Da igual a quién votes

El Financiero de El Garaje. LQS. Abril 2019

Las elecciones se basan en la siguiente falacia:

“Tu voto es importante, porque sumado a muchos otros va a decidir, o al menos influir, en el resultado”.

Se trata de una falacia porque, aunque individualmente cada persona vote a quien le parezca, en total (bueno, relativa) libertad, el resultado global ya está predeterminado. Nuestra mente se niega a aceptar que estos dos aspectos sean ciertos a la vez. “¿Cómo no va a ser el resultado la suma de todos los votos individuales”?

No lo es, porque la realidad es que el poder económico decide previamente cómo quiere gestionar el siguiente periodo, a qué partidos poner en pista, a qué políticos lanzar/recuperar y cuales deben retirarse. Y, después, se ponen en marcha los medios para que, en global, ese resultado salga.

Cada vez tienen más medios, que afinan hasta el extremo, para lograrlo. Antes, los caciques compraban votos. Ya no hace falta, ahora se crean partidos (y se financian) para restar o sumar votos. Fue el caso de Podemos en su momento, o el lanzamiento de Vox para manipular el miedo y servir en bandeja el triunfo al PSOE.

Después, los medios, se encargan de crear el estado de opinión necesario para que la etapa que toca pueda concretarse.

Por si todo ello no fuese suficiente, el manejo de los Big Data, a través de los algoritmos de Facebook, Twitter y otras redes de manipulación, es lo que permite afinar, con precisión, el resultado.

Por eso, aunque pueden producirse fallos, cada vez afinan más. Tengan en cuenta que esta utilización de los Big Data es relativamente reciente.

Si tienen tiempo, les recomiendo que lean un par de libros: “Quién controla el mundo” de Jaron Lanier y, sobre todo, “Armas de Destrucción Matemática” de Cathy O´Neil.

Que, por orden superior, se estaba desmontando el PP, es algo que ya veníamos diciendo. Que el poder económico prefiere el PSOE para gestionar el frenazo económico que viene, los recortes que también vendrán y la implosión inevitable del sistema de pensiones, también resulta evidente. Guardándose, por supuesto, la carta de una gran coalición (PSOE-Ciudadanos o PSOE con lo que salga de la reestructuración de la derecha). En esas estamos.

Más artículos del autor

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario