Cien horas para la democracia

Por Iñaki Alrui. LQSomos.

Diversos colectivos memorialistas que forman la Coordinadora Estatal de Apoyo a la Querella Argentina (CEAQUA) han convocado “100 horas por la Memoria y contra la Impunidad”, unas jornadas que se van a realizar entre el 25 y el 29 de marzo, reivindicando acabar con la impunidad del franquismo y defendiendo la necesaria legislación para acabar con este

100 horas por la Memoria y contra la Impunidad

100 horas pueden parecer mucho, y sin embargo apenas son un corto lapsus en el tiempo, sobre todo para los miles de personas que llevan esperando toda una vida, con todos sus años, con todas sus horas, la Verdad, la Justicia y la Reparación en el entorno de lo que hoy denominan “Memoria Democrática”.

¿Y qué es eso de Memoria Democrática? Lo intento… Es una lucha de frente contra el olvido impuesto, contra la amnesia programada, contra el relato obligado y establecido.
Es la reivindicación de la VERDAD frente a la mentira establecida desde el golpe de estado realizado por militares sublevados en 1936, que sembraron de muerte, tortura y represión todo el estado español; y robos, que no se olvide que fueron auténticos ladrones de propiedades, de arte, de joyas y lo peor de todo: de recién nacidos que arrancaban a sus madres. Muertes, torturas y represión que prosiguieron después de la muerte del dictador, que no del franquismo, en la mal llamada transición con sus 188 asesinados (todavía por comprobar al alza, y dependiendo del año en que se considere el cierre del periodo) de origen institucional, ya fuera directamente por la guardia civil o la policía nacional, por las bandas de extrema derecha (y parapoliciales) o dentro de las prisiones.

La Memoria Democrática es la búsqueda de la JUSTICIA, ese principio universal que rige la aplicación del derecho para conseguir que se actúe con la VERDAD, dando a cada uno lo que le corresponde. JUSTICIA es restablecer lo robado con el golpe militar, es indemnizar a las personas explotadas por las empresas que se lucraron con trabajo esclavo legalizado en el franquismo, es poner nombre a los verdugos, a los torturadores, a los ladrones.

Y la Memoria también es REPARACIÓN, el derecho de las víctimas a ver compensados los daños sufridos a través de una JUSTICIA restaurativa basada en la VERDAD. La REPARACIÓN es: rehabilitación, satisfacción, garantías de no repetición. El reconocimiento público hacia todas las personas asesinadas, torturadas, y encarceladas injustamente simplemente por defender la democracia.

Con estos mimbres de la Memoria Democrática se podría escribir el necesario relato y grabarlo en la historia, para evitar repeticiones.

Y en torno a estos valores y derechos, los días 25, 26, 27 y 29 de marzo en Madrid, diversos colectivos que luchan contra la impunidad de los crímenes del franquismo han organizado unas jornadas de lucha y reivindicación junto con otros colectivos con el fin de conseguir que las leyes que pueden dar pasos para acabar con la impunidad del franquismo sigan su trámite en las Cortes. Que dicho así, pueden parecer obviedades, pero llevamos 47 años con el mayor asesino español muerto (en la cama) y seguimos sin ver la luz de la verdad, 47 años de gobiernos de “democracia” incapaces de legislar para poder hacer justicia. Aunque lo peor no es eso, es que además se sigue defendiendo a criminales, torturadores y ladrones de la dictadura, es que además se mantienen condecoraciones, pagas vitalicias, monumentos, calles y nuestros gobernantes hablan tan tranquilos de democracia, mientras apoyan a personajes de la calaña de Martín Villa. No basta con las palabras, discursos o declaraciones de intenciones, hay que legislar, hacer leyes contra la impunidad franquista es la única realidad válida.

La VERDAD se sabe, pero se oculta, la asesinan todas las mañanas para que no se haga JUSTICIA y puedan vivir en la impunidad absoluta los verdugos, torturadores y ladrones (la gran mayoría continua en los espacios de poder junto a sus herederos, sí también se hereda!) y de esa manera vedan la REPARACIÓN, porque se niega a las victimas y se miente en la historia.

Todo es cuestión de tiempo, pero este inexorablemente pasa, y la Verdad, Justicia y Reparación ya no llegará para centenares de personas que nos han ido dejando en estas cinco décadas, personas que sufrieron de manera injusta la cárcel, personas que soñaron con recuperar los restos de sus familiares para rescatarlos de las cunetas materiales y simbólicas, personas que esperaron que se juzgará al criminal que mató a su hijo, a su compañera o a su amigo tras la muerte del dictador, personas que pensaron que en la democracia no cabrían los torturadores. El tiempo pasa, 100 horas son un corto lapsus en el tiempo. 100 horas muy necesarias para un pueblo que tiene que buscar la Justicia en otro país porque aquí se la niegan: Querella Argentina.

Las “100 horas por la Memoria y contra la impunidad” son para todas y todos, 100 horas para todo un país, 100 horas para la democracia, porque podrá seguir pasando el tiempo, pero mientras no lleguemos a la REPARACIÓN seguiremos siendo una democracia defectuosa y extremadamente corrupta, asentada sobre las mentiras de un reciente pasado, incapaz de mirarse al espejo sin pudor ni de mirar al futuro de frente.

Allí estaremos, sumando, recogiendo los testigos caídos y levantando las banderas a las que no renunciamos nunca, cargadas de colores, de libertad y de futuro.
No olvidamos, ¡Verdad, Justicia, Reparación!

Con un clic aquí, puedes ver todos los eventos
Manifiesto: https://rompamos-la-impunidad.webnode.es/manifiesto/
También se está haciendo una recogida de firmas, clic aquí

Más artículos del autor. Miembro del Colectivo LoQueSomos. En Twitter: @IkaiAlo

Síguenos en redes sociales… Mastodon: @LQSomos@nobigtech.es Diaspora*: lqsomos@wk3.org Telegram: LoQueSomosWeb Twitter: @LQSomos Facebook: LoQueSomos Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar