Conflicto del transporte. Ni huelga, ni lock aut

Por Manuel Salguero. LQSomos.

“Compre, compre, compre, compre.
Porque usted necesita, lo que no necesita.
Y nosotros necesitamos vender”.
De un tema del grupo musical Cucharada.

¿Golpe punchista al gobierno de coalición?

Una huelga no es, ya que en estas suelen estar los sindicatos involucrados y los sindicalistas aquí brillan por su ausencia, bueno, está “Solidaridad” pero siendo un sindicato fabricado por Vox, usurpando el nombre registrado ya por otro sindicato, y sabiendo que a los de Vox la sola palabra sindicalista les causa más sarpullidos que la palabra huelga, se puede considerar ausencia de sindicatos en este “conflicto”. Además que desde un principio, tal vez incluso antes, PP, Ciudadanos y Vox, los apoyó a capa y espada, con lo amante que son estos de las huelgas como hemos podido comprobar la década anterior, el asunto huele a chamusquina.

Ya tienen problemas para definirse como trabajador o autónomo con 4 o 17 camiones, como declaran los transportistas a poco que les pregunten los periodistas sobre el conflicto.

Lock aut tampoco es. El lock aut es un cierre patronal para contrarrestar la fuerza de las huelgas de los trabajadores, y huelga no había ninguna en el sector, ni se sabe que esto fuese legalmente presentado, ni que surgiese de asambleas de trabajadores o comités de empresa, ni hay servicios mínimos, ni todas esas cosas que el estado pide a los sindicatos para formalizar una huelga sin que les envié los antidisturbios y los metan en la cárcel. La definición de lock aut viene directamente ligada a las huelgas y contra estas hasta en lo que concierne judicialmente. En esta pagina meramente profesional, se puede ver claramente lo que es un cierre patronal, clic aquí.

Poco antes de que surgiera el conflicto, desde personal de los supermercados comenzó a propagarse el rumor en Madrid de que iba a haber escasez de productos, recomendando a conocidos que hiciesen acopio de vianda por lo que pudiese suceder. Recordando el asunto del papel higiénico durante la pandemia que desapareció de las estanterías, pero esta vez con el aceite de girasol.

Esto en plena subida escandalosa de precios, cuando la sociedad está más escurrida que una mojama, sonaba a estrategia comercial para vender por miedo lo que no conseguían con los argumentos de, pobrecitos los empresarios, con los pocos beneficios que sacan no van a poder enviarlos a Panamá como hacían en los años de bonanza.

Pero al saltar el conflicto del transporte, uno se pone a atar cabos y van cuadrando cosas que le llevan a uno a pensar en un proceso punchista. Y sin buscar mucho en la red aparece esta definición en manual de la organización ultraliberalista estadounidense «Freedom House«: “se lleva un estado al desastre económico (eso hace barata la operación), se financia el movimiento populista que surge de la noche a la mañana (la importancia de la propaganda) y alza una bandera reivindicativa basada en el descontento de la gente. Se toma el poder antes de que la gente se ponga a pensar en la plataforma socio-económica que el movimiento ofrece: el objetivo es tómelo ahora, o lo hacemos que lo tome de todas maneras. Pobre del pueblo cuando se entere que son sujetos de especulación, de un juego de inversión y que sus dirigentes son pagados por el capital interesado. Y pobres de los sujetos financiados por los intereses dispuestos a sacar lucro del hambre y miseria generadas.
¿Revoluciones pacíficas o involuciones financiadas?

La Plataforma en Defensa del Transporte, que ya salió en 2007, durando entonces el conflicto generado 2 semanas, con el resultado de dos muertos. Parece solamente salir contra gobiernos de izquierdas, en 2007 contra el gobierno de Rodríguez Zapatero y ahora con el de coalición, entonces en plena cumbre de la burbuja inmobiliaria y el mismo año que estalla la crisis-estafa, entre medias no parece haber habido problemas para los transportistas con lo convulsa que fue la década anterior para todo el mundo.

Ahora que van a venir millones de la UE por el problema económico surgido con la pandemia, a un año de las elecciones generales, y con un PP que los barones han sacado la guadaña, le han cortado la cabeza a Casado, de su equipo ni han publicado la escabechina, han fulminado a Carromero, dejado a la altiva Ayuso tiritando y diciendo “Virgencita, virgencita que me quede como estaba”, y al partido acojonado sin nadie que se atreva ni a presentarse a unas primarias por miedo a terminar en algo “que parezca un accidente”. Sí que cuadra la teoría de golpe punchista.

Lo que no cuadra es que de la subida del combustible culpen al gobierno, sabiendo todo el mundo que este viene directamente por la fuerte subida del crudo por la OPEP, que es quien marca el precio, o en su defecto la UE. Lo mismo que tampoco cuadra que los anti sindicalistas vayan ahora de sindicalistas por la vida.

Con toda esta operación, el transporte por carretera (sector secundario), a quien está perjudicando es al sector primario, otro que en cuestión de precios, le mola cantidubi el subir los precios pero que no se los suban a ellos, porque aquí quien fija los precios son las empresas, no el gobierno, cosa que los transportistas de carretera no parecen darse cuenta, o no quieren. Tal vez el sector primario se tenga que pensar eso de depender tanto del transporte por carretera si cada dos por tres les van a dejar tirados.

Nadie niega que la situación económica este hecha unos zorros en España, pero desde que explotó la burbuja inmobiliaria montada por Aznar&cia, no se olvide, ni que fue Rajoy quien subió los impuestos que ahora piden al gobierno de coalición que rebaje, quienes privatizaron las empresas públicas a placer, las que ahora aprietan las tuercas con subidas de precios desorbitadas.

De todos es conocido que la manera que tienen las empresas de rebajar los sueldos es con la subida de precios. Pero, a ver cómo vamos a comprar sus productos a esos precios que dicen serán la solución para todo y para todos, si tenemos de los sueldos más rácanos de Europa.

Más artículos del autor

Síguenos en redes sociales… Mastodon: @LQSomos@nobigtech.es Diaspora*: lqsomos@wk3.org Telegram: LoQueSomosWeb Twitter: @LQSomos Facebook: LoQueSomos Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar