“Brigadistas en Cuba” de nuevo en… Cuba

Brigadistas-en-Cuba-LoQueSomosLuis Puicercús “Putxi”*. LQSomos. Mayo 2016

Por segundo año se vuelve a presentar el libro “Brigadistas de Cuba”

Desde que en diciembre de 2014 publiqué el libro “Brigadistas en Cuba”, la historia de las Brigadas de Trabajo Voluntario, basadas en mi experiencia como brigadista, los compañeros del ICAP (Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos) han apoyado cada una de las presentaciones que se llevaron a cabo en Madrid.
Esta colaboración ha conseguido que el pasado 30 de abril se presentase ante los integrantes de la Brigada “Primero de Mayo” compuesta por brasileños, venezolanos, argentinos, chilenos, peruanos, suizos, turcos, escoceses y coreanos del Norte, entre otros. La presentación tuvo en el mismo corazón de la isla, en el Campamento Internacional “Julio Antonio Mella” (CIJAM”), sede logística de la Brigada, en el poblado de Guayabal, municipio de Caimito, a 40 kilómetros de La Habana.
La presentación del libro tuvo lugar ante 120 brigadistas y trabajadores cubanos del Campamento Internacional. La introducción del acto corrió a cargo de Yuney, subdirector del mismo:

En España hubo un tiempo en que pintar una pared con la palabra LIBERTAD era un delito. Esta idea y otras tantas, constituyen hoy el testimonio político revolucionario de un hombre que ha dedicado los mejores años de su vida en luchar por la justicia y contra la desigualdad. Su elevado compromiso político le condujo a prisión, pero lo que no sabían sus verdugos era que encerraban al hombre y no a sus ideas.

De esa fecunda prisión nace uno de sus primeros textos, “Propaganda ilegal, itinerario de prisiones”, donde el autor nos relata con detalle lo que el franquismo hacía contra los que luchaban por una sociedad libre, mejor y más justa.

De las páginas de “ICTUS, la experiencia que cambió mi vida”, otro de sus textos, resurge un hombre al que la vida pone a prueba una vez más. Y una vez más logra salir a flote gracias a su inmensa voluntad y al apoyo de sus amigos y camaradas a los que él mismo define como su “tabla de salvación”.

Y si de amigos se trata, este artista gráfico devenido en escritor y gran amigo de Cuba, nos regalará en la tarde de hoy su más reciente obra, “Brigadistas en Cuba para comprometernos con su experiencia personal como brigadista y miembro de la Brigada Europea “José Martí” en tres ocasiones, en los primeros años 80. Texto, además, con prólogo de Kenia Serrano Puig, presidenta del ICAP y que en 220 páginas encierra una historia de internacionalismo, solidaridad y amistad entre los pueblos.

Queda con ustedes el camarada Luis Puicercús “Putxi”. Para él pido un fuerte aplauso.

Compañeras y compañeros: Agradezco a Yuney sus cariñosas y solidarias palabras, que son sin duda un reconocimiento a mi labor como internacionalista y amigo de Cuba. Es un privilegio y un honor estar hoy entre vosotros para presentar el libro “Brigadistas en Cuba”, el único publicado sobre las Brigadas Internacionales de Trabajo Voluntario. Y esta presentación adquiere más importancia al hacerla en la isla y en este Campamento, la cara de Cuba ante el mundo. Os puedo asegurar que me encuentro en casa.

El libro es el testimonio de las vivencias personales que me supuso participar en la Brigada Europea “José Martí” en tres Contingentes, en los años 80. En sus páginas comparto la experiencia de mis años como brigadista y sobre todo cómo se vive la construcción del socialismo desde dentro. Es una historia, en definitiva de brigadistas, de internacionalismo y de amistad y solidaridad entre los pueblos, sin duda una referencia valiosa para cualquier persona que desee visitar Cuba desde una perspectiva solidaria.

En el libro realzo los valores intrínsecos sobre internacionalismo, solidaridad y amistad, valores que ningún país debería perder, ejerciendo al mismo tiempo de portavoz de las mejores personas del mundo que sois vosotros, los brigadistas.

En sus páginas dejo constancia de que para mí ser brigadista fue un honor y un privilegio. Desde mi primera participación en la Brigada en 1980 siempre he dicho que existió un antes y un después en mi vida. Cuba me dio un plus de dignidad que me hizo mejor persona y todavía mejor militante. Hoy vosotros formáis parte de la Brigada Primero de Mayo… os envidio y me gustaría estar estar entre vosotros.

Desde que formé parte de las Brigadas, hace 36 años, estoy trabajando en mi país en el terreno de la solidaridad, potenciando el internacionalismo y la amistad entre los pueblos.

Cuando me preguntan si cuando se levante el bloqueo norteamericano contra Cuba van a seguir existiendo las Brigadas de Trabajo en Cuba, respondo rotundamente que sí, porque las Brigadas contribuyen a la formación de las nuevas generaciones, para concienciar de lo que significa luchar por los demás. Porque eso es lo que hace Cuba… cambia y mejora a las personas que participan en las Brigadas y en el Campamento…y eso exactamente es lo que ha hecho Cuba conmigo.

Una prueba de la importancia que da Cuba a la solidaridad se resume en una frase del Comandante Fidel Castro: “No hay independencia ni Revolución sin la práctica de la solidaridad internacional… de recibirla y de darla”.

Y para finalizar esta presentación me vais a permitir que lo haga con dos consignas de combate del pueblo cubano, que hemos hecho nuestras los amigos de Cuba y su Revolución:

HASTA LA VICTORIA SIEMPRE…

PATRIA O MUERTE, VENCEREMOS.

Con esta frase puse el broche final a la más importante y emotiva presentación que he llevado a cabo en mis años como escritor. ¿He dicho que presentar allá el libro supuso un privilegio y un honor? Y más todavía… me he sentido como un hijo de Cuba, si no por nacimiento, sí por mis convicciones y por haber hecho míos sus ideales,su historia y su Revolución. Aquella tarde del 30 de abril fue una tarde para recordar siempre.

* Miembro de la Asamblea de Redacción de LQSomos. Autor del libro “BRIGADISTAS EN CUBA” (clic aquí), testimonio de la enriquecedora experiencia que supuso su estancia en Cuba durante tres años en el marco de las Brigadas de Trabajo Voluntario.
Cuba-LQSomos

Deja un comentario