Crónicos urbanos: 4M

Iñaki Alrui. LQS. Mayo 2021

Cualquier victoria tiene su reverso tenebroso, y cualquier derrota tiene su lado luminoso, quizás a medio plazo. Tengamos los ojos bien abiertos

Fue en España donde mi generación aprendió
que uno puede tener razón y ser derrotado,
que la fuerza puede destruir el alma,
y que a veces el coraje no obtiene recompensa.
Albert Camus

Ayer hubo elecciones en Madrid, esa provincia manchega que se empeñan en llamar “comunidad”.

Lo primero que quiero expresar es mi más sincera enhorabuena a Vocento, grupo Prisa, grupo Planeta, Mediaset, AtresMedia… por haber conseguido estos resultados. Vuestro estilo informativo y de comunicación ha triunfado sin paliativos. ¡Urge actualizar en las Universidades de Ciencias de la información las lecciones que se imparten! Seamos claros y contundentes, ha llegado el momento de que se estudie, y por tanto se fomente más, la práctica sin tapujos de la manipulación y la mentira. Que se deje de perder el tiempo en investigación y documentación, y se enseñe desde el principio que al igual que en otros sectores, el periodismo debe besar siempre la mano del amo y señor. ¡Muerte a Kapuściński!… Los medios han ganado estas elecciones, y eso hay que reconocérselo: cuando se gana, se gana.

Después de mis sinceras felicitaciones añadiré que en esta siempre humilde nota de crónicos, el que escribe no pretende hacer un concienzudo análisis de los resultados electorales. Eso ya lo están haciendo mis felicitados “más mierda” (mass media, para quienes no lo cojan). Y advierto, por el bien de la salud de les lectores de esta nota, que oír la radio o ver televisión hoy puede provocar náuseas y vómitos, incluso mareos y diarrea.

“Vivimos precipitándonos en el tiempo de la inminencia, todo puede cambiar radicalmente o todo puede acabarse definitivamente. Es difícil saber si la inminencia contiene una revelación o una catástrofe…”

Seguimos igual, no cambiará nada a mejor, que era el sueño de muches; todo caminará en la misma línea que los últimos veintiséis años en esta provincia castellana que vive de dar servicios al resto del estado y de ser residencia capitalina de todos los órganos del centralizado poder. El liberalismo salvaje, nada nuevo, se sigue asegurando su poder. Y al mismo ritmo con que se gasta el dinero público y se reparte entre el selecto club de los “afines”, proseguirá el deterioro de los servicios públicos, las privatizaciones y los recortes. El organigrama de funcionamiento es fácil de entender, es igual que las normas de un coto de caza, Madrid.

Tal vez algunes deberíamos de hacer un esfuerzo, sin la pesada mochila de ideas y principios con la que cargamos siempre, para entender mejor estos resultados electorales. No estoy pidiendo que renunciemos a las benditas ideologías, simplemente creo elemental que seamos algo estoicos en nuestros análisis, sin caer en la fácil crítica a los barrios obreros y populares que son los que votan MAL… una jaculatoria facilona y de autojustificación, hoy lo harán los más mierda.

“La política como acción de rescate ciudadano se pone por delante de la política como proyecto colectivo basado en el cambio social…”

¿Qué hacer? Sigue siendo la pregunta para la que no hay, nunca las hubo, respuestas milagrosas. Evidentemente, lo que haremos es seguir, vivir, sobrevivir, quejarnos, algunes incluso protestar, y todes tomaremos “cañas” (salvo las personas pobres, que como excluidas del sistema, permanecen escondidas para no pasar la vergüenza que supone en esta ciudad ser pobre, pues serlo es como ser culpable, ellas no están, no existen, solo se las puede atisbar en las colas de «mantenidos»).

Pretender cambiar el sistema desde las instituciones no es una quimera, es un timo. El sistema está pensado y construido para que el engranaje de control funcione a la perfección, ¡Matrix total! Se necesitan más factores para romper esta impuesta (e impostora) dominación del poder, lejos quedan las revoluciones del siglo pasado. Pero aprovechar las grietas, los resquicios que deja el sistema, ¡siempre! Necesitamos todos los recursos posibles para seguir a flote, para seguir dando espacio a las utopías, que nunca nos falten.

“La política como acción de rescate ciudadano se pone por delante de la política como proyecto colectivo basado en el cambio social…”

Resistir es vencer, decía un denostado personaje de la historia patria. Resistir, reflexionar, golpear… Y golpear no es hacer solo comunicados o manifestar indignaciones varias, golpear es hacer daño a la bestia donde más le duela. ¿Podríamos gobernar desde la calle? Intentarlo, construirlo, dar fuerza a la protesta y conquistar con ella cambios y legislaciones (como burdo ejemplo: así es en la mayoría de países europeos ejemplares), redoblar, triplicar nuestras organizaciones sociales. ¡Participar! Oposición ante la injusticia, firmeza en los conflictos, constancia en las luchas… suena a mantra, pero es un camino. Nada ni nadie nos traerá ninguna conquista al sillón de nuestra casa. La protesta no podemos confinarla.

Golpear desde la oposición en la Asamblea madrileña, sin tregua ni pausa, y golpear en las calles, si al menos consiguiéramos ser una molestia, una incomodidad, estaríamos en el inicio de un buen camino. Centrar y unificar luchas, extender solidaridades, objetivos a medio y largo plazo, calendario propio (y no el marcado por el facherío), trabajar contra la hegemonía del solucionismo.

¡Y ya! Creo que me he pasado y me he puesto a decir lo que hay que hacer ¡Catequista de mierda!… mis disculpas.

“La credulidad es la base de toda dominación porque implica una delegación de la inteligencia y de la convicción…”

De las cifras de ayer también se extrae el malestar, concienciado y militante, contra la extrema derecha (en todas sus variantes de fascismo pop, racismo, machismo…) que con sus diferentes versiones o siglas, llevan estos veintiséis años gobernando la provincia… ¿solo veintiséis? ¡Hay rabia! ¡Hostia! Construyámosla en resistencia.

Voy cerrando, pero aprovecho desde aquí para recordar al gobierno central que todavía no ha derogado ni la reforma laboral ni la ley mordaza.

Vuelan miles de abrazos, dignos y sinceros, para todes les familiares de las personas muertas en este ultimo pandémico año en residencias de mayores, en los hospitales saturados, en sus casas por no ir a urgencias a molestar. Ayer martes 4 de mayo, volvieron a morir todas y todos, metáfora madrileña.

Queda claro que ni Catalunya, ni Euskal Herria son España, gracias.

Cierta zozobra me recorre por la dimisión de Pablo Iglesias. ¿Qué será de los guionistas televisivos? ¿De que van a hablar en la SER, la COPE, en los más mierda? Pronto veremos a quién escogen para sustituirlo como chivo expiatorio; escogerán, a buen seguro, a quien más posibilidades tenga de liderar un cambio, tontes no son.

Y termino con otro recuerdo, la victoria electoral del PSOE de 1982, este país la celebró como un gran triunfo de la izquierda, casi cuarenta años después queda demostrado que fue una gran estafa a nuestra sociedad y el inicio del latrocinio público de la mano de Felipe González y sus secuaces.
Cualquier victoria tiene su reverso tenebroso, y cualquier derrota tiene su lado luminoso, quizás a medio plazo. Tengamos los ojos bien abiertos.

“No os creemos, somos capaces de decir”.

¡Salud, alegría, adelante! Siempre.

“Practica la muerte,
decir esto es decirle a alguien que ensaye su libertad.
Una persona que ha aprendido cómo morir
ha olvidado cómo ser un esclavo.”
Séneca

Nota: Las citas en cursiva pertenecen al ensayo Nueva ilustración radical, de Marina Garcés, ISBN 978-84-339-1614-3, Nuevos Cuadernos Anagrama.

Nota (otra): recomiendo la lectura del artículo de mi compañero Pedro Casas: Madrid, la campaña de verdad comienza ahora

Más artículos del autor. Miembro del Colectivo LoQueSomos. En Twitter: @IkaiAlo

Síguenos en redes sociales… Facebook: LoQueSomos Twitter: @LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

4 comentarios en “Crónicos urbanos: 4M

  • el 5 mayo, 2021 a las 18:16
    Permalink

    Magnífica exposición de esta debacle par los residentes en Madrid. Algo menos inteligente he intentado publicar en Facebook y me han bloqueado al compartirlo varias veces era «Ganó la inconsciencia» ver https://www.vitrubio03.es/?p=8001, Tampoco loQueSomos

    Respuesta
  • el 5 mayo, 2021 a las 13:55
    Permalink

    Seguro que hay una parte positiva en todo esto. Estamos más cerca, otra vez mucho más cerca, de la lucha en las calles, encontrándonos muchos más, quizás todos y sin preguntarnos tanto de donde venimos, porque lo que importará y tendremos claro es hacia donde y contra quien vamos. Seguim!!!

    Respuesta
  • el 5 mayo, 2021 a las 13:46
    Permalink

    Pues sí, amigos Iñaki (y Pablo)… Madrid pinta mal a pesar de los resultados de Mónica y contar con una posición parlamentaria no del todo despreciable (…).
    Y efectivamente Euzkadi y Catalunya son espacios de propuesta y resistencia en lo institucional y lo social y en ellos confío un poco más cada día.
    Preocupante la deriva a la tele-lucha y el consiguiente espacio social que hemos perdido en Madrid…perdido hace años y claro que no basta «pedir derogaciones» si no se construye sindicalismo combativo y un sindicalismo social de apoyo.
    Parece que hace tiempo que todo es «parlamentarismo»: tanto en las instituciones como en los cenáculos alternativos y eso no deja de ser entretenido..pero es mal camino.
    En fin, quizá aprendamos algo… y como siempre muy contundente Camus.
    Abrazos y vamos viendo.

    Respuesta
  • el 5 mayo, 2021 a las 12:33
    Permalink

    Yo no es por incordiar, pero en Podemos hemos acertado, el eslogan de la campaña era «Que hable la mayoría».

    Respuesta

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar