Cuando el derecho al voto desemboca en terrorismo de estado

Maryssa Ruiz*. LQSomos. Octubre 2017

El día 1 de octubre de 2017 pasará a la historia de España como el día en que un pueblo que solo pretendía ejercer su derecho al voto sufrió la opresión de las fuerzas de seguridad del estado a cargo del presidente del gobierno ejecutando un atentado contra todo el que no se doblegase a una dictadura impuesta tras una falsa transición.

Por mi parte sólo quiero expresar mi desesperación y tristeza ante la situación tan deplorable y caótica que ha vivido Cataluña solo por intentar hacer uso de la democracia que, se supone, disfruta este país. Quiero hacer un llamamiento a la cordura e intentar que todos entendáis que la violencia con la que se ha tratado y se está tratando al pueblo catalán no es más que el resumen de una dictadura gobernada por fascistas y asesinos que disfrutan con el odio creado entre los pueblos.

¿Os habéis parado a pensar en la razón por la que agreden al pueblo catalán? Es deplorable que tengamos que sufrir este panorama carente de lógica así como que es inadmisible el dolor que están causando a un pueblo noble que solo pretende separarse de una dictadura impuesta que nos está robando hasta el último aliento, yo soy andaluza pero me siento muy orgullosa de la valentía que demuestran los catalanes por defender sus derechos.

Jóvenes con banderas nazis, personas cantando el cara al sol y cuadrándose ante una bandera bicolor, individuos que sostienen pancartas con la frase «el diálogo es de cobardes´´, grupos de gente aplaudiendo a la guardia civil a gritos de «a por ellos´´, un odio extremo a Cataluña solo por pensar en la finalidad de un Referéndum sin apreciar el derecho a llevarlo a cabo, agresiones a personas mayores que le causan heridas tanto leves como graves, ataques con pelotas de goma que ocasionan heridas de importante consideración, golpes con porras a personas inocentes como si fueran ladrones o asesinos, y todo esto ocurre mientras que los políticos están bien escondidos disfrutando de sus lujos y caprichos, robando al pueblo y orgullosos de la disputa que han creado a su antojo alimentando el odio de unos cuantos que son incapaces de aceptar los derechos que nos corresponden al ser humano.

Siempre pensé que este país es un desastre, un verdadero infierno en el que los ciudadanos estamos destinados al sufrimiento más extremo debido a la ineptitud de los políticos que están consiguiendo hundirnos en la miseria, pero hoy me he dado cuenta que además de todo esto también somos un pueblo idiota, un pueblo formado por imbéciles borregos que han sido adoctrinados para hacer el mal y para atentar contra todo aquel que defiende sus derechos.

El 1 de octubre de 2017 ha sido un día triste para España, un día en el pueblo español perdió todo ápice de cordura atacando a otro pueblo que adquirió la valentía suficiente para no doblegarse a una dictadura absurda compuesta por una monarquía que nadie eligió representando uno de los peores fraudes españoles: la Democracia.

La constitución con la que todos los políticos se llenan la boca no es más que un timo engañabobos para tapar los miles de crímenes cometidos por el franquismo que jamás fueron juzgados pero Cataluña ha tenido la valentía de no querer vivir bajo las órdenes dictadas por esta carta magna, y lejos de respetar su decisión se ha atentado brutalmente de forma desmesurada contra ella consiguiendo crear un caos y un desconcierto impropio de esa democracia que el gobierno nos dice que habita en este país.

Lo han conseguido, nuestros malditos políticos fascistas han conseguido dividir al país, han utilizado a su palmeros idiotas y analfabetos mentales para que luchen por una patria que no es más que una basura apestosa y corrompida en la que la consciencia y la cordura no existe, en la que la estupidez humana se hace eco cuando no se respeta las decisiones de los demás, en la que el odio parece ser el plato fuerte en una sociedad que no es capaz ni de entender lo que significa democracia pero salen a la calle a luchar por un bandera de dos colores y la bazofia a quien representa.

El entendimiento, el respeto entre nosotros, la educación hacia todo , la tolerancia y el estado de bienestar en España parece ser una utopía pero lo más triste es que quien ha de luchar por conseguirlo tan solo se preocupa en batallar por lograr justo lo contrario.

«Maldito sea el soldado que vuelva las armas contra su pueblo´´ Simón Bolivar

Más artículos de la autora

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar