Divina “quita”

Me he pasado la semanita de gripe escuchando en la radio lo de la “quita” griega, y lo de la propuesta de “quita” que el Gobierno del PP sugiere a los proveedores del Estado que deseen cobrar de modo distinto a como lo hacen los manifestantes en la calle. Y no sé si ha sido por la fiebre o qué, que me han entrado unas ganas terribles de apuntarme a esta otra forma de solventar las deudas que, acaso por mi despreocupación de los asuntos mundanos, he desatendido en demasía mi hacienda en beneficio de la de todos, al pagar los impuestos a tocateja y cuantos compromisos tengo con terceros en tiendas, comercios, bares y restaurantes, cuando bien podría gastar más de lo que tengo y luego que vengan a quitarme lo bailado.

Con unas inmensas ganas de levantarme de la cama dispuesto a probar fortuna en esto de la “quita” en algún lugar propicio para ello como El corte Inglés, tuve la precaución de interesarme a fondo por el tema pidiendo sopitas a un amigo economista, quien me puso al corriente de que el asunto de la “quita”, que a un profano como yo se le presenta como una novedad del mercado o una moda del consumismo moderno, es algo tan antiguo y extendido que por poner sólo un ejemplo que me viene a la cabeza, ya la puso en práctica en todo su esplendor Felipe el Hermoso con los Templarios, por no despertar reclamaciones de Israel respecto a las cuentas pendientes dejadas por toda la Nobleza y los Reinos de Castilla y Aragón para con los judíos expulsados durante el periodo de los Reyes Católicos, cuya cuantía seguramente superaría a la de los pecios que pudiéramos rescatar bajo las aguas del Atlántico, de manos de empresas piratas como Odyssey.

Leer más

La leyenda del sargento Fabra

En 1936 detuvo a los oficiales sediciosos de Paterna en el cuarto de banderas del cuartel.

El historiador y escritor José Antonio Vidal Castaño rastrea la verdad y el mito del suboficial.

La memoria histórica ha quedado investida, más que nunca, de rigor académico. Porque una tesis doctoral, que recibía ayer el cum laude de la Universitat de València, se ocupa de la biografía del sargento Fabra (Chella, 1904), sus heroicidades y el tiempo convulso en el que tuvo que actuar. Su autor es el historiador y escritor José Antonio Vidal Castaño, que durante seis años ha rastreado la verdad y el mito en recuerdos personales y documentos no siempre de fácil acceso. La mayor parte de las personas que le conocieron y trataron ya han desaparecido, y aunque se ha entrevistado con 24 familiares y amistades, los recuerdos a tan largo plazo a veces se entremezclan y emborronan. En cuanto a los archivos, el investigador tropezó con la escasez de fuentes militares.

La toma del cuartel de Paterna el 29 de julio de 1936 por parte de Carlos Fabra Marín y sus hombres fue decisiva para evitar la rebelión militar en Valencia. En el cuarto de banderas se habían reunido jefes y oficiales que iban a alzarse contra la II República, hasta que el sargento, acompañado por un pelotón de voluntarios que eran cabos y sargentos, redujo, desarmó y detuvo a los sediciosos. Empuñaba su arma reglamentaria, una Bergman de 9 milímetros, y el tiroteo dejó tres muertos y varios heridos, aunque permitió a los milicianos y la población entrar en el cuartel sin un solo disparo. Una advertencia para el resto de la trama golpista, que ya no se atrevió a actuar en la región militar de Valencia.

Desde ese día el mito popular quedó arraigado en la memoria colectiva, elevando al grado de héroe a un hombre de la clase de tropa, un subalterno de familia humilde que había optado por la milicia para no ser una carga. En los años veinte Fabra había sido voluntario en Melilla, y en la guerra del Rif se debió empapar de esa “ideología” militar que tanto le iba a unir, tras la hazaña de Paterna, al general Miaja. Con él sería aclamado en el campo del Mestalla, presidiendo corridas de toros, convirtiéndose en hijo adoptivo, bautizando una calle, conociendo a importantes personalidades del Gobierno, Ejército y el mundo político. 1937 fue el año del reconocimiento público y los ascensos a teniente y capitán. Se convirtió en el hombre de confianza de Miaja y participó en el frente de Madrid, puente de Arganda.

Leer más

Los 10 falsimandamientos: lo que Israel no quiere que sepamos

El diablo alcanza su máximo grado diabólico

 cuando consigue ser respetado”

E. B Browning

No están en ningunas tablas de la ley.

No están al descubierto.

No se acepta su existencia más que “supuestamente”, pero son y forman parte de la lista de falsimientos, de falsos mandamientos, que Israel nos entrega para que le obedezcamos y traguemos sus mentiras y su manipulación:

1.En 1996 se publicó un documento, en el que participaron eminentes figuras de los eeuuaa como autores, que invoca claramente y sin tapujos a unir esfuerzos para hacer retroceder a Siria, como muy tarde, al cabo de 4 años, en 200, marcando un plan de trabajo político dirigido a empujar a los sirios al Líbano, para desviar la atención de Damasco al utilizar una planificada oposición anti-Siria en Líbano, y posteriormente desestabilizar Siria con la colaboración solidaria de Jordania y Turquía, lo que ha ido sucediendo desde 2005 a 2011. A Israel le interesa que olvidemos que ésta fue la razón fundamental por la que se instituyó la Alianza Anti-Síria y el STL (Tribunal Especial para el Líbano).

2.Los altos cargos políticos americanos e israelíes, especialmente los grandes sacerdotes Obama y Netanyahu, que supuestamente se ocupan de la supuesta seguridad del estado y del mundo ,no son analistas estratégicos, ni expertos en seguridad sino todo lo contrario: son sacerdotes, obispos y misioneros, dependiendo de su rango de poder, de la destrucción masiva, especialistas en rezar y actuar para producir la muerte a gran escala, en blancos de una diana que nunca se sitúa cerca de casa. Como todos los sacerdotes de todas las “sectas ideológicas o versiones del sistema”, crean narraciones, cuentos, fábulas, inventan la historia sagrada, como la versión oficial del 11S y construyen la caracterización y el atrezzo de enemigos invencibles y eternos, como el “terrorismo fantasmal”, es decir, el espectro del terrorismo que, abracadabra, hacen aparecer o desaparecer, a su gusto y conveniencia…”Demos terrorismo a los estúpidos y crédulos ciudadanos” -tienen como lema-.”Ellos nos darán su miedo y su voluntad, debilitada por el terror a un ente que solo tiene una silueta, la que nosotros dibujamos”.

Leer más

Cómo enfrentarnos a la sexta extinción masiva

Ya nos hemos referido anteriormente al hecho de que el ser humano, en los últimos tiempos, ha inaugurado una nueva era geológica –el antropoceno–, era en la que él aparece como la gran amenaza para la biosfera y el eventual exterminador de su propia civilización. Desde hace mucho tiempo biólogos y cosmólogos están advirtiendo a la humanidad de que el nivel de nuestra intervención agresiva en los procesos naturales está acelerando enormemente la sexta extinción en masa de especies de seres vivos. Está en curso desde hace algunos miles de años. Estas extinciones pertenecen misteriosamente al proceso cosmogénico de la Tierra. En los últimos 540 millones de años la Tierra conoció cinco grandes extinciones en masa, prácticamente una cada cien millones de años, que exterminaron gran parte de la vida en el mar y la tierra. La última ocurrió hace 65 millones de años cuando fueron aniquilados, entre otros, los dinosaurios.

Hasta ahora todas las extinciones fueron ocasionadas por las fuerzas del propio universo y de la Tierra, como por ejemplo la caída de meteoros rasantes o por convulsiones climáticas. La sexta está siendo acelerada por el ser humano. Sin su presencia, desaparecía una especie cada cinco años. Ahora, a causa de nuestra agresividad industrialista y consumista, multiplicamos cien mil veces la extinción, nos dice el cosmólogo Brian Swimme en una entrevista reciente al EnlightenNext Magazin, nº 19. Los datos son estremecedores: Paul Ehrlich, profesor de ecología en Standford calcula que son exterminadas 250.000 especies por año, mientras que Edward O. Wilson, de Harvard, da números más bajos, entre 27.000 y 100.000 especies por año (R. Barbault, Ecologia geral, 2011, p. 318).

Leer más

La bala que cayó del cielo. Crimen de Estado: el caso Fernández Quesada

El 12 de diciembre de 1977, en medio de la represión desatada con motivo de una huelga general en Tenerife, la Guardia Civil invade a tiros la Universidad de La Laguna. Un certero disparo acaba con la vida del joven estudiante Javier Fernández Quesada

Leer más

Una elección del uno por ciento

El más reciente escándalo en las primarias republicanas: el copresidente estatal de la campaña de Mitt Romney tuvo que renunciar. La razón: una bronca pasional con un hombre…

Que la elección presidencial estadounidense parece estar reducida, con su tsunami de fondos ilimitados y no regulados, a un concurso entre millonarios para imponer a su favorito en la Casa Blanca ya no es noticia. Para muchos la impresión es que, más que cualquier otra, ésta es una elección del uno por ciento, para el uno por ciento y por el uno por ciento, guiada, diseñada y coreografiada por los mejores técnicos especializados en crear una ilusión de democracia mientras los dueños del juego se dedican al negocio del poder real. Por lo tanto, tal vez lo más interesante ahora son los detalles raros y absurdos de este concurso o las cosas que se revelan de la clase política por accidente.

Por ejemplo, el sábado pasado hubo un revuelo en el estado más orgullosamente antiinmigrante del país, Arizona. Ahí, una de las figuras más “machas” de la política estatal, un sheriff reconocido por su feroz posición antiinmigrante y su fama de ser ex militar y gran defensor de la “ley y el orden”, también candidato al Congreso, de pronto tuvo que renunciar como copresidente estatal de la campaña presidencial del republicano Mitt Romney. La razón: una bronca pasional con un hombre, que además es… ¡un inmigrante mexicano!

Leer más

Rebeldes con causa

María de Jesús ocultaba sus senos rosados para hacerse pasar por hombre porque quería ser parte del Ejército, y a ellos no les parecía que las mujeres fueran valientes. Leonor Villegas inspiró a cientos de mujeres para seguirla desde el norte de México, entre ellas a María de Jesús, que iba y venía entre los soldados y las enfermeras que curaban a los hombres que hacían la Revolución por México.

En 1914 el Ejército Constitucionalista avanzaba entre las pugnas de Villa y Carranza; y ya lo sabíamos, los libros de texto nos contaron una historia sobre los héroes de la Revolución, pero omitieron el verdadero papel que jugaron las mujeres en la construcción del país.

No sólo estaban los rebeldes, esos hombres de diversas clases sociales que decidieron luchar. Estaban las rebeldes, que salieron de sus hogares dejando atrás, igual que hicieran ellos, a sus hijos y parejas, para intentar salvar a una patria que creían secuestrada en manos de la tiranía y la desigualdad.

También estaban las que huyeron de padres que intentaban casarlas con hombres que no amaban, las que gustaban de montar a caballo con la melena suelta y las ideas políticas a flor de piel; todas las que supieron que no eran tiempos para guardar silencio.

Mónica Lavín, la gran escritora mexicana se fue a meter al norte de México y al sur de Estados Unidos para redescubrir a Leonor Villegas, mujer de una entereza entrañable que creó la Cruz Blanca Constitucionalista. La estudió a ella y a sus compañeras que se convirtieron en un grupo estratégico para Carranza y la Revolución.

