Cuenca: malversación fondos públicos y nombramientos indebidos

Tomás F. Ruiz. LQS. Agosto 2020

Alcalde de Cuenca y Viceconsejero de CLM acusados ante el Tribunal de Cuentas de malversación y nombramiento fraudulento

El actual alcalde de Cuenca, Darío Francisco Dolz Fernández, ha sido denunciado ante el Tribunal de Cuentas acusado de los presuntos delitos de trato de favor, estafa y malversación de fondos públicos, cometidos desde su cargo institucional como alcalde de Cuenca. Esta misma denuncia ha sido presentada contra el vicepresidente de la Junta de Castilla-La Mancha, José Luís Martínez Guijarro, por complicidad en los delitos arriba citados, ya que fue advertido en su momento de la reprobable actuación del alcalde de Cuenca (ambos miembros de la misma formación política: PSOE) y permitió que su estafa a fondos públicos siguiera adelante.

Nombramiento fraudulento

En el año 2015 el Ayuntamiento de Cuenca, bajo la autoridad del entonces alcalde del PP Ángel Mariscal, creó una Escuela municipal de Cine y nombró a Juan Ramón Fernández Serrano director de este centro «a dedo», sin convocar el ineludible procedimiento de concurso de méritos que la administración exige para este tipo de nombramientos. Para acceder a este cargo, Juan Ramón Fernández Serrano falsificó su currículum con premios a sus películas que nunca existieron, con una titulación falsa de la universidad Camilo José Cela y con una condición de guionista que la propia productora José Frade se ocupó de desmentir.

Cuando tomó posesión de su cargo como alcalde de Cuenca, en las elecciones de mayo de 2019, Darío Francisco Dolz Fernández, alcalde de Cuenca por el PSOE, fue informado por el periodista Tomás F. Ruiz, tanto de la infracción a la ley cometida por su antecesor, como del currículum falso aportado por Juan Ramón Fernández Serrano, sin que procediera a anular el nombramiento de director de la Escuela de Cine, un nombramiento ilegal y sin ningún efecto por no haber seguido el procedimiento administrativo exigido para este tipo de designaciones.

El nuevo alcalde de Cuenca desoyó las infracciones administrativas de trato de favor y malversación de fondos públicos cometidas por la corporación saliente, así como del currículum falso presentado para su ilegítimo nombramiento por Juan Ramón Fernández. El nuevo alcalde de Cuenca mantuvo en su puesto al ilegal director de la Escuela de Cine de Cuenca, convirtiéndose de esta manera en cómplice de la ilegítimo nombramiento a dedo que había hecho su antecesor.

El alcalde actual de Cuenca, ha sido requerido por el periodista Tomás F. Ruiz en varias ocasiones para que le entregara toda la documentación sobre los pagos que el Ayuntamiento de Cuenca ha hecho a Juan Ramón Fernández Serrano como director de la Escuela de Cine de Cuenca, negándose a ello e incurriendo de esta forma en un nuevo delito: ocultación de información pública.

Por su parte, el periodista Tomás F. Ruiz, ante el silencio administrativo del alcalde, investigó por su cuenta y averiguó que el ilegítimo director de la Escuela de Cine estaba recibiendo diversas cantidades de dinero que podían superar los 50.000 euros al año, cerca de un cuarto de millón de euros desde que la Escuela de Cine lleva funcionando en Cuenca. Tal y como en anteriores ocasiones, cuando intentó contrastar estos pagos ilícitos del Ayuntamiento de Cuenca, el alcalde se negó a confirmarlos.

Subvenciones por películas fantasma

No satisfecho con estos pagos como ilegítimo director de la Escuela de Cine de Cuenca, Juan Ramón Fernández Serrano, bajo la consideración de que serviría como promoción turística de la ciudad Patrimonio de la Humanidad, consiguió sustanciosas subvenciones del Ayuntamiento de Cuenca para llevar a cabo el rodaje en la ciudad de Cuenca de su película “De púrpura y escarlata”.

Tanto el anterior alcalde de Cuenca, Ángel Mariscal, como el nuevo, se han negado a hacer públicas las cantidades que destinaron al rodaje de esta película a pesar de los requerimientos que el periodista Tomás F. Ruiz les hizo en este sentido.

Finalmente, la película “De púrpura y escarlata” (de la productora Buenpaso film de Enrique Viciano) no ha sido nunca programada en ninguna sala comercial (excepto una breve proyección que se llevó a cabo en los multicines de Cuenca), de forma que la supuesta promoción que dicha película supondría para los valores paisajísticos y urbanos de Cuenca fue una premeditada estafa a las arcas municipales por un valor aún desconocido, ya que los ediles se han negado a hacer públicas las ayudas y subvenciones concedidas. Entre otras falsedades de dicho largometraje “fantasma”, se encuentra el hecho de que hasta prácticamente el mismo día de su proyección pública en Cuenca, el director estuvo afirmando que la estrella principal del reparto sería Eduardo Noriega. De hecho, en la promoción pública de esta película (tráiler), sigue apareciendo el nombre de este actor español. Informado de esta utilización indebida de su nombre, Noriega se ha mostrado contrariado pero hasta el momento no ha iniciado ninguna acción judicial contra el director o la distribuidora de “De púrpura y escarlata”.

La complicidad de la Junta de Castilla-La Mancha

Con este currículum de una película fantasma que no puede verse en ningún local público, ni tampoco es posible acceder por internet a otra cosa que no sea su rimbombante tráiler, a la que juntó su primer largometraje “Para Elisa” (2013), calificada por los críticos como uno de los largometrajes peores que se han hecho en España en el año 2016, Juan Ramón Fernández Serrano inició su ronda de recolección de subvenciones para su nueva producción: el largometraje “Rocambola” de la que las criticas dicen: “La película es muy mala, empieza de forma prometedora, pero va progresivamente cayendo en picado, ni tiene coherencia, ni credibilidad… El argumento hace aguas hasta quedar ahogado en la sinrazón”. (https://www.filmin.es/pelicula/rocambola). O esta otra (en la misma página web) “Una película para rellenar los papeles de las subvenciones y poco más, (…) debería subvencionarse sólo películas con capacidad para gustar al público y llenar salas, no para cobrar por la cara. Es claramente vergonzoso que salga de nuestros bolsillos estas bazofias”.

En este caso, a las cantidades que consiguió del Ayuntamiento de Cuenca (también ocultadas a la prensa por su alcalde), Juan Ramón Fernández añadió las que le concedieron por parte de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

Informada la Junta de CLM de las turbias maniobras con las que este presunto director de cine había estafado ya al Ayuntamiento de Cuenca, así como las de su designación ilegal como director de la Escuela de Cine y el falso currículum con el que había conseguido dicho nombramiento, José Luis Martínez Guijarro, vicepresidente de la Junta de Comunidades CLM hizo oídos sordos a los informes que le fueron remitidos y entregó cantidades, indeterminadas aún, al rodaje y la promoción del proyecto de “Rocambola”, una película que sigue los mismos derroteros de fraude que sus anteriores producciones. Al igual que su compañero de partido, Martínez Guijarro se ha negado a informar qué subvenciones ha destinado la Junta al nuevo y catastrófico proyecto de rodaje de Juan Ramón Fernández Serrano “Carambola”.

Por los cargos de cohecho, malversación de fondos públicos, complicidad y ocultación de datos públicos, entre otros delitos económicos, el viceconsejero de la Junta de Castilla-La Mancha, José Luís Martínez Guijarro, ha sido igualmente denunciado ante el Tribunal de Cuentas de España.

PP-PSOE: con dinero de por medio, no hay diferencias políticas

“El problema para investigar este tipo de delitos económicos -indica el periodista autor de la demanda, Tomás F. Ruiz-, es que los delincuentes que los cometen suelen ser cargos públicos y están amparados por todo el corrupto esquema de corporativismo que afecta a la Administración española. Atrincherados en una abyecta complicidad, unos a otros se van tapando sus delitos, de forma que es casi imposible llegar al fondo del asunto”.

En el caso del alcalde de Cuenca, así como su cómplice en esta estafa que dura ya más de siete años, el viceconsejero de la Junta de Comunidades de CLM, José Luis Martínez Guijarro, se da además la circunstancia de que tanto PP como PSOE se han dado la mano para financiar, ilegalmente y con dinero público, la ficticia promoción de Cuenca que director y productor pretendían llevar a cabo con estas películas.

Cuando se trata de saquear las arcas públicas, no hay ideologías contrapuestas, sino intereses de ambas formaciones políticas que trabajan codo a codo para ocultar el fraude, la estafa, la malversación de fondos y el trato de favor que se han cometido”.

Nota relacionada: De púrpura y escarlata, la película fantasma que nunca ha sido estrenada

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar