Cómo la dictadura de Franco destruyó la ciencia española

dictadura-ranquista-destruyó-la-ciencia-lqsTania Rabesandratana*. LQSomos. Septiembre 2015

Francisco Franco gobernó España desde 1939 hasta su muerte en 1975. Su régimen nacionalista y autoritario produjo un apretón brutal en la vida política y cultural del país -pero también de la ciencia-, de acuerdo con ‘Enseñanza, Ciencia e Ideología en España’ (1890-1950), un libro reciente publicado en español. En este libro, Manuel Castillo Martos y Juan Luis Rubio Mayoral, muestran que el franquismo sofocó la investigación, y se basó en el Opus Dei, una institución católica conservadora, para vigilar la vida académica.

ScienceInsider habló con Castillo Martos:

¿Usted estudió química durante la dictadura de Franco en la década de 1960? ¿Cuál fue su experiencia en la universidad en ese momento?

Recuerdo haber tomado clases de biología con Pedro Castro Barea, que había impregnado su enseñanza con los principios liberales y humanistas. Pude ver la diferencia con otros profesores, más conservadores. Antes de que lo hubiera tenido como profesor, Castro Barea fue expulsado de la universidad por cinco años, y luego aceptado de nuevo, como una forma de degradarlo y como parte de depuración de Franco, o «purga».

¿Qué significaba purga?

En el libro, nos explican que los «comités de purga» fueron creados en cada universidad española para identificar los académicos que el gobierno quería eliminar, en base a sus ideas políticas o religiosas. Algunos fueron removidos de su cátedra universitaria, otros no podían regresar a la universidad de ninguna manera, algunos fueron encarcelados. Algunos no podían salir del país, pero muchos académicos a la izquierda, más de cien, tuvieron que exiliarse en México.

¿Qué otras formas de control implementó el régimen de Franco para controlar a los académicos?

Hemos encontrado datos no publicados acerca de las prohibiciones en las universidades españolas. Prohibieron los libros de Darwin. El régimen de Franco defendió la literalidad de la Biblia, que fue considerado una historia infalible, inspirada en la palabra de Dios. Las ideas científicas que contradecían este libro, tales como la evolución darwinista, se consideraron inaceptables. Por ejemplo, en los últimos años del franquismo, los censores religiosos prohibidos -Entre los locutores de la ciencia- fue Félix Rodríguez de la Fuente, a quien le prohibieron usar la frase «el mar, la cuna de la vida» en la televisión pública.

Usted escribe que en 1937, Franco disolvió el Consejo para el Avance de los Estudios e Investigaciones Científicas (JAE), creado en 1909 para promover la ciencia y el intercambio con investigadores extranjeros Español.

La modernización de la ciencia bajo la JAE fue detenida por la Guerra Civil Española. Franco estaba decidido a enterrar el espíritu de renovación que la JAE había representado. El régimen mantuvo la infraestructura destruida, incluidas las donaciones para enviar científicos españoles en el extranjero, o invitar a científicos extranjeros a España.

Entonces, en 1939, Franco creó lo que hoy es el órgano de la ciencia pública más grande de España, el Consejo de Investigación Nacional español (CSIC). ¿Cómo se diferencia de la JAE?

Bajo el régimen de Franco, el CSIC estaba en manos del Opus Dei. Esa es la realidad. El espíritu de los años JAE, había desaparecido por completo. Pero los que fueron los responsables de la represión contra los investigadores fueron las autoridades políticas, no el CSIC como institución.

¿Cómo pudo la ciencia recobrarse después del final de la dictadura de Franco?

Después de 1975, se produjo un lento retorno al espíritu de la JAE, ayudando a los profesores a pasar tiempo en el extranjero. Yo mismo pasé un tiempo en Alemania después de mi doctorado. Creo que el CSIC ha despegado por completo su historia temprana y alcanzado un alto nivel científico. Actualmente lleva a cabo proyectos de investigación internacionales, y se ha abierto a todos los continentes. Pero en los últimos años, ha sufrido severos recortes presupuestarios, por lo que estamos viendo una disminución de nuevo. Hay un latente neo-franquismo bajo el gobierno actual conservador.

¿La actitud de los dictadores es en general mala hacia el desarrollo de la ciencia?

Podemos ver similitudes entre lo que sucedió en España y otras dictaduras, en Portugal, Grecia o Alemania, donde la ciencia y el conocimiento en general, tienen que desarrollar y progresar libres de cualquier influencia, ya sean ideológicas, religiosas o políticas. Eso es lo que ningún régimen dictatorial puede tolerar ni admitir.

* Nota original en Science Insider
Traducido por Mónica Oporto para LoQueSomos

Notas relacionadas, clic aquí

2 comentarios sobre “Cómo la dictadura de Franco destruyó la ciencia española

  • el 1 septiembre, 2015 a las 09:09
    Permalink

    Esta madrugada del lunes 31 falleció Pepita Patiño, inolvidable protagonista que inspiró «La voz dormida». Nuestro reconocimiento a esta gran luchadora. El funeral se celebra este martes 1 de septiembre a las 11 de la mañana en el tanatorio del Granadal (Córdoba).

    Respuesta

Deja un comentario