Iñaki Alrui*. LQSomos. Septiembre 2017

Por el derecho a… la libertad

En la esquina de la calle Zurita (1), hacia la de Santa Isabel, hay una pareja de mujeres mayores, una de ellas lleva una micro insignia con una estelada, están alegres y eso que ya saben que no podrán acceder al acto  que en hora y media está previsto que comience en defensa del referéndum de Catalunya, de la Libertad de Expresión, de la Democracia…

Es domingo, es en Madrid, y el día sabe a otoño sin serlo, frío mañanero y sol justo a mediodía.

El Teatro del Barrio, un espacio de encuentro con el arte y la palabra en el corazón de la capital de un reino que hace aguas, plaza de libertad, rincón abierto… ¡GRACIAS!… qué grandes en un espacio que se queda muy pequeño.

Madrileñ@s por el derecho a decidir, personas y colectivos inquebrantables defensores de la Libertad de Expresión, voces a contracorriente en el centro de un Estado nacionalista que se titula “español”.

Es domingo, es en Madrid, y a las 12 horas hay un acto en defensa del referéndum de Catalunya, de la Libertad de Expresión, de la Democracia… Lo organiza Madrileñ@s por el derecho a decidir. El acto en sus orígenes estaba convocado en la Nave de Terneras en Arganzuela, un espacio público, perteneciente al municipio, al Ayuntamiento, a la administración que se elige en las urnas, un espacio que un juez ha prohibido en un “auto” cargado de contradicciones, pero claramente político… lo llaman democracia y no lo es (De la serie “frases que son verdad”).

La convocatoria se mantiene. Ese auto no detiene a Madrileñ@s por el derecho a decidir, que siguen proclamando su compromiso con el objetivo y la realización del acto, buscando lugares de titularidad no pública para ello. El acto se reconvoca, el viernes por la tarde, apenas un día antes del domingo 17. En tan corto espacio de tiempo, la nueva convocatoria corre vertiginosa por las redes. Son muchos los que esperan conocerla y hacerla conocer, ser convocados y convocar, ahora, al Teatro del Barrio. Hay que hacer el acto, unir las voces de Madrid y Catalunya, oír las palabras Libertad, República, Pueblos, Derechos, de forma coral, unida, en Madrid, que es domingo y amenaza otoño…

Son las once y la calle está abarrotada. En la esquina de la calle Zurita (2) con la de la Fe unos niños se revuelcan por el suelo entregados al salvaje e ilustrado acto de jugar, las madres/padres apuntan su miradas calle arriba a la espera de una señal de sonido… están, estamos.

Es ahora, es el momento. Dentro del Teatro del Barrio empieza a entrar la prensa, los “mass-media”, alternativos y “frilans” (de la serie “Se escribe”) y son tantos que ya casi ocupan totalmente el espacio (el aforo es de 130 plazas, ni una más, ni una menos). La otra parte es la fila “0”, sanas disidentes que han apoyado la iniciativa desde su creación, y tampoco hay sitio para todas; muchas, la mayoría, se quedarán en la calle.

La calle (3), ¡honradas calles!, está absolutamente llena, faltan quince minutos para el inicio del acto, al teatro ya no se puede acceder, no hay sitio. La calle está ocupada por las vecinas de Madrid. No pueden entrar, pero se quedan. Saben que, en este acto, tan importante o más como estar dentro es estar fuera, en la calle, en esa cita pública: calle Zurita 20, dentro y fuera… Esto funciona, el trasiego aumenta, se reparte la letra de L’estaca, se pide ayuda para sufragar gastos, muchas, muchísimas pegatinas de Madrileñ@s por el derecho a decidir en el pecho de los asistentes, con las urnas y los colores de la libertad… Crece el ambiente. Es ahora, es el momento. El sol justo al mediodía, casi otoño.

Elena Martínez presenta, suena la megafonía de calle (4) vienen las palabras, a pesar de los intentos de censura, vuelan las palabras, Libertad, Autodeterminación, Derechos, Decidir, Expresión, Referéndum, Opinión, Historia, Madrid, Votar, Proceso, Empoderamiento, Gracias, Catalunya… es ahora, es el momento.

Hablan ponentes, ciudadanas elegidas democráticamente, entidades culturales para la libertad, el Teatro del Barrio… acto, en Madrid, por el derecho a decidir, por la Libertad de Expresión, por la democracia.

Calle (La), salen las ponentes saludan, Juanjo Anaya canta L’estaca, la calle (5) hace coro, y rompe en aplausos, en gritos, en alegría… “¿Dónde están las papeletas, las papeletas dónde están?” se canta, se combate. Elena en nombre de Madrileñ@s por el derecho a decidir, da las gracias, cierra el momento: “No conseguiréis enfrentarnos entre pueblos”.

El acto en Madrid acaba de comenzar, es ahora, es el momento, el acto de la democracia recorre de punta a punta el Estado español, vienen días intensos para pelear por la libertad, por la democracia, por el Estado que no tenemos. Es la hora de los Pueblos, es el momento de los republicanos, es ahora. ¡Gracias Madrileñ@s!

Notas de “calle” según diccionario de la I-real Academia de la Lengua
1.- Definición 1: Vía pública, habitualmente asfaltada o empedrada, entre edificios o solares.
2.- Definición 10: Tramo de una vía urbana comprendido entre dos esquinas.
3.- Definición 6: La gente como conjunto mayoritario de ciudadanos que protesta, reclama, opina, etc.
4.- Definición 5: Por contraste de cárcel, detención, etc., libertad (estado de quien no está preso). Estar en la calle…
5.- Definición 2: Exterior urbano de los edificios.

Referéndum = Voto para decidir
#MadridConElReferendum #DerechoADecidir #Catalunya #ReferendumCAT #RepúblicaCatalana #1Octubre

Más artículos del autor
* Miembro de la Asamblea de Redacción de LQSomos
En Twitter: @IkaiAlo

 


http://www.loquesomos.org/wp-content/uploads/2017/09/MG_6324-1024x683.jpghttp://www.loquesomos.org/wp-content/uploads/2017/09/MG_6324-150x150.jpgLQSomosAlboradasIñaki AlruiMadrizdemocracia,independencia,Libertad,Los Pueblos hablan,Madrid,referéndum,Tercera RepublicaIñaki Alrui*. LQSomos. Septiembre 2017 Por el derecho a… la libertad En la esquina de la calle Zurita (1), hacia la de Santa Isabel, hay una pareja de mujeres mayores, una de ellas lleva una micro insignia con una estelada, están alegres y eso que ya saben que no podrán acceder...Cultura Libre, Comunicación Libre