Tarjetas de una familia judía polaca

En este artículo retomo lo que comenzó mi madre Ruth Hoenigsfeld, antes de morir, unas memorias sobre su vida y la de su familia judío polaca, víctimas del Holocausto. A ella ya mis abuelos maternos debo las preciosas fotos de las víctimas, llenas de vida y las 16 tarjetas postales escritas desde el infierno nazi, lugares como el Gueto de Varsovia guardadas durante más de 70 años. Yo me propongo con este artículo seguir la estela que ellos me han dejado marcada.

Basándome a esos documentos, y algunos más, reconstruyo algo de lo que pudo significar para mis antepasados la pérdida de todo su mundo primero, y luego, de su vida. Investigar de cómo vivían antes de la tragedia, quienes eran, que hacían. Es fundamental identificar a cada persona exterminada, para así contrarrestar a la masa informe a la que fueron reducidos por los nazis, para que su exterminio fuera una consecuencia lógica, al declararlos “no humanos”.

Luego pasaré a contextualizar las tarjetas desde dentro de la política racial de exterminio, del antisemitismo crónico de aquí y allí. Tarjetas escritas desde la Polonia ocupada a la España franquista, en donde vivían mis abuelos maternos y mi madre, milagrosamente salvados de la Shoah, que asesinó a más de 20 familiares desaparecidos. Nazismo y franquismo, dos fascismos, racistas, en constante colaboración desde el apoyo de los alemanes a los nacionales en la Guerra Civil Española.

Estas tarjetas fueron en su momento traducidas por mi madre del polaco y el alemán al español, lo cual nos permite entenderlas, y apreciarlas como el tesoro que son.

Actualmente los originales se encuentran en Massuah, Instituto del Holocausto, donde fueron donadas por mi madre y que próximamente formarán parte de la base de datos del Museo del Holocausto de Yad Vashem, como patrimonio colectivo, según me aseguraron en Israel.

Con ello saco de dentro mi necesidad imperiosa de participar, mediante este artículo, en la lucha contra el negacionismo del Holocausto y por el recuerdo de sus víctimas.

Descargarlo completo en pdf

Más artículos de la autora

 

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar