Un año sin ti, Álvaro

Álvaro, ya hace un año que no te oímos maldecir por los rincones porque la injusticia y el avance del fascismo te superaba. Este año hubieras agotado todos los tacos de tu inmenso repertorio, a nosotros ya no nos quedan palabras para mostrar nuestro enojo por este año que tanto y tanto te hemos añorado.

Han pasado muchas cosas. Desde el poder nada bueno. Desde el pueblo un movimiento de indignación y desobediencia que te hubiera gustado compartir. Habrías estado todo el año en la calle detrás de las pancartas gritando hasta quedarte afónico. Se tomaron las plazas y las calles y por una vez el agotamiento de la gente y la carencia de democracia eran portada en los diarios del sistema y los protagonistas eran los que quieren ser ciudadanos y no pagadores de impuestos malversados para salvar banqueros tiburones. La revuelta pacífica ciudadana fue golpeada salvajemente y no en sentido metafórico. Tenemos un nuevo sheriff en la Generalitat, tú ya sabías quién era Puig, pero se ha destacado por su gusto por la violencia contra el pueblo y su debilidad por las armas, las tanquetas y los helicópteros. Se llegó hasta las puertas del Parlamento a pedir vergüenza y justicia social a unos políticos que empezaban su carrera hacia el desastre y que fueron reconvenidos por aquellos que luchan por los invisibles y los sin voz, millones de parados, miles de desahuciados, miles que no perciben ningún tipo de prestación…. Algunos se mostraron tan ridículamente afectados que compararon a aquellos que les tiraban las verdades a la cara con los nazis, sólo porque le mancharon una gabardina con pintura, esta fue la señora Tura. Por una vez y con un tono solemne hicieron una declaración conjunta para demostrar su rechazo a este ataque a los depositarios de la democracia pero se equivocaban, el pueblo es el depositario y ellos sólo unos representantes que se pasan a sus representados por sus partes nobles.

Leer más

La Transición española se diseñó en la sede central de la CIA

Un artículo de 2006 que esta más vivo que nunca…

"El ‘juancarlismo’ se alimenta de la ignorancia, del mito y la desinformación".

El pasado 20 de noviembre fue un nuevo aniversario de la muerte de Franco. No faltaron en los medios las celebraciones por el actual sistema democrático en contraste con la dictadura anterior. Sin embargo, frente al discurso dominante, cada vez son más las investigaciones que hacen hincapié en los aspectos más silenciados del cambio de régimen.

Alfredo Grimaldos ha investigado el papel de la CIA en este proceso: desde las simpatías con Franco a la relación con el PSOE, pasando por su apoyo al 23-F. Y habla sobre la inmunidad que aún posee la agencia, como revelaron los más de 100 vuelos ilegales en territorio español.

Con su último libro, La CIA en España, Grimaldos incide en el papel que tuvieron los servicios secretos estadounidenses para desactivar la posibilidad de un cambio social profundo tras la muerte de Franco. Según apunta, la agencia ha marcado en buena medida los acontecimientos políticos recientes. Además, su presencia se mantiene. El control apenas existe sobre las bases estadounidenses en la península. Y no por casualidad, en septiembre de este mismo año la Unión Europea reprobaba al Gobierno español sus obstáculos a la investigación de los vuelos ilegales de la CIA en aeropuertos españoles.

Leer más

Nochebuena institucionista en el Hospital de Carabineros

Desde agosto de 1936 la aviación nazi-fascista había estado sistemáticamente bombardeando a la población civil de Madrid, incluidos los hospitales y la maternidad de Santa Cristina (donde nacían 5.000 niños republicanos al año), debajo de los cuales se encuentran, en algunos casos, refugios antiaéreos que prueban el delito, incluso de lesa humanidad

Leer más

¿Basílica del Valle de los Caídos o Museo de los Horrores?

Ante la insistente negativa de la familia del anterior dictador a recuperar los restos mortales de éste del Valle de los Caídos y los elevados costes de su traslado a otro lugar, nos queda la alternativa de transformar aquel lugar en el Museo de los Horrores.

Dada la actual crisis y la escasez de recursos para dar cumplimiento a la llamada Ley de la Memoria Histórica, yo propongo que, sin necesidad de trasladar los restos del “caudillo” ni los del dirigente de Falange Española, José Antonio Primo de Rivera, de ser un lugar de peregrinación para tanto facha lo convirtamos en el Museo de los Horrores, lugar de peregrinación para turistas, nostálgicos del pasado, escolares y gente desmemoriada.

Podríamos llenar aquello de paneles con fotografías y el historial de todos aquellos que conforman la intrahistoria: desde la Santa Inquisición hasta los responsables de la actual crisis económica. Ignoro qué personajes, además de los citados y los de algunas de sus numerosas víctimas –tantos de ellos allí alojados contra su propia voluntad y las de sus familiares–, duermen su sueño eterno bajo los muros de tan tenebroso lugar, pero sería muy didáctico para este pueblo tan olvidadizo elaborar un listado de todos aquellos responsables de las matanzas del pasado, empezando por los que exterminaron a los aborígenes en estas islas, los que llevaron la destrucción, junto con la cruz, la esclavitud, el vicio y la vara de medir, hasta allí donde el viento impulso las velas de la codicia, hasta convertir España en el país “donde jamás se ponía el sol”, pasando por encima de culturas, mandatos del Cristo aquel y derechos humanos.

Leer más

¿Por qué la Comuna?

Tribulaciones en torno a un Manifiesto

Al corregir este manifiesto para su inclusión en loquesomos.org, nos hemos visto atrapados en un laberinto léxico del que única y malamente hemos podido salir recurriendo a la cobarde estratagema de no entrar en él y dejarlo todo como estaba.

El asunto en cuestión es que la palabra antifranquismo y, por consiguiente, su derivado antifranquista, no existen  para el Diccionario de la Lengua Española (vigésima segunda edición) de la Real Academia, mientras que sí existe la palabra franquismo.  Es cierto que, dada la suavidad semántica atribuida a ese término, podría llegar a justificarse la no existencia de ningún movimiento en contra. Dice así el diccionario de todos los españoles: “Franquismo: 1. m. Movimiento político y social de tendencia totalitaria, iniciado en España durante la Guerra Civil de 1936-1939, en torno al general Franco, y desarrollado durante los años que ocupó la jefatura del Estado. 2. m. Período histórico que comprende el gobierno del general Franco”.

O sea, solo una tendencia (“orientarse en una dirección”, RAE)… ¡agua de borrajas! Por una tendencia no vale la pena montar ningún pitote. O sea, solo un periodo histórico: no se puede estar contra un periodo histórico; es como estar contra la Edad Media o el Paleolítico Superior. O sea, solo un general, como Washington, o algo así… Nada.

Leer más

1 de diciembre de 1967: emboscada a Isidro Velázquez y Vicente Gauna

Advertido de que su vida corría peligro, decidió escapar. Entonces la policía comenzó a perseguir a su familia que migraba de casa en casa para protegerse. Él optó por volver a vivir en el monte. A tal punto que pasó a la clandestinidad, viviendo en el medio del monte huyendo de la persecución policial. Fue por entonces que comenzó la leyenda

Leer más

La Residencia de Estudiantes, caballo de Troya de la impunidad franquista y la transición

Hace tiempo que llevo intentando recuperar la figura de mi abuelo, el eminente Doctor Luis Calandre Ibáñez, que fue el director del Hospital de Carabineros situado en la Residencia de Estudiantes durante la guerra (1937-39) y por ello nombrado Subdelegado de la JAE en Madrid desde octubre de 1938 a marzo de 1939, con la caída de la República

Leer más