Chipre,»uno de los paraísos fiscales europeos más populares»

En Marzo de 2006 fallecía en su celda de la prisión de La Haya el ex Presidente serbio Slobodan Milosevic, sin haber desvelado el misterio de los ochocientos millones de dólares en billetes, que entre 1992 y 2000 volaron de Yugoslavia al aeropuerto de Lamaca, en Chipre; unos fondos pertenecientes al Tesoro del Estado yugoslavo que se convirtieron en activos financieros de ocho sociedades chipriotas registradas a nombre de Milosevic y otros conspiradores, que fueron utilizadas como instrumentos para canalizar ese dinero hacia unas 250 cuentas bancarias en Chipre y Grecia desde las cuales a su vez se remitieron fondos a Liechtenstein, Luxemburgo y Suiza, según la investigación de la revista Forbes que cuenta los nuevos negocios de la prostitución y el tráfico de armas de la mafia rusa en esta Isla. (1)

La página de la CIA destacaba en Agosto de 2006 las graves deficiencias de Chipre en materia de prevención del lavado de dinero sucio e informaba de su condición como destino del tráfico de mujeres para su explotación sexual. Junto con Malta son dos de los nuevos miembros de pleno derecho de la UE, que siguen manteniendo características propias de la condición de paraíso fiscal offshore, aunque no hayan sido tampoco obstáculos para su admisión en la eurozona desde Enero de 2008.

El Informe del Foro de Estabilidad Financiera de 2000 les incluyó entre los 42 centros offshore identificados, catalogando a Chipre como jurisdicción con una infraestructura legal y una supervisión con escasos recursos o de baja calidad en la práctica. Ese mismo año, el Informe del GAFI incluía a Chipre dentro de la relación de 15 jurisdicciones con un sistema de prevención del blanqueo de capitales con deficiencias en la identificación del titular de los fideicomisos y en la supervisión de la actividad de abogados y asesores financieros. Y Chipre y Malta fueron considerados paraísos fiscales por el Comité técnico de la OCDE, por lo que ambos microestados remitieron a esta organización su compromiso de la eliminación de las prácticas fiscales perjudiciales de modo anticipado, logrando que no se les incluyera en la lista negra publicada, sin que exista informe alguno que acredite que cumplieron su compromiso. En todo caso, atenuar esa condición fue uno de los objetivos de las negociaciones autorizadas por el Consejo y la Comisión europea para su ingreso en la Unión en 2004.

A cuenta de los impuestos europeos

Mientras el gobierno chipriota se resistía a equiparar su fiscalidad con la de la Europa de los quince, la Comisión europea aprobaba sustanciosas ayudas económicas, financiadas con impuestos de los ciudadanos europeos perjudicados por las prácticas fiscales insulares; ayudas que durante el trienio 2004-2006, alcanzaron para Malta los 272 millones de euros; sin que se le exigiera la eliminación total de sus prácticas de paraíso fiscal para no residentes. Las resistencias a homologarse, reseñadas en los informes de la Comisión sobre el avance en las negociaciones, no fueron obstáculo para la concesión de esas sustanciales ayudas. Abierta ya la negociación con Chipre y con Malta, ambos países figuraban entre los centros offshore identificados por el Foro de Estabilidad Financiera y el Comité de asuntos fiscales de la OCDE examinaba sus prácticas fiscales perjudiciales.

El proceso negociador concluyó concediendo a Chipre un régimen transitorio hasta el 31 de Diciembre de 2007 con exenciones y singularidades, entre otras, para la aplicación del IVA y para los impuestos especiales. Porque estaba clara la escasa importancia que los tecnócratas de Bruselas conceden a la condición de paraíso fiscal extraterritorial. Transcurridos tres años, la retórica de la Comisión consideraba que cumplían el acervo comunitario sobre la fiscalidad; sin embargo, el lenguaje burocrático ocultaba la realidad como demuestra el régimen transitorio concedido, al final. Entre otras cosas, estos procesos negociadores prueban el desinterés de la política comunitaria que decide el Consejo Europeo y la burocracia de Bruselas, por el logro de la armonización fiscal y la erradicación de las prácticas que la OCDE consideró que perjudicaban a los demás países. (2)

En virtud del principio internacional de respeto a la igualdad de las soberanías estatales, históricas o inventadas, el microestado de Chipre dispone (en 2008) de un comisario en la Comisión Europea y de un voto decisivo en materia fiscal como Alemania, Francia o España, sin haber tenido que suprimir todas las características como paraíso fiscal, que fueron aceptadas como excepciones a las liberales normativas europeas y que no han impedido su ingreso en la eurozona. Además, la UE asumió un complicado problema internacional sin resolver cuando en 2004 incorporó solamente la zona Sur de la isla Chipre constituida en República parlamentaria, con cerca de 800,000 habitantes con un PIB de 18,400 millones de dólares (CIA, est. 2006); en la que el Reino Unido mantiene todavía dos bases o enclaves militares autónomos como restos de la antigua colonia que accedió a la independencia en 1960. El fracaso del proyecto de unificación de la isla apoyado por la ONU, por la oposición muy mayoritaria de los chipriotas griegos, dejó la zona Norte autoproclamada “República Turca del Norte de Chipre”, reconocida únicamente por Turquía.

Ventajas offshore

Aunque ya socio europeo, las agencias siguen promocionando las inversiones financieras extraterritoriales en Internet, siguen considerando a Chipre como “uno de los paraísos fiscales más populares en Europa”, subrayando como características principales: un tipo impositivo del 10 % sobre los beneficios de una sociedad que comercie dentro y fuera de Chipre; y “la confidencialidad” en cuanto a la identificación de los titulares.

Y el Informe de la Oficina estadounidense contra el Narcotráfico para 2007, considera que Chipre es un importante centro financiero regional con un sólido sector de servicios financieros, interno y offshore, que contribuye con un 6,1 % al PIB, vulnerable como otros centros similares a las actividades de lavado de dinero sucio internacional. El fraude y el narcotráfico, en cierta medida, son las principales fuentes del dinero sucio que se blanquea en esta Isla; aunque en la zona controlada por el Gobierno greco-chipriota no están autorizados los casinos, los sitios web de juego ni las acciones al portador. Algunas agencias en Internet, además de sus servicios para la planificación fiscal internacional, ofrecen la posibilidad de conseguir una sociedad offshore/onshore plenamente operativa en Chipre entre 7 y 14 días – requiere a probación de la denominación por el Banco central chipriota- por solamente 1350 euros. (3) Otras agencias ofrecen mejor precio para la constitución de una sociedad instrumental para negocios fuera de la Isla, International Business Company (IBC): Carlton Press cobra solamente 1,850 dólares, más 300 dólares con director; y con British Capital cuesta solamente 199 dólares constituir en Chipre una IBC.

Cualquiera que sea el proveedor de servicios contratado, para la formación de una sociedad offshore en Chipre se requiere un capital mínimo de 1000 libras chipriotas, dos accionistas no residentes y un director de cualquier nacionalidad que puede no ser residente, pudiendo ser una entidad o una persona. Aunque no se autorizan las acciones al portador, sus fuentes de ingresos tienen que proceder de fuera de la isla y el tipo impositivo era el 4,25 % que, pasando al 10 % desde el final del periodo transitorio y sin que se aplique el control de cambios a las sociedades offshore.

El blanqueo activo de capitales ilegales

“Chipre es principalmente un país de destino para un gran número de mujeres traídas de la Europa central y del Este, Filipinas y República Dominicana con propósitos de explotación sexual” en cabaret, nightclubs y trabajos ilegales mediante visados de corta estancia como “artistas”; evidenciando un claro incumplimiento de las normas mínimas para impedir ese tráfico ilegal, señala la CIA en su página actualizada en Agosto de 2007. Asimismo indica que la isla es un punto menor de tránsito para la heroína y el hachís por vía aérea y por el tráfico de contenedores hacia Europa, especialmente desde el Líbano y Turquía; y de alguna cocaína; a pesar del refuerzo del sistema legal antiblanqueo sigue siendo altamente vulnerable al lavado de dinero sucio; y no es nada rigurosa la exigencia de identificación del propietario beneficiario y la información de operaciones sospechosas de las sociedades controladas por no residentes en el sector offshore.

Aunque durante los últimos nueve años, Chipre ha establecido un marco integral antiblanqueo acorde con los estándares internacionales, según la referida Oficina, y sigue introduciendo modificaciones legislativas derivadas de la segunda Directiva europea antiblanqueo, como las obligaciones de debida diligencia e identificación del cliente en cuanto a operaciones sospechosas y el establecimiento del MOKAS en 1997, la unidad local de inteligencia financiera, miembro del Grupo Egmont, que instruye a los bancos para impedir la ejecución de operaciones sospechosas de blanqueo, exigiendo que todas las personas que salgan o entre en Chipre declaren las divisas o lingotes por valor superior a los 15,000 dólares. Chipre ha suscrito el convenio de la ONU de 1988 sobre estupefacientes y el Convenio contra el crimen organizado, además de formar parte del Offshore Group of Banking Supervisors.

Dada su relevancia financiera internacional, en Julio de 2002 la Agencia Tributaria estadounidense (IRS), aprobó las normas antiblanqueo sobre identificación del cliente; como consecuencia de esta aprobación, se autoriza a los bancos de Chipre para la adquisición de valores de los EEUU en nombre de sus clientes, estimándose aptos para suscribir acuerdos de “retenciones fiscales” con el IRS como intermediarios cualificados. Sin embargo, a medida que la UE intenta reforzar los estándares de funcionamiento bancario y de antiblanqueo, se revela la dificultad de conseguirlo en esta isla, según las informaciones solventes de 2007 que “para empezar, la detección y los informes de transacciones sospechosas en los servicios financieros no bancarios siguen siendo deficientes” porque eximen de esa información a abogados y a asesores profesionales, que suelen hacer la vista gorda sobre las actividades sospechosas en nombre de la confidencialidad y constituidos en “la comunidad empresarial entrelazada estrechamente de Chipre”, con omisiones en la información del titular de la transacción; y hasta el punto que el Banco central de Chipre no ha puesto ninguna multa nunca por incumplimiento de las normas sobre prevención del blanqueo de capitales. (4)

La bandera de conveniencia chipriota

Excluida la actividad financiera, la actividad empresarial internacional más importante en Chipre es el comercio relacionado con la gestión naviera y las operaciones marítimas, como el comercio de tránsito en los puertos marítimos llevado a cabo por sociedades de negocios internacionales (IBCs en siglas inglesas) en gran escala, dada la importancia del registro naviero que es el sexto mayor del mundo. Como industria globalizada, el sector naviero tiene un peso importante en la economía insular, representando un 4 % del PIB anual; de hecho el puerto de Limassol está considerado como el mayor centro mundial de gestión naviera de terceros, sede de un gran número de compañías, principalmente controladas por alemanes, aunque no todos los buques que gestionan portan bandera chipriota.

Este sector de negocios se ha beneficiado del maquillaje conseguido con la incorporación de esta isla a la UE; por ejemplo, en 2005 Chipre fue eliminado de la lista negra del Paris Memorandum of Understanding (Paris MOU), una organización de veinte administraciones marítimas que persigue la supresión de los buques infrarregulados mediante inspecciones estrictas en puerto. (5) En datos de la CIA de 2007, Chipre tenía registrados 884 buques de mil toneladas de registro brutos o superior, en su mayoría, cargueros y petroleros; y, además, unos 87 buques chipriotas estaban registrados en otros países, la mayoría considerados paraísos fiscales. Casi el 90 % del total de buques registrados son de propiedad extranjera; cerca de la mitad son griegos y la propiedad del resto se distribuye en gran número de países, entre los cuales el Reino Unido, China y España.

Como es sabido, las banderas de conveniencia son una dimensión de la actividad de los centros offshore, desarrollada con el incentivo no sólo fiscal sino de su marco de desregulación que reduce riesgos económicos para las sociedades propietarias, particularmente en caso de naufragio y catástrofes, por la opacidad que dificulta la identificación de propietarios responsables en los procesos judiciales. La inseguridad y desprotección de las tripulaciones embarcadas en buques con bandera distinta a la nacionalidad del propietario del buque, motiva el interés de la Federación Sindical de los Trabajadores del Transporte, la International Transports Workers´ Federation (ITF), por los paraísos fiscales offshore. Este Sindicato internacional del Transporte, incluye a Malta y a Chipre en la relación de los veintiocho países que en 2003 fueron declarados banderas de conveniencia (FOCs en siglas inglesas) por su “comité de justas prácticas”, compuesto de marineros y estibadores que dirige la campaña mundial de denuncia; relación que comienza por Antigua y Barbados más las Bahamas y termina con Tonga y Vanuatu.

Bancos y sociedades para no residentes

Asegura un experto que mediante las prácticas de sobrevaloración de los precios de las importaciones rusas e infravaloración de los precios de las exportaciones, el petróleo ha sido bombeado fuera de Rusia por una fracción de su valor real y revendido en Europa a precios de mercado, terminando la diferencia en las cuentas bancarias en Chipre de los dueños o ejecutivos de las compañías productoras o comercializadoras. (6) La querencia de la nueva oligarquía rusa por la Isla ha contribuido a su desarrollo financiero. En datos de la Oficina estadounidense referida, en 2007 había 47 firmas de inversiones y otras tantas de asesoramiento financiero además de 1631 abogados en ejercicio que se ocupan de los servicios para no residentes.

El ingreso en la Unión ha sido un acontecimiento para la economía insular por las reformas que establecieron un escenario para un crecimiento económico reforzado, afirma el Informe técnico del FMI de 2004 y viene a reiterar la evaluación de 2006 (7) Tres años antes, en otro Informe del Fondo se evaluaba el centro offshore, subrayando que el sector financiero offshore de Chipre se había visto desarrollado por la posición central de la isla junto y el régimen fiscal preferencial con convenios de doble imposición con 33 países (incluyendo los EEUU, países europeos y de la antigua Unión soviética); una masa de profesionales altamente cualificados en materias legales y contables; una infraestructura sofisticada de telecomunicaciones y una regulación muy liberal para inmigración y visados. Desde 1996 existe una Bolsa de valores insular, The Cyprus Stock Exchange (CSE) que había reemplazado al comercio informal de títulos y cuyo desarrollo se debía a los incentivos fiscales introducidos para las compañías que cotizaran en esa bolsa local. En resumen, el sector financiero local es relativamente grande en comparación con las dimensiones de la economía que, incluyendo las finanzas, los seguros y el negocio inmobiliario contribuye al 20 del PIB, según el Fondo.

La banca chipriota es la actividad offshore más importante aunque resulta todavía pequeña respecto a la que se lleva a cabo en otras jurisdicciones extraterritoriales, por lo cual los expertos del Fondo consideraban que no planteaba riesgos significativos para el sistema financiero internacional. La banca chipriota comprende tres segmentos diferenciados; el doméstico con 11 bancos comerciales además de las 358 cooperativas de crédito, una modalidad de cajas de ahorro. De estos bancos domésticos tres son los mayores y controlan el 70 % de los activos, son de propiedad local pero constituyen grupos internacionales que tienen como filiales a importantes compañías de seguros. Y el tercer segmento abarca 26 unidades bancarias internacionales, la mayoría provenientes de Líbano, Jordania y Rusia; es decir, se han constituido en el extranjero y operan casi exclusivamente fuera de la isla, según el nuevo informe del FMI de Octubre 2006 que evalúa la regulación y la supervisión bancaria, del aseguramiento y de valores de Chipre.

Este tercer segmento comprende sucursales o filiales de bancos extranjeros, denominadas International Banking Units (IBUs) que integraban el sector bancario offshore chipriota, y son establecimientos bancarios autorizados para operaciones primordialmente sobre una base internacional, en divisas y principalmente con no residentes. Desde el ingreso en la UE, los bancos autorizados por las autoridades competentes de los miembros de la Unión podrán establecer sucursales en Chipre o prestar servicios bancarios para operaciones transnacionales sin necesidad de autorización del Banco central chipriota, con arreglo al principio del “pasaporte único”. Por lo que el ingreso en la Unión ha consolidado la dimensión internacional de la banca chipriota que se incorpora a la eurozona.

Sociedades y holdings offshore

En los medios de comunicación internacionales han encontrado eco frecuentemente los litigios derivados de la malla de los holdings rusos registrados en Chipre, Gibraltar y otros centros offshore. El caso más publicitado fue el de la petrolera Yukos del holding Menatep Group, que llevó a prisión a su principal propietario Jodorkosky, condenado en Rusia por graves delitos fiscales en cuantía de varios miles de millones de dólares. En otros casos, los litigios judiciales han surgido porque al ocultar estas sociedades offshore la identidad de los propietarios reales, los titulares ficticios aparecen como accionistas minoritarios cuando en realidad son parte del grupo mayoritario de la sociedad de cartera matriz. Es uno de los litigios planteados en relación con la petrolera rusa Sibneft, porque a los accionistas minoritarios de una de las filiales del Grupo en Chipre se les había negado el voto en la asamblea anual de la empresa matriz en Junio de 2004.

La maraña de filiales del Grupo Vostok Nafta

En 2006, Vostok Nafta Investment Ltd es una destacada sociedad de inversiones, cuya mayor cartera de valores son acciones de la corporación rusa Gazprom, que representan más del uno por ciento de la mayor compañía de gas del mundo.

El Informe anual del Grupo Vostok Nafta para el ejercicio financiero del 1 de Octubre de 2003 al 30 de Septiembre de 2004 ilustra este modelo de maraña de sociedades offshore, que comprende una sociedad matriz y ocho sociedades filiales entrelazadas en torno a la sociedad registrada en Chipre.

El Grupo Vostok Nafta se compone de la compañía matriz en las Bermudas, la Vostok Nafta Investment Ltd (“Vostok Nafta”); una filial de Bermudas de propiedad total, Vostok Energo Investment Limited; y tres filiales chipriotas de propiedad total: la Austro (Cyprus) Ltd, la Vostok Energo (Cyprus) Limited, y la Vostok Komi (Cyprus) Limited. El grueso de las actividades de gestión de la cartera de valores del Grupo se realiza mediante la sociedad chipriota Austro (Cyprus) Ltd. controlando cuatro filiales en Rusia ( la OOO Vostimpex; la OAO Nafta-Invest; la OAO Austro Invest y la OOO Vost Invest).

Las operaciones consisten principalmente en inversiones de cartera, en petróleo, gas y en el sector de la energía en diversos países, principalmente en Rusia. A finales de Septiembre de 2004, tenía invertido en Rusia el 98 % a precios de mercado aproximadamente de la cartera de valores; y durante el periodo 1 de Octubre de 2003 a 30 Septiembre de 2004, el valor neto de la acción se había incrementado en un 77,6 %. Y en la misma fecha, los cinco mayores holdings representaban el 98,3 % de la cartera en valor de mercado (Gazprom; Megionneftegaz; TNK incluyendo Orenburgneft; Onako y Orsk Refinary, Zakhidenergo and Aktubeimunaigaz)

Además de la importante actividad internacional de la gestión naviera y de las operaciones marítimas, llevada a cabo por sociedades offshore, existen también cierto número de compañías aseguradoras, de las cuales casi la mitad son cautivas con un volumen de negocio muy pequeño y unas 106 compañías internacionales de servicios financieros offshore. La legislación sobre las sociedades offshore, ha resultado ser el pilar sobre el que se ha desarrollado el centro offshore de Chipre precisamente por sus posibilidades para la planificación fiscal internacional como testimonian los casos publicitados de sociedades de titularidad rusa.

En Octubre 2006, una detallada evaluación por el FMI de la aplicación de las normas bancarias y financieras (Observance of Standards and Codes for Banking Superivision, Insurance Supervisión and Securities Regulations) destaca, entre otros puntos, que la SEC (el organismo de EEUU que supervisa la Bolsa y los títulos) tenía dificultades para obtener información relativa a los verdaderos titulares de las compañías chipriotas. Y el Informe de FMI de 2001 registraba la existencia de una red extensa de sociedades offshore no financieras registradas en Chipre que superaba las 47,000; y de las cuales solamente unas mil tenían presencia física; la mayoría tenían su origen en Europa pero también había cierto número de origen asiático y americano, y estaban dedicadas en gran parte al comercio, al marketing y a la distribución. Los técnicos del Fondo dejaban constancia que el proceso de negociaciones para el ingreso en la UE estaba significando importantes modificaciones legislativas sobre el sector offshore; en Julio de 2002 se unificó el tipo fiscal del 10 % para todas las sociedades mercantiles chipriotas, sin tener en cuenta la residencia permanente de los propietarios, quedando abolido desde 2003 para bancos y sociedades propiedad de no residentes las características de estanqueidad o aislamiento (ring fencing) frente a la economía local y derogándose tanto la prohibición de comerciar localmente como el trato fiscal preferente. Pero, esta modificación legal incluye la llamada “cláusula del abuelo” que autorizaba a las sociedades offshore existentes a optar por su anterior estatus del 4,25 % durante un período transitorio hasta finales de 2005; habiéndose suprimido desde Enero de 2006 la distinción entre sociedades mercantiles locales y las IBCs por expiración del periodo transitorio, poniendo fin de manera efectiva al sector de las sociedades offshore en Chipre.-

Notas:
(1) Forbes, 4/4/2006.
(2)Unión Europea/Ampliación en http://europa.eu/scadplus/leg/es/s40000.htm
(3) www.cypruscompany.com
(4) Roger-Louis Cazalet, Cyprus risks being a laundering haven en FT.com 26/7/2007
(5)FT 1/8/2005.
(6) Baker, Raymon W., Capitalism´s Achilles Heel. Opus cit., pág. 28
(7) Los datos financieros y fiscales de los centros offshore descritos han sido tomados, salvo indicación específica, de los informes en inglés del Fondo Monetario Internacional (FMI) Offshore Financial Centers (OFCs): IMF Staff Assessments disponibles en http://www.imf.org/external/np/ofca/ofca.asp
* Este texto publicado en 2008 en la segunda parte del libro La Europa opaca de las finanzas. Y sus paraísos fiscales offshore (Icaria) www.laeuropaopacadelasfinanzas.com

Deja un comentario