Leer más

México: Renta de cerebros

Indigna que los candidatos a dirigir el país lleguen aduciendo que saben escribir libros cuando no pueden elaborar, argumentar ni sostener ideas sólidas. El histórico ridículo lo hizo Peña Nieto al presentar un libro editado por Videgaray y escrito en realidad por Aurelio Nuño, muy cercano a Carlos Salinas. Algunos analistas políticos me dicen que pierdo el tiempo indignándome por el uso de escritores fantasmas, pero tras ello subyace un daño mayor, en todos los ámbitos.

No soy la única que piensa que justamente lo que tiene indignada a la sociedad es la amplia normalización de la farsa. Los diarios del país abren espacios a las y los políticos para que opinen y la sociedad sepa lo que piensan antes de legislar o juzgar sobre asuntos de vivienda, salud, educación, seguridad, etc. Y también se sabe que la abrumadora mayoría de esos textos son escritos por jóvenes ilustrados, o intelectuales hambrientos, que rentan su inteligencia a quienes sólo viven de aparentarla.

Y sí, sabemos que terceros escriben los discursos políticos y que depende en gran medida de la calidad oratoria de quien los lee para que la sociedad votante sepa si su candidato/a entiende los problemas, si es capaz de analizarlos y si ha tomado una postura personal y pública ante cada reto.

Y no es cosa menor que hasta los grandes analistas políticos nos digan que es natural que los políticos mientan en todos los sentidos y por todos los medios. Porque al aceptar esa naturalización de la farsa, reconocemos que no votamos por estadistas que se rodean de la mejor gente para realizar su ideario, sino que a la democracia hemos llegado montadas en un carruaje cuyos conductores son unos imbéciles que precisan rentar cerebros para fingir que entienden al país con sus problemas.

Leer más

Ecofeminismo para otro mundo posible

Es necesario un intercambio fructífero entre ecologismo y feminismo.

Entrevista con Alicia Puleo García. Doctora en Filosofía por la Universidad Complutense de Madrid, Profesora Titular de Universidad del Área de Filosofía Moral y Miembro del Consejo de la Cátedra de Estudios de Género de la Universidad de Valladolid. Ha publicado recientemente, Ecofeminismo para otro mundo posible, Madrid, Cátedra, 2011.

¿Qué es el ecofeminismo para ti?

Yo lo entiendo como el encuentro entre la conciencia feminista, ecologista, pacifista y animalista en un siglo XXI en el que se hace indispensable revisar nuestra comprensión del lugar de la humanidad en la tierra. El ecofeminismo no es sólo conservacionismo de especies amenazadas. Comparte la preocupación por la justicia hacia los humanos con la ecología social. Tengo que señalar, sin embargo, que atendiendo a la pregunta que me hacéis, estoy contestando en base a lo que es mi propuesta ecofeminista. Hay distintas formas de pensar el ecofeminismo y no todas, por ejemplo, abordan el tema del Otro animal. Lo que sí todas comparten es la preocupación por los temas ecológicos que afectan particularmente a las mujeres. Como consumidoras y como productoras, las mujeres somos particularmente vulnerables, por razones biológicas, hormonales, a los productos tóxicos que se utilizan actualmente. Pensemos por ejemplo, en los herbicidas y pesticidas a los que están expuestas las trabajadoras del campo, o incluso las que viven cerca de zonas de cultivo. Los agrotóxicos son xenoestrógenos, sustancias químicas que por ser similares a los estrógenos producen patologías especiales en las mujeres. Esto no significa que los hombres sean inmunes a tales agresiones químicas, por supuesto. Pero el síndrome de hipersensibilidad química múltiple afecta especialmente a las mujeres y un número creciente de investigaciones atribuyen el gran aumento del cáncer de mama en las dos últimas décadas con la exposición a los xenoestrógenos presentes en agrotóxicos, dioxinas liberadas al medio ambiente por las incineradoras, resinas sintéticas de barnices y pinturas y un largo etcétera.

Leer más