Colombia: “A color van a sentir más cerca ese pasado”

Relatan, las fotos, los últimos días del caudillo liberal Jorge Elíecer Gaitán, un verdadero líder de masas, vilmente asesinado el 9 de abril de 1948. El crimen desató una insurrección popular, conocida como El Bogotazo, de tal calibre que las protestas y su brutal represión militar dejaron la capital colombiana semidestruída. Lo peor vino después, con la caza y asesinato desde el poder de miles y miles de liberales, en muchos casos con siniestras y sádicas prácticas por parte de las partidas armadas conservadoras, los llamados ‘pájaros’. Comienza así, con el Bogotazo, la llamada «Violencia», en la que murieron unas 300.000 personas. Para ocultarse de esa represión, muchos liberales se echaron al monte. Nacieron así las guerrillas liberales. Uno de ellos fue Pedro Antonio Marín, conocido después como Manuel Marulanda y Tirofijo. Era todavía un niño cuando acompañó su padre en la huida. Después fundaria con otros campesinos las FARC

Fotografías de la insurrección popular del 9 de abril de 1948

Sasha Yumbila Paz*. LQS. Abril 2021

Entrevista a Leonardo Ortiz Díaz, artista digital. @LeoOrtizD

Discurso de Jorge Eliécer Gaitán frente a la Iglesia de Jesucristo Obrero, La Perseverancia, Bogotá 1946. Foto: Luis Alberto Gaitán «Lunga».

Leonardo Ortiz Díaz es rolo de nacimiento, publicista de profesión, jefe de diseño de una compañía de impresión textil. Pasó su niñez y adolescencia caminando por el Parque Nacional, Monserrate, la Carrera Séptima, la Biblioteca Luis Ángel Arango, La Candelaria y la Plaza de Bolívar centro de la capital colombiana. Motivos suficientes para tomarle cariño a la historia de la ciudad, el gusto por la fotografía y el arte digital. Su hobby es colorear las fotos históricas que fueron tomadas a blanco y negro, proceso tan antiguo como la fotografía.

La imagen fotográfica es fuente de memoria histórica que nos permite revivir hechos trascendentales como la insurreción popular del 9 de abril de 1948 tras el asesinato de Jorge Eliécer Gaitán perpetrado por la CIA y la oligarquía colombiana. Acontecimiento que de manera despectiva la prensa sigue llamando “el bogotazo” y como lo sustenta Gloria Gaitán Jaramillo hija de Jorge Eliécer Gaitán, el apelativo se lo inventaron “para darle a ese día una connotación de vandalismo y hacer olvidar que el Ejército sacrificó a más de 1000 héroes que se alzaron para derrocar al genocida Mariano Ospina Pérez”.

Bogotá 9 de abril de 1948. Calle 12 / Carrera 5ª. Foto: Sady González

En el dispendioso proyecto fotográfico de Leonardo nos permite adentrarnos a conocer sobre el pensamiento y obra de Gaitán, como el artista lo manifiesta uno de sus objetivos al darle color a las fotos históricas es “sentir un poco más cerca ese pasado”, los cuales fueron registrados por obturaciones fotográficas de Tito Julio Celis, Manuel H, Sady González, Parmenio Rodríguez una de las víctimas de esa insurrección asesinado por francotiradores y Leo Matiz destacado fotógrafo colombiano quien también resultó herido en este acontecimiento.

Sasha Yumbila Paz: Hay quienes afirman que existe la misma cantidad de definiciones sobre la fotografía como habitantes en la tierra. ¿Para usted qué es la fotografía?

Leonardo Ortiz Díaz: La fotografía creo que fue un regalo tardío que la tecnología nos dio. Tardío porque no tenemos registros visuales de muchos eventos en la historia que sería increíble poder ver algo de ellos.

La fotografía para mí es nuestra máquina del tiempo; no podemos viajar en el tiempo pero podemos traer ese momento cuando vemos fotos, ese instante congelado nunca se podría repetir y la verdad es algo increíble que podamos disfrutar de eso.

S.Y: ¿Qué lo motiva a colorear las fotografías a blanco y negro?

Bogotá 10 de abril de 1948. Hotel Granada, Avenida Jiménez entre carreras Sexta y Séptima. Foto: Sady González. Intervención de la diseñadora gráfica y fotógrafa Susana Carrié.

L.O: Esto empezó como un accidente, algo no planeado. Hace unos 3 años el gerente de la compañía para la que trabajo me preguntó si le podía digitalizar una foto y arreglarla, era una foto de más de 70 años de una finca en el eje cafetero con mucha familia reunida, la típica foto familiar pero el tiempo la había dañado tenía fracturas, manchas y partes faltantes obviamente estaba en el blanco y negro-sepia de las fotos de la época. La idea era solamente arreglar las fracturas y limpiarla un poco, cuando terminé de arreglar la foto me quedé viéndola y pensé “que paisaje tan bonito», (porque era un portón de una finca cafetera con materas, flores, niños, se veía al fondo unas montañas) y dije “lástima que las cámaras no fueran a color en esa época, para poder ver la foto como la veía el fotógrafo”. Me quedé un momento en silencio y me dije: pero tengo la tecnología para verla a color hoy en día y me puse en la tarea de darle color, tardé un poco, pero lo hice; no fue mi mejor trabajo, pero no me disgustó el resultado. Cuando se la di al gerente pensé que no le iba a gustar porque hay gente que no le gusta el color en la foto, pero quedó en shock y me dijo: “esto es increíble, me transporté al pasado”, entonces hizo copias impresas y se las envió a sus familiares, fue muy gratificante ver que era algo que realmente gustaba y muchos de ellos me escribieron agradeciendo esa labor.

S.Y: ¿A qué se debe la importancia de la historia de Colombia a través de la fotografía?

L.O: Según mi conocimiento la fotografía en Colombia llegó a finales del siglo XIX y no había mucho fotógrafo, porque obvio imagino que los costos eran altos para quien quisiera ejercer la profesión, sin embargo ellos hicieron algo que debemos valorar y es ese intento de plasmar la historia y aunque muchos de ellos ni lo sabrían estarían contando visualmente los hechos que ni imaginándolos podríamos haberlo visualizado.

Esos registros debemos hacerlos visibles, públicos y de libre acceso para que mantengamos viva la historia.

Jorge Eliécer Gaitán, Amparo Jaramillo de Gaitán y su hija Gloria Gaitán

S.Y: En su proyecto fotográfico de colorización digital es recurrente ver fotografías de Jorge Eliécer Gaitán ¿Qué lo motiva a darle color a esas fotos?

Barrio Samper Mendoza (Bogotá). Foto: Luis Alberto Gaitán «Lunga».

L.O: Continuando con el ejercicio de la colorización de la foto del gerente de la compañía, quedé con esas ganas de seguir haciéndolo pero la verdad mi familia no tiene muchas fotos antiguas y hace unos dos años cuando mi hijo estaba haciendo una tarea del colegio sobre lo que aconteció el 9 de abril de 1948 en Bogotá, yo le ayudé un poco. Cuando lo íbamos a imprimir la impresora molestó y solo imprimía en negro, estaba ahí tratando de que funcionara cuando me dice mi hijo “menos mal las fotos son a blanco y negro, porque si no se vería feo mi trabajo” y ese comentario me quedó dando vueltas en la cabeza y dije: “él tiene razón, estas fotos debería verse a color” entonces empecé a buscar en internet fotos del 9 de abril del 48, las guardé y poco a poco empecé a darle color, nunca pensé en publicarlas en ningún sitio porque no quería faltarle el respeto a los fotógrafos, era algo que quise hacer para mí.

Esto fue hace casi dos años alcancé a darle color a unas 10 u 11 fotografías, las quería imprimir y colocarlas en mi apartamento para que fuera un tema de conversación más que otra cosa.

Antes de que empezara la pandemia, más o menos en enero o febrero de 2020 mi hermano fue a mi casa, yo tenía el computador prendido y una fotografía de Gaitán abierta porque la estaba colorizando y él me pregunta con un poco de asombro “¿de dónde saco esa foto?”, yo le dije “pues de internet,”, y me dijo: “nooo la de color, esa no la había visto” y le dije que yo las bajaba de internet y les daba color como un hobbie, como quien tiene una actividad para pasar el rato y fue por la insistencia de él que empecé a publicarlas.

S.Y: ¿Qué temas recuerda de las converación que surgierón con las fotografías de Gaitán?

Gaitán en Medellín año 1947. Foto: Gabriel Carvajal.

L.O: Recuerdo que el primer grupo de Facebook donde publique un par de fotos al día siguiente eliminaron la publicación y me sacaron del grupo, quedé en pausa y pensé “esto no va a gustar”, pero también había hecho publicaciones en Instagram y Twitter y la respuesta fue muy agradable me escribieron personas que conocían el tema, que les gustaba ver a color las fotos del 9 de abril; profesores que me dijeron que iban a usar las fotos para sus alumnos, historiadores, periodistas y fotógrafos que querían compartir las imágenes. Realmente aprendí mucho de las conversaciones, de los comentarios, hablé con familiares de algunos fotógrafos y sentí que este hobbie realmente no era tan malo como pensé que podía ser, incluso hablé con varios fotógrafos y diseñadores para crear un colectivo de memoria digital actualizada, donde todo el que quiera aprender a darle color a las fotos (con mi técnica, porque hay varias) lo haga sin costo y podamos tomar las fotos de bibliotecas, archivos públicos y privados para publicarlas y así darle un nuevo empuje a la historia en blanco y negro.

S.Y: ¿Quiénes son los fotógrafos de esas imágenes a las que le hace proceso de colorización?

L.O: Algo bueno de este ejercicio es que empieza a conocer nombres, entre ellos Sady González, Luis Alberto Gaitán “Lunga”, Manuel H, Melitón Rodríguez, Gumersindo Cuéllar y Vicky Ospina.

S.Y: El semiólogo francés Roland Barthes en su texto ‘La cámara lúcida’ distingue varios elementos en la imagen fotográfica, entre ellos el Punctum “aquello que llama la atención en una imagen, un pinchazo “es ese azar que en ella me despunta (pero que también me lastima, me punza)” (Barthes, 1989, 65)”
¿Para usted cuál sería ese Punctum al que se refiere Barthes en las fotografías de su proyecto donde aparece Gaitán?

Última foto con vida de Gaitán tomada en su oficina un día antes de su asesinato, Bogotá 8 de abril de 1948. Archivo fotográfico de SadyGonzález, Biblioteca Luis Ángel Arango. Plinio Mendoza Neira, Roberto García-Peña y Jorge Eliécer Gaitán

L.O: Es esa naturalidad, esa improvisación del día a día, es cuando el fotógrafo le “roba” ese momento no preparado. Eso es lo que me gusta mucho de Gaitán algo de “calle”, improvisado, natural, como si no le importara el fotógrafo, como una historia bien contada aunque en sus momentos improvisados. Como cuando juega tejo o se toma un café en Medellín.

S.Y: Memoricidio un concepto creado por el médico e historiador croata Mirko D. Grmek para definir la destrucción de la memoria y la cultura del enemigo, Gloria Gaitán define el memoricio en Colombia como una “Técnica empleada por la oligarquía para completar el proceso de genocidio después del asesinato de los líderes” la ocultación y tergiversación de los hechos.
¿Creé usted que su trabajo aporta en la batalla para que la historia no se haga cenizas?

L.O: Eso quiero creer, cuando empecé a darle color a las fotos del 9 de abril de 1948 y de Gaitán me pareció increíble que no hubiera alguien que lo haya hecho antes, ya que la tecnología para ello la tenemos hace mucho y nadie lo había tratado de hacer, al darle color a la primera foto (la de Gaitán con Plinio y Garcia Peña), quedé asombrado de lo que podemos hacer con estas fotos.

Quise darle color a las fotos para que cuando las futuras generaciones y además nosotros; veamos esos momentos como algo que realmente pasó y no como algo lejano.

S.Y: ¿Cree que se resignifica la fotografía al darle color?

Exalcalde de Bogotá Jorge Eliécer Gaitán y el alcalde de la ciudad Fernando Mazuera, Bogotá 9 de enero de 1948. Foto: Sady Gonzalez

L.O: Cuando le das color a una foto tu cerebro la interpreta como algo reciente y eso es lo que quiero lograr. No podemos viajar al pasado, pero podemos traer ese pasado y adaptarlo a nuestro día a día, (hablo de un mundo en 4k, Full Hd, con millones de colores y cámaras en todas nuestras manos), entonces si nuestros hijos ven esas fotos históricas a color van a sentir un poco más cerca ese pasado. Lo van a ver con más detalle; algo les va a quedar en la memoria.

Sobre la técnica

S.Y: ¿Hay un proceso de documentación e investigación?

L.O: Si, y no, ya que muchas fotos no traen contexto o no vienen acompañadas de una buena descripción, en las que he encontrado trato en lo posible de anexar el texto que lo acompaña y dejo la fuente; hay otras en las que simplemente solo hay que darle color y no más.

S.Y: ¿Qué cosas lo han marcado en esa investigación? (curiosidades, anécdotas o algo bien charro)

Jorge Eliécer Gaitán en el teatro Municipal, Bogotá, 10 de octubre de 1947. Foto: Sady González. Biblioteca Luis Ángel Arango

L.O: Me impresiona la cantidad de material gráfico que hay, pero no se comparte o no se puede encontrar tan fácilmente. Un ejemplo es la Biblioteca Nacional ellos me contactaron para hacer un taller de colorizacion y cuando hablaba con Camilo quien dirige el archivo digital me cuenta que tienen casi 200 mil fotos digitalizadas de los últimos 80 o 90 años y está muy bien organizado; pasé horas simplemente navegando y viendo.

Importante que El Banco de la República, el Archivo de Bogotá y algunas fundaciones privadas que manejan el archivo fotográfico de algunos fotógrafos fueran más abiertos a compartir esas memorias fotográficas.

Algo curioso que me pasó, es que yo empecé a subir a mis redes las fotos el año pasado como un ejercicio de memoria histórica y el 9 de abril del 2020 durante la pandemia me desperté y vi que tenía cientos de notificaciones de los usuarios de la redes sociales, pensé que me habían hackeado o quien sabe que había hecho y después vi que Félix de Bedout me había mencionado en un tweet y ya me tranquilicé.

Otra cosa que me ha gustado es que muchas personas me mandan fotos históricas que les gustaría ver a color, ejemplo la Carrera Panamericana, el primer Juan Valdés, la “loca” Margarita o el matrimonio de Luis Carlos Galán. Tenemos historia, las fotos de Gaitán fue un buen comienzo.

Jorge Eliécer Gaitán – Foto: Luis Alberto Gaitán «Lunga».
Jorge Eliécer Gaitán – Discurso Plaza de Bolívar
Jorge Eliécer Gaitán en la Clínica Central de Bogotá, 9 de abril de 1948. Foto: Leo Matiz, fotografía para la Revista LIFE
Bogotá, 8 de abril de 1949 durante el homenaje a Jorge Eliécer Gaitán en el edificio Agustín Nieto Caballero, lugar donde fue asesinado. Foto: Sady González

*.- Sasha Yumbila Paz: Registrando Historias, ambientalista, trabajadora humanitaria y periodista independiente, amante de la creación audiovisual. @YumbilaPaz

Síguenos en redes sociales… Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar