino que había que enfocarlo de nuevo, solicitando la anulación del dictamen del auditor de fecha 15 de abril de 1940.

Leer más

En los aniversarios de los fusilamientos de Juan López de Gamarra y Manuel Barreiro

Este 14 de marzo se ha vuelto a cumplir un nuevo aniversario del crimen que segó la vida de Manuel y Juan seguimos en ese mismo punto del que nos es difícil avanzar.

La sociedad española es una sociedad inmovilista a la hora de darle la importancia que requiere que haya crímenes de cientos de miles de sus ciudadanos sin juzgar.

La mayoría de la sociedad española es insensible a este hecho, escuchan en las noticias hablar de ciertos aspectos relacionados con estas reivindicaciones, pero al cambiar de noticia ya se han olvidado de un asunto que les trae vergonzosamente sin cuidado.

-¿Cómo se puede vivir en un país donde de norte a sur, de este a oeste este plagado de fosas y estar impasible a tal hecho?

-¿Cómo se puede vivir en un país "europeo" con símbolos fascistas como "opción política" como si tal cosa?

-¿Cómo se puede soportar vivir en un país donde cuando muere un fascista llamase Samaranch o Fraga toda la cohorte de politiqueros, sindicalistas y deportistas le lavan la cara al fiambre, y aún encima se creen de izquierdas?

Leer más

La leyenda del sargento Fabra

En 1936 detuvo a los oficiales sediciosos de Paterna en el cuarto de banderas del cuartel.

El historiador y escritor José Antonio Vidal Castaño rastrea la verdad y el mito del suboficial.

La memoria histórica ha quedado investida, más que nunca, de rigor académico. Porque una tesis doctoral, que recibía ayer el cum laude de la Universitat de València, se ocupa de la biografía del sargento Fabra (Chella, 1904), sus heroicidades y el tiempo convulso en el que tuvo que actuar. Su autor es el historiador y escritor José Antonio Vidal Castaño, que durante seis años ha rastreado la verdad y el mito en recuerdos personales y documentos no siempre de fácil acceso. La mayor parte de las personas que le conocieron y trataron ya han desaparecido, y aunque se ha entrevistado con 24 familiares y amistades, los recuerdos a tan largo plazo a veces se entremezclan y emborronan. En cuanto a los archivos, el investigador tropezó con la escasez de fuentes militares.

La toma del cuartel de Paterna el 29 de julio de 1936 por parte de Carlos Fabra Marín y sus hombres fue decisiva para evitar la rebelión militar en Valencia. En el cuarto de banderas se habían reunido jefes y oficiales que iban a alzarse contra la II República, hasta que el sargento, acompañado por un pelotón de voluntarios que eran cabos y sargentos, redujo, desarmó y detuvo a los sediciosos. Empuñaba su arma reglamentaria, una Bergman de 9 milímetros, y el tiroteo dejó tres muertos y varios heridos, aunque permitió a los milicianos y la población entrar en el cuartel sin un solo disparo. Una advertencia para el resto de la trama golpista, que ya no se atrevió a actuar en la región militar de Valencia.

Desde ese día el mito popular quedó arraigado en la memoria colectiva, elevando al grado de héroe a un hombre de la clase de tropa, un subalterno de familia humilde que había optado por la milicia para no ser una carga. En los años veinte Fabra había sido voluntario en Melilla, y en la guerra del Rif se debió empapar de esa “ideología” militar que tanto le iba a unir, tras la hazaña de Paterna, al general Miaja. Con él sería aclamado en el campo del Mestalla, presidiendo corridas de toros, convirtiéndose en hijo adoptivo, bautizando una calle, conociendo a importantes personalidades del Gobierno, Ejército y el mundo político. 1937 fue el año del reconocimiento público y los ascensos a teniente y capitán. Se convirtió en el hombre de confianza de Miaja y participó en el frente de Madrid, puente de Arganda.

Leer más

La bala que cayó del cielo. Crimen de Estado: el caso Fernández Quesada

El 12 de diciembre de 1977, en medio de la represión desatada con motivo de una huelga general en Tenerife, la Guardia Civil invade a tiros la Universidad de La Laguna. Un certero disparo acaba con la vida del joven estudiante Javier Fernández Quesada

Leer más

Contra el olvido, recordar Vitoria

A día de hoy sigue sin haberse producido una investigación oficial de lo ocurrido. Ni nadie, institucionalmente o de forma privada, ha pedido perdón a las victimas y sus familias. A algunos les (nos) queda el consuelo de que el capitán que dirigió aquella carga murió, tiempo después, de una indigestión de plomo

Leer más

27/2/1976: proclamación de la República Árabe Democrática de Sahara

Presionado por sucesivas resoluciones de la ONU en favor de la independencia saharaui y contra la antigualla conceptual de considerar al país "provincia española de ultramar", el gobierno franquista aceptó a regañadientes el principio de autodeterminación. Pero se valió de la creación de un falso movimiento político, el Partido de la Unión Nacional Saharaui, para asegurar una solución neocolonialista.

El Sahara posee, además de fosfato, hierro, petróleo, gas natural y uranio, lo que junto a la riqueza pesquera de las costas daba un interés económico al territorio.

También intervino la monarquía marroquí, que pretendió soberanía sobre el Sahara, en un alegato rechazado por la Corte Internacional de Justicia de La Haya. Ante la inminencia de la descolonización el rey Hassan de Marruecos organizó un solapado operativo, la "marcha verde" –que “sería” pacífica- sobre el Sahara, al tiempo que negociaba secretamente con España y le permitió introducir once batallones de infantería y blindados en el país. El 14 de noviembre de 1975 un acuerdo firmado en Madrid cede a Marruecos y Mauritania el territorio, traicionando las aspiraciones del pueblo saharaui.

Leer más

El doctor Calandre y el Hospital de Carabineros de Madrid

Pero hay otra iniciativa, puesta en marcha por Luis Calandre en el citado hospital, que quizá denote de modo más flagrante la omisión, el desprecio y/o la indiferencia con los que se ha tratado su figura y su obra, tan significadas por su compromiso cívico y humanitario con la causa republicana. En febrero de 2007, Cristina Calandre, que desde dos años antes se había dedicado a investigar en el archivo de su abuelo, descubrió que bajo la Residencia de Estudiantes se encontraba el refugio antiaéreo construido durante la guerra para proteger al hospital de los bombardeos nazi-fascistas de la Legión Cóndor. Ese refugio, ubicado bajo lo que hoy es sala de conferencias, se encuentra medio o enteramente derruido actualmente -tras haberse saltado la administración la catalogación de edificio protegido que tiene el mismo-, según la nieta del doctor

Leer más

Palou: la memoria de CIU y su director

En el nuevo Director le gusta hablar con la prensa y hacer llegar su mensaje conciliador, correcto, muy demócrata-cristiano, explicó que su castillo, nueva sede del Memorial, admitiendo que tiene peor accesibilidad que la anterior ubicación y que para algunos puede llevar malos recuerdos, es un lugar ideal para que pasan miles de personas. Es un gran escaparate pero se descuida de explicar que exclusivamente para turistas que mayoritariamente suben por las vistas y para hacerse fotos frente al mar. Este Director es un hombre listo, lo primero que ha pensado y ha manifestado es que es un buen espacio para llevar a los niños de excursión. Un buen negocio. Se ha visto mediatizando y manipulando, él diría educando en los valores democráticos y en el espíritu de reconciliación, a miles de criaturas, una medida que no adoptó el Tripartito porque seguramente los mismos que ahora harán proselitismo entre los niños deberían acusado a el anterior gobierno de corromper a los menores en el revanchismo. Estamos totalmente a favor de dar a conocer nuestra historia a los niños y niñas de Cataluña, pero la de verdad, no la de la reconciliación nacional, la impunidad, el perdón humillante de las víctimas a sus verdugos para seguir adelante sin que no haya ninguna justicia.

Este Director juega a la simplificación de la complejidad con intención manipuladora. Estamos en el mismo caso que la Ley de la Memoria de infame y largo nombre equiparador de víctimas y victimarios, ley miedosa que no fue más allá porque el franquismo aún pervive en los hijos del régimen bajo diferentes siglas, y en los que ocupar y ocupan cargos en todos los estamentos de la supuesta democracia. Si todas las víctimas son iguales entonces el componente afectivo y social de la memoria es violado, es el efecto propagandístico de aislar el contexto donde se han creado estas víctimas. Un ejemplo muy claro y simplista sería decir que todas las madres sufren con la muerte de un hijo, entonces todas las madres son iguales, el dolor es el mismo, todas lloran, las víctimas son iguales. Incierto. Y si dices que todas las víctimas no son iguales puedes ser acusado de falta de objetividad, de ser partidista y de que tu opinión está desviada y por tanto no tiene validez, con lo que la realidad que se ha impuesto y se impone es la de los victimarios que niega la verdad y oculta la barbarie. Entonces vienen los adjetivos que tantas veces hemos oído: rencorosos, revanchistas y otros estigmas que hemos venido soportando durante demasiados años. Se niega la dimensión de la memoria y se gestiona para construir una memoria a medida de los que quieren pasar página sin hacer justicia. Pero la memoria no es sólo la personal, la familiar es también la colectiva por lo que no sirve este reduccionismo de todas las víctimas son iguales.

Leer más