CCOO Catalunya: El clasismo de medio pelo

losotros344Antoni Puig Solé*. LQSomos. Septiembre 2015

El clasismo de medio pelo de los antiguos secretarios generales de Comisiones Obreras de Cataluña

Tengo costumbre de leer lo que escriben J. L. López Bulla y Joan Coscubiela. Ambos han sido secretario general del sindicato al que sigo afiliado y con ambos he compartido algunos planteamientos y muchas luchas. Me han sorprendido cuando, al unisono y con pretensión de desprestigiar a los que en el pasado los criticaron «desde la izquierda», los han etiquetado, más o menos, de niños de buena familia, mientras que ellos se han presentado como representantes nítidos de la condición obrera.

Su argumentación es banal. Por las organizaciones de izquierda ha pasado todo tipo de personal. Lo han hecho niños de buena familia pero también los han hecho (y en mayor cuantía) trabajadores honrados que han dado toda su vida por la clase obrera. Esto no lo deberían olvidar y menos con la prepotencia que lo hacen.

Por otro lado, donde suele haber más niños de buena familia es justamente en las organizaciones que los supuestos izquierdosos en su momento criticaron, y donde, buena parte de los críticos procedente de casas acomodadas (o de casas no tan acomodadas) al final han ido a parar.
En cuanto el cambio de militancia política y en cuanto a las entradas y salidas de tal o cual organización, no creo que ellos puedan aleccionarnos. Aún recuerdo de cuando se mofaban de aquellos que nunca dejábamos de vincular nuestra militancia sindical con la militancia política. Después, mira por donde -quizás en consonancia con la división del trabajo que propiciaban- al dejar de ser secretario general, ambos llegaron a diputado.

Dicen las malas lenguas que durante la ruptura chino-soviética, un dirigente ruso, hijo de un obrero, recordó su procedencia de clase a un comunista chino, hijo de un mandarín. Entonces, el segundo contestó: ciertamente, tenemos procedencia distinta, pero un rasgo común: ambos hemos traicionado nuestra clase.

Y, por favor, que no se me malinterprete. Sólo quiero dejar claro que su argumento es de poca monta, como también lo era el del comunista chino, por lo que, dichjo sea de paso, tengo un gran respeto, y que si alguien lo quiere saberlo, se llamaba Zou Enlai. En cuanto al argumento del ruso en cuestión, no vale la pena perder más tiempo: fue el mismo rigor intelectual que los argumentos «clasistas» de JL López Bulla y J.Coscubiela. ¿Por qué será?

Más artículos del autor
* LQSomos en Red

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar