María Landi. LQS. Julio 2018

“Nuestras luchas LGBT y feministas no existen en el vacío. De las favelas brasileñas a la Franja de Gaza; de la lucha de los negros y negras en Estados Unidos al movimiento anti-apartheid de Sudáfrica: estamos juntas luchando por la libertad, la justicia y la igualdad de nuestros cuerpos”*

El tiempo en que teníamos que mirar hacia el hemisferio norte en busca de buenas noticias sobre el avance de la campaña mundial de BDS (de origen y liderazgo palestino) parece estar llegando a su fin. En el último año, y en particular en lo que va de 2018, América Latina –y sobre todo su Cono Sur– se ha vuelto una región donde el movimiento avanza a paso firme, impulsando distintos tipos de boicot a Israel.

Cultural

En enero, en pleno verano del Cono Sur, y cuando todavía celebraban la reciente decisión de la cantante neozelandesa Lorde de no actuar en Israel –atendiendo al pedido de sus compatriotas del BDS, y fundamentando políticamente dicha decisión–, grupos de solidaridad con Palestina empezaron a movilizarse en Uruguay y Argentina para pedirle a la popular actriz y cantante rioplatense Natalia Oreiro que cancelara su show previsto para el 20 de marzo en Tel Aviv. Con una esperanza moderada, las activistas apelaron a su trayectoria y sensibilidad social, ya que Oreiro es embajadora de UNICEF y ha apoyado otras causas por los derechos de la niñez. A ese pedido se agregó poco después una carta de Bassem Tamimi, el padre de Ahed, la adolescente palestina encarcelada por abofetear a un soldado israelí. Y a la carta de Bassem siguió la de dos mujeres (una israelí de origen argentino y otra palestina), representantes de sus respectivas organizaciones, pidiéndole también que no fuera cómplice del apartheid israelí ni se dejara utilizar para lavar sus crímenes.

Natalia Oreiro nunca respondió a las cartas ni a la solicitud de entrevista; pero poco antes de la fecha prevista se anunció la cancelación del show, alegando motivos de salud. Las activistas del BDS ya son expertas en leer entre líneas, y comprendieron que habían triunfado; de hecho hasta hoy el show no ha sido reprogramado.

A mediados de mayo, medio centenar de músicos/as de la Orquesta Filarmónica de Montevideo y del Coro Nacional del SODRE firmaron una declaración de protesta por verse obligados a participar en una gala organizada por el gobierno de Montevideo y la Embajada de Israel para conmemorar el 70° aniversario de ese país. Las y los artistas se retiraron cuando empezó a hablar la embajadora de Israel y leyeron su declaración en la puerta del principal teatro de la ciudad, participando en un acto de repudio con activistas del BDS y del gremio municipal.

A fines de mayo, dos populares artistas también de Sudamérica cancelaron sus actuaciones en Israel: la colombiana Shakira y el brasileño Gilberto Gil. En ambos casos hubo campañas internacionales masivas llamándoles a “no entretener al apartheid”. Por otro lado, y al igual que el año pasado, una decena de artistas y cineastas de varios países (incluyendo a Savio Leite, Daniela Vega y Linn da Quebrada) se negaron a participar en el Festival Internacional de Cine LGTB de Tel Aviv (TLVFest). La iniciativa de boicot partió del colectivo LGTBIQ “Pinkwatching Israel”, que denuncia las estrategias de pinkwashing (lavado rosa) promovidas por la propaganda israelí.

Por otro lado, una campaña de boicot cultural iniciada por BDS Colombia ha reunido ya más de 500 firmas de artistas de América Latina que se comprometen a “rechazar cualquier invitación que se nos haga para presentarnos en Israel o en cualquier evento financiado por este gobierno que conduzca a la “normalización” del apartheid, es decir, donde no se denuncie el régimen de segregación mantenido por el Estado Israelí contra el pueblo palestino.”

Artistas del continente se suman así a una lista creciente de centenares de intelectuales, cantantes, músicos, escritoras, actores y cineastas que han adherido al boicot cultural y artístico como forma de presión no violenta y ciudadana hasta que Israel acate las resoluciones de la ONU y respete los derechos palestinos. Entre los nombres más conocidos figuran Stephen Hawking, Judith Butler, Angela Davis, Arundhati Roi, Naomi Klein, Alice Walker, Viggo Mortensen, Danny Glover, Mark Ruffalo, Emma Thompson, Eve Ensler, Ken Loach, Jean-Luc Goddard, Tiago Rodrigues, Roger Waters, Patti Smith, Gorillaz, Calle 13, Anita Tijoux, Lauryn Hill, Lorde, Brian Eno, Elvis Costello, Peter Gabriel, Cassandra Wilson y otras.

Como bien lo expresó Angela Davis* en la carta de agradecimiento que le mandó a Linn da Quebrada: “Nuestras luchas LGBT y feministas no existen en el vacío. De las favelas brasileñas a la Franja de Gaza; de la lucha de los negros y negras en Estados Unidos al movimiento anti-apartheid de Sudáfrica: estamos juntas luchando por la libertad, la justicia y la igualdad de nuestros cuerpos”.

#FreePalestine
Palestina – LoQueSomos

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb

http://www.loquesomos.org/wp-content/uploads/2018/07/lqsomos-asociaciones-palestinas-de-chile-se-organizan-para-impulsar-boicot-a-israel.jpghttp://www.loquesomos.org/wp-content/uploads/2018/07/lqsomos-asociaciones-palestinas-de-chile-se-organizan-para-impulsar-boicot-a-israel-150x150.jpgLQSomosMÁS AUTORESPalestinaAmérica Latina,antisionista,apartheid israelí,BDS,LGTB de Tel Aviv,Palestina,Pinkwatching IsraelMaría Landi. LQS. Julio 2018 “Nuestras luchas LGBT y feministas no existen en el vacío. De las favelas brasileñas a la Franja de Gaza; de la lucha de los negros y negras en Estados Unidos al movimiento anti-apartheid de Sudáfrica: estamos juntas luchando por la libertad, la justicia y la...Cultura Libre, Comunicación Libre