Crónicos urbanos: Voluntariado

Iñaki Alrui. LQS. Enero 2021

Menos voluntari@s presidenta, alcalde, y más servicios públicos: el trabajo se paga. Déjense de tanta hipocresía hacia la solidaridad vecinal, a la que insultan constantemente y niegan espacios de encuentro e inviertan en servicios públicos de calidad…

Viernes 8 de enero, Madrid, 19:00 horas, va en serio, la nevada promete ser memorable.

Desde el lunes 4, los servicios de previsión meteorológica vienen anunciando la que será la nevada del siglo sobre la capital de los privilegios y de las miserias, para un@s, para otr@s…

Madrid, capital y Comunidad, entra en caos desde la caída del sol, toda una suma de dejaciones añadida a la precariedad y abandono del servicio público. Y es en ocasiones así donde, hasta el más tonto beato de organización política afín, puede ver la necesitad de un bien de tod@s: lo público.

Trabajador@s aislados en los centros comerciales (que exprimen el horario para vender, olvidando la situación de la calle), autobuses en las calles derrapando, poniendo en peligro a usuari@s y conductur@s (1), trabajador@s volviendo a su casa a pie por calles impracticables, la grandes circunvalaciones cortadas con coches, con pasajeros… Hospitales inaccesibles, suministros de primera necesidad que no llegan (Farmacia, butano…), ambulancias no pueden trabajar, Atención primaria viajando en metro, las personas acogidas en la “campaña de frío” desde Atocha al Pozo andando para encontrar un lugar caliente, sanitarios triplicando turnos (2), 4000 personas en la Cañada Real abandonadas a su suerte sin electricidad… ¿Hay algo que funcione? Sí, las declaraciones a la prensa, foto y pandereta de Ayuso y Almeida, y los reporteros de televisión en medio de las nevadas para informarnos en directo de que nieva…

Voluntari@s

Comunidad y Ayuntamiento piden que l@s vecin@s realicen el trabajo de despejar portales, calles… voluntariado para cubrir la eterna carencia de servicios públicos sometidos a recortes y privatizaciones. De nuevo vuelve a quedar en evidencia el fracaso en la planificación y prevención de la administración, totalmente nulo. La improvisación es increíble, nos vamos acostumbrando. No prevén nada porque piensan que no pasará nada, desoyendo los avisos. Lo siguiente es que ya es demasiado tarde para todo, incluso para gestionar razonablemente los recursos que se tienen (3). Una vez más, no se hizo absolutamente nada hasta que llegó el problema. Tarde y mal.
Voluntari@s para el IFEMA, voluntari@s rastreadores, voluntari@s para el Zendal, voluntari@s para vacunar, voluntari@s para retirar la nieve…

La solidaridad vecinal madrileña siempre dispuesta

¿Voluntariado? Sí. Pero es una decisión personal, que en ningún momento puede suplir las obligaciones de las administraciones. Una cosa es arrimar el hombro y otra hacer el trabajo, gratis, que corresponde al binomio Ayuso-Almeida. No confundir la movilización vecinal, a l@s activistas con voluntariado. La vecindad organizada es la que sale a limpiar las calles (4) para que l@s vecin@s mayores o con problemas de movilidad puedan ir a comprar comida (si hay suministro) o limpian el acceso a los centros de salud para que puedan dar atención al barrio, a las residencias de mayores, los que coordinan emergencias a través de 4×4 para llegar a los hospitales… ¡L@s madrileñ@s solidari@s siempre! Contra los desahucios, organizando las despensas solidarias, y en estos días de tanta incompetencia de Ayuso-Almeida perennemente dispuestos a «que no cambie nunca lo de siempre».

Menos voluntari@s presidenta, alcalde, y más servicios públicos: el trabajo se paga. Déjense de tanta hipocresía hacia la solidaridad vecinal, a la que insultan constantemente y niegan espacios de encuentro (5) e inviertan en servicios públicos de calidad. Madrid es un modelo de ciudad incapaz de responder ante cualquier emergencia, con una brecha creciente entre unos barrios y otros. Al igual que en la Comunidad las diferencias se agudizan entre unos pueblos y otros.

Madrid, la capital de los privilegios para un@s, la elite improductiva: Casa Real, imperio eclesiástico, cúpula militar, banqueros, poder judicial, directivos del Ibex, líderes de la partitocracia estatal, periodistas lameculos, defensores armados de los sectores improductivos… Y para otr@s Madrid, la capital de las miserias: trabajador@s precarios, barrios abandonados, trabajador@s migrantes en esclavitud de servicio doméstico, Cañada real sin luz… Sube la luz.

Lo de vivir en el Estado de bienestar se queda para un@s, l@s otr@s vivimos en un Estado de vergüenza.
Ayuntamiento y Comunidad dilapidan dinero público (6) para el sector privado, para infraestructuras superfluas, para obras faraónicas. Los servicios públicos están en abandono total, y en estos días se nota mucho más.

Notas:
1.- Dimisión inmediata del Gerente de EMT Madrid, por su nefasta gestión, que ha puesto en riesgo a trabajadores/as y usuarios/as
2.- Cuatro turnos seguidos y sin poder volver a casa
3.- Los Bomberos Forestales no salimos de nuestro asombro. Ante la situación de emergencia…
4.- Ni sal ni palas: vecinos con bandejas de horno para quitar nieve ante la falta de medios públicos
5.- EVA: El derecho vecinal a la autogestión
6.- Las facturas de Ayuso: Madrid pagó con dinero público la estancia de Guaidó

Más artículos del autor. Miembro del Colectivo LoQueSomos. En Twitter: @IkaiAlo

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter: @LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

Un comentario en “Crónicos urbanos: Voluntariado

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar